Vanina Soledad Fattori

Presidente y Fundadora de Equilibrium Global

 

Organización

Buscamos contribuir a “crear las condiciones” y “mejorar el entorno” en la Comunidad de las Relaciones Internacionales

Lic. en Relaciones Internacionales por la Universidad del Salvador. Posgrado en Periodismo dictado en conjunto USAL-PERFIL. Diplomatura en Seguridad y Defensa de la Universidad de Belgrano. Especialización en Derecho Internacional Humanitario en Indae. Cursando Maestría en Estudios Internacionales de la Universidad CEMA. Directora y Fundadora de Equilibrium Global

.

Coordinadora del Taller:

Factor de la Comunicación en las RRII

Formato de taller sobre “la guerra de la información”, las FakeNews y la posverdad. Cómo estos fenómenos se suceden en el curso de las Relaciones Internacionales. 

Interrogantes sobre la Política Mundial

Cada lunes compartimos en las redes sociales un planteo abierto de nuestra Directora Lic. Vanina Fattori. Como ciudadanos del mundo, como internacionalistas, vale el debate y poner el foco de atención sobre aquellos acontecimientos que infieren en la acuciante agenda internacional, porque, justamente, en el mundo se producen cambios y los cambios hay que discutirlos.

“¿CÓMO INCIDE EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA SEGURIDAD Y LA PAZ?” Cada vez más, convivimos con las noticias que relatan los efectos y consecuencias del cambio climático, una situación que amenazan a todo el planeta, pero que afectan a los más pobres y a los más vulnerables. Pero el cambio climático no sólo afecta a los sectores sociales más carenciados, al desarrollo sustentable, sino también a cuestiones de seguridad y conflictos. Pero, ¿cuánto es percibido en la opinión pública que el cambio climático es una amenaza (directa o indirecta) para el sistema internacional? ¿En un escenario de anarquía y supervivencia en la relación entre los Estados, somos conscientes que el cambio climático profundizará los niveles tensión y conflictos? Según Naciones Unidas, los riesgos del cambio climático comenzaran a sentirse con mayor intensidad a medida que pase el tiempo. Aunque ya es una amenaza para países insulares y con problemas de desarrollo, se trata de un fenómeno que debería preocupar a las grandes potencias. Migraciones forzosas producto del cambio climático, acceso a los recursos, muchas problemáticas ya las vemos en pequeña escala, con la respuesta multilateral que impulsa la ONU, ¿alcanza? ¿Acaso con eso se pueden evitar los impactos o daños negativos? ¿Y cómo estamos preparados para resolverlos? ¿Qué sucede con los refugiados por los desastres climáticos? Al respecto, recordemos que hay un vacío legal en el marco del derecho internacional humanitario. Si bien algunos analistas internacionales pueden menospreciar los efectos del cambio climático, centros de pensamientos como el SIPRI, PEW y CSIS, consideran que se trata de una amenaza real para la seguridad internacional, y por ello nos preguntamos, no precisamente cuánto incide el cambio climático en la seguridad y la paz, sino ¿somos conscientes de esta amenaza?

¿EN DÓNDE QUEDA HOY LA IDENTIDAD SUDAMERICANA? Tal como lo había anunciado en campaña, el presidente Iván Duque cumplió su promesa de retirar a Colombia de la UNASUR, así lo anunció el canciller Carlos Holmes Trujillo, quien sostuvo que comenzaron con el proceso para materializar la salida del organismo. Ante este escenario, las perspectivas se polarizan en dos posiciones, los que entienden que esto es muy lamentable para la región, y los que lo ven como una idea acertada, ya que piensan que UNASUR no es una institución útil que no los representa. Esto nos obliga a ir a los orígenes, y preguntarnos ¿UNASUR surge con el error de haberse constituido con un componente ideológico definido y no abarcativo? Mientras prevalecían gobiernos de una orientación política, el proyecto supo tener vida; pero ¿daba respuesta a los problemas de la agenda regional? ¿Acaso quedó como una estructura a medida de la ideología de líderes de la región? Ahora tenemos otro ambiente, otro color político, ¿la intención colombiana de retirarse debe ser leído como un mensaje a #Venezuela y alineamiento a EEUU? Previo a este suceso la región ya padecía un vacío de liderazgo político, ¿el retiro colombiano puede ser un punto de quiebre para comenzar una nueva etapa? Solemos tomar a Europa como un laboratorio de ideas para lo que refiere a integración regional, y en el viejo continente las crisis institucionales se superan con una misma fórmula: más Europa. Aquí, parece que se ha decidido un camino diferente. Pero de fondo, y salvando las notorias diferencias, el concepto “identidad” es un elemento de tracción para superar momentos difíciles. Y en nuestra región podemos preguntarnos ¿dónde está el liderazgo para sostener la identidad sudamericana? Lo que venga a futuro aspiramos a que tenga la legitimidad para definir el rumbo geopolítico de nuestra región.

“¿LA ONU SE ESTÁ QUEDANDO SIN PLATA?” Este es uno de los interrogantes que comenzó a instalarse en la agenda de las Naciones Unidades desde años atrás, pero ahora su problema de financiamiento llega en un contexto internacional donde el multilateralismo está siendo discutido por el líder de la potencia mundial que más dinero aporta a la ONU, hablamos de Estados Unidos y Donald Trump. Naciones Unidas tendrá un presupuesto para la paz de 6.69 millones de dólares, lo que supone una reducción de 5% en comparación con el ciclo anterior. ¿Es parte del efecto Trump o una tendencia que se acentuara con el paso del tiempo? ¿En qué medida afecta al desarrollo de las operaciones de paz y los programas de ayuda humanitaria? ¿La situación denota el detrimento del mayor órgano multilateral del mundo? Las miradas críticas sostienen que este organismo no es eficiente en su principal función, contener y resolver conflictos, por lo contrario, corre detrás de las circunstancias. Los más críticos consideran que es un actor desactualizado para responder a las dinámicas conflictivas de la actualidad, considerando que surgió pos Segunda Guerra Mundial, un mundo muy diferente al del presente. ¿Son tiempos de cambios para enfrentar los desafíos del siglo XXI? Muchos países no se ven representados en la ONU, lo que genera malestar en aportar su contribución. ¿Será el problema del financiamiento el factor clave para haya una reestructuración en el máximo órgano rector de las relaciones internacionales?

¿SE ESTÁ BENEFICIANDO ÁFRICA DE LA GLOBALIZACIÓN?” Mientras que el centro del poder gira de Occidente a Oriente, en un escenario de incertidumbres y transición, es China quien ha sabido aprovechar mejor que ningún otro país no occidental. Desde el comienzo de la “era Trump”, la política de la mayor potencia del plantea parece buscar poner límites para que China no se beneficie de la globalización. Esta competencia se desarrolla en un ambiente caracterizado por el descontento generalizado, algo que abre espacios para el discurso político del “interés nacional”. Hoy, cuando se habla del concepto de la “nueva ciudadanía global”, es algo que ya no se construye únicamente bajo el molde de la cultura occidental. El orden global ajusta las variables de la disputa y competencia de poder en un contexto de irreversible perfil multipolar, pero carente de liderazgo y de instituciones que contengan esas presiones (como la OMC, que los más grandes pueden vulnerar a su antojo). La presión por esa competencia de poder está poniendo a prueba a todas las instituciones, las que han servido desde el fin del mundo bipolar a las naciones occidentales para capitalizar ventajas en todo el proceso de la globalización. Y en el juego está África, y a la sombra, la ambición de China y también, de las grandes corporaciones. La historia ya la conocemos, el efecto del colonialismo, el trazado de fronteras aleatorias donde hoy vemos las consecuencias. Pero en los tiempos que corren, en los nuevos escenarios, nos preguntamos, ¿África se beneficia de alguna manera de la globalización? ¿Acaso a merced de las corporaciones europeas? ¿De los proyectos de inversión, de logística y de modelo extractivo de alimentos que implementa China? Nos preguntamos cómo afecta este fenómeno de la globalización en el continente más relegado del mundo, que sin embargo, es un continente rico en recursos que ocupa un lugar destacado en la agenda global. China tiene un papel de liderazgo mundial y defiende la causa de la globalización, con la ayuda de su iniciativa de 3 billones de dólares One Belt and One Road, un proyecto donde África está incluida. La importancia del espacio africano ha aumentado dramáticamente en el clima geopolítico actual. En particular, las tres economías asiáticas más poderosas como China, Japón e India han adoptado un enfoque más estricto. Sobre África y la globalización, hay muchos interrogantes; sobre los beneficios para África o la participación del continente, muchas respuestas pendientes.

“¿Y LOS DDHH EN MARRUECOS? ¿TAL VEZ ESPAÑA LLEVE UN CAMBIO?” España está con nuevo Gobierno, los socialistas en el poder. Un gesto al mundo en el inicio de la gestión de Pedro Sánchez es la decisión de España acoger a refugiados y aceptar pautas de la política de Angela Merkel. Una muestra de su compromiso por los derechos humanos, con un eje discursivo de las nuevas autoridades de La Moncloa. Pero, ¿qué pasa con Marruecos? ¿Habrá algún cambio en la política del nuevo gobierno español? ¿Dejará España de mirar hacia otro lado mientras que suceden violaciones de los derechos humanos en Marruecos? Contrario al caso marroquí, estas mismas violaciones ocurren en otros países donde el Estado español sí muestra su repudio. España tiene fuertes intereses económicos con su vecino Marruecos, que rechaza tener campos de acogida para inmigrantes y en el medio está la congelada situación de Sahara Occidental. Mientras que España asume un mayor compromiso con los refugiados, inmigrantes y derechos humanos, por otro lado; sigue manteniendo una posición pasiva ante la realidad marroquí, donde producen juicios sin garantías y diferentes ONG internacionales, como Amnistía Internacional, denuncian que el Estado está intentando restringir su participación. Asimismo, hablamos del mismo país que aún mantiene vigente la pena de muerte sin proyección de abolirlo y que no acepta que la misión de ONU para Sahara Occidental incluya revisión de los DDHH. ¿Acaso se evidencia una posición española de doble estándar, primando los intereses económicos por sobre los valores universales europeos como los humanitarios? Los que sí se promueven a otros países. Ni la situación del pueblo saharaui, ni las llegadas masivas de inmigrantes a las costas españolas, ni la dificultad para fijar una visita de Estado a Marruecos del nuevo presidente y de los Reyes de España, han entorpecido las relaciones entre ambos países. La profunda red de lazos económicos sería la mejor garantía para apuntalar las relaciones entre España y Marruecos. La UE mantiene un importante acuerdo bilateral de pesca con Marruecos que permite a las flotas de varios países comunitarios, entre ellos España, faenar en aguas marroquíes. Hoy, España está haciendo un giro, incluso por sobre su pasado (debate del Valle de los Caídos), ¿es el momento de una acción concreta para que Madrid contribuya, dada su influencia, a poner fin a los límites sobre las libertades que se denuncian en Marruecos?

“¿DÓNDE ESTÁ EL LIDERAZGO DE BRASIL EN SUDAMÉRICA?” Nos enfrentamos a un escenario internacional que está marcado por divisiones geopolíticas, las que se impulsan desde el propio corazón del poder de Occidente. Es un tiempo donde los actores regionales intentan hacer “su propio juego” y formar nuevas alianzas para ganar terreno. Y cuando hablamos de Sudamérica, ¿qué ocurre con Brasil? ¿Dónde está su liderazgo? El país está transitando una profunda crisis política e institucional, pero ¿con el proteccionismo de Trump y su “desatención” a la región, puede ser el momento oportuno para que Brasil proyecte liderazgo en la región? ¿Dónde eso se ve reflejado? Nos preguntamos entonces, ¿qué estrategia geopolítica está desarrollando Itamaraty para posicionarse en Sudamérica? ¿Y qué rol ocupan los BRICS en la proyección de poder brasilero? En un contexto de profunda incertidumbre sobre el futuro del orden económico mundial y de dudas sobre la capacidad de Occidente para establecer el monopolio de la agenda de los asuntos internacionales, se realizará del 25 al 27 de julio la reunión cumbre anual de este bloque de potencias emergentes. Es oportuno compartir el interrogante sobre ¿cuánto puede beneficiarse Brasil de los BRICS y de este escenario? ¿Acaso esta cumbre puede ser utilizada como estrategia para que el actual Presidente de Brasil recupere el liderazgo perdido de su país?

“MEETING TRUMP-PUTIN ¿EL ÚNICO QUE PIERDE ES EUROPA?” Teniendo en cuenta la fría relación y las fricciones entre Estados Unidos y sus socios europeos desde el inicio de la “Era Trump”, la reunión en Helsinki entre el líder de la Casa Blanca y su par del Kremlin genera preocupación en el viejo continente. ¿Qué puede obtener Europa de esta reunión? La dirigencia política europea no ha tenido éxito cuando trató de persuadir a Trump, así lo hemos visto en el último tiempo y lo vemos una vez más en la previa a la cumbre de la OTAN que se hará el 11 y 12 de julio, donde el Presidente estadounidense continúa su posición hostil de presionar para que los países del viejo continente aumenten sus respectivos gastos de defensa. Luego, cuatro días más tarde, 16 de julio, se reúnen Trump y Putin en Helsinki, ambos querrán demostrar que se vuelven con “algo en mano”, ¿cómo harán para hacerlo? ¿Podrán evadir los temas agudos en donde hay contraposiciones? Cada vez que hay un encuentro de esta magnitud, los medios están pendientes de la foto, del saludo de Trump y qué tan incómoda está la otra parte, en este caso, ¿veremos un trato de “igual a igual”? La imagen final sea la tradicional foto que expone o muestra “entendimiento”, entonces para Moscú eso es un saldo a favor. Pero la lista de temas sin temas sin resolver es larga, y allí están los intereses de Europa. ¿Los europeos temen ser relegados por Trump en el diálogo con Putin? Un ejemplo, ¿cómo se va a leer un posible anuncio de normalización de las relaciones Rusia-Estados Unidos en Kiev? De fondo, hay otras cuestiones, como la dependencia energética de Europa con Rusia, y por otro lado está la dependencia en seguridad y defensa con Estados Unidos. Moscú y Washington son para Europa dos frentes abiertos, en donde en diferentes oportunidades se ha entrado en cortocircuito, motivo por el cuál, el 16 de julio será una fecha de importancia para Bruselas. Y donde, ¿acaso Europa será el perdedor de la cumbre de Helsinki?

