La voz de la diplomacia de Tibilisi. Opinión oficial Cancillería de Georgia

La voz de la diplomacia de Tibilisi. Opinión oficial Cancillería de Georgia

Compartimos la opinión oficial de la diplomacia de Georgia. Realizamos consultas a la Embajada de Georgia en Argentina sobre aspectos de política exterior de este joven país del Cáucaso. En respuesta, desde la Cancillería georgiana nos transmite las siguientes expresiones oficiales sobre los asuntos de la relación con la Unión Europea y sobre el conflicto territorial con la Federación Rusa. Detallados comentarios con información sobre algunos ejes centrales de la política exterior de Tiblisi.

Pregunta: Cuando desde Sudamérica miramos la política de Bruselas en la estrategia de la “Asociación Oriental de la UE” vemos muchas buenas intenciones y pocos resultados, los procesos de adhesión se anuncian y luego los tiempos para concretarse son eternos. ¿Cómo se ven las cosas desde Tiblisi? ¿En qué se ha beneficiado Georgia con la política de la “Asociación Oriental” de Europa? ¿Cómo está el proceso de Georgia en cuanto a la adhesión a la UE?
Ministerio de Exteriores de Georgia: la integración europea ha estado firmemente arraigada como la piedra angular de la política exterior e interior de Georgia. Es una elección consciente del pueblo georgiano ya que todos entendemos que es la mejor manera de garantizar la democracia, la seguridad, la paz y la prosperidad en nuestro país y en la región en general. No hay otra alternativa en Georgia. Al respecto:

  • La Asociación Oriental, como dimensión oriental específica de la Política Europea de Vecindad, ha sido un auténtico modo cambiante para nosotros. Ha proporcionado el marco concreto para la realización de nuestra visión de construir una democracia verdaderamente europea, aspirando a convertirse en un miembro de pleno derecho de la familia europea común. A pesar de que la Asociación Oriental no prevé la eventual adhesión de los socios de Europa Oriental en la UE, tampoco nos impide seguir este camino.
  • Consideramos la iniciativa como un marco de potenciales, contribuciones y beneficios para todas las partes asociadas, pudiendo elegir libremente el nivel de sus ambiciones y objetivos en las relaciones con la UE.
  • Georgia ha ganado mucho con la Asociación Oriental. Hemos logrado la mayoría de las perspectivas ofrecidas por la Asociación Oriental: – hemos completado con éxito el proceso de liberalización de visados – como resultado del cumplimiento de todos los requisitos necesarios y el cumplimiento de los puntos de referencia, desde el 28 de marzo los ciudadanos de Georgia pueden viajar libremente, sin visa a la zona de Schengen; – hoy Georgia es un socio asociado de la Unión Europea – el Acuerdo de Asociación, incluyendo DCFTA (Área Profunda y Completa de Libre Comercio –APCLC-) y la Agenda de la Asociación, como su principal instrumento de aplicación, han proporcionado una ruta concreta para dirigir el proceso de reforma global en nuestro país. El acuerdo de la “nueva generación”, como suele mencionarse, prevé la asociación política y la integración económica de Georgia con la UE, llevando al país de forma extensiva y paulatina a las más altas normas y estándares europeos en todos los sectores. Se prevé un mayor diálogo político con la UE y una agenda ambiciosa para una cooperación más profunda en materia de política exterior y de seguridad, justicia, libertad y seguridad, comercio y economía, transporte y energía, medio ambiente y salud, investigación y educación, cultura e innovación. El acuerdo firmado en junio de 2014 y aplicado provisionalmente desde septiembre de 2014, entró en vigor en julio de 2016.
  • Los beneficios de esta transformación fundamental ya son visibles en Georgia: Georgia ha estado progresando y mostrando buenos antecedentes en la implementación de reformas complejas. Durante los últimos años hemos estado invirtiendo en la construcción de una democracia europea sólida con instituciones democráticas eficaces y un sistema abierto de gobernanza, pluralismo político, medios libres y poder judicial independiente, un sólido estado de derecho y protección de los derechos humanos y el ambiente.
  • A través de la introducción de las normas y estándares de la UE, el comercio con la UE está aumentando – como resultado, la UE es nuestro mayor socio comercial; El atractivo de Georgia para las inversiones extranjeras está creciendo; estamos promoviendo las empresas locales, generando nuevas oportunidades de empleo; Los productos georgianos ya están presentes en el mercado de la UE, incluidos los nuevos productos recientemente autorizados en el mercado de la UE, como la miel y el pescado y los productos pesqueros del Mar Negro; nos unimos al Tratado de la Comunidad de la Energía (el Protocolo respectivo está en vigor desde julio de 2017); tenemos uno de los indicadores más altos de movilidad de docentes y estudiantes entre los socios orientales. Georgia es un socio asociado de los programas de la UE, como Horizonte 2020 y Europa Creativa, que contribuye a profundizar nuestros vínculos educativos y culturales con la UE, pero también a concienciar sobre Georgia en la UE; también, durante los dos últimos años consecutivos, el turismo ha aumentado en Georgia, recibiendo entre otros, los visitantes multiplicados de los estados miembros de la Unión Europea.
  • Hay que subrayar la contribución decisiva de la UE y sus Estados miembros a la aplicación satisfactoria de las reformas globales en Georgia.
  • Se ha logrado mucho, pero aún queda mucho por hacer. Seguimos nuestro ambicioso programa paso a paso y estamos dispuestos a activar todo el potencial de nuestra asociación con la UE. Nuestros planes incluyen intensificar la aproximación jurídica e institucional con la UE, reforzar la cooperación con los organismos y programas especializados de la UE, profundizar la cooperación sectorial y ampliar las interconexiones, así como intensificar la cooperación en materia de seguridad y defensa. • Nuestra ambición es alcanzar el nivel de integración donde podríamos decir que esto es realmente “todo, menos instituciones” dejando abierta una decisión política sobre la membrecía. El Acuerdo de Asociación no constituye el objetivo final de nuestra relación. Más bien, a través de una asociación política amplia y la integración económica creará un terreno sólido para la integración política más profunda de Georgia en la UE en la perspectiva a largo plazo.

