Claves de la agenda de Turquía, entrevista a Mehmet Ozkan

Claves de la agenda de Turquía, entrevista a Mehmet Ozkan

Equilibrium Global participó en Ankara de la capacitación para periodistas de América Latina del programa “Turkey Media Training Program-TUMEP”, de la Dirección de Prensa e Información de la Oficina del Primer Ministro de Turquía. Vanina Fattori entrevistó al experto Mehmet Ozkan para obtener un testimonio en primera persona de las cuestiones claves de la agenda de Turquía en la política actual. Desde el ISIS al rol de Ankara en el liderazgo regional, desde la participación en la OTAN a la relación de Europa, Mehmet Ozkan explica que …“Turquía es un semi-actor en esta región y no puede cambiar la situación del ISIS unilateralmente, pero la comunidad internacional no puede resolver estos problemas de seguridad sin el apoyo de Turquía”… El analista en asuntos internacionales graduado en España entiende que en … “Europa no recibirán a un Estado con amplio margen de maniobra autónoma, y Turquía tiene una propia visión de muchos puntos focales en la agenda internacional”…

Pregunta: Desde América Latina somos receptores de la información sobre la realidad de Turquía a través de la imagen que nos moldean los medios de comunicación masiva de Occidente, lo cual significa que en general es una sesgada visión que transmite ciertas noticias pero no una fotografía más completa de lo que sucede en este país euroasiático. Puede Ud. brindarnos unas reflexiones para entender el rol de Turquía en la región.
Mehmet Ozkan: Hay una cosa que debemos tener presente para poder responder. Hace 15 años Turquía estaba en una situación crítica, el contexto era peligroso, incluso en la política exterior, donde no podemos decir que el panorama era similar al de hoy donde relaciones diplomáticas estaban en un muy bajo su nivel. Había también conexión con las religiones, pero el entorno de 15 años atrás era también algo muy deficitario. En ningún momento Turquía quería involucrarse en los asuntos de Oriente Medio, hasta en los años 60, cuando contabilizamos el inicio de los problemas con el caso de Chipre. Con ello, quiero decir que no tenía pensamiento estratégico hacia Oriente Medio. Así identificamos dos olas entre Turquía y Oriente Medio, o dos etapas que debemos considerar para entender el rol de Turquía en la región. La primera, empezó con la guerra del Golfo cuando Saddam Housein invade Kuwait, allí Turquía toma una posición pro-occidental, siendo criticada por una presunta “sobreactuación”. Esta fue una etapa donde hubo importantes pérdidas económicas, Turquía fue el primer país en cortar la línea de petróleo con Iraq, perdiendo 160 millones de dólares.  Segunda ola viene con 1997 con Necmettin Erbakan, un islamista líder que tuvo una postura anti-occidentalismo cuando estaba el primer ministro, tomando una política de desarrollo de acercamiento con países musulmanes, su primera visita oficial fue a Irán, Libia. Esto genera malestar en la sociedad provocando un golpe militar llamado “proceso del 28 de Febrero”, dirigida por grupos seculares y la militaría con un apoyo fuerte del afuera del país.Mehmet
Estos fueron dos momentos totalmente contradictorios que luego tendrán sus contrastes en el 2002, cuando llega al poder el Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP), ellos buscan emprender una política de balance en relación a estas dos olas, un punto de equilibrio entre una posición pro y contra occidente. Por ello, post- 2002, las relaciones bilaterales se desarrollaban tanto con Oriente Medio como con Europa. De esta forma, comienza una apertura de política exterior, un reposicionamiento de Turquía, evidenciándose en el 2005 con el nombrado de ser candidato a ingresar al bloque comunitario. Luego, se abrió hacia África, América Latina y más países de Oriente Medio. Este proceso llega hasta 2010, hasta la llamada Primavera Árabe; un contexto oportuno para formar una visión estructural y estratégica de la región, que empezaba a sufrir convulsiones sociales. Así, el ideal era el formar un Oriente Medio conservador pero democrático. Una región donde los musulmanes sean compatibles con regímenes democráticos. Esto no funcionó porque los países europeos planearon una estrategia que chocaba con la de Turquía, sumado al golpe de Estado en Egipto en 2013. Así se observa el inicio de un retroceso, junto a la situación de crisis que se potencia con Siria.
Es importante resaltar que hoy en el tablero regional se muestran algunas zonas donde no hay Estados, como Libia y Siria y al mismo tiempo la presencia de  Estados autoritarios, tal como Egipto e Iraq. Hoy, debemos debatir desde Turquía qué tipo de Estado queremos ser, un Estado inclusivo o exclusivo.  Estamos transitando mismas sensaciones del Siglo XX cuando estas cuestiones estaban en debate, donde se ponía en discusión el concepto de Estado Nación. En el presente debemos preguntarnos qué tipo de futuro queremos tener. Ningún país de la región tiene un plan para Oriente Medio, ni siquiera Estados Unidos. En Siria hay dos visiones opuestas que chocan, Irán busca tener influencia y Turquía apuesta por la moderación de musulmanes para lograr democracia. Quien gane en Siria, garantizará la puerta de entrada a la región. Irán sabe que si lo logra, tendrá una conexión directa con un espacio geográfico próximo. Siria representa una apertura muy fuerte.  Por su parte, Turquía busca los medios y herramientas para responder a los problemas urgentes, como lo es la situación de los refugiados, la inestabilidad de la región que lleva problemas de seguridad. Son cuestiones que representan una llave para las elecciones en Noviembre. Estamos en un contexto regional donde necesitamos un cambio para mejorar el panorama de la seguridad regional, hoy es ISIS pero en los próximos años habrá otro ISIS y así consecutivamente. Turquía tiene un definido perfil de liderazgo, con un compromiso activo y dando señales de solidaridad que otros países no han manifestado.