“¿EN QUE ESTÁ EL CUARTETO DE PAZ DE MEDIO ORIENTE?” Comenzamos un nuevo lunes poniendo el foco de atención en un tema que parece relegado de la agenda internacional, y preguntamos por el “Cuarteto de Oriente” o también llamado “Cuarteto de Madrid”; un grupo conformado (2012) por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y las Naciones Unidas, para encontrar una solución al conflicto entre Israel y palestina. Lejos queda aquel llamado “Año Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino”, en 2014, donde las Naciones Unidas buscaban concientizar sobre la profunda crisis humanitaria y la exacerbación de la violencia. Donde este cuarteto se “movía” con sus rondas y consultas. Pero desde entonces, la paz no ha llegado, y cada semana hay incidentes víctimas mortales. El Cuarteto de Oriente sigue siendo un mecanismo de mediación único y avalado por el Consejo de Seguridad, pero debemos preguntarnos qué pasa hoy con este formato de diálogo para la resolución del conflicto Israel-Palestina. ¿Dónde podemos ver materializada la expectativa que representa el “Cuarteto de Oriente” de avanzar por la negociación de paz entre Israel y Palestina? ¿Estamos ante el fracaso de la diplomacia? ¿Qué debe ocurrir para reanudar las conversaciones de paz? ¿Quién está alentando por una agenda de acción del Cuarteto para acercar a las partes enfrentadas? ¿Qué impacto ha tenido sobre el funcionamiento este formato multilateral el hecho de Trump sea quien decide por Estados Unidos? ¿Cómo sentar al Gobierno de Netanyahu a una mesa de negociación para encarar una nueva hoja de ruta teniendo un aliado como Trump? El escenario es desalentador cuando nos preguntamos cómo poder avanzar por la vía diplomática hacia una solución sobre esta controversia instalada en la política internacional desde décadas. ¿Y el Papa Francisco, con su influencia? ¿Algo por contribuir? Si el Cuarteto de Paz de medio oriente está “congelado” al igual que la disputa que trata resolver, ¿la solución estará en otros mecanismos de resolución de conflictos? Y si miramos la representatividad de este cuarteto, detrás de este grupo, ¿qué más hay? Nada. ¿Así que las negociaciones están navegando en la nada? La respuesta está en los resultados .
“SI EL ORDEN MUNDIAL LIBERAL ESTÁ AMENAZADO, ¿QUIÉN ESTÁ GESTANDO ESA AMENAZA?” Desde hace unos años se viene escribiendo mucho sobre la erosión del orden liberal #mundial, sobre la debilidad que pesa sobre las instituciones que sostienen el sistema y que tienen más de 70 años, creadas en un mundo que ya no existe más. Algunos editorialistas por su parte advierten sobre una deformación del concepto “libertad” que afecta a los ciudadanos, principalmente, en el mundo occidental. El curso de política internacional es cambiante y así ha sido en el último tiempo, nos enfrentamos a nuevas dinámicas de conflictos, nuevas dinámicas de ejercer la diplomacia, nuevos actores, más conflictividad, menos multilateralismo, y el surgir de la innovación tecnológica como uno de los factores disruptivos. Los ensayos sobre cómo todo esto va a contribuir a formar un nuevo modelo, son todos inciertos e imprecisos. A esto le sumamos, las creencias que la gente tiene a nivel individual están siendo cuestionadas en esta etapa de implosión de las FakeNews y la posverdad. Pero la amenaza al orden liberal mundial, ¿de dónde viene? ¿De Rusia?, ¿De Irán?, ¿De China? ¿O de las instituciones creadas al término de la Segunda Guerra Mundial que hoy están siendo desvalorizadas desde el mismo corazón del poder occidental con Trump? ¿Quién contribuye a profundizar la crisis en el sistema actual? Desde que llegó al poder el presidente estadounidense no ha dejado de tomar decisiones que rompen reglas. Si bien ha proyectado hostilidad contra Rusia y China, ha sido el propio Trump que en la reunión del G7 comunicó a sus socios occidentales que deben entender que Moscú tiene que estar sentado en ese grupo. Si leemos varios de los eventos relevantes de los últimos años en las relaciones internacionales vemos que la “fractura de contratos” no sólo ha venido de los actores que buscan desafiar el poder occidental. Así que ante la hipótesis de la crisis en las instituciones del orden mundial liberal que prevalece en el presente, nos preguntamos hoy, ¿de dónde viene esa amenaza?
¿VIERON ALGO SOBRE: SEE WATCH? El ambiente del #mundial de fútbol captura la atención mediática, pero la semana pasada sucedió un acontecimiento que merece ser debatido, repudiado en los puntos donde se expone la falta de humanidad y que va contra los valores universales que tanto pregona #Europa. Hablamos de la embarcación Aquarius con 629 inmigrantes subsaharianos que fueron rechazado por #Italia y Malta, siendo España finalmente quien los aceptó. Como vemos, la crisis humanitaria de refugiados sigue dividiendo a los europeos, pero detrás de toda discusión política, de fondo, están las vidas humanas de las personas que huyen en búsqueda de un refugio, que escapan de situaciones de conflictos. A la luz de los resultados, la política no ha dado respuesta adecuada a la crisis, es evidente, la realidad superó a la política. Hasta el mismo Papa Francisco advirtió de “no convertir el Mediterráneo en un cementerio”. En este contexto, ¿nos hemos preguntado qué sucede con See Watch?, una de las ONGs que trabaja por rescatar a refugiados en el Mediterráneo. Precisamente, preguntar por esta ONG es valorizar el esfuerzo de miles de ciudadanos anónimos que son un ejemplo mundial de solidaridad, del éxito de su labor dependen miles de vidas humanas. Sin embargo, ¿por qué no hay visibilidad de su trabajo cotidiano en el Mediterráneo? Si bien la crisis migratoria y de refugiados ya no son temas mediáticos, la problemática sigue existiendo e impactando directamente en Europa. Hay una crisis del derecho internacional humanitario, y la vemos en este otro repudiable suceso como el de la embarcación Aquarius, que es como un “ping-pong” con mujeres y niños. Pero, quienes seguimos las noticias de lo que pasa en el mundo, ¿nos hemos preguntado por el papel de See Watch? Si no hay visibilidad del accionar de esta ONGs, la gente no se ve motorizada o sensibilizada a cooperar, a ser donante; See Watch es una esperanza de vida para miles de personas. Si frente a una tragedia no podemos ver qué hay detrás, ¿qué tiene que ocurrir para que los medios den atención al aporte de las ONGs?
¿EL MERCOSUR DEBE MIRAR A ECO? En tiempos de fuerte resistencia al multilateralismo, una parte del mundo apuesta por sostener alianzas y acuerdos regionales. Algunas entidades son informales, otras cuentan con tan poca prosperidad lograda que su viabilidad es puesta en duda. En nuestra región, el MERCOSUR sigue navegando en un escenario de incertidumbre tratando de alcanzar uno de sus objetivos prioritarios de este año: el acuerdo con la Unión Europea. Teniendo en cuenta las pocas posibilidades que este acuerdo se logre, considerando que los europeos transitan una crisis institucional y están ocupados en sus problemas y considerando que su otro socio tradicional, Estados Unidos, está apostando a medidas proteccionistas, entonces, ¿es tiempo que la región mire otras alternativas? Nosotros ya hemos puesto en valor la oportunidad de potenciar un vínculo sur-sur con ASEAN, pero también surgen otros actores, ¿qué sucede con ECO? Recordemos que este bloque (también llamado OCE en español) está formado por Afganistán, Azerbaiyán, Irán, Kazajistán, Kirguistán, Pakistán, Tayikistán, Turquía, Turkmenistán y Uzbekistán. El objetivo común es establecer un mercado único para alimentos y servicios, muy parecido a la Unión Europea. Entonces, ¿puede ser considerado una opción en el seno de la deliberación permanente que gira sobre el MERCOSUR? Teniendo presente que la región geográfica de ECO está dotada de recursos económicos potenciales en diferentes ámbitos y sectores, como la agricultura y las tierras de cultivo, la energía y la minería, donde somos complementarios en mucho ¿no se conseguirían ventajas creando estrategias comerciales con este actor? ¿Cómo se están desarrollando las estrategias para diversificar los vínculos sin mirar a sus tradicionales socios como Estados Unidos y la UE? El bloque ECO tiene el peso de influencia de China y Rusia, con otros actores miembros con jerarquía como Turquía o Irán. ¿Estamos valorando las oportunidades que hay en este amplio espacio geográfico? Recordemos que está la economía halal, el turismo, y la contraestación en los alimentos, entre otras tantas esferas. Se trata de encontrar nuevas alternativas y enfoques, y como tal, hay que discutirlos ¿está el MERCOSUR preparado para asumir cambios en sus relaciones comerciales?
¿PUEDE LA COPA DEL MUNDO SER VIDRIERA PARA LAS CAUSAS SOCIALES? Estamos en la recta final para dar inicio al espectáculo deportivo más popular, comienza el Mundial de Fútbol 2018. El 16 de junio la atención estará puesta en Moscú cuando comience a rodar la pelota, generando grandes expectativas. Este tipo de eventos deportivos de amplia magnitud no dejan estar exentos de cuestiones políticas, ya que son un “gran vidriera” al mundo. En este sentido nos preguntamos por el factor de la concientización social sobre los temas de la agenda mundial. ¿Acaso no sería el escenario perfecto para que la ONU o una ONG emprenda una campaña de solidaridad sobre los programas de asistencia humanitaria, hambruna, educación, agua potable o impacto por el cambio climático? Inspirados en ideas como http://www.join1goal.org/ o el “Match for Solidarity” del 2017, el #MundialRusia2018 es una oportunidad para transmitir un mensaje que tenga que ver con la solidaridad. La FIFA es un organismo que aplica el concepto de multilateralismo de manera muy legítima, es una asociación con representación en todos los continentes, hay socios que tienen diferentes realidades y que se ven afectados por los diferentes problemas mundiales. Los medios de comunicación estarán capturando a millones de espectadores, entonces, ante tantas miradas ¿no será una oportunidad incomparable para conseguir el compromiso de líderes mundiales y dar un mensaje de solidaridad frente a tantas causas sociales en el mundo? Comienza el #mundial y debemos aprovecharlo para lograr acciones que vayan más allá de lo meramente deportivo y también, del negocio tras las millonarias sumas que se recaudarán con este espectáculo.
¿Y SI GANA LÓPEZ OBRADOR? Las elecciones presidenciales de este 2018 en México parecen ser las más importantes desde 1910. Los analistas mexicanos consideran los actuales comicios como una competencia muy reñida, como pocas veces en décadas. En abril comenzó la campaña electoral y la recta final se asoma para definir en julio al nuevo presidente. En esta contienda electoral, Andrés Manuel López Obrador ha ascendido en popularidad y emerge como candidato a dirigir los destinos de México. ¿Vuelve la izquierda al poder? ¿Cómo será el gobierno de Obrador ante la migración, las bandas criminales, narcotráfico? ¿Hay margen para un giro, o si gana tendrá que ser un moderado? ¿Y la sombra populista? Considerando a Obrador como eventual mandatario, ¿cómo sería un cambio de gobierno hacia uno de izquierda en materia de política exterior? Estos son algunos de los interrogantes que nos hacemos cuando en la región los gobiernos de izquierda se han ido alejando en el poder. Teniendo presente que las oficinas diplomáticas, en especial las de Estados Unidos, van haciendo un tanteo con los aspirantes al cargo presidencial. El destino de México está en juego y el contexto no puede separarse sin considerar a su vecino del norte, ¿cómo va a maniobrar Obrador la actual presión que ejercer el gobierno de Estados Unidos sobre México? ¿Acaso planteará una línea de confrontación o ante los problemas de seguridad que padece el Estado mexicano optará por la cooperación? ¿Qué destino tendrá el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)? ¿Con López Obrador México volverá a jerarquizar la relación con Latinoamérica? Debido a estos factores es que se espera con ansias que llegué el 1° de julio, donde los mexicanos no sólo elegirán un nuevo presidente sino también diputados y senadores del Congreso, y la tercera parte de los gobiernos provinciales. Según el Instituto Nacional Electoral (INE) hay 18.311 puestos públicos en disputa, la primera vez que se eligen tantos en un solo proceso. Este escenario nos lleva a reflexionar, ¿México dará un giro? En tal caso, ¿será hacia la moderación o con un tinte más radicalizado hacia la izquierda?
¿PUEDEN RUSIA Y CHINA CONTENER A IRÁN? Tras la ruptura del #IranDeal, EEUU busca seguir aislando a Teherán, ¿qué pueden hacer Moscú y Pekín? La semana pasada #Rusia y sus socios de la Unión Económica Euroasiática (UEE) firmaron un acuerdo con Irán. En un futuro próximo, se reducirán los aranceles aduaneros para una amplia gama de productos para el comercio con cinco miembros de la UEE para Teherán: Rusia, Kazajstán, Belarús, Armenia y Kirguistán. El acuerdo firmado en Astana prevé el comienzo de las negociaciones sobre el acceso de Irán a la zona de libre comercio durante tres años. La funcionalidad de la UEE ha sido muy volátil, incluso, ha sido puesta en duda en muchas ocasiones. Si bien las negociaciones entre Teherán y la UEE no son algo nuevo, esta vez sirven como parte para un evento inmediato a la decisión de Trump. Como siempre se utilizan estos anuncios políticamente,  ¿acaso esto refiere a dar un mensaje a la retirada de EEUU del acuerdo nuclear? Por su parte, #Europa sigue esforzándose por utilizar la diplomacia para salvar el acuerdo, pero no logró doblegar a Trump. ¿La decisión de Irán en sumarse al UEE se debe al temor de que las empresas europeas abandonen su mercado?  La empresa francesa Total anunció que se verá obligada a abandonar el proyecto para desarrollar el campo de gas South Pars 11 en el Golfo Pérsico a menos que las autoridades europeas obtengan la aprobación de Washington. No obstante, hablamos de tres actores, Rusia, #China, e Irán, donde cada uno tiene sus propias aspiraciones geopolíticas, ¿acaso se trata de una contención de Rusia y #China para romper con el aislamiento que pesa sobre Irán? ¿Este acuerdo puede prever el armado de una nueva alianza? Al menos como socios comerciales, el cerco de Washington podría impulsar a Teherán hacia Moscú y Pekín, ¿qué lectura podemos hacer en referencia a una estrategia de “contrapeso”? China y Rusia tienen historia en hacer valer su peso como “mediadores”, ¿tomarán una parte considerando que pueden ser negociadores con Israel o con Washington? Entonces, pese a que no hay agenda en común, los Rusia, China e Irán, comparten un interés: ser parte del recurso energético de Eurasia, al que las corporaciones europeas desean no quedarse afuera. ¿Un entendimiento de los países, tal como lo vimos con la UEE, puede generar un ambiente de mayor fricción con EEUU?
“POPULISMO EN ITALIA, ¿DE LA SOMBRA AL PODER?” En el último tiempo, tras la crisis en Europa, se ha ensayado si los partidos euroescépticos podrían armar una alianza política, algo que no ocurrió, ya que las incompatibilidades existentes entre sí superaban toda expectativa.  Pero en Italia, la política puede hacer posible algo inesperado. ¿El movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte armarán una alianza? Ambos arrastran votantes de izquierda y derecha, ambos con un espíritu anti-europeo. Este debate surge con la crisis política italiana, debido a la falta de consenso para formar Gobierno, teniendo como alternativa un “gobierno técnico” hasta el llamado de nuevas elecciones. En esta falta de acuerdo dentro del Parlamento italiano y ante la posibilidad de sumar el sufragio necesario es que surge esta pregunta si el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte se unirán. ¿Estos partidos podrán pactar y terminar con la parálisis política del país? ¿Le conviene a Italia una salida de este tipo o esperar a un nuevo llamado de elecciones mientras se tiene un gobierno provisorio? A este escenario se suma la reaparición de Silvio Berlusconi del partido Forza Italia y quien no está a favor de dicha alianza y complejiza el escenario. El ex primer Ministro italiano parece haber dado el camino libre a esta alianza que es también contraria a la política migratoria que impulsa la UE. Hay un interrogante sobre el futuro de Italia que se conocerá en pocas horas con el anuncio del Jefe de Estado Sergio Mattarella, pero queda abierta una pregunta: la posibilidad de que movimientos euroescépticos se unan bajo la bandera política anti-europea y anti-migratoria, ¿qué impacto tendría la existencia de una alianza de este tipo? ¿Podría generar el llamado efecto contagio para otros países europeos? Esta fórmula de alianza con plataformas opuestas, es de alguna manera ¿el populismo de las sobras al poder?
¿ES YEMEN OTRO INDIGNANTE FRACASO DE LA DIPLOMACIA? Transitamos el cuarto año de la guerra en Yemen y nos preguntamos ¿dónde está la comunidad internacional para llevar una resolución real a la situación yemení? El país más rico de la región bombardea al país más pobre. La coalición internacional liderara por Arabia Saudita vulnera el derecho internacional desde que comenzó su intervención militar y con el bloqueo de ayuda humanitaria. Los últimos sucesos marcan esta tendencia, las fuerzas de los Emiratos Árabes Unidos han ocupado el mar y los aeropuertos en la remota isla patrimonio de UNESCO, Socotra, en Yemen; un día después de desplegar cuatro embarcaciones militares y más de 100 efectivos allí. La mediatización se focaliza en Siria, claro, otro de los grandes atolladeros sin resolver en Medio Oriente, pero no por ello debemos ignorar otros enfrentamientos que producen una aguda crisis humanitaria, como es el caso de Yemen. ¿Por qué no se aplica la normativa del derecho internacional? ¿Y el Tribunal de la Convención de los Derechos Humanos? ¿Los Tribunales adherentes a los Convenios y Protocolos de Ginebra sobre Derecho Internacional Humanitario? Seguramente sea un interrogante incómodo, pero también difícil de encontrar una respuesta aplicable a la realidad. Situaciones como las de Yemen nos llevan a preguntarnos si la ONU puede responder a los niveles de conflictividad de un mundo muy diferente a la de los tiempos de su creación. De fondo, hay una decisión unilateral, ¿cuánto daño hace al sistema el unilateralismo cuando vulneran las normas? ¿Este escenario evidencia el fracaso de la diplomacia y la práctica del “poder por sobre el deber”? Detrás de esta guerra hay una competencia geopolítica que pone en juego el equilibrio de poder regional disputado por Arabia Saudita e Irán, con potencias extra-territoriales que infieren en el movimiento de las piezas. ¿Está destinado Yemen a ser el próximo Siria?
“¿QUIÉN CONTROLA LA DROGA EN COLOMBIA TRAS EL ACUERDO DE PAZ?” Hace un tiempo, en la prensa de todo el mundo se ha utilizado de forma recurrente un titular (ya convertido en una frase), “Colombia acaricia la paz”. Finalmente, después de más cinco décadas de conflicto armado, se logró alcanzar el tan ansiado acuerdo de paz. Desde entonces el foco se ha puesto en cómo desmovilizar a las FARC, y cómo la guerrilla se está incorporando a la actividad civil; pero hay una cuestión que ha cobrado poca mediatización y no por ello menos importante: ¿qué ocurrirá con la lucha por el control de sus campos de coca? ¿Quién controla ahora este negocio que representa el 1,2% del PBI colombiano? Siendo considerado un gran negocio el cultivo de la droga nos preguntamos, ¿qué pasa con el plan de Incentivar a los campesinos trabajar con otros cultivos es la solución? Acaso, ¿la desmovilización de las FARC polarizó el control guerrillero del negocio? ¿Y la DEA, qué hace ahora, o cómo colabora? ¿Cómo está funcionando el plan del Gobierno para resolver una de las problemáticas más complejas del país? La violencia sigue siendo noticia en Colombia ¿y la cuestión del control de la droga? ¿Será una de las problemáticas que llegó para quedarse en Colombia? En el camino, Colombia pasó de ser un productor de droga a uno de los principales consumidores en América Latina. Algo que dispara otro interrogante, ¿cómo afecta a la región? El gran esfuerzo de todo el pueblo de Colombia por alcanzar la paz nos supone preguntar por la cuestión de quién controla la droga.
¿DÓNDE QUEDA LA IDENTIDAD SUDAMERICANA? Tras el anuncio de la salida de UNASUR de seis de sus miembros surgen dos perspectivas. Los que entienden que esto es muy lamentable, y los que lo ven como una idea aceptable, ya que piensan que UNASUR no es una institución útil y ni los representa. Esto nos obliga a ir a los orígenes, y preguntarnos ¿UNASUR surge con el error de haberse constituido con un componente ideológico definido y no abarcativo? Mientras prevalecían gobiernos de una orientación política, el proyecto supo tener vida; pero ¿daba respuesta a los problemas de la agenda regional? ¿Acaso quedó como una estructura a ajustada a la mirada de líderes de la región que hoy ya no están en el poder? Ahora tenemos otro ambiente, ¿el retiro momentáneo de los seis países puede ser leído en sintonía con el cambio de color político regional? Previo a este suceso la región ya padecía un vacío de liderazgo político, ¿el golpe a la UNASUR lo profundiza o puede ser un punto de quiebre para comenzar una nueva etapa? Solemos tomar a Europa como un laboratorio de ideas para lo que refiere a integración regional, y en el viejo continente las crisis institucionales se superan con una misma fórmula: más Europa. Aquí, parece que se ha decidido un camino diferente. Pero de fondo, y salvando las notorias diferencias, el concepto “identidad” es un elemento de tracción para superar momentos difíciles. Y más allá del intento por “acercar agenda” con la Alianza del Pacífico, en nuestra región podemos preguntarnos ¿dónde está el liderazgo para sostener la identidad sudamericana? Lo que venga a futuro aspiramos a que esté  “más cerca de la gente” y por supuesto, tenga la legitimidad para definir el rumbo geopolítico de nuestra región.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