Pregunta: Estonia ha asumido la Presidencia rotativa del Consejo Europeo. Comienza un nuevo “trío”, que marcará la agenda de la UE en este segundo semestre que continuará con Bulgaria y Austria. La Presidente de Estonia, Kersti Kaljulaid, dijo recientemente que el mundo occidental “cometió un error” cuando no reaccionó con mayor firmeza a la invasión rusa de Georgia en 2008. ¿Qué expectativas tiene Ud. sobre la agenda que lleven los líderes de Bruselas para dar espacio a los reclamos de la diplomacia de Tiblisi frente a tantas otras urgencias que hoy tiene el bloque comunitario?
Ministerio de Exteriores de Georgia: Estonia, asumiendo a la Presidencia del Consejo de la UE, tiene una tarea difícil de actuarse en un momento decisivo para el futuro de la Unión Europea. Deseamos sinceramente a nuestros amigos todo el éxito para lograr su visión de una Europa unida. • Al mismo tiempo, hablando de la participación de la Presidencia del Consejo de la UE en los asuntos exteriores de la UE, debemos tener en cuenta los cambios introducidos por el Tratado de Lisboa en las competencias de las instituciones y estructuras de la UE. • No obstante, acogemos con beneplácito la contribución de la Presidencia de Estonia a la aplicación de la Asociación Oriental, que es una de las prioridades de su programa de la Presidencia. Uno de los elementos clave del programa es la Cumbre de la Asociación Oriental prevista el 24 de noviembre en Bruselas, el formato formal más elevado de la arquitectura de la Asociación que reúne a los jefes de los Estados y Gobiernos de los Estados miembros de la UE y los países de la Asociación Oriental y de las instituciones de la UE. Todos esperamos con mucho interés la celebración de dicha Cumbre, que confiamos que garantizará los resultados prácticos, pero también establecerá una visión de futuro para el desarrollo progresivo de nuestras relaciones.