Pregunta: Expertos y analistas internacionales occidentales confirman que hay ISIS por un largo tiempo, que estos extremistas han llegado para quedarse. ¿Qué puede opinar al respecto de la continuidad de esta amenaza?
Mehmet Ozkan: Sin resolver el problema de Siria e Irak es imposible eliminar la amenaza del ISIS. Hoy podemos enfrentarlos, declararle la guerra, ganar a corto plazo con conquistas territoriales, pero después, ¿qué ocurrirá en esta región si el problema no tiene solución definitiva? Quedará un vacío de poder y alguien lo ocupará. Actualmente, el Presidente de Siria, Bashar Al-assad, no está controlando el poder sirio, sólo el 15% de territorio de Siria está controlada por Al-assad, mientras que otro 25% lo tienen la oposición y el resto, más de 50% del teritorio Siria, por ISIS. El Estado Islámico cuenta con un control territorial amplio de recursos y considerable poder bélico; con capacidad de comunicación de sus acciones. Hay que trabajar para que los jóvenes no vean atractivo ir a combatir a las filas ISIS. El autodenominado “Estado Islámico” no es sólo un problema de Turquía, lo es para todo el mundo. Turquía es un semi-actor en esta región y no puede cambiar la situación unilateralmente, por ello la comunidad internacional no puede resolver estos problemas de seguridad sin el apoyo de Turquía, entonces, se requiere de una cooperación muy sólida y fuerte. En los últimos 2 años hubieron compañas para correr a Recip Tayip Erdogan del poder, en ese tiempo hubo una presión muy fuerte a través de un mensaje repetido en cadena que emitía la opinión pública internacional: “por qué Turquía no peleaba contra ISIS”. Lo que ocurre es que con esa postura no sólo se quería ir contra el ISIS, sino también era una consigna con otro objetivo, el de ir contra Turquía. Si se emprende una lucha unilateral nadie asegura que las bombas no vayan directo a Estambul o Ankara. Hay que actuar en conjunto con la comunidad internacional, no se ha venido considerando esto.

