Claves de la política exterior de Azerbaiyán. Entrevista a Peter Tase.

Claves de la política exterior de Azerbaiyán. Entrevista a Peter Tase.

Consultamos al experto en Peter Tase, observador de la actualidad en Eurasia, para que pueda contarnos de algunas claves de la política exterior de Azerbaiyán. De origen albanés, Peter Tase repasa los sucesos de la agenda mundial y el impacto en la región del Cáucaso, en Azerbaiyán. La situación de conflicto con Armenia por los territorios ocupados de Nagorno-Karabaj y el factor de la “diplomacia cultural”, el soft-power de la diplomacia de Bakú.

Primeramente, es muy dificil disociar un contexto global excluyendo a Estados Unidos. ¿Puede Ud. comentar si las decisiones del Presidente Donald Trump, si las fricciones que continúan con Rusia o la reciente crisis diplomática en el Golfo, han afectado a la estabilidad de la región del Cáucaso?
Peter Tase: Para responder este punto podría tomar un punto de partida que ayuda a brindar un contexto; Heydar Aliyev, quien es el líder nacional y figura política simbólica de la Republica de Azerbaiyán, ha logrado en la década de 1990 el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre Bakú y Washington. Dichas relaciones siguen firmes, se han ido consolidando e incluso puedo decir que hoy son intensas.
La visita a Bakú de Ray Mabus, Secretario de Fuerzas Navales de Estados Unidos, el 7 de noviembre del 2015 es un evento relevante, que actualiza una hoja de ruta para la cooperación militar entre ambas naciones. En dicha ocasión el Secretario Ray Mabus mantuvo una reunión con el Presidente Aliyev y las autoridades del Ministerio de defensa de Azerbaiyán.
Durante este año, la seguridad y la paz en la región del Cáucaso han llevado preocupación a la Casa Blanca. El conflicto bélico provocado por Armenia en el suelo soberano de Azerbaiyán es un problema candente; donde las Fuerzas Armadas de Armenia, frecuentemente emprenden acciones armadas en contra de la población civil en la línea del contacto y atacan brutalmente – con armamentos de gran tamaño – a las posiciones de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán; violando en esta manera a las leyes y tratados internacionales, vulnerando las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad. Algo que representa una desvalorización de declaraciones oficiales y la labor diplomática de gobiernos de numerosos países de peso pertenecientes al mundo occidental.
Las continuas fricciones en torno al conflicto en la Provincia de Nagorno – Karabakh (territorio soberano que pertenece a la Republica de Azerbaiyán) y sus siete distritos que están alrededor que han sido ocupados ilegalmente, es provocado por el ejército de la Republica de Armenia y el actual gobierno del Jefe de Estado Serzh Sargsyan, el deterioro de la situación que es un tema de preocupación en los pasillos del Departamento de Estado. Estados Unidos continúa con su misma posición, junto a la mayoría de los países que forman parte del Consejo de Seguridad en las Naciones Unidas han defendido la soberanía territorial de la Republica de Azerbaiyán, han condenado la invasión de más del veinte por ciento de territorio soberano de Azerbaiyán por las Fuerzas Armadas de la Republica de Armenia.
Recordemos que el máximo órgano de las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad, ha emitido cuatro resoluciones al respecto, haciendo un llamamiento desde la base jurídica que Armenia desconoce sistemáticamente.
Por otra parte, las rupturas diplomáticas entre Washington y Doha; la guerra contra el Estado Islámico en Siria e Iraq; el estado de las relaciones entre la Casa Blanca y el Kremlin; son asuntos que están ocupando un espacio importante en la prensa internacional y por tal motivo la opinión pública en general no está bien informada sobre lo que sucede a diario con las provocaciones y hostilidades realizadas por las tropas armadas de Armenia en contra de la población civil de Azerbaiyán y de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán en la zonas fronterizas ocupadas.
Además, hay que destacar la desinformación sobre el prolongado conflicto de Nagorno – Karabakh que brindan varias agencias de prensa como: Reuters; Radio Free Europe y otros medios de comunicación en Europa y América Latina. Por este motivo, la opinión pública está mayoritariamente desinformada o tiene una información muy limitada sobre la realidad en el terreno y las múltiples violaciones de las leyes internacionales por el Gobierno de Armenia.
El conflicto sigue su curso pero los recientes eventos de la agenda política internacional no han significado un impacto que haya llevado cambios en la situación del Cáucaso, tampoco han llevado perjuicio alguno a la política exterior de Azerbaiyán.

