Los Estados preeminentes reafirman su condición geopolítica

Los Estados preeminentes reafirman su condición geopolítica

La crisis en Ucrania relocalizó una cuestión que define geopolíticamente a las potencias preeminentes: la defensa y promoción de sus intereses más allá de sus contornos nacionales. Independientemente de su enfoque en materia de política externa, se trata de una característica propia de actores mayormente grandes y poderosos: revisionistas o conservadores, siempre los Estados preeminentes practican una política exterior que preserva y reafirma sus intereses y su poder en sus adyacencias o vecindario contiguo y más allá también.
Dicha práctica coloca hoy a Rusia y China como actores que amenazan la paz y seguridad internacionales. En la actual cumbre del G7 que se lleva a cabo en Alemania, se planteó como primera inquietud la reafirmación geopolítica de Rusia en relación con los acontecimientos que tienen lugar en Ucrania; asimismo, en el foro anual sobre seguridad en Asia, el Diálogo Shangri-La/ 2015, el secretario de Defensa estadounidense expresó su preocupación por el despliegue de China en el Mar del Sur de China.
Sin duda que es motivo de intranquilidad que dichos actores lleven adelante políticas de reafirmación de intereses más allá de sus espacios nacionales. Pero la experiencia no respalda poderes políticos mayores en clave de “ensimismamiento geopolítico” o “pasividad geopolítica”. Dichos poderes siempre han definido su seguridad nacional en un sentido dilatado, lo que implica que su “vecindad sensible”, es decir, aquella más crítica en relación con su seguridad nacional, siempre podrá ser objeto de reservas por parte de aquellos si un hecho allí implica un reto a sus intereses: el espacio euro-oriental para Rusia; el espacio que se extiende desde el Mar de la China hasta el Mar de la China Meridional para China.Hutschenreuter RADIO
La apreciación que tienen estos actores sobre el espacio como factor de poder es real y vital, no una cuestión aparente o complaciente. Y ello no siempre implica que avancen físicamente sobre el mismo: muchas veces la garantía a su seguridad no pasa por  exigir un “estatus geopolítico de vasallaje” a los actores vecinos, sino por lo que podemos denominar una “admisión de restricciones”, por caso, evitando estos actores vecinos asociarse a instrumentos político-militares, por ser parte, precisamente, de un “espacio de inmediación” de un actor mayor.

Es posible que en el caso de Rusia y de China el enfoque externo de estos actores los exponga más cuando proyectan poder con fines dirigidos a amparar su seguridad nacional en su espacio de inmediación, puesto que se trata de actores, particularmente Rusia, que están rodeados de múltiples países. En otros términos, una densa vecindad obliga a los actores mayores a realizar casi permanentes “ajustes” o desplegar “técnicas de equilibrio geopolítico” en su espacio adyacente.
En el caso de Estados Unidos ello no siempre se percibe, pues se trata de un actor cuya posición global “offshore” (y sin adversarios extra-regionales) le significa un activo de seguridad que no disponen los demás actores preeminentes. Sin embargo, ello no implica que este otro “Estado continental”, para emplear el término de Friedrich Ratzel, no despliegue políticas de poder e influencia en relación a su “vecindario inmediato” y mucho más allá también.
En un interesante trabajo, “La ‘periferia turbulenta’ como factor de expansión de los intereses de seguridad de estados Unidos en América Latina”, los especialistas argentinos Roberto Russell y Fabián Calle definen el espacio de interés estadounidense en términos más amplios de lo que habitualmente se conoce.
Para estos expertos, desde el fin de la Guerra Fría Estados Unidos ha extendido su esfera de interés geopolítico en la región: si antes la misma se extendía a esa suerte de “Mare Nostrum” que es América Central y el Caribe, desde el final de la contienda ha sumado a la misma la parte norte de América del Sur, es decir, parte de los territorios de Colombia y Venezuela.
Más allá de este primer espacio de seguridad nacional estadounidense, el enfoque comprende Europa Occidental, Europa Oriental, Golfo Pérsico, etc., llegando el “grabado de seguridad” hasta el mismo Mar de la China Meridional, donde, según el enfoque estratégico nacional de 2012, en los próximos años se desplegará el sesenta por ciento del poder naval. En otros términos, el “espacio de inmediación” de los Estados Unidos es prácticamente global.
Sin llegar a esta dimensión geopolítica y de seguridad, es importante destacar que China ha ido extendiendo notablemente sus “anillos de poder e influencia” bastante más allá de su zona de interés inmediato, conjugando en ellos cuatro componentes de interés mayor: por un lado, obtención de materias primas y obtención de derechos de explotación de recursos; por otro, colocación de bienes manufacturados y transferencia de mano de obra (respecto de esto último, en un reciente artículo el profesor argentino Juan Battaleme señala que, como resultado de acuerdos firmados con algunos países del África, aproximadamente un millón de chinos se encuentran hoy dispersos en el continente).
La definición geopolítica en clave de extensión de intereses en zonas adyacentes y más allá no se agota en estos tres poderes mayores. Casi silenciosamente, India ha venido ampliando sus “anillos de interés”. Si bien el espacio territorial por el que rivaliza con Pakistán concentra buena parte de su atención y poder nacional, India aspira a ejercer influencia en espacios adyacentes del este del país como asimismo en el Índico. Por ello, al igual que China, India se encuentra en una etapa de desarrollo y despliegue del poder naval.

