La voz del jefe de la diplomacia de Podgorica en Buenos Aires, entrevista al Embajador Gordan Stojovic. Testimonio que nos permite acceder a datos históricos sobre Montenegro. Una puesta en valor del perfil-país, con relato sobre diferentes procesos que han impactado en la vida del pueblo montenegrino. Los temas de actualidad como el escenario en los Balcanes y en relación a la Unión Europea, la OTAN y la Federación Rusa. Con información sobre el vínculo con Sudamérica, referencias sobre las relaciones bilaterales con Argentina.

Equilibrium Global ¿Cuáles son los principales objetivos de su misión como embajador de Montenegro en la República Argentina?
Embajador Gordan Stojovic: en primer lugar quiero agradecer la oportunidad de hablar con ustedes y con su público sobre mi país, su historia, su presente y sus relaciones con Argentina. Montenegro es un antiguo país, que tiene una rica historia: hace dos años celebramos mil años de estatalidad. Montenegro fue formado por San Juan Vladimiro en el año 1016. Desde ese momento hacia hoy, pasó por varias etapas e incluso desapareció y apareció varias veces. Entre estos avatares de la historia, el hecho más conocido es la invasión del país por parte del Imperio Otomano en el siglo XV, y para 1499 deja de existir lo que eran las dinastías montenegrinas, que eran 3: del 1016 al 1499 gobernaron nuestro país estas tres dinastías: Vojislavljević, Balšić y Crnojević. Luego vino el periodo de la Teocracia – Democrática, el pueblo elegía a los Obispos-Príncipes y ellos gobernaban. Es una experiencia interesante y creo única en el mundo. La iglesia no elegía a los obispos, sino el pueblo. Este sistema prácticamente rigió hasta 1854, cuando el último de la Dinastía de los Obispos, Danilo Petrovic Njegoš, decide no ser monje sino continuar como Príncipe Laico. Desde allí Montenegro vuelve a ser un principado y después reino, y desaparece nuevamente en 1918 con la creación del primer Estado conjunto de los Eslavos del Sur.  Yendo puntualmente a su pregunta, el nuestro es un país de tamaño bastante pequeño en comparación con muchos otros que tienen representación diplomática en Argentina y en la región.  Somos un país de 14.000 km2, aproximadamente el tamaño de la provincia argentina de Tucumán y  tenemos algo más de 600.000 habitantes. Montenegro por su tamño es un país que puede tener un numero reducido de representaciones diplomaticas. Se eligió Argentina en el subcontinente sudamericano, por razones históricas y de relaciones muy profundas con el estado argentino, que comenzaron con el Capitán Miloš Vukasović (Miguel Vucassovich). Argentina es el primer estado en las Américas con el cual Montenegro estableció relaciones diplomáticas, en el año 1908. Hay una larga tradición de relacionamiento de ambos países. Montenegro abre su Consulado General  Honorario ese año, a cargo del Capitán Vukasovic como primer Cónsul Honorario. Luego en 1916-17 se abre un nuevo Consulado en Buenos Aires, en la Avenida Córdoba –solar en el cual colocamos una placa evocativa- que funcionó hasta 1921. A esto se debe sumar la gran migración de ciudadanos montenegrinos a Argentina por razones económicas, y una percepción muy positiva de la Argentina para el ciudadano promedio montenegrino. Hay un refrán en Montenegro que dice “de la Argentina siempre venían paquetes”. Es una frase muy usada aun hoy en nuestro país. Todo este conjunto de hechos nos motivó a abrir una Embajada en la Argentina que, reitero, es la única en el continente que tenemos. Respecto a mi misión aquí, están entre mis deberes afianzar los vínculos económicos, culturales, políticos entre ambos países, y trabajar mucho con la diáspora. Estimaciones oficiales afirman que más de 60.000 argentinos tienen raíces montenegrinas, por lado materno o paterno. Es casi el 10% de la población montenegrina. Es algo que nos une para siempre y parte importante de mi trabajo

Equilibrium Global: ¿En qué otros países usted es Embajador Concurrente?
Embajador Gordan Stojovic: soy Embajador Concurrente en Brasil, en Uruguay y en Chile.