Pregunta: Desde Equilibrium Global sostenemos la carencia de un plan político para resolver asunto del autodenominado “Estado Islámico”, que hay improvisación y fallas de coordinación, mientras que el atolladero Siria sigue en un callejón sin salida. Qué piensa usted. En qué medida afecta esto a Turquía.
Mehmet Ozkan: Hoy hay 33 países que son miembros de la coalición internacional contra ISIS, mientras muchos de ellos apoyan con logística u otros medios, sólo Turquía está realmente luchando con esfuerzos mayores. Hay dos formas llegar a resultados concretos: establecer un plan integral de resolución para terminar con el problema, incluyendo Siria, Iraq y el tema de kurdos. Porque los bombardeos aéreos no son la solución real.  Sin resolver Siria no hay solución que funciona y dura larga tiempo hacia ISIL. Y sin resolver las quejas de Sunnís en la política Iraquí, tampoco hay una solución duradera para ISIL.

Pregunta: Hablamos de seguridad internacional, de Oriente Medio y OTAN siempre aparece en los ensayos de analistas internacionales. ¿Puede esta alianza trasatlántica tener una influencia real en el curso de los acontecimientos de ISIS?
Mehmet Ozkan: El papel de OTAN, mucho se habla del tema pero no se dice nada, en definitiva, tampoco no hay una gestión trascendental. Para cualquier paso se necesita una autorización de ONU para actuar, pero ya tenemos el antecedente de Kosovo. Yo no creo que OTAN esté lista para otra situación similar, no hay un “ambiente” para otra actuación unilateral de estas características. Para que actúe en la región se necesita la decisión de Estados Unidos, pero también de la aprobación de Turquía. No creo que OTAN tome protagonismo, está en un posición de precaución, aún, está analizando su rol en la política mundial, su propia razón de ser. Está aún buscando su rumbo. Mucho se habla de OTAN pero hay poca acción al respecto.

Pregunta: Pasando al eje europeo. Si tomamos la frase utilizada por Der Spiegel, “El año que Europa perdió a Rusia por Crimea”, ¿podemos decir que hoy transitamos un periodo en que Europa está perdiendo a Turquía o el año en que Europa debe ganar Turquía?
Mehmet Ozkan: Ni Turquía puede perder Europa, ni Europa puede perder Turquía, porque Turquía es parte de OTAN, de Comunidad Europea y perfila a ser parte de Unión Europea, el negocio bilateral con Europa es del 50%. Hay muchos puntos de conexión aunque no seamos miembros del bloque comunitario. Hay muchos lazos que son imposibles cortarlos. Turkey3 Ningún país europeo querrá perder otro país, no se da un juego de suma cero. Desde el inicio del 1959, cuando comenzó la relación bilateral, muchas cuestiones pasaron; acuerdos, desacuerdos, conflictos, pero siempre ha existido un canal que sostuvo un proceso de negociación a través del diálogo. Asimismo, tengamos presente que Turquía no es un país dimensionalmente pequeño como algún Estado europeo, de lo contrario, es grande con ambición de crecimiento y desarrollo, los datos demográficos son una muestra clara del liderazgo de Ankara para los próximos años. Es un Estado con intenciones de hacer llegar su visión en la región, por eso, es normal que haya fricciones con la visión de Unión Europea, como por ejemplo con Francia. Por estos motivos, en parte, no es fácil el ingreso al bloque porque no recibirán a un Estado con amplio margen de maniobra autónomo. En este momento, estamos en instancias de cooperación, donde no es posible dar lugar a pensar en “perder a Turquía”.

