Desde Equilibrium Global, participamos en la Conferencia Anual sobre Tierras y Pobreza 2018 organizada por el Banco Mundial en Washington, en donde intervinimos en diversos espacios temáticos de discusión y socialización de proyectos e iniciativas globales, para buscar soluciones a las problemáticas asociadas a la falta de acceso adecuado y seguro a la tierra y los recursos naturales, lo cual representa una de las principales causas estructurales del hambre y la pobreza en el mundo.
El Banco Mundial reúne conocimientos y experiencia en todos los sectores principales del desarrollo, con el fin de ayudar a los países en desarrollo a encontrar soluciones a los principales desafíos a nivel mundial y local, lo que incluye desde la adaptación al cambio climático hasta el aumento de la seguridad alimentaria o la lucha contra la pobreza.

Particularmente con relación a la problemática de la gobernanza de la tierra, en la actualidad se está llevando a cabo un proceso global en el que poderosos inversionistas privados y públicos toman posesión de grandes extensiones de tierra; estos acuerdos, comúnmente conocidos como “acaparamiento de tierras“, están teniendo un impacto severo en los derechos humanos de los más pobres, particularmente en su derecho a una alimentación adecuada.
El acaparamiento de tierras se encuentra usualmente involucrado en casos de producción de alimentos para países más ricos, producción de biocombustibles para satisfacer la demanda de energía, proyectos de infraestructura a gran escala, así como pura especulación sobre este recurso cada vez más escaso por parte de los bancos, fondos de pensiones y otros actores financieros.
A lo anterior, se suma una problemática adicional: en la actualidad, menos del 10% de la superficie total del planeta es cultivable, y cada año se están perdiendo aproximadamente 75 millones de hectáreas por la degradación de la tierra.

Es por ello que la Conferencia del Banco Mundial sobre Tierras y pobreza 2018 se centró en el tema de la gobernanza de la tierra en un mundo interconectado, a partir de la revisión de las últimas investigaciones y prácticas sobre la diversidad de reformas, intervenciones e innovaciones en el sector de la tierra a nivel global.
Uno de los principales asuntos discutidos, radicó en la necesidad de intensificar los esfuerzos para garantizar los derechos a la tierra para las comunidades locales. También en la necesidad global de instituir reformas agrarias redistributivas para abordar la distribución desigual de la tierra, que caracteriza el contexto de tantas de las personas más pobres del mundo.

De igual modo, se insistió en la imperiosidad de desarrollar marcos legales apropiados que garanticen el apoyo a las poblaciones locales, así como la protección de quienes defienden los derechos a la tierra, que en muchos casos se encuentran amenazados.
La Conferencia contó con la participación de líderes, autoridades y profesionales de tierras de todo el mundo, en donde pudimos intercambiar experiencias y conocimientos sobre temas claves de la administración de tierras.
Durante la Conferencia, tuvimos también la oportunidad de participar de la Sesión Especial convocada por la OEA y el Banco Mundial, en el marco de la Red Interamericana de Catastro y Registro de la Propiedad, para discutir acerca del rol de las agencias nacionales de catastro y de registro de la propiedad de la región en orientar esfuerzos para mejorar el desempeño de los países sobre indicadores de tenencia de la tierra que influyen el logro de los ODS.
Mayor información sobre el trabajo del Banco Mundial sobre tierras puede ser consultado en www.worldbank.org/en/topic/land

Por Dr. Germán Zarama
Investigador del IHRB. Columnista de Equilibrium Global. Máster en Relaciones Internacionales de Universidad de Bologna. Responsable del proyecto Empresas y Derechos HumanosTwitter: @germanzarama

Pin It on Pinterest

Shares