  • La UE participa ampliamente en Georgia apoyando reformas globales y promoviendo la seguridad y la estabilidad sobre el terreno. Hemos desarrollado un diálogo político estructurado eficaz y amplio, que aborda todas las cuestiones de actualidad de nuestra cooperación bilateral, así como los desarrollos internacionales.
  • La UE desempeña un papel especial como mediadora de la cesación del fuego en la guerra entre Rusia y Georgia de agosto de 2008. La UE apoya firmemente la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas. La política proactiva de no reconocimiento de la UE hacia los territorios ocupados de Georgia ha sido crucial a lo largo de estos años. • A través de la significativa presencia sobre el terreno, promueve activamente la seguridad y la estabilidad en Georgia. La Misión de la Observación de la UE en Georgia, como el único mecanismo internacional de supervisión sobre el terreno, desempeña un papel crucial a la luz de las continuas provocaciones de la Federación de Rusia y de procesos alarmantes a lo largo de la línea de ocupación. Ha disminuido la escalada de tensiones y ha contribuido a estabilizar la situación sobre el terreno. • Mediante los Representantes Especiales da la Unión para el Cáucaso del Sur y la crisis en Georgia, la UE interviene activamente en las Discusiones internacionales de Ginebra, que es el único formato entre Georgia y Rusia con el objetivo de lograr la seguridad y la estabilidad sobre el terreno en cumplimiento total del Acuerdo de Cesación del Fuego del 12 de agosto. • Las relaciones entre la UE y Georgia nunca han sido tan estrechas e intensivas como hoy. La Estrategia Mundial de Política Exterior y de Seguridad de la UE describe a Georgia como un socio clave de la UE y presenta al país como un líder regional y observa que el éxito de Georgia en un desarrollo democrático pacífico y estable, estimula los cambios positivos en los vecindarios orientales. • Citando al Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, la UE y Georgia “comparten valores comunes .., comparten una agenda común, un interés común y compromisos comunes para que esta asociación sea aún más fuerte en los próximos meses y años y que se continúe la asociación política y la integración económica de Georgia con la Unión Europea”.

