Rusia, un Estado Polar re-emergente en el tablero antártico

Rusia, un Estado Polar re-emergente en el tablero antártico

Más allá de la coyuntura internacional y los vaivenes de su política nacional, la Federación Rusa ha resguardado históricamente sus intereses nacionales en la Antártida, demostrando su intención manifiesta de participar en las decisiones -actuales y futuras- que se tomen en dicho continente.
Las primeras aventuras rusas hacia el continente antártico se llevaron a cabo durante la primera década del siglo XIX. Desde entonces, comenzaron a trascender los nombres de reconocidos exploradores, como Faddey Bellingshausen o Mijaíl Lázarev, quienes avistaron y bautizaron numerosas tierras en honor a su zar.
Con la llegada del Partido Comunista al poder, la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se propuso extender su presencia hacia el sexto continente. La primera incursión soviética hacia la Antártida se concreta en el año 1947 cuando la flota ballenera “Slava” arriba al Océano Austral.
Este primer acercamiento a la Antártida no significó solo  un beneficio económico -debido a la captura de cetáceos- sino también una ventaja geopolítica, gracias a la reanudación de una presencia activa en el Polo Sur que se remontaba a la para entonces centenaria expedición del capitán Bellinghausen.
Por otro lado, la tripulación de científicos de este buque-factoría se encargó de recolectar información técnica acerca de los sistemas hidrográficos, meteorológicos y biológicos, entre otros tantos, que permitieron establecer las bases para el desarrollo de investigaciones en cuestiones antárticas con casi una década de anterioridad al IGY, Año Geofísico Internacional (1957-58).
Luego de esta primera aventura, comenzaron a realizarse de manera formal otras expediciones conocidas por la sigla SAE (Expedición Antártica Soviética).
Teniendo presente la lógica del mundo bipolar impregnada en aquel entonces, es dable notar que el gobierno soviético consideró estas actividades en el Polo Sur como una cuestión esencial para mantener su status de “superpotencia” frente a su oponente: Estados Unidos.Russia.4
El exitoso alcance y capacidad del Programa Antártico Soviético permitió que la Unión Soviética se convierta en uno de los 12 signatarios originales del Tratado Antártico en el año 1959.
Estos logros del Politburó se vieron en un punto de inflexión tras la implosión de la Unión Soviética. En tal contexto, la abrupta reducción de fondos disponibles y la separación de quince entidades políticas y económicas (que otrora sustentaban y ejecutaban el programa antártico soviético) colapsaron la viabilidad de nuevos avances en la “cuestión antártica”.
A pesar de que la Federación Rusa, como Estado continuador de la URSS, asumió todos los derechos y obligaciones derivados de acuerdos y tratados -incluyendo el Tratado Antártico- y la reorganización y puesta en valor de las operaciones antárticas legadas por los soviéticos, durante la presidencia de Borís Yeltsin se produjeron serias dificultades a la hora de contar con la financiación necesaria para proyectar nuevas actividades en la Antártida.
Esto llevo a que las estaciones “Russkaia”, “Leningradskaia” y “Molodezhanaya” fueran abandonadas, el trabajo en la estación “Vostok” se detenga y los proyectos de investigación fueran abandonados debido al drástico recorte de personal de las estaciones.
Sin embargo, la elección del nuevo presidente, Vladimir Putin, en el año 2001 y el mejoramiento de las condiciones económicas resultaron favorables para la ahora llamada RAE (Expedición Antártica Rusa).
Es así que mediante una serie de decretos, la nueva gestión se propone mejorar la eficiencia de las investigaciones antárticas de “alta prioridad” y modernizar la logística e infraestructura de la RAE.
Esta reinicio de las actividades antárticas rusas se consolida en el año 2005, cuando el gobierno proyectó las actividades de la RAE para el período 2006-2010. En base al notorio incremento de las operaciones antárticas de diversos países en la Antártida, el gobierno ruso entendió que las futuras campañas de la RAE no podían mantenerse en un mínimo permisible.

Por ello, además de poner en condiciones óptimas las cuestiones logísticas referentes a las próximas campañas y la puesta en marcha de un viaje políticamente simbólico llevado a cabo por varios expedicionarios distinguidos por el gobierno, se planificó e implementó una estrategia para el desarrollo de actividades antárticas hasta el año 2030.
Esta nueva estrategia, dividida en tres etapas, aspira a renovar y reequipar técnicamente todas las estaciones, construir buques de investigación y expedición adicionales y desarrollar la logística y prueba de nuevas aeronaves en el continente antártico. Esto proveerá de nuevos medios de apoyo a la marina y la aviación y permitirá conducir la investigación geológica y geofísica de minerales, hidrocarburos y otros recursos minerales.
De esta forma, la Federación Rusa vuelve a emerger como uno de los actores preeminentes en el tablero antártico, un tablero que muchos expertos consideran como protagonista de potenciales disputas geopolíticas debido a su basta cantidad de recursos naturales, valiosos frente al desafío que representa la búsqueda de nuevas fuentes de energía y alimentación para abastecer a una población mundial en constante crecimiento.

Lic. Martín Rafael López.
Analista en www.equilibriumglobal.com
Lic. Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas de la Universidad Católica de La Plata.
Investigador del Departamento Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur (IRI-UNLP).

Colaboración para “Russia Beyond The Headlines” Diciembre 2015.

“Argentina de cara al mundo”, informe elecciones 2015.

“Argentina de cara al mundo”, informe elecciones 2015.