Equilibrium Global: sabemos que son acontecimientos históricos que exceden el marco de una entrevista, pero para que nuestro público pueda tener una aproximación al conocimiento, ¿Cómo fue el desarrollo de Montenegro post-disgregación de Yugoslavia? ¿Cómo se llegó al referéndum por la independencia? Sabemos que es un caso especial, incluso respecto a los procesos por los que pasaron los estados vecinos. ¿Qué puede Usted comentarnos al respecto?
Embajador Gordan Stojovic: permítame retomar mi exposición histórica, remontándome nuevamente al año 1918. Ese año desaparece Montenegro, anexado al Estado de los Eslavos del Sur. Fue prohibido el regreso al Rey Nikola I Petrović Niegoš al país. La incorporación de Montenegro contra su voluntad a otro estado provocó una guerra civil que duró hasta 1928. Muchos años de guerrillas y violencia, produjeron una emigración enorme hacia Estados Unidos –sobre todo a la costa oeste- y la Argentina. Gran parte de estos inmigrantes se asentaron en la provincia de Chaco. Había entre ellos numerosos funcionarios de rango medio y alto del Reino de Montenegro, leales al Rey Nikola. Desde esta distancia histórica se puede decir que la primera Yugoslavia no fue una linda experiencia para Montenegro. En esos años creció el movimiento comunista, que incorporó a su programa el restablecimiento de Montenegro como un estado federado de igual rango que el resto de Yugoslavia. Esto llevó a que el Partido Comunista de Montenegro se haga muy popular y gane las elecciones celebradas antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. No tanto por la ideología comunista, sino por la voluntad del Partido de restaurar el país. Luego estalla la Segunda Guerra Mundial y en 1943 se forma la República Socialista Federal de Yugoslavia, la famosa Yugoslavia de Tito. En ese entonces si había un grupo casi 100% pro-Yugoslavo eran justamente los montenegrinos, porque estaba allí la promesa realizada de devolverle la autonomía al país, que no tenía. No había siquiera derecho a decirse montenegrino. Pasaba lo mismo en otros países de Europa, que estaban bajo regímenes totalitarios. La segunda Yugoslavia fue una linda experiencia para Montenegro. Es un periodo de desarrollo y bienestar. Para 1988/1989 con los cambios en Europa y la caída del Muro de Berlín, mucha gente observaba que el Estado heredado de Tito no era más posible en estas circunstancias. Yugoslavia era una barrera entre Europa del Este y del Oeste, con muchas libertades que existían en el Oeste pero no democrático, y con una Constitución que era bastante libre y tolerante con los que querían abandonar el país, y que facilitaba la disolución del estado. Comenzaron a tomar fuerza los movimientos nacionalistas y eso culminó en lo que todo el mundo fue testigo, se han escrito muchos libros y hay muchas versiones. Yo no quiero adentrarme mucho en ello, pero Montenegro era la república más pequeña de la antigua Yugoslavia, y la única que no tuvo operaciones bélicas en su territorio. Era un refugio seguro para todos los desplazados de la guerra: en un momento llegaron a ser casi un 70% de la población total del país. Yo viví en una ciudad Herceg Novi donde casi la mitad de la población eran refugiados, en un tiempo. Luego los refugiados fueron paulatinamente dejando Montenegro, pero en un período esta fue nuestra realidad. El colapso de la infraestructura y de la sociedad yugoslava fue casi total.