Pregunta: En relación a lo económico y políticas de desarrollo, ¿cómo se potencia el rol de Turquía frente al mundo?
Mehmet Ozkan: Turquía esta reposicionándose en la política mundial y en la economía mundial. En respuesta a ello, está haciendo una apertura hacia América Latina, África, Asia. Asimismo, es un poder humanitario, reflejado en Somalia y África, al mismo tiempo, tiene más de 2 millones refugiados sirios. Se presenta como país responsable en el sistema global, por ello dice que hay que renovar el sistema de ONU, porque hoy el equilibrio de poder existente es diferente a los años anteriores. Ankara tiene una visión que reposa sobre el multilateralismo. El sistema está fallando, hoy tenemos más problemas en el mundo que hace 20 años atrás, entonces, hay que mejorar para contenerlos.  En otro aspecto, Turquía quiere ser parte de los 10 países más fuertes económicamente, a través de ello, se piensa que no sólo se podrá contribuir a la economía global sino también el papel responsable y humanitario en el sistema internacional. Políticamente, Turquía tiene un pasado de Imperio y por ello tiene una visión, pero que no es la de “neo-otomanismo”, es una visión que reposa sobre la multiculturalidad y diversidad, nosotros no padecemos de islamofobia como Europa. El Estado busca que los kurdos sean parte de la política, cualquier ciudadano del mundo puede vivir en el país con mismo derechos. Esta es la visión que el país ofrece hacia al mundo.

Pregunta: Finalmente, qué referencia nos puede dar para entender cuál es el soft-power de Turquía.
Mehmet Ozkan: Hoy muchos ejemplos, uno solo, representativo. Entre 2002 y 2013 Turquía desarrollo fuerte su soft-power, a través de agencia de cooperación de Turquía a través de becas a estudiantes de todo el mundo. Cada año unos 3 mil estudiantes de América Latina, Asia o África reciben la beca para venir a estudiar. Asimismo, en el último tiempo el producto televisivo de novelas ha sido un buen recurso, América Latina tuvo la experiencia de vivir la influencia cultural a través de las novelas. Primero el éxito en Chile, luego Argentina y así en otros países latinoamericanos. Es un una buena herramienta para hacer llegar nuestra cultura y lo que podemos ofrecer para turismo.

Desarrollo & Contenido
Vanina Soledad Fattori – Relaciones Internacionales USAL – Diplomatura Seguridad y Defensa UB.

Mehmet Ozkan es el director ejecutivo del Centro Internacional para el Terrorismo y el Crimen Transnacional (UTSAM), vinculado a la Academia Policía turca. http://works.bepress.com/mehmetozkan/

Nuevos aires en Rumania, el étnico alemán Klaus Iohannis Presidente

Nuevos aires en Rumania, el étnico alemán Klaus Iohannis Presidente

“Que un alcalde de Transilvania con un origen étnico alemán sea el Presidente de Rumania, significa que los rumanos son un pueblo muy tolerante y que tenemos un muy buen sistema funcional para la protección de los derechos de las minorías”. Desde la red de alianzas con think-tanks y expertos en diferentes capitales del mundo, las expresiones desde Bucarest, Adrian Corobana, Presidente de la Asociación ASAGRI (Asociación de Análisis Estratégico, Geopolítico y de Relaciones Internacionales de Rumania nos comenta sobre el nuevo líder. Vanina Fattori entrevista a Corobana para conocer del perfil y de las líneas de política exterior de Klaus Iohannis, que ha hecho sus primeras declaraciones sobre la posición pro-europea y pro-atlantista de Rumania. Corobana explica cómo es el funcionamiento de las instituciones en Rumania y cómo será la convivencia con el Primer Ministro de cara a un nuevo periódo que devuelva entusiasmo y mejore expectativas de desarrollo para todo el pueblo rumano.