“¿LA PROBLEMÁTICA DEL AGUA PUEDE DESESTABILIZAR A ASIA CENTRAL?” Hace pocas semanas la prensa internacional reflejaba que en Ciudad del Cabo era la primera ciudad del mundo que se quedaba si agua. Ya parece lejos la noticia, un problema para la gente de este lugar que tendrán que seguir conviviendo con las dificultades de no tener agua. Pero, ¿qué va a pasar cuando la falta de agua llegue a Asia Central? Hablamos de una de las regiones prioritarias para la política exterior rusa y china, como así también de una zona donde siempre sobrevuelan los fantasmas de levantamientos y enfrentamientos. ¿La problemática del agua podrá desestabilizar la región? En Asia Central, se está gestando una crisis sobre el agua y la electricidad. Kazajstán, Uzbekistán y Turkmenistán son países ricos en recursos energéticos; mientras que Tayikistán y Kirguistán, poseen abundantes suministros de agua en enormes depósitos a gran altitud. Todos tuvieron que trabajar juntos para garantizar que hubiera agua para los cultivos en la primavera y el verano, y electricidad para todos en el invierno. Pero, este sistema de cooperación de la era soviética, del que formaban parte las cinco repúblicas centro asiáticas, hoy ya no funciona de manera eficiente. A sumar, la delimitación del curso de ríos fronterizos aún están siendo disputados. Del río Sir Daria dependen más de 6 millones de personas; la calidad del agua se deteriora cada vez más. La construcción de represas y reservorios es controversial. Por ejemplo Turkmenistán está construyendo un lago y lo llama Altyn Asyr, que significa “Edad de Oro”. Pero esa agua dulce, es del Mar Aral. Cada vez hay menos agua, nadie quiere compartirla, mientras, sigue el calentamiento global. Esta situación abre un interrogante, ¿la escasez de un recurso esencial como el agua, podría disparar la conflictividad en la región? Actualmente, ya ocurren algunos disturbios a pequeña escala, pero ¿serán estas tensiones el comienzo de un problema mucho más profundo? La situación en el Valle de Fergana (compartido por Uzbekistán, Kirguistán y Tayikistán) puede tener un disparador de potencial conflicto. Las autoridades de la región admiten que este año la situación con el suministro de agua será mucho peor que en años anteriores. Por lo tanto, los problemas de agua continuarán, pero ¿podrán Rusia y China contener la situación para evitar una escalada mayor que termine en desestabilizar la región? Ambos países tienen la mirada puesta en Asia Central, que está próxima a sus respectivas fronteras y no quieren ponen en riesgo su respectiva seguridad; pero ¿el agua puede alterar la estabilidad regional?

 

.

“CAMBIO CLIMÁTICO, ¿QUIÉN SE OCUPA DE LAS CONSECUENCIAS HUMANITARIAS Y MATERIALES?” La amenaza del cambio climático alcanza a todo el planeta, pero las peores consecuencias afectan a los más pobres y vulnerables. La reducción progresiva de las emisiones y aumentar la resiliencia contra el cambio climático sólo puede llevarnos a mejorar el entorno a largo plazo, pero muchos de los impactos adversos son inevitables ahora en el presente. Las consecuencias no sólo son en la infraestructura de los países como en cuestiones de salud, alimentaria, seguridad, estado de bienestar, vivienda, etc; también tiene daños en el factor humanitario, generando grandes desplazamientos forzosos. Entonces, ¿dónde recurrir? ¿Hay un órgano internacional que se esté encargando del impacto estatal y humanitario que tiene el cambio climático? ¿Acaso estamos ante tiempos que requieren la existencia la de una Corte Internacional para el Medio Ambiente con el propósito de contener los efectos y proteger los derechos humanos de quienes lo padecen? ACNUR es la agencia de ONU para los refugiados, entonces, ¿es ella la que tiene actuar y ejecutar un plan de acción? Conforme a la legislación internacional, solo aquellos que han huido de sus países debido a una situación de guerra o persecución pueden clasificarse como refugiados. Por lo tanto, los refugiados por cambio climático no están bajo esta regla. Si bien hay diferentes iniciativas que impulsan establecer la categoría de “refugiado climático”, ¿por qué hasta ahora no se efectivizó una legislación? Se calcula que unos 24 millones de personas se vieron obligadas a mudarse sin capacidad de readaptarse debido a desastres naturales, según el reporte más reciente del Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno. Los expertos dicen que la manera más segura de evitar impacto climático en el futuro es de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que los impulsan. Pero incluso con los esfuerzos para limitar el calentamiento a “muy por debajo de 2C”, como el ambicioso objetivo establecido en el Acuerdo de París, algunos impactos ya son inevitables debido a que el mundo ya es un “horno”

 

.

“A 26 AÑOS DE LA GUERRA EN BOSNIA, ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN DEL CONFLICTO?” Todavía muchos analistas y observadores usan el término “balcanización”, en referencia a la caótica fragmentación de lo ocurrido en los #Balcanes tras el fin de Yugoslavia. Y ahora, con el tiempo a favor, podemos observar el impacto de las formas en que se puso fin a uno de los conflictos que se disparó cuando dejó de existir la República Federativa de Yugoslavia, la guerra en Bosnia. Asunto que, pasado más de un cuarto de siglo, nos abre interrogantes para ver cuán irresuelto está este conflicto en el territorio europeo. En este mes se cumple un nuevo aniversario de una disputa que marcó un evento relevante para las Relaciones Internacionales, los “Acuerdos de paz de Dayton”. Creemos oportuno debatir sobre cómo es el estado de situación actual. ¿Cómo se desarrolla en el presente la convivencia en los diferentes grupos que componen #Bosnia y Herzegovina? ¿Qué tan forzada fue su conformación como Estado entre entes autónomos que hoy forman un Estado dividido? Aunque llevamos dos décadas de un proceso de transición, ¿podemos decir que la polarización se profundizó en el último tiempo? De acuerdo al último relevo de la situación actual, las divisiones exacerbadas por la guerra continúan permeando en la política. ¿Este escenario puede llevar a reactivar un viejo conflicto en Europa? Muchos líderes europeos temen que el “polvorín de los Balcanes” vuelva a encenderse en un contexto donde la Unión Europea intenta sortear múltiples problemas institucionales, internos y también externos. Como telón de fondo, en el viejo continente reina una sensación de preocupación sobre el accionar que pueda tomar Rusia, teniendo presente la “demonización rusa” por parte de los europeos y que en los Balcanes hay un aliado ruso: Serbia. Entonces, ¿el rol que asuma la OTAN y #Rusia en la región puede ser clave ya sea para una desescalada o recrudecer el enfrentamiento? La #UE tiene otras urgencias en sus asuntos internos del bloque por resolver problemas de integridad, migratorio y de seguridad, y la OTAN con la mirada puesta en el Báltico y resto de la franja oriental europea, ¿esto puede darle espacio a Rusia para potenciar sus intereses por los Balcanes? Por el momento, podemos decir, que luego de 26 años, la falta de reconciliación en Bosnia y Herzegovina sigue presente a pesar del esfuerzo internacional para contribuir con la estabilidad en la región. En un contexto global que se evidencia la latente amenaza del emerger de los nacionalismos, ¿acaso no son los Balcanes un representativo ejemplo para analizar estos fenómenos? ¿Cuán frágiles son los acuerdos sellados para poner fin a la guerra en Bosnia si vemos cómo se arrastran asuntos irresueltos que en el presente? ¿Qué dimensión tiene hoy la falta de reconciliación interna entre los grupos sociales en Bosnia para verlos como una señal de alarma por una nueva crispación? ¿Podrán los correspondientes Tribunales Internacionales asignados para el caso resolver un conflicto con profundas divisiones socio-culturales? Bosnia y Herzegoniva a 26 años de los Acuerdos de Dayton, ¿fue esto un acuerdo de paz pero no una solución para la prosperidad de los pueblos que componen un país fragmentado?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

