Asunto Crimea, secuelas de la guerra fría

Asunto Crimea, secuelas de la guerra fría

La mirada desde de la geopolítica, a fin de interpretar las dimensiones de las fricciones entre Rusia y Occidente que tienen a Ucrania en postura de “víctima” ante el cruce de intereses entre potencias mayores. Llevamos a la radio el análisis sobre los últimos sucesos en torno a la situación en Crimea.  El conflicto ya implica movilización en el campo militar y encontrados debates sobre la legalidad de las decisiones que se adoptan en la histórica península y en Moscú. La diplomacia ucraniana, en duros términos contra Moscú, acusa de “violación de acuerdos internacionales” y de “invasión armada”. Mientras, Rusia apuesta a una política de poder que la favorezca en una eventual negociación internacional que “regularice” una situación de tensión, sin duda una de las más inquietantes en lo que va del siglo XXI. Compartimos reflexiones del Dr. Alberto Hutschenreuter en el programa radial “Equilibrium & Tu voz al Mundo” * del pasado sábado 8 de Marzo, otra actividad de prensa en continuidad de buscar elementos de interpretación para sumar conocimientos que permitan comprender las complejas circunstancias geopolíticas que giran en torno a Ucrania.

Resumen de los comentarios del experto Dr. Alberto Hutschenreuter:

Crimea y parte de Ucrania es para  Rusia u espacio importante, debido a que se trata de un espacio íntimamente asociado al proceso histórico de independencia de Rusia. En Ucrania, Rusia logro victorias decisivas para su independencia. Por ejemplo contra Suecia en el siglo XVIII. En 1709 Rusia triunfa sobre Suecia. Es un “año estratégico” en la historia de Rusia.
La península de Crimea es central en la historia rusa, fue parte del imperio otomano. Rusia siempre tuvo una rivalidad con Turquía.  A la hora de tratar de influir en Asia central, hay tres actores que pugnan Turquía, Arabia Saudita e Irán. Turquía va a chocar siempre con los intereses de Rusia. Crimea tuvo momentos de independencia durante la primera guerra mundial cuando Alemania avanzó hacia el Este. Y luego en la segunda guerra mundial. Pero a partir de entonces, ocurre un momento simbólico. Con el avance de la URSS desde Stalingrado hacia Berlín, la URSS consiguió importantes triunfos en territorio de Ucrania, y por ello se convierte en potencia mayor en 1943. Cuando Krushev, quien era ucraniano,  cede Crimea a Ucrania era impensable pensar en el fin de la URSS.
El caso de Siria demostró a Rusia que no tenía presencia en términos de movilización de poder naval en el espacio del Mediterráneo. Esta lección está en consideración con la necesidad de conservar Crimea.
Crimea va a convertirse en una república autónoma de Rusia. La asamblea de la Federación Rusa ya aprobó la anexión y la próxima semana habrá un referéndum. La población de Crimea quiere ser parte de Rusia. Aquí se termina el episodio de Ucrania en relación con Crimea. Crimea será parte de Rusia. Es un error hablar de guerra fría.
Cuando se termina una gran guerra, generalmente la comunidad internacional apuesta a la esperanza y apuesta a los principios del derecho internacional y de la ONU.Hutschenreuter RADIO
La Federación Rusa es un estado continuador de la URSS,  no sucesor. Conserva su condición de V3 en la ONU, es decir, voz, voto y veto. En los años noventa Rusia era un “gran poder”, una “Superpotencia nuclear” y una “superpotencia regional”, según la visión del experto Leon Aron. Durante los 90 tuvo real confianza con EEUU y  mantuvo una política de cooperación con occidente. Sin embargo mientras Rusia practicaba una política sentimental, EEUU, desde el término de la guerra fría y hasta la actualidad, continuó desarrollando políticas de poder o de maximización de ganancias.
Ucrania tiene un problema, que es la ubicación geográfica en la que se encuentra. Ucrania tiene que entender que no es un país como los demás, tiene un actor prominente al lado. Rusia  hace tiempo dejo de estar física  y psicológicamente débil.
La contraofensiva en Georgia en el año 2008 fue para evitar que miembros plenos de la OTAN se situaran en su umbral próximo. A Rusia le fue bien, apeló a la guerra como técnica de maximización de poder. Comparado con Ucrania, esta vez las razones son más fuertes. Rusia es un actor que tiene claro que las relaciones internacionales son relaciones de poder y no de derecho.
Si Ucrania dejara de ser parte del extranjero próximo, pero pasara a ser miembro de la OTAN, significaría  un revés geo político para Rusia, un golpe en el bajo vientre.
Si Ucrania se deslizara hacia una situación que la colocara  en un umbral a miembro de la OTAN, sería una catástrofe aun mayor, puesto que los activos estratégicos de Rusia, que siempre los hizo pesar, prácticamente desaparecerían. Si ucrania fuera miembro de la OTAN se rompe un activo central, la profundidad estratégica, la cual puede estar devaluada en el mundo pero no está devaluada en un actor por antonomasia geopolítico, que es Rusia.
Rusia recurre a un acto ilegitimo en materia internacional, puesto que utiliza la fuerza. A Moscú no le importa debido a sus intereses. La población de Crimea quiere la anexión con Rusia, hay deseo de la propia población de pasar a formar parte de Rusia.
No olvidemos la posición de Ucrania en relación a occidente. Yo no veo una posición de fortaleza en Europa. Alemania y Gran Bretaña han relativizado la necesidad de llevar algunas medidas de fuerza. Europa no está en condiciones de llevar medidas de fuerza con respecto a Rusia
La violencia es condenable, pero aquí hay una situación que no es nueva. Estas son secuelas de la guerra fría. Para Rusia la guerra fría no está terminada en términos reparación.