Pregunta: Las recientes elecciones tienen un alto componente de sorpresa. Para la segunda vuelta de las elecciones, el Primer Ministro Víctor Ponta era el principal candidato para ganar, pero al final el alcalde de Sibiu, Klaus Iohannis, ganó y él será el nuevo presidente. Teniendo en cuenta que deben coexistir ambas fuerzas en el poder, ¿Cuál será el proceso político? ¿Cómo es el funcionamiento del sistema de gobierno?
Adrián Corobana: Rumania es una república con un sistema semipresidencialista; esto significa que el Presidente es elegido popularmente y designa a un candidato para el cargo de Primer Ministro y nombra el Gobierno sobre la base del voto de confianza del Parlamento. Entonces,  el Presidente y el Primer Ministro del Gobierno forman el poder ejecutivo en nuestro estado. Contamos con una Constitución Nacional rumana muy clara acerca de las responsabilidades de estas dos importantes figuras políticas.
En primer lugar, el Presidente de Rumania no sólo representa al Estado, sino que también salvaguarda la independencia nacional, la unidad y la integridad territorial del país. Por esta razón, vigila la observancia de la Constitución y el buen funcionamiento de los poderes públicos. Actuará como mediador entre los Poderes del Estado, así como entre el Estado y la sociedad. Las responsabilidades más importantes del Presidente son las competencias en materia de política exterior y de las competencias en materia de defensa, siendo el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y presidente del Consejo Supremo de Defensa Nacional.
En segundo lugar, el Primer Ministro dirige las acciones del Gobierno y coordina las actividades de sus miembros, con la observancia de los derechos y deberes que les incumben. Del mismo modo, deberá presentar a la Cámara de Diputados o al Senado los informes y declaraciones sobre la política del Gobierno, que será debatido con prioridad. El primer ministro es responsable por el desempeño económico del país y sobre las medidas administrativas dentro.
Podemos ver que el Presidente y el Primer Ministro tienen diferentes responsabilidades. Y lo más importante acerca de las relaciones entre ambos es que el Presidente de Rumania no se puede desentenderse del primer ministro, porque el gobierno es políticamente responsable de la totalidad de su actividad sólo en el Parlamento.
Sabiendo eso, creo que tenemos tres posibles escenarios aquí. Es posible que el gobierno continúe con Víctor Ponta como Primer Ministro, pero con una “mezcla política” diferente, con una coalición diferente. ¿Será posible ver a un primer ministro diferente de la coalición que ahora está en el poder o se puede ver un primer ministro diferente con una coalición diferente, en el que el partido de Iohannis será el principal partido gubernamental? Creo que sólo el primero y el último escenario son los más probables a suceder.

Pregunta:  Una persona de Transilvania gobernará y gestionará el destino de los rumanos, siendo una persona de etnia alemana. ¿Cómo podemos entender esta particularidad? ¿Qué quiere decir esto? ¿Puede ser positivo generar el factor de la diversidad cultural en los diferentes grupos sociales y comunidades que viven en Rumania? De esta manera, ¿será posible que todos puedan estar representados?Ioannis.3
Adrián Corobana: Bueno, Rumania es conocido en Europa por su sistema de protección a los derechos de las minorías; es el mejor sistema en Europa. De hecho, tenemos 18 minorías nacionales que forman el 11,1% de la población de Rumania, estas minorías tienen muchos derechos, incluyendo los derechos culturales y políticos, tales como ser capaz de tener partidos políticos basados en el origen étnico. Las minorías están muy bien representadas, si un partido político de una minoría no alcanza el 5% de los votos en las elecciones parlamentarias, la Constitución Nacional rumana garantiza una sentada en el Parlamento de ese partido político. Además, tenemos el partido húngaro (UDMR), que en los últimos años fue parte de la coalición de gobierno. Así, las minorías en Rumania están muy bien representadas desde un punto de vista político. Además, la cultura y las costumbres de esas minorías son muy bien recibidas por la población mayoritaria del país.
El hecho de que alguien de Transilvania con un origen étnico alemán será el Presidente de Rumania significa que los rumanos son un pueblo muy tolerante, también, que Rumania tiene una muy buena imagen y un sistema muy funcional para la protección de los derechos de las minorías.