La Unión Europea ha logrado configurar un espacio pos-nacional, sin duda, aunque la influencia que ejerce en dicho espacio el “pacificador americano” no sólo restringe las capacidades autónomas de Europa, sino que la arrastra a conflictos que comprometen la seguridad continental y hasta la misma empresa de la integración.Afganistan.2
En estos términos, la capacidad de proyección de poder genuinamente europeo se reduce, más allá de la influencia e injerencia aceptada de Francia en su esfera de dominio africana, a la “gestión” de los problemas del Mediterráneo, es decir, las migraciones, y a evitar que la expansión del Estado Islámico acabe por controlar el norte de África.
En la zona de Oriente Próximo y Golfo Pérsico, tres potencias medias y cuasi continentales irradian poder e influencia: hace tiempo que Turquía, Arabia Saudita e Irán sumaron a su condición de actores pivotes o geopolíticos la de actores geoestratégicos, es decir, actores situados en zonas sensibles y con creciente capacidad para proyectar poder e influencia regional.
En América Latina, desde siempre el Estado continental por antonomasia, Brasil, definió esferas de influencia a nivel regional-continental, a nivel oceánico, a nivel transcontinental e incluso, de acuerdo a sus más célebres geopolíticos, a nivel mundial.
En breve, si bien Rusia aparece hoy como un actor que proyecta capacidades más allá de su espacio nacional con el fin de amparar su seguridad nacional, todos los poderes preeminentes desarrollan concepciones y prácticas centradas en salvaguardar intereses un poco más allá de los límites locales e incluso, en algunos casos, proyectar poder e influencia a escala global.
Hay poco de novedad en ello. Acaso lo “novedoso” e inquietante es que el ascenso de múltiples actores está llevando a que las definiciones geopolíticas nacionales a modo de anillos concéntricos de poder y ascendencia que irradian hacia el exterior se crucen y solapen entre sí cada vez más, situación que podría llevar a escaladas interestatales incontroladas.

Por Dr. Alberto Hutschenreuter
Director “Equilibrium Global”. Analista internacional. Académico. Autor del libro “Política Exterior de Rusia & Humillación-Reparación” y el libro “La Gran Perturbación – Política entre Estados en el Siglo XXI”.