¿PODRÁ ESPAÑA SACAR VENTAJA DEL BRIXT PARA GIBRALTAR?” Cuando tomó fuerza la idea del Brexit en el Reino Unido realizamos varios comentarios sobre alguna acción que podría desarrollar la diplomacia de #Argentina en su legítimo reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas, considerando que podría cambiar algo en el status y significando un ajuste en el formalismo, ya sin la pertenencia de la UE. Luego publicamos algunos datos sobre cómo España emprendía nuevas iniciativas en su reclamo por Gibraltar, también una disputa por soberanía ante el Reino Unido. Ahora vemos cómo el Estado español comienza el 2018 buscando fórmulas en un nuevo contexto que nos abre interrogantes: el poder de vetar lo que acuerde Reino Unido con la Unión respecto a Gibraltar. ¿Podemos decir que este elemento jurídico pone a España en una posición ventajosa? Entorno a la disputa por el peñón de #Gibraltar, ¿el Brexit está teniendo impacto a favor de la posición de Madrid? Nos preguntamos por la estrategia de Madrid, ¿contará el Presidente Mariano Rajoy con el apoyo del bloque europeo para fortalecer su reclamo? Tras el Brexit y su actual proceso de negociación se exponen muchos argumentos que intentan describir cómo quedará el escenario, ¿puede el Reino Unido sostener el peso de una disputa con un socio europeo? ¿Qué y dónde tendrá que ceder Londres? Un dato a tener en cuenta que, muchos españoles se dirigen a Gibraltar para trabajar, principalmente, dando servicios y mano de obra, ¿Reino Unido presionará a España advirtiendo una eventual suspensión del ingreso de esos españoles? ¿Qué probabilidades hay que funcione la idea de una co-soberanía? En el desarrollo de los acontecimientos, estamos en una etapa de este proceso donde se abren estos interrogantes, asuntos que, particularmente desde Buenos Aires, no podemos ignorar y no dejar de preguntarnos sobre las derivaciones de estas negociaciones en curso.
“¿POR QUÉ ESTADOS UNIDOS EVADE CONFRONTAR CON CHINA?” El asunto del ex espía ruso envenenado en Salibury ha tomado una dimensión mayor, pero es un capítulo más de las fricciones que, por décadas, vienen librando Rusia y Occidente. Fricciones que se trasladan en el plano comercial, diplomático, deportivo y también bélico cuando se trata de terceros actores involucrado. Vemos que en el escenario internacional las disputas entre Rusia y Occidente son una constante y detrás nos preguntamos por la competencia de poder en un mundo que está transitando hacia un sistema con más predominancia de Oriente. Por lo tanto, hoy, el “enemigo” que parece elegir Occidente es Rusia, pero, ¿y China? ¿Por qué Estados Unidos todavía no se enfrenta al orden Xi Jinping? El gigante asiático no sólo es un líder regional, su alcance es mundial y toca puntos de intereses de Estados Unidos, como en el Sudeste Asiático, América Latina, Europa e incluso Medio Oriente; asimismo es un fuerte aliado de Rusia en muchos asuntos de la agenda política con muchas visiones compartidas en el Consejo de Seguridad de #ONU, pero ¿Estados Unidos ha manifestado una política dura contra China tal como lo hace con #Rusia? ¿Qué lectura podemos hacer de esto? ¿Acaso se deberá a que aún sigue la lógica de conflictividad de la Guerra Fría Occidente vs Rusia? ¿Será por la relación económica? Ya que la economía de estadounidense importa del gigante asiático cuatro veces más de lo que exporta. ¿Llegará el día que Estados Unidos aplique sanciones a #China como lo hace con Irán y Rusia, o que ambos países rompan con esta relación “distendida”? ¿Se enfrentarán cuando china además de ser una potencia económica sea una potencia militar? La historia nos ha demostrado que cada vez que se han disputado el poder mundial no ha sido bajo una transición pacífica, considerando el ascenso chino nos lleva a plantear estos interrogantes teniendo presente que con la globalización y la interdependencia ser una potencia económica puede ser más efectivo para perjudicar a un adversario que movilizar recursos militares.
¿PODRÁ LA OTAN TENER PRESENCIA EN EL CASPIO? En la segunda mitad del año los países del Caspio, Azerbaiyán, Irán, Kazajstán, #Rusia y Turkmenistán, se reunirán para adoptar una convención sobre el estatus legal de este mar interior. Aunque aún faltan unos meses, ya se están debatiendo diferentes tópicos y la #OTAN es uno de ellos, puesto que se conversará sobre la idea de crear una infraestructura para futuras bases de la Armada de la OTAN en Bakú y el puerto kazajo de Aktau. ¿Cuán posible es que la OTAN gane una posición estratégica en el Caspio? La Convención Mar Caspio prohíbe el despliegue de infraestructura militar en la región del Caspio de los países que no tienen acceso a este cuerpo cerrado de aguas continentales. Pero, la OTAN está poniendo la mirada sobre una de las regiones de las que tiene presencia militar. Esta situación, que puede alterar el equilibrio regional, dispara diferentes interrogantes. ¿Qué estrategia planeará la Alianza Transatlántica para poder tener acceso al Caspio? ¿Serán Azerbaiyán y Kazajstán los aliados de occidente para desbloquear el ingreso trasatlántico a la región? ¿Qué posición adoptará Rusia? ¿Y cómo será la respuesta de Irán? Los medios occidentales notan que estas bases son necesarias, el argumento, para proteger las comunicaciones de petróleo y gas y para el tránsito de mercancías desde Afganistán, donde se despliegan contingentes de los países de la Alianza del Atlántico Norte. Pero recordemos que no sólo se trata del acceso sino también hablamos de una de las regiones donde pasan los gasoductos de gran valor estratégico. En el caso de Astaná, ya tiene un acuerdo con EEUU de cooperación militar, y como Moscú se opone a la expansión de la OTAN, ¿podrá Rusia influenciar en la OTSC, donde es miembro Kazajstán? Sobre este suceso, seguramente estaremos observando cómo se desarrolla un juego de intereses, que tiene como objetivo de fondo ganar posiciones en el tablero del espacio de #Eurasia, como en cada metro cuadrado donde compiten Rusia y Occidente
“¿SERÁ SUIZA EL PRIMER PAÍS EN SUPRIMIR LOS MEDIOS ESTATALES?” En un contexto de intenso debate en todo el mundo sobre el rol de los medios, su relación con el Estado y el financiamiento, la sociedad suiza está llevando a cabo una iniciativa “No Billag”, que seguro impactará en la opinión pública internacional. Se trata de un plebiscito para que los suizos voten el 4 de Marzo para decir si se debe continuar dando fondos públicos a los medios estatales. El objetivo de esta No Billag es que los medios no sirvan a los intereses políticos. Pero ¿esta medida realmente garantiza que la prensa no pueda ejercer una función política? ¿Se crearán nuevos medios privados pero con fines políticos? En caso que la población vote a favor, ¿qué ocurrirá con esos medios de comunicación que sobreviven a través del canon que reciben del Estado? El Gobierno y el Parlamento recomiendan rechazar la iniciativa argumentando que, entre otras cosas, perjudicaría la calidad y pluralidad de los medios, elementos esenciales en un país con democracia directa. En el último tiempo, la cuestión mediática ha sido un tema muy sensible de agenda en #Europa, debido al uso de las fake news y las acusaciones de las propagandas mediáticas para influir en las decisiones políticas o procesos electorales. Al margen de las fuentes de trabajo que pueda haber en juego, en caso de aprobación, #Suiza sería el primer país europeo en suprimir la prensa pública o estatal. Ahora, que sucede si nos imaginamos que #NoBillag se trasladara a otros países, ¿A qué países pueden contagiar esta idea? ¿Acaso los suizos no consideran que la fuerza de medios con apoyo estatal son útiles al “soft-power” para transmitir un mensaje hacia el exterior? ¿Y en Sudamérica nos imaginamos algo así? ¿Creemos que se pueda llevar a cabo alguna iniciativa de este tipo? Un punto que es relevante, esta iniciativa la impulsa una ONG, no un sector político, ¿nos imaginamos que el poder de la gente actuando a través del tercer sector llegue a tocar los pilares del poder como es el financiamiento de los grandes medios?
“CAMBIO CLIMÁTICO, ¿A QUIÉN RECLAMAR POR LAS CONSECUENCIAS?” Cada vez más, convivimos con las noticias que nos cuentan de los efectos y consecuencias del #cambioclimático. Son reales. La amenaza, es para todo el planeta, aunque como sabemos, las peores consecuencias afectarán a los más pobres, a los más vulnerables. La reducción progresiva de las emisiones y aumentar la resiliencia contra el cambio climático sólo puede llevarnos a mejorar el entorno a largo plazo, pero muchos de los impactos negativos y daños son inevitables ahora en el presente. Entonces, ¿qué sucede con la reparación? Los países insulares, tal vez, sean los más afectados por el daño del cambio climático, siendo considerado por ellos como un pilar fundamental en sus respectivos ejes de política exterior (como Fiji). Pero, ¿sólo se trata de un problema de aquellos países? #Inglaterra ha mostrado preocupación por las probabilidades de reducción de glaciares del #mundo que impulsen el riesgo de inundación y que este, les afecte directamente. Al ritmo que vamos, el futuro no es alentador, las consecuencias empeorarán a medida que las temperaturas suben más y más. ¿Qué se debe hacer cuando el impacto del cambio climático es letal? Trabajar por prevenir, por hacer un mundo sostenible va por un lado, gran desafío; pero los efectos que ya se producen hoy y esto genera consecuencias que hay que afrontarlos. ¿Qué respuesta piensan los líderes del mundo en ofrecer frente al impacto y las consecuencias? ¿El concepto “resilencia” de la #ONU es suficiente, siendo que enfocado a prevenir pero no a resarcir? ¿Están pensando en cómo dar garantías de protección a las personas que huyen por los efectos del cambio climático? Al presente, estos refugiados son un grupo minoritario, pero las estadísticas dan cuenta que se profundizará en el largo plazo. ¿Qué dicen el Derecho Internacional Humanitario al respecto? Al parecer hay un vacío legal. Si hoy los Estados no cumplen con la normativa internacional para con los refugiados que huyen de la guerra, ¿qué ocurrirá con los que deben migrar forzosamente por causas climáticas? ¿Los ciudadanos y comunidades afectadas a quién pueden reclamar por las consecuencias producto del cambio climático? 
¿ESTADOS UNIDOS ESTÁ DESCUIDANDO A LATINOAMÉRICA? El Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, visitará en febrero América Latina. Como sabemos, el enfoque de política exterior de Trump es bilateral, país por país. Pero, del otro lado, la idea “unidad latinoamericana” está en crisis; poco de “postura en común” unificación se ve cuando se trata de un bloque regional. Entonces, nada podemos esperar de los líderes de nuestra región para que tengan al menos una “posición común” para un asunto de agenda. ¿Será #Venezuela el asunto que domine la agenda cuando se trate de la relación América Latina-Estados Unidos? ¿Buscar aliados regionales será un punto a considerar por el Secretario de Estado a los fines ganar adeptos para presionar contra el gobierno de Nicolás Maduro? En abril será la próxima Cumbre de las Américas, ¿cómo Washington va a preparar el terreno de la Cumbre? ¿Qué tendrá para ofrecer ante la creciente presencia china en Latinoamérica? Algunos analistas internacionales, por no decir en su mayoría, consideran que Estados Unidos está descuidando a la región (o al menos Washington ha relegado a la región frente a otras prioridades); y considerando la reciente publicación de su estrategia de seguridad nacional donde China y #Rusia son interpretados como adversarios geopolíticos, ¿qué está haciendo Washington para contrarrestar la influencia china y rusa en la región? Aunque el país del norte apuesta más a las cuestiones de seguridad y defensa y el gigante asiático a las inversiones y al sector económico, ¿cuánto margen de acción tienen los países de la región para sopesar las presiones de estos actores con poder global? Y en la visita del ex CEO de la petrolera de Rockefeller, ¿cómo será el apoyo que Estados Unidos va a dejar en la región respecto a la Alianza del Pacífico?
“¿HASTA CUÁNDO DURARÁ LA ARMONÍA ENTRE LAS DOS COREAS?” No es la primera vez que un encuentro deportivo tiene connotación política o sirve como vidriera mundial, y (ahora) Corea del Sur no es la excepción. Vimos cómo las dos Coreas reactivaron su línea telefónica militar y como acordaron desfilar bajo una misma bandera en los Juegos Olímpicos que se realizarán en el territorio surcoreano, en PyeongChan. La restauración del diálogo y estas acciones generaron un clima de armonía en un contexto de creciente tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos. Pero ¿este escenario de distención tendrá fecha de vencimiento? La lógica entre ambas Coreas pareciera ser bajo la de la Guerra Fría, mientras Corea del Norte está más próxima a #China, Corea del Sur es un aliado de EE.UU. Entonces, ¿Qué lectura en clave #geopolítica podemos hacer de este suceso, considerando la influencia de Pekin sobre Pyongyan? ¿Se trata de un mensaje a Trump y a Xin Jinping? Esta acción donde norcorea parece “ceder”, ¿es acaso es una señal desafiante de norcorea a Trump ante la tirante relación con EE.UU? ¿Puede ser esto garantía para descartar que escale el conflicto con Washington o sólo de una pelea discursiva para emplear una estrategia de disuasión? Estamos frente a un estado de situación de difícil interpretación porque no se trata sólo de la acción de dos Estados, sino la de personalidades excéntricas de Donald Trump y Kim Jong-un, con perfiles altos y cambiantes que dificultan poder predecir cuáles serán sus próximos pasos. Cuando terminen los Juegos Olímpicos, ¿se volverá al anterior escenario de tensión? Desde Seúl, Moon Jae In dijo que esto es una señal “sin precedentes”, y aunque hay que ver cómo se desarrolla la participación de los deportistas, esto abre un diálogo bilateral. ¿Y en qué posición quedará EEUU?, ¿Washington quedará descolocado en con la insistencia de amenazar a Pyongyan con más sanciones? ¿O el evento deportivo de los Juegos Olímpicos de invierno son una oportunidad para el ejercicio de la #diplomacia?
“EL ASUNTO IRÁN DIVIDE A OCCIDENTE, ¿HASTA DÓNDE EUROPA PUEDE ABANDONAR A EEUU?’  Desde que Donald Trump llegó al poder en la Casa Blanca, dispuesto a repasar las relaciones con sus aliados, cada evento de la política exterior de la Unión Europea hay que leerla buscando interpretar si hay detrás una mayor autonomía del rumbo de Bruselas frente al dictado de Washington. En la agenda de puntos en común, hay divergencias. También posiciones opuestas como es el asunto del “acuerdo de Irán”. El que Donald Trump pretende romper, pero el que Federica Mogherini pretende sostener. Se trata de un logro diplomático, una laboriosa arquitectura de Barak Obama de la cual supo apoyar #Rusia, y que hoy Trump considera no beneficioso ya que dota de más libertad a Irán de generar negocios con países occidentales. Si bien no es uno de los temas centrales en la agenda europea, es de importancia estratégica debido a la desarrollada relación económica con el Estado iraní. Sin embargo, ¿hasta cuándo la Unión Europea mantendrá su oposición a la postura estadounidense? ¿Qué capacidad de incidencia puede tener #China, quien también se opone a Trump? ¿Puede ser China un actor de apoyo de la UE al respecto? ¿Prevalecerá el diálogo que propone Europa para que no se rompa un acuerdo diplomático histórico o la determinación de la vía unilateral estadounidense que no considera lo relevante que significa romper el pacto sellado? Hoy vemos un desafío directo de Mogherini, como la voz de Europa a Trump, pese a que los medios no están exponiendo esto. Si alguien cede, ¿de qué manera se manifestará la #UE si triunfa Trump? Por su parte, desde Teherán advierten que el acuerdo se sostiene, pero eso depende de la voluntad de terceros, algo que hoy divide a occidente. En caso que Trump haga prevalecer su postura y favorecer también a Israel ¿cómo se inclina la balanza en la estrategia occidental para Medio Oriente o mapa geopolítico de la región? 
“2018, ¿UN AÑO PARA VER O NO EL ASCENSO LATINO EN LA ERA TRUMP?” El 6 de noviembre del 2018 habrá elecciones en el Congreso de los Estados Unidos en donde se renovarán la totalidad de los 435 asientos en la Cámara baja y 33 de 100 escaños en la Cámara Alta, que es la encargada de votar para remover la presidente. La carrera ya empezó, y será sin dudas un tema de interés de la prensa en el año en curso, ya sabemos cómo la campaña en Estados Unidos invade la atención mediática en #Latinoamérica, en especial en la TV. ¿Cómo le irá a la comunidad latina y su representatividad en el Parlamento? ¿Cómo el “asunto latino” será parte de la disputa de poder entre republicanos y demócratas? ¿Hacia dónde irán los votos de esta comunidad? ¿Podría ser útil el voto latino para dejar debilitado al actual presidente e impulsar una nueva figura política que abra un cambio en la conducción de mayor potencia del planeta? ¿Qué papel van a jugar los medios? Como en todas las campañas, las redes sociales serán clave, pero ahora estamos en los tiempos de las #FakeNews y vimos como en Alemania se usaron contra los migrantes y en su proceso electoral. ¿Veremos acaso noticias falsas apuntadas a denigrar a esta minoría y habrá quienes se enfoquen al problema de migración? El “voto latino” es la minoría más grande de Estados Unidos y este año es de nuevo un “capital político” determinante en elecciones parlamentarias, será noticia, ¿también será un factor que ayude al cambio o la continuidad en la era #Trump?…
¿AFGANISTÁN NUEVA REVALORIZACIÓN GEOPOLÍTICA? “Retirar tropas de Afganistán” fue una de las frases muy escuchada en la gestión de Obama, alentando a que cada año se reduzca el número de efectivos desplegados en el territorio por la coalición Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). En 2015 cambió la misión por la actual existente Resolute Support, destinada específicamente a proporcionar capacitación, asesoramiento y asistencia a las fuerzas de seguridad afganas e instituciones en su conflicto con grupos extremistas como los talibanes. Hoy Estados Unidos tiene un nuevo líder en la Casa Blanca, uno muy diferente a su antecesor; Donald Trump llegó con una nueva política para los asuntos internos y externos, pero ¿ha cambiado la perspectiva de Estados Unidos sobre Afganistán? En los últimos meses vemos que la iniciativa de Trump es la de volver a enviar tropas al terreno afgano, ¿cuál es la estrategia? De cara al fracaso estadounidense en #Siria, ¿acaso Afganistán pasa a revalorizarse para la política exterior estadounidense? ¿Qué posibilidades hay que el envío de más tropas profundice la guerra afgana, considerando el ya existente aumento violencia? ¿Se propondrán nuevos acuerdos con los talibanes? ¿Y qué lectura podemos hacer en clave geopolítica? ¿Se trata de prevenir la influencia o el alcance del ISIS? ¿Se trata de acrecentar la presencia occidental en una región de importancia para China, ya que toda esa zona incluida Afganistán pasa la Nueva Ruta de la Seda? ¿El envío de tropas de Estados Unidos es una respuesta a #China ante su pasividad frente a Corea del Norte? ¿Y para Pakistán, donde Trump acusa que allí se albergan terroristas, qué mensaje se está dando? Surgen diferentes hipótesis para intentar comprender los motivos por los cuales se está dejando de lado esos años de política apaciguadora tendiente a retirar tropas del terreno afgano. Es sugerente leer a qué responde ese cambio, y considerar que China hoy tiene otra presencia como actor internacional, diferente al del 2001, cuando comenzó la invasión estadounidense a Afganistán. ¿Qué rol juega China en este nuevo escenario donde también está el fantasma del ISIS? Esta puede ser una pregunta central, ¿qué resultados tendríamos si se incluyen nuevos actores para resolver la cuestión afgana? Por el momento, la intensión pareciera ser no abandonar el país, y menos ahora que China sale a jugar con mayor ambición en #Eurasia
“¿SE VIENE LA RUTA DE LA SEDA EN EL HIELO?” Donald Trump ha finalizado una intensa gira por Asia, con críticas por la pobre performance para los intereses de Estados Unidos, pero ha sido determinante en afianzar la relación con sus aliados. Algunos observadores se atrevieron a preguntar si todo este recorrido no terminó siendo “un regalo para China”, ya que le cedió, por ejemplo, en la capacidad de decidir sobre Corea del Norte. Pero por estos días, donde think-tanks y observadores están haciendo un balance de esta gira, hay un dato relevante que fue pasado por alto: ¿se viene la Ruta de la Seda en el Hielo? Ya tenemos el trazo central de la “Nueva Ruta de la Seda”, también tenemos el conocido “Collar de Perlas” en el Índico. Así #China alcanza dos espacios geográficos estratégicos para sus ambiciosos planes. Ahora se comienza a discutir una nueva ruta por el Ártico, se trata de un corredor sino-ruso para abaratar los costos del transporte de mercancías. Una iniciativa que se vuelve a discutir con el avance del #CambioClimático y calentamiento global, una problemática ambiental que produciría un proceso de descongelamiento de la región ártica, abriendo las posibilidades de nuevas rutas marítimas. Ya nos hemos preguntado qué sucederá en un futuro próximo con el impacto del calentamiento y la transformación en el Ártico, por su accesibilidad a recursos y navegabilidad, pero ¿en ese “tiempo futuro”, China y #Rusia ya se adelantaron en la estrategia? ¿De un problema ambiental a un problema geopolítico? Científicos aseguran que el descongelamiento de la región es irreversible, la Federación Rusa lo sabe y desde hace un largo tiempo deposita sus esfuerzos en mantener su predominio estratégico allí. ¿Veremos una alianza sino-rusa para explorar y explotar los recursos del Ártico como una fórmula de equilibrio de poder que evita la confrontación? ¿La idea de Moscú contiene la ambición de #China? Por el momento vemos las intenciones de Rusia para construir una isla artificial en el mar de Barents –algo que China sabe hacer– para para fabricar complejos navales de producción, almacenamiento y embarque de gas natural licuado. ¿Qué posición asumirán los países europeos nórdicos? ¿Y Canadá? ¿Estados Unidos? En estos tiempos de #Trump en Asia Washington se ha mostrado pasivo, y la hostilidad contra Rusia es permanente; algo que lleva a preguntarnos por la futura reacción para para interferir en la relación sino-rusa que deja afuera a Estados Unidos. Y para los intereses de Moscú ¿cuánto el Ártico y una “nueva ruta de la seda” en el hielo puede reportar beneficios para la política exterior de Rusia? Y sobre la región, ¿esta iniciativa de la “Ruta de la Seda en el Hielo”, acelerará la competencia en el Ártico? Tratamos un asunto del que poca atención se presta en el presente pero que actores como Rusia y China ya están proyectando sus visiones de cara a lo que se viene.
¿QUIÉN VA A DESAFIAR AL ORDEN MUNDIAL DEL PRESENTE? El Congreso de Viena representó que cinco potencias se sentaran en una mesa y pusieran en práctica el ejercicio de la diplomacia y lograran establecer la paz. Existía un ambiente que demandaba un nuevo orden mundial, y las partes pudieron construir un periodo de estabilidad con ausencia de guerras que duró 60 años desde el “equilibrio de poder” que supieron consensuar. Uno de los arquitectos, Metternich se basó en el “concepto de justicia compartida”, para una visión común que pudiera hacer un acuerdo duradero para la paz. Pero es equilibrio creado en el Congreso de Viena dejó un claro mensaje: un orden internacional que no parezca justo, tarde o temprano será desafiado. Considerar esta reflexión nos supone mirar el orden mundial moldeado por las potencias ganadoras de la Segunda Guerra Mundial, dejando la impresión que, tras el paso de la Guerra Fría, ese espíritu dista mucho de la realidad del presente. ¿Pensar en un orden mundial justo es una utopía? ¿Cómo medir lo justo en los tiempos de hoy? ¿Es posible pensar en que un actor internacional pueda desafiarlo? ¿O acaso un orden mundial conflictivo, con desigualdades y asimétrico, es una excusa futura para quién tenga la capacidad de desafiarlo? Algunos tal vez consideren a #China como el candidato a cambiar la configuración de poder, ¿cómo proyecta Estados Unidos su poder de cara a un orden mundial donde ya no tiene el monopolio de las tomas de decisiones en el curso de la política internacional? Traemos a colación la reflexión del Congreso de Viena, a pesar que eran otros tiempos, otras prácticas y costumbres en el sistema internacional, nos lleva a plantear algunos interrogantes del mundo de hoy en referencia a quién desafiará el orden #mundial actual