Equilibrium Global: Hoy por hoy, ¿Cuáles serían los desafíos de la política exterior montenegrina?
Embajador Gordan Stojovic: comenzaré hablando de la adhesión de nuestro país a la Unión Europea. Es necesario señalar que Montenegro desde hace 6 años está en la etapa de negociaciones, y en el transcurso de estos años el país y la sociedad están cada vez más próximos a la Unión Europea. Estamos en el proceso de adaptación de estándares y normativas. En lo concerniente a la Política Exterior, ya ha sido regulada por las disposiciones del Acuerdo de Estabilización y Asociación entre Montenegro y la Unión Europea, que entró en vigor en 2010, y según el cual el Estado Candidato debe alinearse con la política exterior de la Unión Europea. En este contexto Montenegro ha alineado todas sus posturas con las europeas y ha incorporado el 100% de todas las declaraciones y posturas de la UE. Cabe destacar que en sintonía con las políticas europeas y del Espacio Schengen, Montenegro ha abolido las visas con los países integrantes del espacio. Naturalmente, prestamos atención a todo lo que sucede en la Unión Europea, pues es de crucial importancia estar al tanto de todo lo que acontece allí, pues tiene consecuencias directas en su entorno: principalmente los Balcanes occidentales y por supuesto, en Montenegro.

Equilibrium Global: Respecto a la OTAN, Montenegro se ha incorporado recientemente a la Alianza. ¿Qué puede comentarnos al respecto? ¿Significa un cambio importante en la inserción de su país?
Embajador Gordan Stojovic: del mismo modo que con la UE, llevamos muchos años en el proceso de adhesión a la OTAN. Somos miembros plenos desde hace un año. Es una experiencia similar a la mayoría de los países europeos, que son miembros a la vez de la UE y la OTAN. Esto también conlleva la aceptación de estándares que impone la organización y de realizar reformas en las Fuerzas Armadas del país que se modernizaron mucho en los últimos años y el sistema de seguridad para que siguen adecuadamente los estándares de los otros países aliados,. El estado invierte mucho en el área y financia adquisiciones para mantenerlas en un nivel adecuado y requerido por los estándares de la OTAN.

Equilibrium Global: Cuando Montenegro se incorporó a la OTAN veíamos desde la distancia en Latinoamérica, y a través de medios occidentales que se había generado una polarización en la sociedad montenegrina respecto a la conveniencia de la decisión. ¿Eso fue realmente así o estos medios exageraron la situación? ¿Se han calmado los ánimos o la polémica continúa?  
Embajador Gordan Stojovic: cuando un país toma una decisión tan trascendente hay gente que está de acuerdo y gente que no. Sin dudas la mayor parte de la población estuvo de acuerdo. Es una elección influida por el factor de la civilización: pertenecer o no a Occidente. Montenegro siempre se sintió parte de Occidente y se identifica con sus valores. Ingresar a la OTAN aparte de todas las otras ventajas es como ponerle el punto final a un libro que se escribió durante mil años. Así lo ve la mayor parte de la sociedad.

Embajador Gordan Stojovic

 

Equilibrium Global: ¿Cómo es la relación de Montenegro respecto a sus vecinos? ¿Cuál es la posición de su país respecto al status de Kosovo?
Embajador Gordan Stojovic: Montenegro reconoció a Kosovo como estado independiente. Tenemos relaciones diplomáticas con Kosovo. Tenemos minoría montenegrina en Kosovo, lo cual es muy importante para nosotros; como también tenemos minoría albanesa en Montenegro. Como miembro de la OTAN, el Parlamento de Montenegro el mes pasado decidió de enviar  sus representantes militares en Kosovo (2 oficiales) como todos los demás miembros, como también va a ocurrir en otros lugares donde la OTAN es presente y la misma dicisión incluye el envío de 40 militares en Afganistán. Con Serbia tenemos muy buenas relaciones, mejor ahora que nunca. Este periodo de estos últimos años es de una gran mejoría en las relaciones serbo-montenegrinas, luego del referéndum. Cooperamos y trabajamos mano a mano en muchas cuestiones, nuestras economías son complementarias y los términos del intercambio son muy buenos, gran cantidad de turistas serbios visitan Montenegro. Nuestro país recaudará este año más de 1000 millones de euros provenientes del turismo, y es una industria que crece mucho. Los parámetros de Montenegro para el turismo están entre los mejores del mundo y su popularidad aumenta.