Tiempos electorales en Argentina, el ejercicio de la democracia para definir el destino de esta nación sudamericana con el voto popular. Tres candidatos se presentan con las mayores posibilidades de acceder al “sillón de Rivadavia” y comandar los destinos del país desde la “Casa Rosada”. En un clima de campaña donde los medios dejan visibles sus favoritismos, la investigación académica para contribuir al conocimiento de las plataformas y propuestas de los líderes políticos -que aspiran a suceder a la actual Presidente Cristina Fernández de Kirchner- se torna sumamente relevante para ofrecer al electorado información calificada para la decisión del voto.
Compartimos un informe elaborado por elLaboratorio de Políticas Públicas hacia la Cuestión Malvinas”, que indaga sobre “La Argentina de cara al Mundo. Políticas Públicas, Política Internacional y Plataformas Electorales. Elecciones 2015”
El Laboratorio de Políticas Públicas hacia la Cuestión Malvinas, perteneciente a la Secretaría de Relaciones Institucionales de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata, ha confeccionado un extenso trabajo para que la sociedad pueda tener mayor conocimiento de las opiniones y planes de cada partido político de Argentina.
En primer lugar, los expertos se enfocaron en realizar un análisis descriptivo de las propuestas partidarias en materia de política exterior. Para ello, se tuvieron en cuenta tanto las respectivas plataformas de los partidos políticos como también aquellos documentos relacionados que han sido elaborados por los respectivos equipos técnicos de cada candidato.

Compartimos en nuestro portal de Equilibrium Global una reseña general de los contenidos de este informe, donde podemos observar un análisis en base a un estudio comparativo sobre cuestiones referidas a escenarios geográficos y temáticos.
En el primer caso, se aborda el estudio sobre las propuestas relacionadas a Europa, Estados Unidos de Norteamérica, Rusia y China, Medio Oriente, la Cuestión Malvinas y el Resto del Mundo. En cuanto al segundo, se propone analizar posiciones referidas a la Integración Regional, la Economía Internacional, la Deuda Externa y los Organismos Multilaterales.Elect
Sobre cada uno de estos aspectos, se describen las posturas de Cambiemos, Progresistas, Unidos por una Nueva Argentina (UNA), el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), el Frente para la Victoria (FPV) y Alianza Compromiso Federal, los seis frentes que competirán en las urnas el próximo Domingo 25 de Octubre.
Gracias a esta metodología de trabajo, pueden apreciarse posturas partidarias similares o cercanas en algunas cuestiones como disímiles en otras.  Así, notamos que por ejemplo en el caso de cual debería ser la postura del próximo gobierno en cuanto al relacionamiento con Estados Unidos, la mayoría de las propuestas postulan que se deben mejorar las relaciones con el país anglosajón. El único frente que disiente con esta idea, es el FIT, que postula una política internacional de expulsión del imperialismo estadounidense.
Tomando a modo de ejemplo otras cuestiones relevantes tratadas a lo largo del informe, se expone una postura común sobre la cuestión Malvinas, donde todos los candidatos permiten entrever que el mantenimiento del reclamo de soberanía resultará una cuestión clave para la agenda del próximo gobierno. Pero igualmente, se notan matices y faltan precisiones o la explicación clara de una hoja de ruta a seguir por la “Causa Malvinas”.Por otro lado, en lo referido al pago de la deuda externa, resulta interesa resaltar la disímil posición del FIT, que fiel a su postulado histórico hace referencia al NO pago de la misma y el desconocimiento del Club de París, ya que considera que el dinero que se debe es ilegítimo y fraudulento. En su lugar, sugiere destinar dicho dinero a enriquecer las partidas presupuestarias para la realización de obras públicas y mayor educación.
En cuanto a la relación con Rusia y China, que ha generado múltiples debates en los medios, encontramos que el Frente para la Victoria plantea mantener y profundizar las relaciones estratégicas con ambos países, mientras que el resto de los partidos (excluyendo al FIT y  Compromiso Federal que no hacen alusión al tema) coinciden con dicha postura pero sugieren investigar los acuerdos firmados entre las partes.
En lo referido a la integración regional, todas las propuestas -a excepción del FIT- apuestan a profundizar la institucionalización de las organizaciones regionales.
Avanzando en la lectura de la investigación, observamos que se ha puesto foco en profundizar determinadas cuestiones mediante una serie de entrevistas formuladas a los principales referentes técnicos de cada partido en base a preguntas de características cerradas (con respuestas preestablecidas) y preguntas de desarrollo (con respuestas abiertas).
Finalmente, el informe concluye con el desarrollo de las respuestas ante las preguntas abiertas de los asesores Ricardo Lagorio (FPV), Ricardo Vázquez (Progresistas), Alberto Assef (UNA) y Norberto Pontirolli (Cambiemos).
Para muchos internacionalistas en Buenos Aires, los candidatos en general no han puesto mucha dedicación para explicar sus posiciones sobre temas claves de la agenda global, tampoco es esto un asunto de prioridades que el conjunto de la sociedad pueda demandar. Los medios de comunicación, también han jugado su papel por su potencial de moldear la opinión pública instalando algunos temas y relegando otros. Lo concreto, es que desde ningún lado se han visto señales de interés para que las cuestiones que tienen que ver con la vinculación de Argentina al mundo sean precisadas por los candidatos a lo largo de la campaña 2015.

Acceso al informe completo:

http://www.jursoc.unlp.edu.ar/documentos/relaciones_inst/la_argentina_de_cara_al_mundo.pdf

Desarrollo & Contenido
Lic. Martín Rafael López – Relaciones Internacionales. Universidad Católica de La Plata.
Laboratorio de Políticas Públicas hacia la Cuestión Malvinas. Universidad Nacional de La Plata.

Pin It on Pinterest