“¿PESARÁN MÁS LOS INTERESES COMERCIALES O ECONÓMICOS?, ¿PUEDE LA CUESTIÓN IRANÍ DIVIDIR A LOS EUROPEOS DE EEUU? Donald Trump se ve decido a poner fin al acuerdo con Irán. Y cuenta con un aliado: Israel. También, Arabia Saudita. El asunto se discute en la política internacional y va generando un “ambiente” para la decisión final. Se analizan costos y beneficios, también las consecuencias para todoslos actores involucrados. Del otro lado, #Rusia y Turquía en contra de esta idea de Trump, pero también está la Unión Europea, ¿hacia dónde se inclinará Bruselas? Se exponen resistencia en el discurso de los líderes de la UE, ¿sería posible pensar que haya una oposición concreta sobre la idea de eliminar el “Irán Deal”? La #UE ha dado señales de fastidio e incomodidad ante la decisión de Donald Trump, ¿qué tan probable sería que la Unión Europea presione políticamente aplicando mecanismos legales para bloquear o penalizar la medida que pretende tomar el presidente estadounidense? ¿Cuánto influye en la postura de varios países de Europa en la relación comercial de la UE con Irán? ¿Este escenario puede dividir a Estados Unidos de Europa? Sin dudas hay divergencias de intereses políticos y económicos que parecieran afectar en mayor medida a las empresas europeas, entonces, ¿la decisión de Trump sobre la cuestión iraní podría arrojar a la UE a las manos de #China, quien asume una posición similar a la de los europeos? De los escenarios que se pueden especular sobre cuál será el resultado final, Europa deberá girar a un lado u otro. Este debate que genera susceptibilidades y fricciones que nos lleva pensar otro interrogante: con Trump al frente de la Casa Blanca y su amenaza de romper compromisos internacionales, ¿qué nivel de confianza y credibilidad tendría hoy este acuerdo iraní que fue categorizado en su momento como el logro diplomático de Barack Obama? ¿Será la decisión de #Europa el elemento que pueda definir este dilema sobre la continuidad del Acuerdo de Irán?
“¿POR QUÉ LA CRISIS DE REFUGIADOS ROHINGYAS NO TIENE IMPACTO MEDIÁTICO? Desde el 2015 transitamos la peor crisis mundial humanitaria de refugiados desde los tiempos de la segunda guerra mundial. Seguramente a muchos se le vendrá a la mente #Siria y la región de Medio Oriente, porque las atrocidades cometidas por los bárbaros del autodenominado Estado Islámico tienen un gran impacto en la prensa internacional, ya las vimos y conocemos su accionar. Sin embargo, esta crisis mundial no sólo se trata de Medio Oriente, Asia también es víctima y más precisamente Birmania con la persecución a la etnia rohingyas. Aunque las causas y quién lo ocasiona son diferentes, los detalles del doloroso sufrimiento de la huida forzada de miles de miles de esta etnia son tan inhumanas como las causadas en Siria e Irak. ¿Cuánto conocemos de la situación de los rohingyas? Imágenes, testimonios o relatos del padecimiento de los rohingyas, no tienen visibilidad en la prensa. ¿Hace falta describirlas? Niños que mueren ahogados, gente hacinada, pasando hambre, enfermedades. Sobre esto surge una pregunta: ¿el mundo sigue ignorando la crisis de los derechos humanos de los rohingyas? A la vista de la poca atención, de la falta de respuesta, parece que así sucede, se está ignorando esta crisis. Por lo que deriva a preguntarnos, ¿por qué? En el extenso combate contra los criminales del Estado Islámico existen muchos intereses geopolíticos y económicos. En el caso de la persecución de los rohingyas no están involucradas las grandes potencias como Estados Unidos y Rusia, no hay intereses geopolíticos relevantes para otras potencias, ¿esto es la respuesta a por qué estos refugiados no tienen impacto mediático y el conflicto está relegado?
¿TRAS EL BREXIT, GRAN BRETAÑA ESTÁ PERDIENDO PESO?” Pasó un poco más de un año de aquel referéndum que dio origen el llamado #Brexit y que determinaba la salida británica de la Unión Europea. Un suceso inédito para los europeos y la política internacional, sobre el que surgieron especulaciones abriendo múltiples escenarios posibles. Uno de ellos era que durante el proceso de separación el Reino Unido de Gran Bretaña iba hacer valer su peso como actor internacional frente al bloque europeo. ¿Esto ha sido así? ¿Qué balance podemos hacer? Mientras nos interpelamos sobre estas cuestiones vemos la reunión de la Unión Europea donde sus autoridades se muestran firmes y exigen a Londres que pagué el dinero estipulado para poder materializar su salida. ¿Acaso un “Brexit duro” se está imponiendo ante la chance del “Brexit blando” que podía aplicar Bruselas? Londres ha visto bajar la confianza para negociar a la par con sus ex socios del continente, ¿podemos decir que Gran Bretaña está perdiendo peso político en Europa? ¿Quedaría en desventaja también ante la disputa de soberanía con España por #Gibraltar, siendo que los españoles cuentan con la membresía de la UE? ¿Cómo se mostrará esta Gran Bretaña emancipada ante el orden mundial? ¿Puede ser China el nuevo aliado británico? ¿Esta alianza podría ser alternativa para que los británicos ganen margen de maniobra frente al escenario europeo? Por el momento Gran Bretaña sigue manteniendo una “carta estratégica” para hacerse valer: su membresía a la #OTAN. ¿Puede ser ésta la clave para mantener y proyectar su liderazgo? ¿A partir de ahora veremos a los británicos buscando nuevas fórmulas para no dejar de perder influencia en el #mundo?
¿SERÁ PERJUDICADA LA UNESCO CON LA SALIDA DE EEUU? La UNESCO es la agencia de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura, su misión es fomentar entre sus miembros el fortalecimiento de los lazos y estrategias para combatir el rezago, el abuso y lograr la paz a través de la preservación de la historia, la educación y tecnología. En el último mes Palestina pasó a ser parte de estos valores siendo aceptada por votación mayoritaria como miembro, lo que generó la reacción de Estados Unidos: Trump anunció que su país abandonará el organismo acusando una tendencia “anti-Israel” y por la necesidad de una reforma (además de recortar gastos); una decisión que fue replicada del mismo modo por su aliado israelí, el primer ministro Benjamin Netanyahu. A pesar de que fue miembro fundador y de que históricamente ha tenido un destacado papel en la agencia, Estados Unidos anunció su salida y se hará efectiva en diciembre de 2018. Su salida significa la inmediata retirada del Director General quien estaba a cargo del representante de Estados Unidos. Este escenario nos sugiere varios interrogantes para comprender algunas claves de lo sucedido. ¿Cómo afecta a la “imagen” de la UNESCO? Sin Estados Unidos, ¿perderá peso o representatividad esta agencia como actor internacional? Se tiene conocimiento de la importancia económica que representa la presencia estadounidense en los organismos de Naciones Unidas, ya que suele ser el que más aporta para la financiación, EEUU aporta el 22% a la #UNESCO, entonces, ¿cómo sopesará la UNESCO esta pérdida en el plano económico? ¿Puede ser una oportunidad para China en su ambición de expandir sus intereses en el orden mundial? O bien, ¿sin Estados Unidos, puede significar un pase libre al ingreso de naciones que estén en una situación similar a la de #Palestina? ¿Volverá Estados Unidos a formar parte? La salida de Estados Unidos deja entrever cuánto Donald Trump apoya la alianza #geopolítica con Israel, pero ¿también refleja un detrimento de los mecanismos multilaterales? ¿Podemos categorizarlo como parte de los puntos débiles que muestra Naciones Unidas ante su deficiente capacidad de reacción? Acaso esta acción del unilateralismo, de quien no acepta las reglas de juego colectivas, ¿supone una demostración de la capacidad de poder de salir y hacer su propio juego? Mientras tanto, en un contexto de crítico de la UNESCO, la ex Ministra francesa Audrey Azoulay es quien se hace cargo de la Dirección, quien deberá hacer frente a un escenario de desafíos multinivel.
“NUEVE AÑOS DESPUÉS DE LA CRISIS FINANCIERA DEL 2008: ¿EN QUÉ SITUACIÓN ESTAMOS?” El 15 de septiembre se cumplieron nueve años de la crisis financiera del 2008 que tuvo consecuencias a escala global, principalmente para los “países del norte”. Transitamos hacia la década después de este desastre financiero y nos preguntamos, ¿en qué situación nos encontramos? ¿Podemos decir que el sistema financiero ya pudo superar los efectos del quiebre 2008? ¿Qué análisis podemos hacer sobre la economía, el estado de bienestar y la recuperación? Para esos años se plantearon muchas alternativas y balances para evitar que suceda lo mismo, se habló mucho que la refundación de los organismos financieros era una opción, pero ¿qué sucedió con ello? ¿Acaso ese histórico momento del sistema político mundial no era el momento justo para emprenderlo? ¿Qué balance podemos hacer ahora sobre los costos que pagaron los ciudadanos a través de sus arcas estatales para salvar a las entidades privadas bancarias? ¿Aún persisten las consecuencias o efectos ocasionados? Si en el mundo es generalizado la sensación de descontento social, ¿qué podemos decir de, por ejemplo, España, #Grecia e Italia? Tres de los países europeos que aún siguen padeciendo los efectos de esa crisis financiera; España e Italia con sus gastos públicos y fiscales y Grecia sometida a deuda vitalicia con Bruselas por su rescate. ¿Acaso el resurgimiento de nacionalismos y movimientos euroescépticos provienen de ese descontento social ante la falta de respuestas del Estado frente a la crisis? ¿Los europeos fueron y son los que aún siguen padeciendo los “perdigones” de ese quiebre financiero? Por otra parte, mucho se hablaba de las oportunidades para que los países del sur pudieran emerger en la economía #mundial, ¿qué ha sucedido? ¿Han sabido aprovechar el momento? ¿La creciente expansión de inversiones chinas sobre #Europa, África y resto del mundo es parte de la desatención de los más poderosos que padecieron la crisis? … vamos a cumplir una década de la crisis financiera global y ahora tenemos que analizar las cosas con el componente de la incertidumbre laboral, con una brecha social que se ha acrecentado y con mayor descontento social, ¿hemos evolucionado en algo? ¿o el sistema ha evolucionado en algo? 
“SE VIENE EL DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ, ¿UN DÍA PARA CELEBRAR?” El ejercicio que llevamos adelante es realizar cada lunes un planteo abierto sobre el curso de las relaciones internacionales, sobre esos eventos que tienen injerencia o transformación en la agenda mundial. Estamos en una semana donde está desarrollándose la Asamblea General de la ONU y este 21 de septiembre se celebra el “Día Internacional de la Paz”, declarado en el 2001. Se busca que los países realicen actividades educativas y de sensibilización sobre la importancia evitar la violencia y de lograr el fin de la belicosidad. Pero, en cuenta regresiva hacia este día particular, la pregunta por “la paz mundial”, nos supone poner el foco en el funcionamiento de la #ONU, la piedra angular del sistema internacional, el órgano rector por supremacía de las relaciones internacionales. ¿Qué podemos decir de su eficiencia? Si nos detenemos un momento para reflexionar los acontecimientos mundiales, la ONU tiene un rol de contener conflictos, de reparar situaciones de crisis e inestabilidad, definitivamente algo en lo que ha estado fallando. Desde Siria, Irak, Afganistán, Yemen, República Democrática del Congo, hasta Mali, el este de Ucrania, o los territorios ocupados de Azerbaiyán, son tan solo algunos de los tantos casos del #mundo de hoy que muestran que la diplomacia ha fracasado, que la paz aún no llegado; la paz entendida en sus diferentes variantes, como ausencia de guerra y control sobre cierto nivel de violencia directa. Entonces, ¿vamos a celebrar el “Día de la Paz” ignorando esta realidad? ¿Celebrar o concientizar a los tomadores de decisiones para disminuir los “daños colaterales” y los niveles de violencia mundial? Sobre este escenario, ¿qué podemos decir del Consejo de Seguridad de ONU; o bien, no es este el momento para “decir algo”? En estos días es cuando la prensa da atención a lo que sucede en Nueva York, donde se reúnen los líderes del mundo, pero tenemos que reflexionar si: ¿La ONU es sólo un mecanismo de demostración de poder por los Estados potencia en este mundo policéntrico del presente? El Consejo es una cuestión central, fue creado en un mundo que ya no existe más y no representa todas las voces, una cuestión que debería repensarse seriamente y tenemos que contribuir a ello. Si entendemos el #multilateralismo como la democratización del sistema de naciones, entonces, ¿qué sucede con el funcionamiento de los principios del multilateralismo? Seguramente este jueves 21 se difundirán muchos discursos por la prensa, palabras de anhelo para lograr un mundo más justo y pacífico, pero tenemos un sistema injusto que expone constantes ejemplos del funcionamiento del poder que prevalece por sobre el deber. En la alta política no desconocen las dimensiones del diálogo, pero los intereses premian. Vamos a conocer palabras por el “Día Internacional de la Paz”, pero en la práctica y frente a los conflictos presentes, ¿cuánto la ONU falla en imponer la paz? Y esto nos lleva a pensar si ¿la paz es una utopía o un objetivo alcanzable? Muchas preguntas surgen cuando nos proponemos reflexionar sobre el “Día de la Paz” y la inseparable relación con la ONU. Las respuestas abundarán de acuerdo al lente que nos pongamos para ver la realidad, oscilarán entre más optimistas y pesimistas, entre quienes vean el vaso lleno o medio vacío, o en la línea de quienes se definan idealistas o realistas. Respuestas de diferentes matices, pero el camino que nos lleva hacia ellas es el mismo: el debate sobre el #multilateralismo para hacer que ONU sea una herramienta, un mecanismo político eficiente para llevar estabilidad y paz al mundo, pero ¿será posible? Como cada lunes compartimos con ustedes un nuevo planteo abierto a la reflexión de nuestra Directora Vanina Fattori. Como ciudadanos del mundo, como internacionalistas, vale debatir y poner el foco de atención sobre aquellos acontecimientos que infieren en la acuciante agenda internacional, porque, justamente, en el mundo se producen cambios y los cambios hay que discutirlos.
“¿ES POSIBLE UN G20 ISLAMICO?” La civilización islámica tiene mucho por resolver sobre sus diferencias, que provienen desde muy lejos en la historia y que en el presente se convierten en fricciones de gran complejidad. Pero el Presidente de Kazajstán, Nursultan Nazarbayev, propuso crear un foro con los 15 miembros más desarrollados de la Organización de Cooperación Islámica (OIC) para crear con ellos unformato similar al del G20. La idea sugiere crear un grupo informal de 15 países para el desarrollo de la ciencia y la economía en el mundo islámico, creando así la “OCI-15” u “OIC15” por sus siglas en inglés. Cuando transitamos por tendencias “anti-globalizadoras”; con una figura como #Trumpque evidencia características de aislacionismo y contrario por el multilateralismo; sumado a la dificultad que atraviesan los bloques de cooperación e integración por mantener su estabilidad y objetivos, ¿es posible un “G20” islámico en el contexto actual? ¿Podría haber una relación inter-bloque entre esta OIC15 y el G20? ¿Permitiría potenciar el desarrollo del “mundo islámico”? La iniciativa es por la ciencia, pero, ¿cómo separar la política? Si las potencias mundiales están concentradas en el #G20, ¿qué relevancia o impacto internacional tendría el bloque que propone el presidente kazajo? Consideremos que se han creado foros como MITKA, que poco protagonismo han adquirido. Entonces, ¿cómo superar el riesgo de no caer en una estructura sin uso ni funcionamiento? Considerando que la Organización para la Cooperación Islámica tiene su sede en Arabia Saudita, ¿Qué rol ocuparía Riad en el nuevo bloque? ¿Si Arabia Saudita asume un liderazgo, podría beneficiar la relación de la OIC con los países de Occidente? ¿Qué sucedería con Irán? ¿La OIC15 podría tener el “patrocinio” de EEUU? ¿Y #Rusia, China, que tienen población que profesa el Islam? ¿Puede el G20 islámico ser un puente de diálogo para mediar con occidente o entre propias fragmentaciones de países islámicos? Por el momento, algunos analistas internacionales especulan que los países que ocupan el rol de Secretario General tendrán un lugar seguro en el nuevo bloque, ellos son: Arabia Saudita, Turquía,#Malasia, Marruecos, Nigeria, Pakistán, Túnez, Senegal y Egipto; para el resto de las bacantes se habla de: Irán, #Qatar, Emiratos Árabes, Kazajstán, Kuwait y Azerbaiyán. Recordemos que la Organización de Cooperación Islámica está compuesta por 57 miembros y 5 observadores, entre los cuales está #Rusia. Aún no hay muchos detalles sobre la propuesta de Nursultan Nazarbayev, pero en la convulsionada agenda política hacen falta ideas y liderazgo, también respuesta a las muchas crisis con las que se conviven en el presente, ¿esta puede ser una?.. 
“SE VIENE LA PRIMERA ASAMBLEA DE LA ONU EN LA “ERA TRUP: ¿SE VIENE REALMENTE ALGUNA REFORMA?” El próximo 12 de Septiembre se dará lugar a la apertura de la 72° Sesión de Asamblea General de las Naciones Unidas. Será la primera de la “era Trump”, contextualizando que el presidente de Estados Unidos que se caracteriza por su política aislacionista y fuerte crítica al multilateralismo. En la previa de la Asamblea, vemos amenazas de EEUU con quitar financiamiento a ONU, que ha contagiado misma postura a por Israel. #Trump se autodescribe con cualidades de negociador nato. Teniendo en cuenta este aspecto, ¿cómo buscará sostener la supremacía estadounidense en el principal encuentro multilateral en el que asisten los jefes de Estado? Una forma pareciera ser su plan de Reformas en Naciones Unidas con el propósito de adoptar una Declaración Política en referencia a la reducción de la financiación a la #ONU. Una cuestión que Trump ha criticado duramente, argumentando que los gastos han aumentado a unos 48.000 millones de dólares al año, de los cuales unos 10.000 millones provienen de EEUU, el principal financiador. Pero ¿sólo busca un beneficio económico vía reducción de financiamiento o una intención verás de reforma de estructura organizacional? ¿Avances reales o artificiales para la reforma de la ONU? ¿Es sólo una propuesta de negociación sin proyección de éxito o hay que preocuparse el impacto si Trump avanza con su plan? ¿Estarían en riesgo los programas de desarrollo sostenible, asistencia humanitaria y misiones de paz, teniendo presente que dependen del presupuesto actual? ¿Cuál será la posición de Rusia o de China? ¿Qué respuestas pueden ofrecer otros actores para suplir una merma presupuestaria en la ONU? ¿O acaso será una oportunidad para que aparezcan las fundaciones y terceros actores (también de EEUU) para que aporten los montos necesarios para la financiación? Asimismo, no podemos obviar el contexto internacional en el que se realizará la Asamblea General, en referencia a las tensiones con Corea del Norte. ¿Trump dejará de lado su dura posición contra lo multilateral para buscar apoyo contra el líder norcoreano? Entre 150 jefes de Estado y de Gobierno que serán oradores en la máxima expresión del #multilateralismo (la Asamblea General de la ONU) Trump, que piensa que el organismo es “solo un club de gente para reunirse, hablar y pasárselo bien”, hablará después de Michel Temer. Sin dudas la incertidumbre y el factor sorpresa son cuestiones que prevalecen cuando se trata de analizar las acciones que puede hacer Donald Trump en la política internacional, ¿pero detrás de la conducta de Trump y sus advertencias, podría ser este un momento para que realmente lleguen las reformas pendientes a la ONU?
“¿EL SISTEMA GENERA MAS TERRORISTAS DE LOS QUE ELIMINA? En nuestra costumbre de cada lunes, donde solemos compartir un interrogante sobre el curso de las relaciones internacionales, que bien podría ser sobre cualquier asunto de la #geopolítica pero producto de la tragedia y daño que causa el extremismo, ponemos la mirada sobre los últimos sucesos. Sea en Finlandia, en Rusia, en España, continúa el accionar inhumano que deja un saldo de muertes y heridos. Indignación, impotencia, dolor; suelen ser las primeras sensaciones que fluyen cuando se conoce este aberrante hecho. Pero el sentido común nos lleva a preguntarnos, ¿cómo poder evitarlo? ¿Es utópico pensar en el #mundo actual la solución a estos tipos de situaciones? ¿Se puede poner un freno a estos terroristas que buscan hacer el mayor daño posible y lograr el impacto mediático para sembrar el miedo? Hay mucho dinero, recursos (humanos y económicos) para combatir al terrorismo. Desde hace años, toda una gran estructura internacional que funciona como un “sistema” de varios engranajes para acabar con la violencia de los extremistas. Pero todo ese “sistema”, ¿genera más terroristas de los que elimina? Se trata de un fenómeno que debe ser observado a multinivel, con varias perspectivas y enfoques, ¿qué está haciendo mal el “sistema” que no puede frenar el accionar terrorista? Si al terrorismo hay que combatirlo también en el plano ideológico, ¿cómo está el “sistema” desarrollando una respuesta contra el fanatismo escudado en la religión? Sin dudas hablamos de un fenómeno, de un actor, que está instalado en las relaciones de poder del mundo actual. Mientras aún se debate cómo frenarlo, y qué hacer, vemos que los terroristas siguen teniendo en vilo a la comunidad internacional y una mirada realista nos supone reconocer que están teniendo resultados. Y eso es a costa de tragedias como los atentados en #Barcelona. Poner al “sistema” frente al enemigo llamado: terrorismo, nos supone un interrogante abierto sobre cómo acabar con este flagelo
¿CÓMO MÉXICO SE ESTÁ PLANTADO ANTE TRUMP? Ya al comienzo de la campaña como aspirante a la Casa Blanca, Donald Trump definió un enemigo: México. Y desde entonces, hasta luego asumir la presidencia de Estados Unidos, la prensa y los observadores han venido ensayando diferentes escenarios sobre el impacto de los embates que Trump busca dar contra su vecino del sur. Sin embargo, con críticas de por medio, los mexicanos han logrado contener la política de enemistad y de choque de intereses que propone Trump. Ahora la negociación sobre el TLCAN, sin dudas un desafío mayor que se encara con el acompañamiento de#Canadá. Aún faltan otras rondas de negociaciones, y sin adentrarse a discutir sobre el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y sus costos y beneficios, #México está saliendo a defender sus intereses contra la mayor potencia del planeta. En pocas semanas se podrá evaluar qué ofrecieron los mexicanos para las exigencias de Trump, cómo resolvieron la amenaza del abandono del TLCAN. Pero ¿cómo estamos valorando la gestión de la diplomacia mexicana frente a un envalentonado Turmp? Dentro de las posibles opciones y con prudencia de no caer en mismo lenguaje “diplomático”, ¿México ha sabido poner freno al atropello de #Trump? La lista de las acciones que el presidente estadounidense propone es larga y hace referencia a las políticas migratorias, construcción del muro y la relación comercial. Pero sabiendo la naturaleza del actual Presidente de Estados Unidos, que utiliza las amenazas para después negociar, ¿cuál es la percepción real de México ante la tonelada de advertencias de daño que lanza Dondal Trump? ¿Considera creíble la realización de los planes de su vecino? Caso, la gran promesa del muro que aún no es una realidad. Y si consideramos el factor tiempo, hay que preguntarse si tanta hostilidad lleva resultados a la política de la Casa Blanca. Por cuánto más será así, ¿acaso la tensión con México es funcional a Trump para que desvíe de la agenda central los problemas de la política doméstica estadounidense? Con México, Trump puede decidir e imponer; con otros temas como #Rusia, no, le imponen desde adentro. Y con toda la animosidad negativa que el magnate estadounidense lleva contra México, no solo en el comercio sino contra su gente, ¿Cómo es la respuesta o solidaridad del resto de América Latina?