Equilibrium Global: ¿Qué puede contarnos de las iniciativas de cooperación que tienen como eje al Mar Adriático?
Embajador Gordan Stojovic: en el año 2000 comenzó la Iniciativa Adriático – Jónica [i]. Se fundó ese año en Ancona, Italia. Tiene 8 estados miembros y la consideramos muy importante. A través de los años demostró ser un pilar muy importante en el desarrollo de los países de la región, tomando al Adriático como una subregión muy específica. Montenegro este año preside la iniciativa Adriático – Jónica hasta Junio de 2019. Integrar esta organización es muy pero muy importante para nosotros. También quiero decir que las relaciones de los pueblos que viven a ambas orillas del mar adriático son de un vínculo histórico milenario, originadas en los tiempos de la Antigua Grecia. Por ejemplo: en la región italiana de Apulia está la muy conocida ciudad de Bari. Cuando se fundó la actual ciudad de Bar en Montenegro se la llamó originalmente Antivari, que significa “al otro lado de Bari”. Las relaciones y el comercio entre ambas costas fueron y sigue siendo muy fuerte desde hace siglos. Tampoco podemos olvidar que en el Adriático se fundó uno de los Estados más importantes de la historia europea: la república de Venecia.

Equilibrium Global: Nos gustaría preguntarle sobre Rusia. Desde el 2014 con los sucesos en Crimea y los Balcanes se comenzó a hablar de “la cuestión rusa” desde el lado de las percepciones negativas o incluso amenazantes. ¿Cómo se ve esto desde Montenegro?
Embajador Gordan Stojovic: es muy interesante su pregunta. Eso fue particularmente evidente a la luz de la crisis en Ucrania, cuando la UE introdujo medidas restrictivas –sanciones- a ciudadanos rusos por este tema. En esta situación, Montenegro demostró definitivamente estar completamente alineado con la UE, replicando las mismas medidas que aún están vigentes. En este contexto, naturalmente, las relaciones entre Montenegro y Rusia pasaron por su momento más desafiante, puesto que Rusia no contempló con ninguna benevolencia este movimiento de Podgorica. NO obstante, se debe subrayar que a pesar de esto, el porcentaje de turistas rusos que visitan Montenegro supera el 30% del total de los visitantes que arriban a Montenegro, y sus inversiones directas representan el 20% del total de la inversión recibida por nuestro país. Aunque la mayor parte de estas inversiones no van al sector productivo sino al inmobiliario. Además de esto, Montenegro y Rusia están vinculados por relaciones históricas a través de los siglos, como dos antiguas naciones eslavas independientes, especialmente durante el periodo del obispado. Lucharon juntas contra el Imperio Otomano, y en este sentido Rusia ha ayudado históricamente a la pequeña Montenegro. Así se desarrolló la amistad entre ambos. Ciertamente esperamos que cuando se generen las condiciones adecuadas las relaciones mejoren. Se debe señalar que las relaciones entre Rusia y la UE son sumamente complejas: las caracteriza sobre todo la postura conjunta de los Veintiocho respecto al tema de Crimea; pero también existen finas diferencias en la apreciación de las sanciones por parte de los Estados Miembros. Las relaciones se complican aún más por la lógica económica: la Federación Rusa es un socio comercial importante de muchos países de la UE, y nadie quiere sufrir pérdidas económicas. Además debe sumarse el factor de la interdependencia energética. Finalmente, la mayoría de los estados europeos también conforma la OTAN, y la ampliación de la Alianza hacia el Este es algo que complica las relaciones con la Federación Rusa, y es un asunto que debe abordarse con mucha atención.