Pregunta: el status de las regiones de Abjasia y Osetia del Sur es muy poco conocido en Latinoamérica ¿Cuál es el status actual del conflicto y qué hace la diplomacia georgiana al respecto? ¿Cuál es la postura oficial del estado georgiano respecto a los ciudadanos de estas regiones que cuentan con ciudadanía rusa adicional a la georgiana y verían con agrado incorporarse a Rusia?
Ministerio de Asuntos Exteriores de Georgia: las regiones georgianas de Abjasia y Tskhinvali, que representan el 20% del territorio del país, siguen siendo ocupadas por la Federación de Rusia. Moscú da pasos hacia la anexión y la absorción de esas regiones. En 2014-2015, Rusia firmó los llamados “tratados sobre integración” por separado con los regímenes de ocupación de Sokhumi y Tskhinvali. Implementándose estos llamados “tratados de integración”, ahora Rusia adopta medidas concretas, incluida la firma de los “acuerdos” de seguimiento, que contemplan la plena incorporación de las regiones ocupadas de Georgia en su sistema político, militar, económico y social. El llamado “referéndum” celebrado recientemente en la región de Osetia del Sur / Tskhinvali para cambiar el nombre de la región georgiana más antigua por el nuevo que es similar a lo del sujeto federal de Rusia, demuestra claramente los planes de Rusia para preparar la anexión ilegal de los territorios ocupados.
Rusia continúa intensificando su construcción militar en las regiones ocupadas de Georgia y, paralelamente al proceso de militarización en curso, realiza ejercicios militares regulares en las regiones de Abjasia y Tskhinvali. Asimismo, las fuerzas rusas están instalando de modo sistemático alambres de púas, las llamadas “señales fronterizas” y otras barreras artificiales a lo largo de la línea de ocupación, que pretenden aislar aún más a las personas que residen en las regiones ocupadas. La longitud total de las trincheras y barreras artificiales a lo largo de la línea de ocupación en la región de Abjasia es de unos 48 km, a lo largo de la línea de ocupación en Osetia del Sur / Tskhinvali región – alrededor de 52 km, afectando a alrededor de 800 familias locales, mientras que varios de ellos han sido obligados a irse de sus lugares de residencia dejando detrás la línea de ocupación, creando así una nueva ola de desplazados internos.
La situación de violación de los derechos humanos en estas regiones sigue siendo alarmante. La restricción de la libertad de circulación y residencia, la práctica del secuestro y las detenciones ilegales a lo largo de la línea de ocupación, la prohibición de la educación en la lengua materna para los georgianos étnicos continúan. El régimen de ocupación en Sokhumi disminuyó el número de puntos de cruce de 6 a 2. El cierre de los llamados “puntos de cruce” agrava significativamente la situación humanitaria en la zona. Tiene un impacto negativo sobre los grupos vulnerables de población, en particular: las personas que necesitan atención médica y / o evacuación médica y los escolares, que van a las escuelas que se ubican en el territorio controlado por el Gobierno de Georgia.
A pesar de las acciones provocativas de Rusia, Georgia cree firmemente en la resolución pacífica de conflictos. A diferencia de la Federación de Rusia, el Gobierno de Georgia se mantiene en conformidad con el Acuerdo de cesación del fuego mediado por la UE. A la espera de la reciprocidad por el lado ruso, Georgia ha reiterado muchas veces el compromiso jurídico de no utilizar la fuerza. El Gobierno de Georgia no escatima esfuerzos para continuar activamente la cooperación con la sociedad internacional a fin de aumentar la conciencia sobre la grave situación de seguridad, derechos humanos y humanitarios en las regiones ocupadas y movilizar el apoyo a la resolución pacífica de los conflictos. Georgia participa de manera constructiva en las discusiones internacionales de Ginebra que es el único formato de negociación entre Rusia y Georgia con la copresidencia de la UE, la ONU, la OSCE y la participación de Estados Unidos, establecida para abordar las secuelas de la guerra de agosto de 2008.
Al mismo tiempo, el Gobierno hace especial hincapié en la reconciliación de las sociedades devastadas por la guerra y apoya la resolución pacífica del conflicto. En este contexto, el Gobierno ha intensificado su política de compromiso vía medidas de fomento de la confianza, contactos directos entre las personas y el diálogo y así se compromete a responder a las necesidades de las personas que viven en las regiones ocupadas de Abjasia y Osetia del Sur / Tskhinvali. En este sentido, el Gobierno de Georgia se mantiene decidido garantizar que los beneficios de la agenda europea de Georgia estén disponibles para las personas al otro lado de la línea de ocupación.

Por Martín Pizzi
Relaciones Internacionales UCASAL

Alemania va a elecciones. Entrevista a Franco Delle Donne desde Berlín.

Alemania va a elecciones. Entrevista a Franco Delle Donne desde Berlín.

Desde la red de alianzas con expertos y think-tanks en diferentes capitales del mundo entrevistamos al consultor de comunicación política Franco Delle Donne en Berlín. Preguntamos sobre el perfil del electorado alemán; sobre las demandas, para saber cuál es la agenda que le preocupa a la sociedad y qué hacen al respecto los grupos políticos. En momentos donde los grupos extremistas y neofasistas son noticia de este lado del Atlántico, por los acontecimientos de Charlottesville en Estados Unidos, los alemanes tienen a Pegida entre minorías que han expandido sus ideologías por el resto de Europa. Martín Rodrígiuez Osses entrevista al analista político Delle Donne donde buscamos tener un fotografía más finita de la conducta, tendencia y preocupaciones del electorado de cara a las generales de Septiembre.