Desarrollo & Contenido
Eric Paredes – Relaciones Internacionales Universidad de Palermo

*El semanario de actualidad internacional en radio “Equilibrium & Tu voz al Mundo” se emite todos los sábados a las 16.00 hs (Hora Argentina) por la emisora de la Universidad Abierta Interamericana: www.conexionabierta.com.ar 

Entrevista al experto sinólogo, Dr. Jorge Malena

Entrevista al experto sinólogo, Dr. Jorge Malena

Compartimos resumen del semanario radial “Equilibrium & Tu voz al Mundo” del pasado sábado 1 de Febrero en entrevistar al experto sinólogo Dr. Jorge Malena, Coordinador de Escuela Estudios Orientales en la Universidad del Salvador, y del Comité de Asuntos Asiáticos en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales CARI. Una distendida charla con mucha información tomando el contexto del gigante asiático que celebra un nuevo año, el año del caballo; mientras sigue el firme paso de la economía de China, hoy la segunda más grande del mundo, en vías de convertirse en la primera potencia mundial. Una política exterior con controversias y una compleja relación con cada región del planeta. El factor cultural es clave para acercarse a entender sobre los tantos interrogantes referidos al modelo que emprende Pekín, sobre los procesos que viene continuando China y que van estableciéndose a futuro para cumplirse con rigurosidad. Desde el prisma occidental abundan las críticas hacia China y su relación con el mundo, críticas que no faltan en lo doméstico.

Pregunta: Para debatir en cuestiones históricas frente a un experto orientalista deberíamos tomar alguna tesis de algún pensador de Oriente, pero nos permitimos citar al intelectual alemán Ulrich Beck, porque el nos habla de la era de la “posmodernidad”; y nos resulta oportuno en el marco de la celebración en China del año nuevo lunar; consultar sobre cómo líderes políticos posicionan a China en el contexto mundial del presente para llevar la conducción del país.
Dr. Jorge Malena: Si tenemos presente lo que fue el último Congreso Nacional del Partido Comunista, en el 3º plenario se presentó unas series de iniciativas vinculadas con profundizar la política de reforma y de apertura económica. Yo me animaría a decir que tenemos ante nosotros un segundo momento muy importante desde el inicio de esta reforma y apertura económica, allá por 1978 cuando Deng Xiaoping lo anunció al mundo. Hoy en la 5º generación de liderazgo encabezado por Xi Ping, el Partido Comunista de China ha lanzado a una serie de medidas referidas a llevar una mayor apertura y reforma de la estructura económica del país, pero con la particularidad de algunos agregados de materia social e incluso socio-político, como por ejemplo la limitación a las condenas de penas de muerte, como así también el control de la política de la natalidad. Son medidas que mas a allá de traer un beneficio económico a la sociedad, también trae “aires de respiro” a la población.

Pregunta: Son reformas especiales por cómo llegan a la población, como el caso de la política de natalidad. Pero con respecto a la política exterior o diplomacia china, nos cuesta entender algunas complejidades al respecto. Al parecer China, en la diplomacia, no quiere tomar un gran protagonismo y se mueve con mucha “discreción”. ¿Es realmente así?
Dr. Jorge Malena: Ellos, efectivamente, tienen un debate interno a nivel Cancillería y por sobre todo en todas las instituciones que contribuyen en la toman decisiones internacionales, como el Ministerio de Defensa, Ministerio de Comercio y Cooperación Internacional, la Secretaria del Partido. A grandes trazos podemos ver que hay dos posturas, por un lado aquellos que sostiene mantener posiciones cordiales, como por ejemplo con Estados Unidos, a la luz de mantener el aporte occidental en el desarrollo económico chino. Y por otro lado, una corriente más “dura”, sosteniendo que china ya tiene suficiente fortaleza para adoptar un rol más proactivo en la política internacional. Esta última está empezando a hacerse más evidente en las cuestiones regionales, principalmente en las posiciones circundantes al país, como el Mar Sur y Este de la China. En otras cuestiones, como puede ser Medio Oriente o sistema financieros internacionales, como por ejemplo con América Latina, China no pasa a tener un protagonismo notable, propio de la política gradual del país, que difiere de los intereses que pueda tener el país.