Equilibrium Global: Embajador, queríamos hablar un poco de Soft Power. Cuéntenos acerca del sitio web Montenegro.com y como Montenegro trabaja su “marca país” como estrategia de promoción cultural y turística
Embajador Gordan Stojovic: Montenegro.com era un proyecto que comencé con dos amigos que viven en Estados Unidos, que hasta el 2007/08 fue la principal herramienta para acciones de soft power de nuestro país. Luego vendimos el sitio, y los nuevos dueños lo han cambiado bastante: si bien sigue siendo un lugar de promoción de nuestro país, ahora se focaliza principalmente en ofrecer alojamiento y servicios al turista que visita nuestro país. Tengo bastante experiencia en esto, podríamos hablar horas. Fuimos pioneros en la promoción, no sólo de Montenegro como país, sino también de la causa independentista de Montenegro, a través de internet. De hecho surgieron de allí muchos proyectos, y se convirtió en una plataforma para el movimiento independentista on-line. De la misma manera allí reunimos a toda la Diáspora pro-independentista, y pudimos coordinar muchísimas acciones políticas, intelectuales e inspiramos muchos movimientos que existían y aún existen hoy, sobre todo hasta el referéndum de mayo del 2006. Trabajando como plataforma política, hemos también promovido las bellezas, los atractivos, la historia de Montenegro y sus lazos con los demás países, mostrando que idea teníamos de un Montenegro independiente y de sus relaciones con los demás países. A partir de 2008-9, con la venta del sitio, pasó a ser un sitio netamente turístico, habiéndose cumplido los objetivos políticos. El sitio fue atacado por hackers miles de veces, aparecía y desaparecía como Montenegro en la historia. Pero con el apoyo de muchos medios de comunicación internacionales tales como Los Ángeles Times, que reconocieron en nosotros un movimiento pacífico, y una iniciativa que buscaba reunir a la Diáspora, nuestro activismo pudo traer a nuestro país importantes personalidades. Yo residía en Montenegro pero el resto del equipo lo hacia fuera del país, y por ello normalmente era el anfitrión de estos visitantes. Reconozco que fue un trabajo de lobby muy importante. Cuando logramos efectivamente nuestra independencia, nosotros teníamos poca relación directa con el estado, que apoyaba nuestra idea, pero faltaba –en todo el mundo, no sólo en Montenegro- el momentum donde las clases dirigentes supiesen apreciar el potencial de internet. Si bien en ese momento no eran tan populares las redes sociales como hoy, el sitio funcionaba como una red social, a través de los foros y los chats. Se está preparando en Boston una recopilación histórica de las discusiones que se daban en ese Foro, desde 1996 a 2006. Fuimos pioneros en eso, y recibimos muchas visitas de diversos otros movimientos políticos grass roots en aquellla época.

Equilibrium Global: cuéntenos un poco sobre su experiencia previa antes de llegar a la diplomacia ¿Qué fue lo que lo atrajo a esta carrera? ¿Cómo llego a esta profesión?
Embajador Gordan Stojovic: este trabajo que hemos hecho nos ha permitido ser muy conocidos en la sociedad. Yo no tengo formación académica en RRII ni nunca fui miembro de un partido político. Pero no solamente nos contactaban personas que hablaban nuestro idioma y tenían nuestras raíces, sino también personas de Argentina, o Estados Unidos, descendientes de montenegrinos en cuarta o quinta generación, con más interés en la actualidad del país, y el temor en ese momento que Montenegro sufra una guerra como la mayoría de sus vecinos. Yo ahí comencé a encargarme de la comunicación con estas personas y viajar respondiendo a estas invitaciones. Allí comencé a viajar a la Argentina y a Estados Unidos, haciendo muchos amigos en ambos lugares. Viaje en total 24 veces a la Argentina y tantas otras a Estados Unidos, lo mismo que incontables veces a Europa. De estos viajes surge mi interés por la Diáspora y la emigración montenegrina, principalmente a Latinoamérica, Sudamérica y el Caribe. Comencé a escribir sobre el tema pues noté que no había trabajos previos, pues no teníamos Estado ni instituciones que hagan estas investigaciones. Junto con amigos de Buenos Aires, México y Uruguay escribimos algunos libros al respecto que fueron publicados en Montenegro y Estados Unidos. Allí comenzó mi interés por la diáspora. Todo este activismo, estas publicaciones y este trabajo permitió que me llame el Canciller en el 2009 me llama – mientras trabajaba en una empresa multinacional fuera de Montenegro- para coordinar y diseñar políticas y estrategias respecto a la diáspora de nuestro país, aprovechando mi experiencia investigando el tema. Yo no me sentía muy preparado pues nunca había trabajado para ningún Estado, y no tenía una buena percepción de la burocracia. Pero lo tome como un desafío y acepte el encargo con honor, no inmediatamente sino dos años después. Creamos instituciones para la Diáspora, y aprovechando mi conocimiento de la región, del continente americano y el subcontinente como también las relaciones con los miembros de la Diáspora fui designado Embajador en Argentina.