“¿QUÉ REPRESENTA EL MODELO DE INTEGRACIÓN DEL BLOQUE ASEAN?” La Asociación de los Países de los Sudestes Asiático ASEAN ha cumplido 50 años desde su fundación. Representan la octava economía mundial y con 10 sus miembros reúnen 625 millones de habitantes. Hoy el #mundo acrecienta su perfil multipolar, los bloques de integración en América o Europa transitan tiempos de crisis, lentitud y debilidades institucionales; en Eurasia la alianza euroasiática tímidamente parece arrancar. Pero #ASEAN parece emerger como “el modelo”, donde también formalizó su integración en un mercado común. A pesar de los diferentes contextos y circunstancias, el escenario internacional de hoy se caracteriza por el descontento ciudadano, por el emerger de los políticos nacionalistas; la mayor potencia del planeta promueve el aislamiento. Todo esto genera un sentimiento que impacta en cómo las personas perciben la inmigración, la economía y el comercio. Así también el factor de la multiculturalidad y la migración, siendo que afecta directamente en la opinión pública. En esta realidad, ASEAN se integra desde la diversidad de sus pueblos, donde todos los miembros tienen identidades y culturas milenarias, pero nadie siente que pierde nada al integrarse. Y sumando además la categoría de “países socios”, el proceso de integración para ASEAN no se desarrolla alejado de las fricciones por la geopolítica, ya que en la región hay una fuerte competencia entre China y Estados Unidos y hay serias disputas territoriales. Un repaso sintético del panorama sobre el bloque del Sudeste Asiático nos permite identificar cómo se van dando los pasos de la integración, y esa fórmula inteligente de tener todos los intereses contenidos de todos los miembros, una estrategia que se basa en el equilibrio regional. Y entonces, ¿estamos en #Sudamérica dando una dimensión adecuada de la consolidación del bloque ASEAN? ¿Acaso no es ASEAN es una oportunidad para que nuestra región revalorice la cooperación del eje Sur – Sur? ASEAN no busca llevar su modelo, imponer u opinar de su parecer sobre lo que pasa en el mundo como sí lo hace la Unión Europea, pero se esfuerza por hacer un bloque comunitario atractivo para la comunidad internacional. Más allá de la mirada euro-centrista que prevalece en Sudamérica que pone a occidente como el eje, es oportuno visualizar lo que representa el Sudeste Asiático y su potencial económico y estratégico. Y un si tenemos presente que el eje del poder mundial está girando de occidente a oriente, ¿cómo estamos valorando ASEAN? Como cada lunes compartimos con ustedes un nuevo planteo abierto a la reflexión de nuestra Directora Vanina Fattori. Como ciudadanos del mundo, como internacionalistas, vale debatir y poner el foco de atención sobre aquellos acontecimientos que infieren en la acuciante agenda internacional, porque, justamente, en el mundo se producen cambios y los cambios hay que discutirlos.
“¿CÓMO APOYAN LOS ESTADOS A LOS THINK-TANKS PARA EL DISEÑO DE LA POLÍTICA EXTERIOR?” El Consejo de Ministros del gobierno español ha aprobado una resolución para apoyar a los centros de pensamiento (think-tanks), para el estudio, análisis y ejecución de las prioridades de la política exterior de #España. El importe total de las ayudas asciende a la cantidad de 500.000 euros. Entre los objetivos perseguidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación a través de este programa de subvenciones destaca la promoción de la implicación de la sociedad civil en la planificación y difusión de las líneas prioritarias de la política exterior de España. En el caso de #Argentina, de Sudamérica, ¿cómo apoyan los Estados a los centros de pensamiento? ¿Hay alguna forma regulada como en Estados Unidos o algunos países de Europa? ¿Qué consideración o evaluación hacen al respecto del aporte intelectual y académico, en especial cuando se trata de relaciones internacionales? En varios países están bien identificados los think-tanks partidarios, en la región hay ejemplos, pero ¿cuánto influye el lobby u “oficialismo” con el gobierno de turno para acceder a apoyos? ¿El ingreso de miembros de los think-tanks a la planta laboral del Estado es una forma de medir ese apoyo? Frente a tantas urgencias de la agenda política ¿qué consideración tienen los funcionarios públicos sobre la contribución intelectual que puede dar la academia cuando sus expertos están nucleados en los centros de pensamiento? Es indiscutible que el diseño de las políticas públicas debe incorporar la producción, la opinión y generación de contenidos de los think-tanks, más cuando se trata de política exterior y cada acción debe ser muy calculada, pero ¿la forma en la que se materializa la asistencia económica estatal es improvisada? Mucho depende de cuánto la opinión pública está sensibiliza sobre la importancia de los think-tanks, ¿esto representaría mayor atención de los políticos por ir a buscar respuestas en los centros de pensamientos más allá de las afinidades ideológicas o de turno? La medida del gobierno español es un buen disparador para abrir interrogantes sobre cómo se concreta el reconocimiento del aporte de los think-tanks en nuestra región. En gran medida esto alcanza a los profesionales de las ciencias políticas y relaciones internacionales, es un asunto que ocupa a Equilibrium Global con lo que tenga que ver con el entorno en el ámbito de las relaciones internacionales. El debate es más extenso, y tiene diferentes perspectivas, pero la noticia del Gobierno Español para apoyar a los think-tanks nos sugiere compartir una pregunta sobre cómo están las cosas en #Argentina y en la región.
“¿CÓMO REACCIONA RAJOY ANTE LA SITUACIÓN DE CATALUÑA?” Cuando tratamos con asuntos de índole política, sabemos que una toma de decisión o un evento debe medirse sobre sus consecuencias, analizar los efectos e impacto que tendrá y así evaluar los riesgos como los costos-beneficios antes de concretarlo. Y el Gobierno español ha tomado una decisión. La situación sobre el independentismo de Cataluña ha llegado a un punto crítico, el alto nivel de fricción llevó a la irritación y radicalización de posiciones, dejando instalado un escenario que ahora será muy laborioso de apaciguar. Así lo ha sido la decisión de Madrid de buscar suspender el referéndum con la mayor de la artillería posible, o ¿qué hay más poderoso que congelar cuentas y detener a dirigentes? Pero, ¿no se podía evitar este “choque de trenes” o precisamente este nivel de fricción es el escenario buscado para terminar con un problema de fondo? En Madrid, a Rajoy no se le puede acusar de inacción. Y del otro lado, así obtuvieran la independencia, los catalanes que apoyan de la separación de España, ¿saben a qué consecuencias tienen que atenerse? ¿En Cataluña tienen dimensión del aislamiento dentro de la UE con batallas legales gigantescas contra Madrid?, entonces, ¿son culpables de esta situación donde Mariano Rajoy ha reaccionado con dureza? ¿Cuánto, los dirigentes catalanes son responsables de exacerbar sentimientos anti-españa? Siendo saben en Barcelona que para ser un Estado tienen que ser reconocidos en la #ONU, luego tendrían que tener la aceptación de los países miembros de la #UE para ser aceptados en la Unión Europea. ¿Hacia eso van a llevar a su gente? Estos dirigentes, tienen la determinación y están decididos a ir por todo, a tal nivel que (además de desafiar al Gobierno central) prometieron tener un ejército propio. Pero, ¿cómo es la respuesta del Gobierno de Rajoy frente a los audaces dirigentes catalanes? ¿Ha sido desproporcionada, por más que sea en el marco de la ley? ¿Ahora, a qué otro problema se enfrenta Madrid al haber acrecentado una grieta entre las partes? ¿Les facilita el “juego de la victimización”? ¿España tiene que volver a hablar de “reconciliación” como en el pasado? El gobierno de Madrid ha mostrado sus cartas, pero ahora habrá que tomar otras decisiones sobre el referéndum ¿dónde y cuál es el plan de Rajoy post- 01 de Octubre?
“¿SIN CAMBIOS EN ONU TRAS SIETE MESES DE GESTIÓN DE GUTERRES?” A siete meses de la asunción de Antonio Guterres como Secretario General de las Naciones Unidas y frente a la continuidad de situaciones de urgencias humanitarias en el mundo, ¿en qué situación están los cambios y reformas anunciadas por el Secretario entrante? ¿Tenemos que medir la gestión de Guterres por la “capacidad preventiva” de evitar más conflictos o que las crisis ya existentes no se profundicen? ¿Acaso dicha capacidad es la “pata débil” de la ONU y el gran desafío con el que debe lidiar el actual Secretario General? Tenemos que preguntarnos por cómo van las cosas en la ONU porque tenemos expectativas, porque entendemos que los problemas del mundo se solucionan con la vía del multilateralismo. Pero es sistemático, por ejemplo con la guerra en Siria, en Yemen, la violencia en Medio Oriente, o en Ucrania; que la ONU corre detrás de las circunstancias, entonces, ¿qué podemos considerar de la gestión del Secretario General frente a su predecesor Ban Ki moon? En muchos focos de conflictividad, como el caso de Corea del Norte y sus pruebas misilísticas, sólo se emitieron comunicados repudiando los hechos, en este y otros casos, ¿le podemos pedir otro rol al Secretario General de la ONU? Pero ¿dónde están las respuestas con hechos concretos representados en el poder de la negociación para evitar esos escenarios de tensión? ¿Acaso los mayores éxitos de ONU y su Secretario General pasa por los programas del desarrollo sostenible? Y un punto central es preguntarnos ¿qué ocurre con la crisis mundial de los refugiados? Recordemos que los países miembros votaron a Antonio Guterres en gran parte por su labor en la Agencia de ONU para los Refugiados (ACNUR), pero ¿qué balance podemos hacer sobre la crisis de refugiados durante sus siete meses de gestión? Tengamos presentes que hablamos de una crisis mundial, cientos de miles de personas de Medio Oriente, África, Asia y América Latina huyen de sus respectivos países en búsqueda de un lugar seguro. Las sensaciones son que, aunque Guterres esté al mando (es decir una de las personas más experimentadas del mundo para gestionar esta crisis), no ha habido logros significativos para contrarrestar la mayor crisis de refugiados presente desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Ya es tiempo para preguntarnos ¿qué expectativas podemos tener? ¿Acaso las diferentes crisis aún irresueltas son responsabilidad de Guterres o es una muestra más de cuán obsoletas están las instituciones creadas en la etapa de la post-guerra y que hoy necesitan imperiosamente reformarse para representar al “mundo de hoy”?
¿POR QUÉ LA COMUNIDAD INTERNACIONAL NO REACCIONA ANTE EL PEDIDO DE JUSTICIA SAHARAUI? El pueblo de Sahara Occidental, territorio pendiente de descolonización, pide al mundo por sus presos políticos y reclama por un proceso violatorio de los derechos humanos. Se ha dado a conocer que 19 de los 24 tuvieron una dura condena por el Tribunal marroquí. Los perjudicados son parte del “Grupo Gdeim Izki”, quienes han sido condenados por su activismo pacífico y a favor de los derechos humanos de los Saharauis, haciendo el reclamo de pedido de independencia de su país. Gdeim Izik es una zona que está a unos 15 km aproximadamente de la capital del Sáhara Occidental, en El Aaiún ocupado. La causa saharaui representa un pedido de justicia por tener su territorio ocupado por Marruecos desde hace más de 40 años, sacando provecho de los recursos naturales de #Sahara. Hablamos de uno de los tantos conflictos congelados en el mundo sin resolver y olvidados por la prensa internacional. Reflejo de esta situación es la nula mención en los medios sobre lo que está sucediendo con dichos presos políticos. Y sobre los interrogantes que surgen podemos primero preguntarnos por el Estado marroquí y el funcionamiento de la justicia. ¿Acaso la decisión de condenar a los presos políticos es una forma de presión sobre los saharauis? ¿Cuál es el real delito cometido? Pocos detalles se conocen, aunque las inconsistencias sobre un juicio viciado son el reclamo que con mucho énfasis hace todo el pueblo saharaui. Sin eco en los medios, hay decenas de ONGs que denunciaron la situación, como Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Centro Robert F Kennedy, entre otras. Pero ¿dónde están las instituciones y organismos internacionales vinculados como, la Liga Africana, Naciones Unidas, el Parlamento Europeo? ¿Acaso algunos de estos actores emitieron algún comunicado al respecto? ¿A qué le podemos atribuir la ausencia o poca participación? ¿Ante los nulos resultados sobre la causa saharaui estamos ante otro caso del fracaso de la diplomacia? Sahara Occidental es un representativo caso del ejercicio del poder por sobre el deber, por los numerosos elementos jurídicos que avalan la posición saharaui por el derecho a tener su propio estado soberano frente a la evasiva de Marruecos de someterse a las directrices de la base jurídica internacional….Cada lunes compartimos en redes sociales un nuevo planteo abierto a la reflexión de nuestra Directora Vanina Fattori. Como ciudadanos del mundo, como internacionalistas, vale debatir y poner el foco de atención sobre aquellos acontecimientos que infieren en la acuciante agenda internacional, porque, justamente, en el mundo se producen cambios y los cambios hay que discutirlo
¿PUEDE LA ENEMISTAD CONTRA IRÁN ACERCAR A RIAD CON TEL AVIV?” Según el diario hebreo Yedioth Ahronoth, Israel va a diagramar un vuelo directo a Arabia Saudita para los musulmanes israelíes que participan en la peregrinación anual a La Meca. Esta iniciativa es vista como un preludio a regular de vuelos directos desde la capital de Arabia Saudita a Tel Aviv y Jerusalén. Un movimiento simbólico con el objetivo de normalizar los lazos con Israel. Contextualizando, en el tablero geopolítico tenemos que ambos países aún no poseen relaciones diplomáticas, así mismo, Irán tampoco las tiene con Arabia Saudita e Israel. Entonces, ¿la crisis diplomática en el Golfo y la enemistad de Irán con Arabia Saudita, puede impulsar a que Riad y Tel Aviv acerquen posiciones? ¿Por qué ocurre esta novedad empresarial en este momento de fricciones en Medio Oriente? Teniendo presente que Irán tiene afinidad con Rusia y Arabia Saudita e Israel aliados de Estados de Unidos, ¿acaso estos últimos pueden sacar beneficios en esta etapa donde Trump dirigiendo la política exterior estadounidense? ¿Estamos ante los primeros pero tímidos pasos de una nueva alianza formada por Israel, Arabia Saudita y Estados Unidos contra Irán y a su vez Rusia? ¿Bajo esta óptica puede endurecer la relación de Estados Unidos y Rusia en la región? ¿Cómo impactaría una normalización de relaciones diplomáticas entre Riad y Tel Aviv en la resolución del problema sirio, donde Irán y Arabia Saudí tienen posiciones opuestas? ¿Y en cuanto a la lucha contra el ISIS? ¿Estamos frente a una derivación o consecuencia de la crisis diplomática del Golfo? ¿O se trata de un reajuste del nuevo mapa geopolítico de Medio Oriente? Considerando  que el acuerdo del tránsito aéreo fue producto de los intentos normalizar los lazos entre Arabia Saudita e Israel bajo la mediación estadounidense, ¿podemos decir que entonces que esto sería parte del resultado de la visita de Trump a la región, en el marco de su primer viaje oficial fuera de su país? ¿Y qué ocurría con Turquía, que pivotea entre Estados Unidos y Rusia? Estos pueden ser tiempos decisivos para transitar un proceso de movimientos geopolíticos, ¿pero serán lo suficientemente profundos para cambiar las relaciones de poder en Medio Oriente? Sin dudas, domina la incertidumbre y las hipótesis de posibles escenarios se hacen escuchar cada vez que ocurre un nuevo suceso; y en este caso uno que no podemos dejar pasar por alto sin observar cuántos interrogantes dispara…
“¿DÓNDE ESTÁN LOS TALIBANES?” En el 2001, las fuerzas internacional lideradas por Estados Unidos (ISAF) invadieron Afganistán con la operación “Libertad Duradera”, que de libertad no tuvo nada y de duradera un montón. Además de los objetivos de contener el avance de los talibanes y formar a las fuerzas afganas para defiendan su país, buscaba terminar con el negocio del tráfico de la droga. El resultado: ni una cosa ni otra. Hoy, ISAF ya no existe, siendo reemplazada por la misión llamada Resolute Support, una operación que asume que el fin de la guerra se está acercando. Sin embargo, todos nos acordamos de los talibanes, que nunca desaparecieron de escena; que siguen haciendo daño en un país fragmentado, cometiendo actos de terrorismo y manejando regiones donde no llega el poder estatal. Paralelamente, la producción de opio no disminuyó, sino que creció. En Afganistán se produce hoy en día más del 90% de la heroína del mundo, en mayores cantidades que antes de 2001. Esta situación lleva preocupación y la constante pregunta sobre qué va a pasar con la estrategia estadounidense. Pero pareciera que el escenario presente comienza a tener nuevos matices, ¿qué sucede?, ahora el pueblo se rebela contra la corrupción del gobierno, contra la ocupación. Hoy, el #mundo mira a los extremistas del Estado Islámico, a la crisis en Siria, en Irak; y Afganistán pareciera no ser una urgencia y a su vez un asunto relegado, donde se convive con esta situación de “estado fallido”. Nos hemos acostumbrado a eso, a que el destino de Afganistán deberá ser así, en inestabilidad permanente. Pero en estos tiempos, en los medios de comunicación se ha dejado de hablar de los talibanes, como si se hubieran esfumado. Antes la prensa nos contaba cómo eran, cómo vivían y cuán peligroso eran; allí estaban las cámaras de TV, también la pantalla grande, pero, ¿acaso su no mediatización lleva a pensar que el problema está resuelto? ¿Esto puede ser producto del ascenso del ISIS? Pero si miramos qué pasa en Afganistán, vemos que sigue el ambiente de inestabilidad, pero en la prensa, ¿dónde están los talibanes? Sin dudas con los talibanes hubieron muchas idas y vueltas a nivel estrategia occidental y afgana; se implementaron muchos ensayos, muchos experimentos, pero pocos resultaron exitosos. Afganistán es noticia de vuelta, porque la situación política es delicada. Al final, encontramos también el aumento de presencia estadounidense tras el reflorecer de ciertos focos de conflictos dentro del país. ¿Con el mando de Trump se implementará una nueva estrategia frente a los talibanes? Es un año clave para que China potencie su proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, ¿pueden los talibanes afectar los planes chinos, considerando que limitan con la ciudad de Xinjiang que mantiene una disputa con el gobierno chino? ¿Con ambiente de tensión en ascenso y descreimiento de la capacidad de Washington para gestionar un futuro para el país, puede ser Afganistán un punto de consenso entre EEUU y China? Los talibanes fueron alguna vez motivo de la creación del diseño de una estrategia global, de una fuerza militar colectiva; y hoy siguen presentes en el territorio afgano, cometiendo crímenes y actos terroristas, pero han desaparecido en la prensa internacional, pero con lo que está sucediendo nos preguntamos ¿dónde están los talibanes?
“¿PRONTO VAMOS A LEER LA NOTICIA DEL FIN DEL AUTODENOMINADO ESTADO ISLÁMICO, QUIÉN HABRÁ GANADO?” Es cuestión de tiempo, muy pronto, desaparecerá definitivamente la fantasía del califato que había anunciado en Junio del 2014 el líder extremista Abu Bakr al-Baghdadi. Pero, ¿quiénes serán los primeros beneficiarios con de caída del ISIS? Estas cuestiones nos llevan a pensar en la competencia geopolítica, pero no sólo de EEUU y Rusia, también de Arabia Saudita, en Turquía e Irán. El ISIS tiene los días contados en Irak, allí hay un mapa fragmentado de la política con tres grupos locales que compiten por el poder, y estos tienen apoyo del exterior, también dependencia. Repasar las estrategias que han tenido unos y otros con lo que sea una lectura de los resultados, puede ayudar a entender cómo se acomodarán las cosas cuando se anuncie el fin del ISIS. Pero el factor de la comunicación tendrá mucho que ver en esto. La mirada sobre la geopolítica ayudará a ver cómo queda el mapa regional, medirlo en términos de poder e influencia lograda por los actores inter-estatales involucrados en el futuro de Irak y en los que tienen intereses en el juego que se desarrolla en Medio Oriente. Pero ¿qué pasará con los insurgentes capaces aún de esparcirse para seguir haciendo daño? ¿Será difícil que el “rezago” de estos bandidos actúe bajo el concepto político del ISIS? ¿Aparecerá otro nombre bajo las sombras? Al menos podemos pensar que nunca más alcanzará tal dimensión, como ha dicho Serguei Lavrov “los extremistas nunca en la historia se atrevieron a tanto, hasta se animaron a crear un Estado”. Una vez que termine el ISIS en Irak habrá que mirar a Siria, donde se observan recientes fricciones que llevan a preguntar ¿realmente están cooperando Rusia y Estados Unidos? El fin del autodenominado Estado Islámico tiene un asunto central: el alivio para miles de civiles en Irak, que puedan comenzar la costosa normalización de sus vidas tras el terror que ha significado dos años del sometimiento de los criminales del ISIS. Ahora pensamos en el fin del ISIS, en la libertad para los pueblos que han sido asediados estos dos años con las acciones inhumanas de estos criminales, pero también pensamos ¿llegará la estabilidad a la región?…
“¿EUROPA SE ESTÁ ENTREGANDO AL PODER ECONÓMICO CHINO?” Se ha roto una costumbre, la Unión Europea tiene una posición unánime para apoyar el informe de la #ONU sobre derechos humanos, pero Grecia vetó el documento que condenaba a China y rompió la unidad de Europa en su posición conjunta de calificación de la situación de los DDHH, en este caso sobre Beijing. ¿Las razones? Las inversiones chinas en Europa están en ascenso; pero es oportuno contextualizar. Tras la salida del Reno Unido de la UE y el proteccionismo que plantea Donald Trump, #Chinaha aumentado un 40% su inversión directa en el viejo continente durante 2016, principalmente en el Mediterráneo, comprando empresas y puertos europeos. Entonces, ¿la decisión de Grecia pareciera responder a esto y al apoyo económico chino sobre débil partido gobernante de Syriza? ¿Estamos ante un claro ejemplo del poder económico sobre las responsabilidades institucionales de #Grecia en el seno de la UE? ¿Con este antecedente, se abre un sinceramiento de cómo occidente tiene que aceptar que no podrá imponer sus valores a China? Sin dudas porque necesita de China, como Grecia. ¿O bien, este antecedente le sirve a Bruselas para equilibrar su tradicional postura frente a los DDHH con sus intereses con el gigante asiático, entre los que se encuentra el paso de la ruta de la seda por Europa? Ya conocemos qué pasa en África, donde las naciones africanas, donde no preguntan ni cuestionan qué hace china en materia de DDHH y buscan las inversiones del gigante asiático para beneficiarse. Si las inversiones chinas siguen inundando el mercado europeo y el proyecto de la Ruta de la Seda va prosperando, entonces, ¿Europa pasará a ese mismo estadio de no cuestionar mientras haya beneficio económico? ¿Lleva esto una pérdida de valores en los negocios? Al menos, si esto se repite, estamos hablando de que en lo formal, la frontera de los valores para hacer negocios se está vulnerando. Este interrogante no está planteado en la agenda política de la UE, no ha acaparado atención mediática, pero si queremos ver un ejemplo donde los países se están olvidando de reclamar por los derechos humanos para hacer negocios podemos recordar que hace semanas Trump vendió millones de armas a Arabia Saudita. ¿Seguirá Europa esta tendencia de ceder ante el poder económico chino? ¿Qué sucede con América Latina?
“¿SUDAMÉRICA PUEDE COMPETIR EN EL MUNDO DIGITAL?” Sobre la gobernanza de Internet no podemos esperar que prevalezca el ejercicio del multilateralismo, ya que la puja de poder predomina en un contexto donde la disparidad se refleja en los actores que dominan la agenda digital. Algunos Estados, más allá de su masa poblacional o su extensión geográfica, literalmente no existen en el “tablero digital”. Es oportuno contextualizar que transitamos tiempos donde la tecnología disruptiva llegó para quedarse, el desarrollo tecnológico pasa a ser una herramienta de poder más. Pero ¿cómo está Sudamérica participando en esta revolución digital? ¿Cómo estamos preparados para afrontar amenazas o riesgos que deparan de este nuevo terreno de confrontación e intereses? Un punto de partida es saber qué autonomía tenemos, siendo que todas las redes y la información tienen proveedores externos y carecemos en Sudamérica de la capacidad de generar nuestras propias red de navegación, de almacenamiento de datos. Por ello, cuando hablamos de tecnología también debemos hacer referencia a las compañías que están detrás ¿es acaso el factor económico el que posiciona a los actores que dominen en esta era digital? ¿Será por esta razón que los Estados potencia son los que prevalecen? Entonces, ¿la única opción que le queda a Sudamérica es la cooperación? ¿Es posible la cooperación para marcar una posición regional? ¿Podemos, en esta esfera, lograr un entendimiento para que nuestra región sea parte de la geopolítica digital del mundo? ¿Acaso puede ser éste uno de los aspectos en que la región pueda avanzar en hacia una integración?
 Límites a la cadena Al Jazeera ¿dónde está el mundo libre?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