 Pregunta: ¿Y con respecto a África?
Dr. Jorge Malena: Tanto África como América Latina son consideradas como puntos estratégicos de China, pero no es un área inmediata, como si lo es el Este Sur de Asia. Pero sirven en dos sentidos, uno político y otro económico. Para este último hacemos referencia al abastecimiento para los recursos y materia primas chinas. Pero lo político también tiene mucha fuerza tanto en América Latina como en África, debido a que China puede lograr reconocimiento y legitimidad por un gran numero considerable de Estados. El buen desarrollo de las relaciones políticas importa para lo económico, de modo que ambos son igual de primordiales.

Pregunta: Es oportuno que nos pueda contar su visión acerca del apoyo chino hacia la causa Malvinas de Argentina.
Dr. Jorge Malena: Si, así es. El apoyo hacia Argentina lo podemos ver desde la década del ‘70 con la autoproclamación china como líder del tercer mundo, siendo reformado con la situación de Hon Kong, quien estaba bajo las manos de Inglaterra. Allí Argentina sumó su apoyo. Pero no sólo eso, China también asistió a la causa Malvinas. En 1983, se abstuvo a la resolución promovida Gran Bretaña que condenaba el uso de violencia militar de nuestro país. Desde ese momento se dio una apoyo explicito.

Pregunta: Hablando de América Latina y de la cooperación estratégica. Hay muchas voces que critican la asociación estratégica con argentina y países de Sudamérica, diciendo que dicha relación no esta bien planteada, haciendo referencia a que damos productos a china y ellos dan valor agregado, pero a cambio recibimos los productos de bajo castos que inundan el mercado. ¿Que nos podes decir?Dr. Jorge Malena
Dr. Jorge Malena: La respuesta se divide en dos subtemas. En primer lugar nos referimos a la eventual reprimarización de nuestra economía, es decir, China compra tantos insumos y materias primas que observamos similitudes con aquel modelo que existió en Argentina con Gran Bretaña. Pero todo está en manos de nuestros productores para agregar el valor agregado antes de enviar la agroexportación. Si los chinos necesitan, por ejemplo, el producto final del poroto de soja para la leche, entonces por qué nosotros no procesamos este insumo para convertilo en leche de soja y enviarlo para que se coloque directamente en la góndola comercial en China, ya con el valor agregado argentino. Hay una falta de iniciativa del productor local, como decimos acá, está acostumbrado a tener “la vaca atada”. Debido a que en China hay un fuerte cuidado del medio ambiente, carecen las industrias. Por esta razón, creo que se nos presenta una oportunidad para nosotros, para desarrollar una industria o agroindustria. En cuanto a la segunda cuestión o subtema, tiene que ver con la importación de baja calidad o con la mano de obra de baja calidad. La responsabilidad la tiene el importador local que decide traer “baratijas”. Pero también, obviamente, está el rol del Estado que a través de los impuestos a determinadas importaciones podría evitar que esas baratijas entren. Hoy, los bienes importados chinos han hecho que los bienes de capital superen a los bienes de consumo, es decir, que traemos más maquinarias que productos terminados. Esto, no sólo tiene que con la decisión de importadores sino también a la cuestión impositiva que mencionaba, el Estado ha desalentado traer bienes de consumo afectando a la industria.