Jornada “Día de Europa” en universidad UADE

Jornada “Día de Europa” en universidad UADE

Una fabulosa consecución de interpretación de los datos históricos, de reflexiones esclarecedoras en sintéticas frases y de definiciones sobre diversos puntos de vista, labor imposible de poder testimoniar en una nota, el reporte de los excelentes contenidos de la jornada por “Día de Europa”. Desde los buenos oficios de la Facultad de Relaciones Internacionales y Gobierno de la Universidad UADE, la propuesta por cuarto año consecutivo del medio Equilibrium Global para un encuentro de debate sobre Europa, con plena satisfacción por el nivel de contenidos brindado de los expositores.
La bienvenida a cargo de Mg. Juan Battaleme, Director de UADE, quien puso en contexto la relevancia de Europa como actor global y las motivaciones por las cuales mucho atrae e importa en nuestras latitudes, seguir los procesos actuales del bloque comunitario en el concierto internacional y con la implicancia de las valiosas enseñanzas que la historia puede arrojarnos sobre el viejo continente.

El panel abrió con el enfoque de Sena Latif, jefa de la diplomacia de Rumania en Argentina, para una descripción de cómo el pueblo rumano ha pasado el proceso de la vieja etapa del régimen de Nicolas Caucescu a la plena integración en la UE. Explicando que los cambios culturales, económicos y sociales, como una transformación que no tuvo mucha discusión, sino un amplio consenso en toda Rumania para cambiar el destino del país. La diplomática Sena Latif detalló los pilares de Rumania en la UE, el ingreso a la OTAN, los temas pendientes del “Espacio Shengen”,
La voz de la Embajada de Rumania expuso sobre las preocupaciones en la vecina Moldavia y en Ucrania, por los riesgos y la inestabilidad, considerando que el tema de la disputa entre Kiev y Moscú es un asunto del derecho internacional.

Continuó con la disertación el Dr. Alberto Hutschenreuter quien explico que hay  una pérdida de posición de Europa como actor global relevante, en gran medida por nuevos actores globales en el espacio del Asia-Pacifico y por la crisis financio-económica que afecta las prioridades de Europa. Pero consideró además, que en paralelo, se dan situaciones que demuestran un relajamiento estratégico de Europa. Para ello, Hutschenreuter describió la situación desde un enfoque geopolítico, concepto el cual indica nunca ha desaparecido, aunque si desplazado durante varios años. El experto académico explicó que el caso de integración multidimensional de Europa es excepcional en torno a la geopolítica y un ejemplo de éxito, ya que luego de la Guerra Fría logró una fusión de espacios nacionales y, por tanto, construcción de poder internacional. Pero a este activo geopolítico se le opone uno antigeopolítico. Por un lado la UE continúa y continuará siendo una convivencia entre la Europa de las nacionalidades y la Europa de las instituciones. Pero la brecha entre los ciudadanos y las instituciones ha aumentado, como también el conflicto entre las democracias económicamente pudientes y aquellas menos prósperas, donde las decisiones sustanciales se toman fuera de los espacios nacionales, que generan un resentimiento del contrato social. Esta situación sumada a la creciente presencia estadounidense en la región derivan en una condición de subordinación estratégica y crisis de identidad estratégica de Europa.
En este sentido resaltó importante que la UE tome medidas para revertir estas condiciones de antigeopolítica o subordinación estratégica, no solamente para lograr una geopolítica mayor o para elevar el rol europeo en el espacio de poder interestatal, sino para prevenir situaciones en las que otros no estén en condiciones o no estén tan dispuestos a defender los intereses europeos como antes.Dia.3
El turno para la voz de las instituciones, Francois Roudie del área política de la Oficina de la Delegación Europea en Argentina, con una descripción de las prioridades y retos de la agenda de Europa. Remarcando los logros con el detalle de acontecimientos simbólicos que marcaron relevantes sucesos en la historia del viejo continente. Para el diplomático francés, “Europa es como una bicicleta, si uno no se pone a andar, se cae”, ensayando un ejemplo de que las constantes situaciones que se presenten no deben ser obstáculo para continuar creciendo y expandiendo a un futuro mejor, por lo que constantemente están trabajando para una Europa Federal con mayor inclusión, participación y coordinación legislativa, económica y ejecutiva. Roudie además de resaltar los logros de la Unión Europea desde su conformación, admitió que hay temas irresueltos y nuevos problemas a solucionar sobre los que hay que continuar trabajando, en este sentido indico que es necesaria la aprobación de una Constitución europea con pautas generales que permitan resolver situaciones comunes entre los países. Tomando en cuenta la actual crisis económica que se vive en algunos países de la comunidad europea, Roudie indicó que en etapas de crecimiento del bloque siempre hubo crisis pero que algunos países deben ser más rigurosos en sus políticas para evitar situaciones de riesgo. Otro problema a resolver es el de la participación ciudadana en los sufragios que con solamente el 50% de participación genera gran preocupación entre los líderes del bloque por lo que se están planteando nuevos métodos de sufragio para expandir la expresión y voluntad de los habitantes europeos a la hora de votar.  El diplomático francés coincidió con los expositores de la mesa, al reconocer que a Europa le falta el desarrollo del concepto “independencia”, en materia de política exterior. Siendo que el gran potencial de Europa en el mundo, no está utilizado inteligentemente al nivel que sería representativo.

