En años recientes se ha comenzado a hablar de una problemática que, pese a su magnitud, era para muchos desconocida. Y tiene que ver con un asunto que los medios de comunicación masiva suelen relegar. Nos estamos refiriendo a la relación entre las violaciones de derechos humanos y la organización de mega-eventos deportivos internacionales.
Frecuentemente y con pocas excepciones, se ha evidenciado que en los países que organizan eventos deportivos de gran despliegue (incluyendo los mundiales de fútbol), se suprime la libertad de expresión, se expulsa a la gente de sus casas sin compensación, o reiteradamente se explota a los trabajadores migrantes que construyen los grandes estadios y escenarios deportivos (entre otros agravios de derechos). Existe además, detrás de esas situaciones, un deseo de ‘blanquear’ la reputación del país, sofocar las voces críticas y ocultar los males socio-económicos y/o políticos que lo aquejan.
Es por ello que a nivel internacional se ha generado un importante movimiento que busca generar conciencia en el público, pero exigir al mismo tiempo políticas coherentes en la protección de derechos por parte de los organizadores y las federaciones deportivas transnacionales. Al respecto cabe resaltar la “Plataforma de Mega-Eventos deportivos para los Derechos Humanos” 1 (MSE Platform), una coalición facilitada por el Instituto de Empresas y Derechos Humanos (IHRB) y compuesta de organizaciones internacionales e intergubernamentales, gobiernos, entidades deportivas, deportistas, sindicatos, patrocinadores, radiodifusores y grupos de la sociedad civil.
Esta plataforma tiene como fin asegurar que todos los actores involucrados en un mega-evento deportivo desarrollen y acojan políticas adecuadas de DD.HH, y operen plenamente sus deberes y responsabilidades en el marco de las mismas.
Como resultado de ello, recientemente la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) lanzó una importante Política de Derechos Humanos. El documento, incorpora el artículo 3 de los Estatutos de la FIFA, según el cual la Federación “ se compromete a respetar todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente y se esforzará por promover la protección de los mismos“. Además, pretende fortalecer el compromiso de la organización con los derechos humanos y servir como guía para el trabajo futuro en derechos humanos, especialmente para la realización de grandes campeonatos.
Esta política fue revisada por el Consejo Asesor de Derechos Humanos de la FIFA y una amplia gama de actores externos de organizaciones internacionales, sindicatos, organizaciones de la sociedad civil, académicos y patrocinadores. Lo anterior, siguiendo lo establecido en los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de la ONU (3), que representan el marco internacional de referencia sobre el tema, desarrollado por el Prof. John Ruggie.

John Morrison, Director Ejecutivo del IHRB, comentó al respecto:

Estamos muy contentos de que la FIFA se una a este esfuerzo colectivo para hacer de los derechos humanos el centro de los mega-eventos deportivos y sus legados. La FIFA y algunos otros importantes órganos rectores del deporte han tomado medidas significativas para comprometerse a respetar los derechos humanos en sus eventos y empiezan a incorporar esos compromisos en sus sistemas y procesos internos. Es por ello que el trabajo de la Plataforma MSE este año está muy centrado en su implementación en la práctica, y esperamos con interés la contribución de la FIFA para este importante trabajo“.

Es necesario reconocer que existe una articulación de esfuerzos muy importante, sin embargo, materializar este tipo de políticas en DD.HH, ponerlas en práctica y hacerle seguimiento representa un gran reto. Para Equilibrium Global, como espacio que fomenta la proximidad entre el ciudadano y los temas claves de la política internacional, es un aporte vital contribuir en dar a conocer esta realidad, especialmente en América Latina (en donde aún no está en la agenda de discusión), de manera que se puedan empezar a explorar escenarios de diálogo y trabajo multi-actor alrededor de la protección de Derechos Humanos en el marco de eventos deportivos. Sobre todo, para que en cada actividad deportiva que despierte el interés y la pasión, también esté presente nuestra conciencia sobre qué conductas responsables tenemos que esperar de parte de aquellos que organizan esos grandes eventos. Justamente, son los beneficiarios económicos de los mismos. Y para conocer más sobre el tema, recomendamos visitar la plataforma www.megasportingevents.com

Por: Germán Zarama
Abogado de la Universidad Javeriana, Magíster en RRII Universidad de Bologna (Italia). Investigador y consultor en políticas públicas, justicia, desarrollo y DD.HH. Actualmente trabaja en el Institute for Human Rights and Business, capítulo en Latinoamérica: http://creer-ihrb.org/ Twitter: @germanzarama

Translate »

Pin It on Pinterest

Shares