Pregunta: ¿qué objetivos principales debe trazarse el arco político alemán en un futuro, qué demandas de la población están insatisfechas y cuáles pueden surgir en la brevedad?
Franco Delle Donne: el surgimiento de un partido ultraderechista como lo es Alternativa para Alemania (AfD) ha demostrado que existen una serie de carencias en la oferta que presentan los partidos políticos tradicionales. AfD ha sido capaz de movilizar a ciudadanos que se consideraban fuera del sistema político y que desde hacía mucho tiempo engrosaban el abstencionismo. Si observamos las regionales de 2015 en adelante vemos que la participación electoral aumenta en un 10% y las encuestas “exit polls“ marcan una importante capitalización de este fenómeno por parte de los ultraderechistas.
La transversalidad del voto ultraderechista deja otro indicio importante para observar las demandas insatisfechas. En efecto, AfD recibe votos de todo el espectro político: desde la derecha neonazi hasta la izquierda antisistema, desde la burguesía rica del sur hasta de los desempleados crónicos del este, desde los trabajadores asalariados de clase media baja hasta los autónomos y emprendedores. Esta transversalidad del electorado ultraderechista indica que las demandas pendientes en el principio del fin de la era Merkel son una verdadera deficiencia de los partidos.
El primer issue que se puede mencionar en concreto tiene que ver con la calidad de los puestos de trabajo. Alemania tiene un desempleo muy bajo y según los números del gobierno nunca en la historia hubo en Alemania tanta gente ocupada como ahora (en términos absolutos). Lo que esos anuncios no mencionan es que muchos de esos puestos de trabajo corresponden a los denominados “mini-jobs“, trabajos cuyo salario no puede superar los 450 euros mensuales. Los mini-jobs son sÓlo uno de los indicadores de un mercado laboral que está sufriendo un gradual proceso de pauperización y que tendrá su impacto social en los próximos años al favorecer el crecimiento de la desigualdad.
La cuestión demográfica es un elemento que Merkel tiende a ignorar. Alemania está frente a un problema respecto de lo que sucederá con las pensiones cuando una gran cantidad de alemanes se jubilen casi en simultáneo. Este grupo pertenece a la generación de “Baby-boom” de la posguerra. Si tenemos en cuenta que la expectativa de vida de este colectivo supera ampliamente las previsiones de hace treinta años, podríamos afirmar que Alemania tendría que tener una población activa muy superior a la actual que aporte el dinero necesario para financiar la caja previsional durante más tiempo. En otras palabras, es muy posible que se produzca un desacople entre lo que los jubilados reciben y lo que entra a la caja desde la población económicamente activa.
Para finalizar, existe una falta de comunicación respecto de los beneficios y funcionamiento de la Unión Europea. Muchos alemanes no comprenden, ni en las clases bajas ni en las altas, si Alemania se beneficia o no de la UE. Aquí jugaron un rol fundamental los periódicos más sensacionalistas que utilizaron el tema de Grecia para transmitir ideas falsas o tergiversadas sobre lo que Alemania paga y recibe de la UE. Esto puede lastimar la legitimidad de la UE dentro del país. Se podría convertir en una variable compleja para los partidos políticos, que hasta ahora no habían tenido que preocuparse demasiado por ella, ya que el consenso alrededor de lo positivo de la UE era muy amplio.

Pregunta: ¿qué futuro tienen movimientos de extrema derecha como Pegida en Alemania? ¿Se puede pensar en el surgimiento de movimientos reactivos a Pegida desde una ultra izquierda?
Franco Delle Donne: Pegida es una reacción a muchos de los problemas mencionados previamente y en algún punto el partido AfD ha sabido absorber gran parte de sus demandas movilizantes. En ese sentido, Pegida, al tener una articulación política que la representa, ha perdido algo de su esencia. En la medida en que AfD mantenga su perfil intransigente, o como ellos mismos denominan “de oposición fundamental”, Pegida permanecerá en un lugar secundario. En la izquierda ya existen movimientos antiderechistas desde mucho tiempo antes de Pegida.