Ya para el cierre del panel fue el turno del escritor y periodista Fernando Iglesias, Director de la Cátedra Altiero Spinelli del Consorcio de Universidades Italianas en Argentina CUIA. Iglesias comenzó con el foco en la guerra, para las comparativas con objetivos alcanzados en el presente y razones centrales que forjaron el proyecto de la Unión Europea.  Resaltó los antecedentes de Spinelli en búsqueda de conceptos que se convirtieran en bases para la conformación de una comunidad europea, siendo que el legado de este político italiano impulsor del federalismo, se ha transformado en uno de los padres de la Union Europea. Con la puesta en valor de antecedentes claves en la historia que marcaron la orientación hacia el establecimiento de la paz, el profesor Fernando Iglesias se refirió a todo lo que significó el nazismo, la tragedia de la Segunda Guerra Mundial y el capítulo de la etapa post-guerra para abrir un nuevo escenario marcado por la Guerra Fría hacia el bloque de 28 miembros que tenemos en la actualidad.
Iglesias habló además del problema de inmigración, recordando que Europa fue históricamente un continente de inmigrantes y que en cada etapa histórica se produce con fuertes cambios y conflictos, pero que no perjudican a la estabilidad del bloque que deberá ajustarse a estos procesos como lo hizo siempre. La crisis económica que hoy afecta a una gran cantidad de países, ocasionalmente es parte del crecimiento y del avance cíclico de la economía. El experto también tomó como ejemplo a la UE para aplicarlo al proceso de integración regional en Latinoamérica y del Parlamento del Mercosur que desde su fundación no logró cumplir con sus objetivos primarios, para Iglesias: “un fracaso total”. Una detalla descripción del funcionamiento de las instituciones comparativamente hablando entre Europa y nuestra región.
Como en cada encuentro, la última parte dedicada a las inquietudes del público, para inter-actuar en el formato “open-forum”, con preguntas orientadas a la crisis del Mediterráneo y a la relación con Rusia.

En el final, se informaron las referencias de la Red Argentina de Centros de Estudios Internacionales RACEI, iniciativa de cooperación entre actores del campo de las relaciones internacionales de Argentina que cuenta con el auspicio del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales CARI y la Fundación Konrad Adenauer. El cuarto año consecutivo que desde Equilibrium Global se impulsa una propuesta de debate en oportunidad de celebrarse el “Día de Europa”, llevando reflexiones desde la diplomacia, la academia y las instituciones.

Desarrollo & Contenido
Ariel Roberto Zaiser – Relaciones Internacionales UADE

Link institucional UADE: http://www.uade.edu.ar/unidades-academicas/facultad-de-ciencias-juridicas-y-sociales/licenciatura-en-gobierno-y-relaciones-internacionales

Link institucional de la Oficina de la Delegación Europea en Buenos Aires:  http://eeas.europa.eu/delegations/argentina/index_es.htm

Link Facebook de la Embajada de Rumania en Argentina: https://www.facebook.com/pages/Embajada-de-Rumania-en-Buenos-Aires/1430048157270238

 

Pin It on Pinterest