‘Días pasados la BBC en español publicó un artículo de opinión titulado ¿qué autoridad moral tiene Arabia Saudita a la hora de acusar a Qatar de apoyar el terrorismo y el fundamentalismo islámico? En las explicaciones que emergieron en la prensa sobre la crisis diplomática en el Golfo, tanto en TV como en los medios digitales, muchas voces aclaraban de la contradicción que Arabia Saudita también ha financiado a redes terroristas. Hecho reconocido, incluso, por las propias autoridades de Estados Unidos, pero de la gestión anterior a Trump. Justamente, casi al mismo tiempo que se conocía la ruptura de relaciones diplomáticas con Qatar por parte de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto el pasado lunes; esos cuatro países bloqueaban los canales de televisión y las webs de Al Jazeera por la acusación de vincularse con los grupos terroristas. Un Estado le exige a otro soberano que limite el desarrollo de un medio de prensa, ¿quién ha condenado esto? La crisis del Golfo es la más grande desde que existe el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, pero ¿las repercusiones geopolíticas de impacto regional y global han acaparado la atención relegando la acusación a la cadena Al Jazeera? ¿Podemos categorizar de una forma de presión para moldear un medio de comunicación? Claro está que los medios son una herramienta de soft power de los Estados, muchos los utilizan para prevalecer sus intereses, pero ¿cuál es el criterio para imponer un petición a Al Jazeera? ¿Hablamos de limitaciones de libertad de expresión para producir un cambio de política del medio? Pero, ¿dónde están las condenas sobre Arabia Saudita que busca imponer límites a la libertad de expresión de la cadena Al Jazeera? ¿Quién en el mundo libre ha levantado una voz de queja? O más bien, la pregunta podría ser ¿es éste otro ejemplo de la situación que padecen los medios a nivel mundial: comunicar según la presión de los intereses que los dominan económicamente?