Pregunta: ¿qué papel tiene la cuestión de la inmigración en la opinión pública, en la percepción que se genera en el electorado?
Franco Delle Donne: existen estudios que indican que a menor cantidad de inmigrantes en una región, mayor es el índice de rechazo o xenofobia. En otras palabras, se teme lo que no se conoce. AfD ha sido capaz de reorganizar los frames de los alemanes, en especial desde la llegada masiva de refugiados en el verano boreal de 2015. Un frame es el encuadre mental que realizamos cuando observamos algún elemento. Ese frame puede venir dado por la propia socialización o por los distintos inputs que recibimos día a día, por ejemplo, consumiendo información periodística. Los ultraderechistas han logrado que la palabra inmigrante, o bien refugiado, sea parte de un campo semántico relativo a la criminalidad, pero en especial al terrorismo. Al aplicar el frame de la “islamización de Alemania“, reforzado por la cobertura periodística de los atentados y demás atrocidades de ISIS en Medio Oriente, AfD ha construido una nueva interpretación del fenómeno migratorio: es una amenaza a la seguridad nacional, pero por sobre todo, a las costumbres occidentales.

El miedo se ha trasladado desde la variable económica (competencia laboral, por ejemplo) a la variable identitaria (pérdida de valores, cultura, etc.
Actualmente es uno de los temas más complejos en el marco de la campaña electoral. Es muy difícil para los partidos políticos trazar posiciones concretas al respecto, incluso dentro de ellos. El problema de la cuestión demográfica, mencionado más arriba, le pone un nivel de dificultad mayor al tema migratorio: Sin inmigrantes en algunos años es posible que Alemania sea inviable.

Pregunta: ¿cuáles son los límites que el electorado alemán acepta y qué cosas entiende inaceptables en una campaña política?
Franco Delle Donne: hasta la aparición de AfD hubiese asegurado que cuestiones como el nacionalismo, las expresiones anti-inmigrantes y cualquier otra manifestación que supere el límite de lo políticamente correcto eran absolutamente inaceptables. Esto ha cambiado. AfD ha podido correr los límites y las redes sociales fueron la plataforma en la que esto ha tomado forma. El anonimato de los usuarios colabora con ello y la retroalimentación le brinda volumen. En nuestro libro dedicamos un apartado entero al tema (Factor AfD. El retorno de la ultraderecha a Alemania).

Pregunta: ¿Francia ocupa un rol importante pensando en el liderazgo alemán como capital político o el electorado no lo toma en consideración?
Franco Delle Donne: para los europeístas y la gente de centro (izquierda y derecha) Francia es fundamental. Es el vecino, socio, más relevante y en el imaginario colectivo, es imposible pensar una Europa unida y en paz si la relación con Francia no fuese buena. Está claro que aprendieron luego de dos guerras mundiales. Es interesante el rol que ocupa hoy el presidente Macron. Para muchos un reflejo de lo que tendría que ser el sucesor de Angela Merkel.

Pregunta: basado en las campañas electorales y las promesas, ¿se puede definir una identidad alemana?; la que interpretan los políticos para dirigirse al electorado.
Franco Delle Donne: el alemán vota a Merkel, aplaude las iniciativas socialdemócratas, quisiera ser como los verdes, no le gusta AfD pero reconoce que menciona temas que el resto evita y compra sus muebles en IKEA.

Por Lic. Martín Rodríguez Osses.

*Franco Delle Donne vive en Berín desde hace 7 años, trabaja como consultor en comunicación en el Parlamento de Alemán. Está a punto de doctorarse en comunicación política por la Freie Universität Berlin. Es autor del blog: https://eleccionesenalemania.com/

Pin It on Pinterest