Pregunta: Con las primeras declaraciones de Klaus Iohannis podemos leer un mensaje decisivo para tener una posición pro-europeo y pro-atlantista donde el lineamiento de la política exterior será un fuerte compromiso con la OTAN. Así que, ¿Cuáles son las claves de la agenda rumana con la OTAN? ¿Son estas declaraciones un mensaje en contra de Rusia?
Adrián Corobana: En mi opinión, la posición pro-europea y pro-atlantista de Rumania es algo que no se puede cambiar por un partido político o por un presidente, así lo vemos con Víctor Ponta que también tiene una posición pro-europea y pro-atlantista. Somos miembros de la Unión Europea y de la OTAN desde hace muchos años y este es un hecho cierto. No creo que estas declaraciones sean un mensaje en contra de Rusia. Voy a repetir lo que decía en mi última entrevista realizada por este medio Equilibrium Global: para nosotros, los rumanos, siempre fue importante contar con fuertes socios estratégicos que están muy lejos de nuestra región, al igual que Francia en el pasado o Estados Unidos hoy en día. Por ejemplo, Francia tuvo una gran influencia en la historia rumana, fue el gran poder que apoyó la formación del Estado rumano que condujo a la reducción de la influencia de otros imperios en la región.
Rumania necesita unas sólidas relaciones con Estados Unidos y un fuerte compromiso con la Unión Europea y la OTAN. Pero, es importante tener buenas relaciones, en paz y cooperaciones, con muchos otros poderes.

Pregunta: En la actualidad, Rumania es una de las economías más pobres de Europa, a pesar de haber adoptado los recortes presupuestarios y las recetas que han sido las recomendaciones de las organizaciones internacionales para hacer reformas. ¿Qué expectativas hay para mejorar la situación social después de haber pasado las elecciones y tener un nuevo presidente?
Adrián Corobana: Rumania es una de las economías más pobres de la Unión Europea, después de Bulgaria, pero en Europa, países como Moldavia, Albania, Serbia, Bielorrusia, Ucrania, Macedonia y otros son mucho más pobres que el nuestro. Sin embargo, Rumania tiene una economía estable, con un muy buen crecimiento económico si se comparan los resultados de otros países de la Unión Europea. Por otro lado, también es cierto que tenemos muchas cosas por corregir y ponerse al día, pero esta es la responsabilidad del Gobierno; el Presidente de Rumania no tiene responsabilidades en el campo de la economía.

Pregunta: Entonces ¿Cuáles serán los nuevos pilares de la política exterior de Iohannis Klaus?
Adrián Corobana: Sencillamente y para tener en claro la situación, los principales pilares de la política exterior del nuevo presidente serán el fortalecimiento de la asociación estratégica con Estados Unidos y una mejor participación en la Unión Europea. Además, considero en mi opinión, que será poder entrelazar una mejor cooperación entre Rumania y Moldavia y Rumania y Alemania.

Pregunta: ¿Cree usted que el impulso de las políticas de integración de Asociación Oriental de la Unión Europea para Moldavia y Ucrania puedan mejorar el escenario regional y el desarrollo económico y social de Rumania?
Adrián Corobana: Moldavia es muy importante para Rumania, compartimos el mismo idioma, la misma historia y la misma cultura. Inclusive, es muy importante para mantener su trayectoria europeísta. En los últimos años, los gobiernos de Rumania y Moldavia cooperaron en muchos ámbitos para mejorar la situación social y económica de Moldavia, incluida la reducción de las presiones rusas contra Moldavia en campos como la industria del vino o de la seguridad energética.
Creo que Rumania puede ser un fuerte socio en la región de Moldavia y Ucrania. Voy a dar sólo un ejemplo de cómo Moldavia y Ucrania, e incluso Rumania, pueden mejorar su situación económica y social: el Puerto Constanta, el puerto más grande en el Mar Negro, desde donde se puede transportar en los países del mar Mediterráneo muchos productos de Ucrania y Moldavia.
Así, una región más segura significa un mejor desarrollo económico y social de los países de esa región. Esperemos que dentro de unos años las tensiones regionales se diluyan o que por lo menos las probabilidades de fricciones sean muy pequeñas.

Desarrollo Contenido
Vanina Soledad Fattori – Relaciones Internacionales Universidad del Salvador – Diplomatura  Seguridad Internacional y Defensa Universidad Belgrano. 

Adrián Corobana es Presidente de la Asociación ASAGRI (Asociación de Análisis Estratégico, Geopolítico y de Relaciones Internacionales de Rumania) y Fundador de Geopolitics.Ro.

Pin It on Pinterest