Pregunta: otro evento relevante de la política mundial tiene que ver con China, con su impulso de la “Nueva Ruta de la Seda”. ¿Puede Ud. comentar sobre la relación de los intereses de Azerbaiyán en el marco de la proyección que teje Beijing?
Peter Tase: la Republica de Azerbaiyán juega un papel fundamental en la ejecución de la ‘Nueva Ruta de la Seda’ (por razones de su ubicación geográfica, por el constante crecimiento económico y la estabilidad macroeconómica mantenida por el Gobierno del Presidente Ilham Aliyev); se trata de un plan ambicioso que, sin lugar a dudas, tendrá un futuro brillante en Eurasia y con su correspondiente trascendencia a escala global. Gracias a esta iniciativa, los productos industriales y agrícolas de la nación azerí ocuparan un lugar táctico en los mercados regionales. La conexión de Azerbaiyán en torno al proyecto “One Belt-One Road” se traduce en un potencial a favor la integración y también abre más oportunidades; significando elementos que suman al prestigio de nuestro país en el sistema internacional.
El espacio geográfico de Eurasia es una enorme región continental que aglutina a los países de Europa y Asia, donde están los países que aportan mayor dinamismo a la economía mundial. Esta mega región se está convirtiendo rápidamente en el único mercado más integrado, que cubrirá más del 65 por ciento de la población, el 75 por ciento de los recursos energéticos y el 40 por ciento del PIB en el mundo.  Las incesantes mejoras en los proyectos de infraestructura, las nuevas las rutas ferroviarias y logísticas, las inversiones en la región; son elementos que consolidaran el rol fundamental que juega Azerbaiyán en los mercados internacionales. La Ruta de la Seda es un proyecto que favorece a las relaciones exteriores de nuestro país, siendo socio que puede exponer su performance y confiabilidad entre todas las naciones involucradas en esta iniciativa. La apuesta por la diversificación de la economía productiva, los niveles de recursos energéticos, y la estabilidad política, son ejes estratégicos y que juegan a favor para que Azerbaiyán desarrolle un papel protagónico en Eurasia y proyecte de manera positiva su política exterior.

Pregunta: y una mirada táctica para leer la geopolítica en el Cáucaso tiene que ver con los proyectos de conectividad y el factor energético. ¿Puede Ud. comentar brevemente algunas palabras sobre la política energética de Azerbaiyán?
Peter Tase: la Republica de Azerbaiyán es uno de los productores de petróleo más antiguos del mundo. Los primeros pozos de petróleo en el mundo fueron perforados en Bakú en el 1847. En el 1910, Azerbaiyán se convirtió en el primer productor de petróleo a nivel mundial, la producción de petróleo alcanzo más de 11,5 millones de toneladas. En el 2008, Azerbaiyán tenía, como reservas de petróleo crudo, más de siete mil millones de barriles y 1,37 trillones de metros cúbicos con reservas de gas natural.  Las principales reservas de petróleo se encuentran en la costa del Mar Caspio, en el ejido marítimo de Azerbaiyán-Chirag-Guneshli (ACG). Como referencia, ACG en el 2008 representó más del 80 por ciento de la producción total del petróleo de Azerbaiyán.
El 20 de setiembre del 1994, con la firma del convenio “Contrato del Siglo”, por el líder nacional de Azerbaiyán Heydar Aliyev y las grandes Empresas provenientes de ocho países, empezó el desarrollo de estos tres mayores depósitos de petróleo; ‘Azeri’, ‘Chirag’ y ‘Guneshli’, que empezó las actividades de extracción en el 1997.  Este contrato histórico ha tenido una importancia estratégica y ha sido muy valioso en la protección, admirable progreso y el desarrollo económico de Azerbaiyán.
Después de la independencia, la producción del petróleo en Azerbaiyán tuvo una caída entre los años 1992 – 1997. En el 1997, la producción alcanzo un mínimo de 9,1 millones de toneladas. En el 2000, el nivel de producción subió a los 14 millones de toneladas por año. En el 2005, Azerbaiyán logro un nivel de producción de 22,4 millones de toneladas por año. En el 2008, Azerbaiyán alcanzó una producción de 870 mil barriles de petróleo por día y en el 2010 alcanzo más de un millón de barriles de petróleo por día.
Teniendo en cuenta estos recursos energéticos y el aporte de ellos en la economía de Azerbaiyán, la seguridad de los oleoductos es un asunto de interés para los países de la Unión Europea, Azerbaiyán, Georgia y Turquía. Se trata de una conexión central en la geopolítica entre Europa y Asia, que hace posible el transporte de los recursos energéticos hacia Europa occidental y requiere un contexto que garantice su seguridad. 


En el 1999, fue descubierto, el territorio con gas natural de Shah Deniz, lo cual es la reserva de gas natural, más grande de Azerbaiyán. El existente sistema de tuberías en la infraestructura energética se encuentra muy vulnerable. Dicho sistema se utiliza para exportar las reservas de petróleo y gas del Mar Caspio hacia los mercados internacionales. El oleoducto Bakú-Tbilisi-Ceyhan (BTC) tiene una extensión de 1,768 kilómetros y transporta el petróleo desde la zona de ACG y el gas de Shah Deniz por el tramo Azerbaiyán – Georgia – Turquía.
Al mismo tiempo, Azerbaiyán exporta productos petroquímicos, los cuales ocupan un lugar importante en la economía productiva de Bakú y son demandados por los mercados más exigentes de Europa y Estados Unidos.