¿CAMBIARÁ ALGO EN EL ORDEN MUNDIAL CON LA GLOBALIZACIÓN DISEÑADA PARA BENEFICIO DE OCCIDENTE QUE AHORA LE SIRVE A CHINA?  Tras el fin de la era bipolar y el inicio de esta última etapa de la globalización, la civilización occidental ha sido quien ha obtenido los mayores beneficios de esta (aunque mucho se evidencia que occidente la ha diseñado como tal, para justamente, su propio beneficio). Países emergentes han intentado acceder a esos beneficios, pero una nación parece haber llegado a un punto determinante: China. En el escenario cambiante de hoy, las corporaciones y las elites de Europa y EEUU están chocando con una realidad: las dificultades de competitividad a nivel global, la caída del estado de bienestar y la generalización del malestar ciudadano sobre las expectativas y los beneficios de la #globalización. Mientras que el centro del poder gira de Occidente a Oriente. Escenario que China ha sabido aprovechar mejor que ningún otro país no occidental. Y llega la era #Trump con su mensaje del cual podemos preguntarnos si se trata del deseo de ¿intento de poner límites para que China no se beneficie de la globalización? Estamos en tiempos del discurso político del “interés nacional”, y donde la “nueva ciudadanía global” ya no se construye únicamente bajo el molde de la cultura occidental. El orden global ajusta las variables de la disputa y competencia de poder en un contexto multipolar, pero carente de liderazgo y de instituciones que contengan esas presiones (como la OMC, que los más grandes pueden vulnerar a su antojo). La presión por la competencia de poder está poniendo a prueba a todas las instituciones, las que han servido desde el fin del mundo bipolar a las naciones occidentales para capitalizar ventajas en todo el proceso de la globalización. Pero a este panorama ¿lo debemos mirar también como un potenciador de riesgos? Más allá de discutir y de preguntarse sobre la economía mundial, tenemos también que poner el foco en una urgencia: ¿cómo incide esta competencia para lograr mayor estabilidad y paz en el mundo? Ante las proyecciones sobre China todavía más ascendente como potencia económica mundial, ¿cómo es ahora la búsqueda de Occidente por beneficios de la globalización con China como el mayor protagonista? ¿Qué reacción está generando occidente? ¿Acaso con Donald Trump sentado en la Casa Blanca buscará que este proceso se detenga de alguna forma? ¿Cómo funcionaría la globalización cuando los actores protagonistas no son los países occidentales?
“¿QUÉ CONFLICTO RESOLVERÁ DONALD TRUMP DURANTE SU MANDATO?” ¿Pronostico en la política internacional?, no, en los tiempos que corren resulta una tarea impredecible, y si se trata de Donald Trump aún más difícil predecir cómo pueden desenvolverse los acontecimientos futuros. La mayor potencia del planeta, el país que lidera el eje occidental, entendemos que además de trabajar por la paz en el mundo en muchas acciones de su política exterior; tiene el poder de influencia para la resolución de los conflictos. De hecho, muchos de ellos no pueden resolverse sin la decisión de Estados Unidos. El predecesor de Trump, Barak Obama, fue condecorado con el galardón de Premio Nobel de la Paz. En la “era Trump”, ¿podrá el actual presidente norteamericano resolver alguna crisis o emprender una acción humanitaria meritoria de reconocimiento? En tal caso, ¿cuál sería el conflicto? ¿Podrá encausar el conflicto árabe-israelí en Medio Oriente? ¿La gestión del presidente estadounidense dará algún giro real en torno al atolladero de Siria? ¿Podrá Trump mediar con Arabia Saudita para que cesen los bombardeos en Yemen? ¿Y Corea del Norte? ¿Se bajará al menos la intensidad de las tensiones con Pyongyang? ¿Dejará de existir el ISIS y sus ramificaciones durante el mandato Trump? ¿Y con la crisis en el Este de Ucrania? ¿Bajará los niveles de fricción entre Rusia y Occidente? Son muchos los focos de conflicto en el mapa mundial donde Estados Unidos tiene papel protagónico y tiene elementos para actuar en favor de la paz ¿Cómo será el balance de la gestión de Trump medido en términos de llevar la paz al mundo? Trump por estas horas hace su primera gira mundial, elige Medio Oriente y marca la “línea” de sus aliados, ¿alguna señal a favor de construir la paz en el mundo? Intentar leer la política exterior de Trump, desde sus dichos, sus impulsos, sus twitts o sus acciones, ya nos lleva a preguntarnos, ¿alguna señal de estar resolviendo algún conflicto de la agenda internacional?
“¿EL MUNDO FRENTE AL MOMENTO DE LA MAYOR VULNERABILIDAD CIBERNÉTICA?” El hackeo masivo con sistemas de ransomware, con el cual los perpetradores piden dinero a cambio de liberar el acceso a los datos, afectó las redes informáticas en organizaciones de Europa, América Latina y Asia. Al menos 150 países fueron las víctimas, en algunos de los cuales, como el Reino Unido, el daño ha alcanzado a más de una docena de hospitales y centros médicos. Este ha sido un acontecimiento que deja preocupación a nivel mundial, siendo que la protección de datos e información sensible en el mundo está vulnerable a este tipo de hackeos. Pero, ¿qué tan exitoso ha sido para los bandidos de la red este hackeo, qué han realmente obtenido? ¿Cómo cuantifican a favor el alto impacto mediático? ¿Qué mensaje al mundo por la vulnerabilidad de los sistemas, ya no de los Estados, sino de la gente misma? Los ataques cibernéticos no son nuevos, han existido desde hace mucho tiempo, pero parece aumentar el nivel de exposición a los mismos. ¿Cómo los Estados pueden defenderse y prevenir estos ataques? Habiendo probabilidad de que este tipo de ataques se produzcan sobre estructuras de seguridad y defensa de los Estados o recursos vitales del mismo, ¿qué daño mayor pueden causar? No existe un “manual” que explique cuáles son los pasos a seguir para contener un ciberataque o reaccionar al mismo, por lo que los Estados se mueven de acuerdo a sus propios “instintos” y estrategias. Resulta ser el “ataque perfecto” porque su operatividad no es costosa y difícilmente se consiguen pruebas para condenar a los culpables. Entonces, ¿a qué se debe recurrir para que no quede impune? ¿Es la respuesta logar que se base el “castigo” en un código de conducta o normativa que condene estas prácticas? ¿Se puede hablar de término de “guerra”, cuando se trata de estos ataques? ¿Serán una constante en estos tiempos de globalización? ¿Cómo se están preparando los Estados para defenderse? Hablamos de un cuestión que comienza a ser una preocupación y tema de debate entre los líderes mundiales, considerando la creciente posibilidad de sabotear los datos de infraestructura de los Estados como redes energéticas, hídricas, sanitarias, de servicios urbanos, financieras. Un escenario de incertidumbre del que nada está escrito cómo prevenir y reaccionar, sin un órgano o entidad que condene tales actos. Hay sospechas que apuntan a la NSA, la misma agencia estatal que hace meses espiaba con impunidad a empresas y políticos; acaso, ¿con el #HackeoMundial del pasado 12 de mayo no fue una prueba, un tanteo, para ver cuán preparados están algunos países para recibir estos ataques? …
“¿CÓMO VA A LIDERAR ARGENTINA LA UNASUR?” El punto de partida es crítico, ¿qué puede hacer UNASUR para dar una respuesta política a la situación que aqueja a uno de sus países miembros, Venezuela? Éste es tan solo uno de los tantos interrogantes que surgen sobre la Unión de Naciones Sudamericanas creada en diciembre del 2004. Pero hoy, todo hay que proyectarlo con una nueva variable, tal vez, de cambio: el nuevo titular de UNASUR tiene una visión opuesta a su predecesor. Venezuela ha pasado la presidencia pro-tempore a la Argentina, que ahora tiene el mando hasta abril del 2018. Y si el gobierno de Mauricio Macri tiene una posición activa en condenar a Nicolás Maduro, ¿usará UNASUR como mecanismo de concretar su oposición sobre el Presidente venezolano? Este bloque de integración, ¿sostendrá la identidad ideológica que lo caracterizó en su etapa fundacional, o el cambio de color político en la región va a impactar en esta organización? La crisis en #Venezuela es una de las problemáticas más preocupantes que sufre Latinoamérica, por lo tanto, requiere de una imperiosa necesidad de resolución, pero ¿qué puede hacer UNASUR, más allá de cumplir con la no injerencia en un asunto interno de uno de sus miembros? En este contexto, ¿podría existir un relanzamiento de UNASUR con un nuevo impulso, donde también Argentina capitalice oportunidades de posicionamiento regional? ¿Si Mauricio Macri se mostró pragmático y abierto a tejer puentes con la Alianza del Pacífico, qué perfil se mostrará para UNASUR sabiendo que hay divergencias opuestas en la geopolítica regional entre ambos proyectos? En el periodo que viene de #Argentina al mando de UNASUR, hay que concretar finalmente el reemplazo del actual Secretario General Ernesto Samper, y también hay interrogantes sobre el perfil de quién será la futura autoridad, sobre todo porque las diferencias ideológicas son categóricas y sería difícil imaginar a alguien que alcance un consenso pleno de todos los miembros de la organización. Con el aislamiento de Venezuela a nivel internacional y regional, ¿qué balance de costos-beneficios tiene para Caracas perder su presidencia de UNASUR? Se trata de la organización política más representativa de Sudamérica, donde el objetivo es trabajar por la identidad sudamericana, pero donde aún, desde la alta política, #UNASUR no ha podido llegar a la gente y con todos los interrogantes que hoy se abren, no deja de estar el que tiene que ver con ¿qué pasa con UNASUR y su proximidad al ciudadano?
“¿CUÁNTO PODER HA PERDIDO EL GOBIERNO DE MADURO?” Los hechos son conocidos por todos, los resultados también. Impulsiva decisión del gobierno de Caracas buscando quitar competencias al Parlamento, reacción internacional, marcha atrás con la medida. ¿Acaso fue una acción de improvisación o un error de cálculo sin prevenir los efectos en la comunidad internacional que se manifestó en contra? ¿O acaso Maduro necesita de estos llamados de atención? Por ello, ¿este suceso ha sido de utilidad para dar, una vez más, visibilidad mundial a la crisis venezolana? Los últimos eventos volvieron a evidenciar que el gobierno cuenta con poco respaldo de otros Estados, latinoamericanos o extra-regionales. Mucho se ha contado en la prensa y habiendo ocurrido algunos días para analizar la cuestión, podemos abrir un interrogante clave: ¿cuánto poder ha perdido el Gobierno de Maduro? ¿Cuánto esta medida potenció la negativa percepción internacional que ya existe hacia el país? O acaso, ¿qué un gobierno sea noticia a través de una medida que debilita los valores democráticos, qué contabiliza sino rechazo? El intento de quitar competencias a la Asamblea Legislativa ha empeorado las cosas en Venezuela, y ¿hasta cuándo se dilatará la crisis, o estamos ante una “crisis congelada” perdurable en el tiempo? Ensayar en qué puede terminar todo, abre suposiciones alarmantes. La situación en Venezuela no deja de sorprender, cualquier cosa puede ocurrir. No obstante, no solo para este país son tiempos difíciles sino para la propia región. Como la mayoría de los países de la región está en contra de Nicolás Maduro, los espacios políticos y las organizaciones se ponen en su contra. En el caso del Mercosur, ¿qué poder de influencia tiene el bloque del Mercosur para ayudar a apaciguar la problemática? Pero los países miembros, que ya buscaron expulsar a Venezuela del bloque, ¿van a trabajar por ayudar a Maduro o a Venezuela? ¿Cómo? Hubo una reunión de urgencia, pero ¿los miembros se reúnen sólo para mostrar su preocupación a la prensa? ¿Y UNASUR? ¿Acaso no es el momento oportuno para que ambos espacios políticos se muestren al mundo como bloques de integración capaces de responder a situaciones de crisis? Con el panorama actual, muchas voces llaman a confiar en actores internacionales como puente para oxigenar esta crisis donde en el último capítulo, ¿cuánto poder ha perdido Nicolás Maduro?
¿CUÁL ES EL IMPACTO DE LA “DOBLE BANDERA” EN TRANSNISTRIA?” La región separatista de Transnistria, cuya población ya tiene doble ciudadanía y posee pasaporte de Rusia, está por innovar en una polémica acción política: tener una segunda bandera oficial. Se trata de un territorio dentro de Moldavia, con moneda, bandera, himno, Parlamento y Constitución propia, que busca su reconocimiento internacional como Estado independiente. Es oportuno tener presente que no se trata de un conflicto armado sino de una disputa de soberanía, ya se ha dejado atrás la guerra. La población de Transnistria es mayoritariamente rusa y moldava. El gobierno de Tiraspol (capital de Transnistria) está llevando adelante la iniciativa de tener la bandera de Rusia como la segunda oficial. Esto surge en el contexto de Moldavia con un nuevo presidente, Igor Dodón, quien ha dado señales de aproximarse a las políticas de Rusia, y tomando distancia de la Unión Europea. Ahora, esta acción de “dos banderas”, ¿qué impacto posterior pueden generar en el status-quo de Transnistria? ¿Qué antecedente para otros casos de conflictos separatistas puede reportar esta movida de uso de doble bandera? ¿Permitir que Transnistria tenga la bandera rusa, es parte de esas señales que estaría dando Dodón a Moscú (buscando que Rusia baje el precio del gas que provee a su país o busque otras ayudas económicas)? ¿Qué reacción tendrá la Unión Europea? ¿La diplomacia de la #UE pierde capacidad de margen para reaccionar frente a estos gestos políticos? ¿La UE va perdiendo a Moldavia? ¿Puede ser leído como un punto a favor de Putin frente a la competencia con occidente? ¿Cómo se va a leer esto en las regiones separatistas del Este de #Ucrania? ¿Y en Kiev? Transnistria no es noticia en la prensa internacional, menos en el espacio informativo hispanoparlante, pero esta idea de “dos banderas” no puede pasar por alto, porque nos lleva a preguntarnos ¿qué consecuencias puede representar en la agenda internacional?.

“Nuestro rol como agentes sociales es de actuar para promover la cultura de la internacionalización. Aportar análisis y contribuir con llevar información. Pero frente a los acuciantes problemas que enfrenta el mundo, no podemos ser indiferentes y la mirada global nos lleva a ser ciudadanos involucrados y activos frente a causas sociales”. Vanina Soledad Fattori. Presidente de organización Equilibrium Global.

Pin It on Pinterest

Shares