Pregunta: Otra cuestión en relación a Occidente, hacemos referencia a la mala prensa que se hace sobre China. Por ejemplo el antecedente durante los juegos olímpicos. Tratando de mostrar que lo que ocurre en china es malo. ¿Qué opina al respecto?
Dr. Jorge Malena: Efectivamente. Muchas veces cuando leo un análisis me genera la inquietud de saber si lo escrito es una crítica o si es que tiene precisiones no muy precisas sobre el tema, fruto del desconocimiento o de la propia intencionalidad política. Por más que China u Oriente en general sean parte de la comunidad internacional, por su cultura, al momento de estudiarlo se debe abordar de una manera distinta teniendo en cuenta sus “notas” culturales. Por eso, a mis alumnos yo les sugiero aprender a mirar a China con anteojos chinos, en el sentido de quitarnos los anteojos occidentales con perjuicios y valores propios, para poder lograr una aproximación más acertada de los hechos que ocurren del otro lado del hemisferio. Con esto me refiero a formarse en cuestiones de sociedad, cultura y lengua china, para entender mejor qué pasa y por qué pasa lo que pasa. Pero esto no significa justificar lo que ocurre allá, sino entender el por qué. Obviamente si entramos en el juego de hacer juicios de valor, desde ya vamos a adoptar una postura crítica debido a nuestra cultura política occidental. Por ello debemos entender por qué las cosas suceden de determinada manera. Aquí es fundamental comprender la política china que no sólo está ligada al partido comunista, sino también a los siglos de autocracia imperial. Si nos ponemos a pensar, cómo puede ser que una sociedad que ha adherido históricamente a líneas de pensamiento como el confusionismo, taoísmo y el budismo, haya abrazado luego el marxismo leninista que es ateo, materialista. Obviamente hubo factores como la autocracia imperial que hacía que la cultura política fuera naturalmente autoritaria. Por eso, pese a existir un existir un experimento republicano entre 1912 y la década del ’40, el mismo falló y el comunismo terminó teniendo éxito porque a partir de ese autoritarismo que ellos conocieron pudieron restaurar el orden en el país.

Pregunta: Hay un punto que también es una crítica de occidente. El interés de Estados Unidos, todo lo que pase en el Pacífico es muy sensible para sus intereses. China pasa a ser un competidor geopolítico. Las cosas no están resultas entre ambos. ¿Qué se puede avecinar al respecto?
Dr. Jorge Malena: Estados Unidos por su status de potencia mundial, por más que su preeminencia haya sido mermada en los últimos años, tiene intereses que influyen a la región del Este de Asia. Allí están los dos Estados aliados históricos de Estados Unidos, como Japón y la República de Corea. Pero estamos ante una China que crece y que esta buscando proteger sus vías de tránsito marítimo, por eso tiene una estratégica proyección oceánica que guarda protagonismo en el Mar del Este y del Sur, en el Estrecho de Malaca y más allá de sus fronteras naturales, como el Océano Índico. Por eso Estados Unidos con India y Japón busca poner límite a la expansión de china. Pero cada uno de ellos usará la historia a su favor para justificar sus respectivas estrategias políticas.

Pregunta: Con respecto al Tibet y su situación actual, ¿qué nos puede decir?
Dr. Jorge Malena: La cuestión tibetiana genera controversias. Hay posturas muy radicalizadas, porque por un lado vemos una realidad (por que más de que formalmente China diga que el Tibet fue liberado pacíficamente en la década del ’50) que es una invasión militar. Por otra parte si tomamos la historia del Tibet (Siglo XIX, XVIII, XVII) vamos a identificar que gobernaba una teocracia que mantenía un estado de servidumbre y esclavitud. A pesar de que el ingreso de las fuerzas chinas hayan sido una invasión y no una liberación pacifica, se pudo terminar con esa teocracia que explotaba a la gran parte de la población. Hoy en día, al amparo del crecimiento económico de China, regiones como el Tibet, Sinkiang, Mongolia interior, Manchuria, han alcanzado un crecimiento material que nunca han visto en su historia.

Pregunta: Finalmente, nos gustaría que nos de una referencia institucional de la Escuela de Estudios Orientales de la Universidad del Salvador.
Dr. Jorge Malena: Desde principio del año pasado pase a ser el director de la Escuela, lo cual para mi ha sido un orgullo y un motivo de alegría, porque es la primera Escuela de Estudios Orientales y al momento única en el mundo hispanoparlante. Si bien han surgido especializaciones, cursos, diplomaturas, nosotros tenemos la única Licenciatura en Estudios Orientales. También, tenemos dos carreras de pre-grados:  Tecnicatura Universitaria en Estudios sobre China Contemporánea, en el que fui coordinador, y la Tecnicatura Universitaria en Joga. Ambas son adaptables a los tiempos que pueda predisponer cualquier interesado. Nuestro sitio es http://eeo.usal.edu.ar/eeo/estudios-orientales o http://www.salvador.edu.ar/eeo/ua2-2-1.htm

Pregunta: Cómo es la formación o los conocimientos que adquiere el estudiante que ingrese a la Escuela.
Dr. Jorge Malena: Nosotros abarcamos desde Egipto hasta Japón. Durante los 4 años de la Licenciatura vemos la sociedad, la cultura, la filosofía, la religión, el arte, la política, la economía y las relaciones internacionales. Con respecto a la Tecnicatura de China Contemporánea, el plan abarca desde fines del 19 hasta la actualidad tomando los mismo aspecto mencionados, con la particularidad que también enseñamos el idioma chino.

Desarrollo & Contenido
Vanina Soledad Fattori

Pin It on Pinterest