Equilibrium Global: finalmente Embajador, si Ud. nos lo permite, quisiéramos hablar de algunas experiencias personales suyas durante la disolución de Yugoslavia. ¿Qué estaba haciendo? ¿Cómo lo sorprendió el proceso?
Embajador Gordan Stojovic: mi abuelo era General, y se jubiló como Director de la Academia Militar de la ex Yugoslavia. Fue un brillante oficial, con  numerosas condecoraciones ganadas durante la Segunda Guerra Mundial y también posteriormente. Fue comandante de la región naval del Adriático del Sur por muchos años tuvo una carrera militar muy importante. Por supuesto que en ese entonces los generales tenían un perfil político y él estuvo mucho tiempo muy cercano al Mariscal Tito, y a los dirigentes de la Rep. Socialista de Montenegro y de Serbia, pues vivió sus últimos años en Belgrado –donde yo nací, dicho sea de paso, y donde también nació mi padre-. En mi infancia, conocí a muchas personalidades de la vida política de Yugoslavia. Recuerdo bien a estas personas. Algunas lamentablemente terminaron bastante mal por las luchas políticas e ideológicas en los Balcanes. Yo me crié como yugoslavo. Especialmente en el barrio donde vivíamos nosotros: el Bloque 21 del Nuevo Belgrado, en donde vivían exclusivamente familias militares de toda Yugoslavia. Pero cuando empezaron las políticas nacionalistas mi abuelo ya era jubilado, pero Generales y oficiales montenegrinos y de otras repúblicas se juntaban en nuestra casa o en otras, yo siempre iba con mi abuelo a estas reuniones. Un día yo le pregunto a mi abuelo que pasaba, y él me responde “este país no va a existir más”. Me impactó mucho esa frase. Le respondo “¿Qué hacemos ahora?” como su fuera su ayudante de órdenes. “No nos queda otra que luchar por Montenegro” me respondió. Allí me sentí por primera vez Montenegrino. Así lo viví, y desde ese momento dediqué toda mi vida y mis esfuerzos en la independencia de Montenegro.

Equilibrium Global: Sr Embajador, su testimonio nos despierta más interés por profundizar en conocimientos sobre su país, seguramente así será para nuestros lectores.
Embajador Gordan Stojovic: yo siempre me definí como “americanofilo” y al mismo tiempo “argentinófilo”. Siempre me gusta descubrir y aprender sobre la historia de Argentina y del “ nuevo mundo” en general, analizar su coyuntura y predecir e imaginar su futuro. Escribí varias miles de páginas sobre estos temas en mi vida, que publique y están disponibles. Para mí es un gran honor ser el primer Embajador Montenegrino en Argentina.

Por Martín Alejandro Pizzi. Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Salta.

Links del portal: http://www.montenegro.com/

[i] http://www.aii-ps.org/

 

 

Pin It on Pinterest

Shares