El contexto geopolítico de fricción permanente entre Rusia y Occidente se vive de manera diferente en Europa que en Asia, allí entran en juego intereses como los de China, Irán y también la India.
Estados Unidos en la “era Trump” ha decidido una manera de oponerse a China, a través de la “guerra comercial”, mientras que frente a Rusia e Irán la herramienta son las sanciones económicas.
Pero, las sanciones de la administración Trump contra la Federación Rusa e Irán pueden ser contraproducentes para las relaciones entre Estados Unidos y la India, una alianza que Estados Unidos no puede descuidar en su juego de competencia en Asia frente a China.
Y desde el prisma de Nueva Delhi, entre las preocupaciones están en el desarrollo del puerto iraní de Chabahar, un punto clave de acceso a Asia Central, y también el asunto de la compra del sistema de defensa aérea S-400 de Rusia.
Como política de contención y para no perder espacios, el Departamento de Estado de EEUU anunció el pasado 20 de Julio el formato “2 + 2”, donde participan el Secretario de Estado Mike Pompeo, el Secretario de Defensa Jim Mattis y sus homólogos indios, la Sra Ministra de Asuntos Exteriores Sushma Swaraj y la Sra Ministra de Defensa Nirmala Sitharaman. Encuentro que ya tiene fecha, será el 6 de Septiembre en Nueva Delhi.
En este contexto, el medio Sputnik entrevistó a la Directora del think-tank “The Kootneeti”, Amrita Dhillon, y compartimos en Equilibrium Global las opiniones de la fundadora de este centro con sede en Nueva Delhi.

Sputnik: ¿cuál es su opinión sobre las relaciones entre India y Estados Unidos bajo Donald Trump? ¿Qué se puede esperar del próximo diálogo entre EE UU y la India 2 + 2 que se celebrará en septiembre próximo?
Amrita Dhillon: en palabras del Sr. Presidente, las relaciones India-EE UU no tienen precedentes en su naturaleza, donde ambos países logran que sus líderes sean elegidos con una ola nacionalista. Sin embargo, “America First” podría ser un punto donde las relaciones bilaterales enfrentan una amargura, y aún así, Estados Unidos es uno de los lugares altamente lucrativos que los indios preferirían emigrar para sus trabajos. Otra razón son las disputas bilaterales especialmente relacionadas con el comercio.
El diálogo “2 + 2” podría cambiar las reglas del juego para India ya que las agendas principales incluirán a Pakistán y China; especialmente el CPEC [Corredor Económico China-Pakistán] será el punto focal de discusión para el lado indio, ya que está violando tanto la defensa de la India como la política exterior.
Inspirado por el diálogo India-Japón 2 + 2, esto ayudará tanto a India como a los Estados Unidos a contener a China en el Pacífico. Sin embargo, la India tiene que jugar sabiamente, ya que Estados Unidos seguramente presentará una agenda para realizar movimientos agresivos contra los dos principales aliados de la India, Rusia e Irán. Aquí la India necesita esquivar las políticas de la administración Trump sobre las compras de armas rusas y de Chabahar.

Sputnik: ¿Considera que la reanudación de las sanciones contra Irán por parte de la administración Trump pueden afectar las relaciones India-Irán? ¿Es posible, en su opinión, que India se vea afectada por la presión de Washington y deje de cooperar con Irán? ¿En qué medida esto podría perjudicar los intereses nacionales de Nueva Delhi?
Amrita Dhillon: el anuncio del Ministro de Petróleo de la India destacando a Irán como el segundo mayor proveedor de petróleo para las refinerías estatales de la India entre abril y junio es la respuesta adecuada a las políticas comerciales de Trump, que realmente son dominantes porque buscan imponer límites a la libertad de elegir a los socios más convenientes. Irán es el proveedor estratégico en muchas esferas de la India y países de Asia Central. Y en el juego geopolítico en donde entra Pakistán, India nunca puede someterse a presiones del exterior, a presiones de Washington en este caso, y es por ello que se continuará cooperando con Irán. La cooperación del puerto de Chabahar es uno de los principales intereses estratégicos de la India para mantener el equilibrio de la geopolítica en la región. Nueva Delhi nunca abandonará su posición allí.

 

Sputnik: ¿Cuál es su opinión sobre el desagrado de Washington con la cooperación de defensa entre la India y Rusia? En su opinión, ¿impondrá Estados Unidos sanciones a la India por la esperada compra del sistema de defensa S-400?
Amrita Dhillon: la retórica contra Irán oculta la necesidad de los EEUU de proyectar una ruta alternativa a Afganistán y las Repúblicas de Asia Central para reducir la dependencia de Pakistán, por el concepto de estabilidad que no está garantizada desde hace décadas y no hay previsibilidad hacia el futuro como la que pueden ofrecer otras vías. Mientras su conversación con Uzbekistán está en curso, Chahbahar proporciona una alternativa viable.
Del mismo modo, se dan cuenta de que los países que ahora necesitan en el Indo-Pacífico para contrarrestar a China tienen desde hace mucho tiempo armas y equipos de la URSS / Rusia.
El Kremlin es el mayor proveedor de hardware militar para la India y un socio estratégico en todo tipo de escala en lo que refiere a la defensa, y termina siendo un socio más táctico en nuestras relaciones. Pero el involucramiento de India en ser funcionales en un 100% para la aplicación de la ley federal CAATSA (Contrarrestar los Adversarios de América a través de la Ley de Sanciones) no es una política realista para Nueva Delhi en cuanto a que nuestro país se convierta en instrumento para que Estados Unidos vaya en contra de Irán y Rusia. India tiene que aplicar una política realista en pos de sus propios intereses. Estados Unidos ha mostrado inconsistencias y falta de regularidad en sus políticas en los últimos años.
El avance del acuerdo de la venta de S-400 con Rusia es todo un símbolo, y tiene que ver con el hecho de que la principal prioridad de India reside en su interés nacional, en cómo nos relacionamos con todos los socios.
Pero en estos eventos no observo ninguna alteración en el concepto de la “soberanía” y las decisiones que en forma autónoma definan la política exterior de India; pero no hay que dejar de leer los acontecimientos que en estos tiempos son muy dinámicos. Nuestro país tiene el desafío del equilibrio en la región, evitando ser rehén de las políticas dominantes de ningún otro actor estatal de peso. India ha mantenido buenas relaciones con la mayoría de las naciones que se ven afectadas por el cambio en las políticas de los EEUU desde el inicio de la “era Trump”, pese a los cambios que Washington continúa impulsando a través de exenciones y concesiones sobre CAATSA o cualquier otra política similar.

Adaptado por Mariano Danculovic. Relaciones Internacionales

Entrevista originalmente publicada en SPUTNIK NEWS

Entrevista Amrita Dhilon es analista internacional, editora, y fundadora del think-tank de India http://www.thekootneeti.com/

 

Pin It on Pinterest

Shares