Pregunta: cuando llegan noticias de Azerbaiyán muchas veces cuentan que la frontera con Armenia y los territorios ocupados y la preocupación constante de un escalado nivel del conflicto. ¿Nos puede contar en qué situación se encuentra en la actualidad? ¿Hubo algunos avances?
Peter Tase: actualmente no se puede observar una mejoría en la situación del trágico conflicto de Nagorno-Karabakh, provocado por Armenia y que ha causado muchos daños materiales y humanos; y por sobre todo, ha mantenido toda la región en un estado de inseguridad constante. En los últimos años, el gobierno de Azerbaiyán ha hecho todo lo posible por buscar una solución pacífica a este conflicto por medio de negociaciones. Siguiendo las directrices del Grupo Minsk, el formato de negociación multilateral para la resolución del conflicto. El Presidente Ilham Aliyev ha expresado constantemente su disponibilidad de cooperar hacia una solución de dicho conflicto armado por medios pacíficos. Esto afecta a todo el Cáucaso, pero a Armenia en particular, que viene padeciendo las consecuencias del estancamiento económico y de tener un entorno de inseguridad regional; producto de extenderse la ocupación del territorio soberano de la Republica de Azerbaiyán por las tropas militares armenias.
Al mismo tiempo hay que tener en cuenta que las Fuerzas Armadas de Armenia siguen causando daños materiales, matando a vidas humanas, con las violaciones del cese de fuego que Ereván está produciendo con mayor frecuencia.
El 15 de junio de este 2017, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán sufrieron daños materiales mientras estaban tratando de prevenir otros actos graves de provocación armada ejecutados por los líderes militares de Armenia. En esta ocasión, en las confrontaciones del 15-16 de junio (2017) murieron seis soldados de Armenia y una cantidad de otros soldados armenios fueron heridos.
Las tropas armadas de Armenia siguen utilizando armas de gran calibre y varios modelos de artillería, asaltando a las posiciones militares de Azerbaiyán, ubicados en la línea de contacto.
Las unidades de las Fuerzas Armadas de Armenia continúan ejecutando actos de provocación armada en la línea de contacto con las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán, cerca del territorio de Azerbaiyán, Nagorno-Karabakh.  Debemos recordar que Armenia está violando las cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad en las Naciones Unidas, las leyes internacionales y dañando el estado de seguridad y estabilidad en la región del Cáucaso.
Además de la necesidad de que las partes realmente se sometan al imperio de la ley, la historia ofrece datos que contribuyen a comprender la situación. Es importante resaltar que el Kanato de Karabakh (1747-1805) fue el último estado independiente, gobernado por los azerbaiyanos, que fue tomado luego por el Imperio Ruso. En el año 1750, los armenios constituían solo el ocho por ciento de la población en dicha región, y el grupo étnico de azerbaiyanos constituía más de noventa y dos por ciento de la población.
Durante las décadas de 1780 – 1800, la presencia del pueblo Armenio (provenientes del Medio Oriente) empezó a aumentarse en la región de Karabakh, mientras el pueblo indígena azerí fue gradualmente expulsado. Estos eventos llevan a comprender que, pese a la complejidad del conflicto, son evidentes los elementos que demuestran de la ocupación por parte de fuerzas del ejército de Armenia en los territorios que internacionalmente se reconocen como parte integral de Azerbaiyán.

Pregunta: y quisiéramos saber sobre el “soft-power” de la diplomacia de Azerbaiyán, en referencia a la gran actividad de encuentros internacionales que se llevan a cabo en este país.
Peter Tase: Azerbaiyán es anfitrión de numerosos eventos y conferencias internacionales gran envergadura y con mucha resonancia en la opinión pública. Anualmente se llevan a cabo en Bakú foros políticos donde participan presidentes y jefes de estado de varios gobiernos europeos y asiáticos, líderes de todo el mundo se dan cita en Azerbaiyán. Algunos de estos eventos son: el Foro Internacional Humanitario de Bakú; el reconocido “Bakú Forum” organizado por el Centro Internacional Nizami Ganjavi; y la Escuela de Verano organizado por el Centro Internacional del Multiculturalismo de Bakú (bajo la gestión del Prof. Dr. Kamal Abdullayev). Por otro lado, actividades culturales y del deporte, como el Festival Eurovisión o la competición de la Fórmula UNO, entre incontables visitas de artistas internacionales. La acción de la diplomacia de Azerbaiyán es un pilar para el desarrollo de esta agenda que promueve el turismo y la capacidad de infraestructura que cuenta el país para organizar exitosamente eventos de alto nivel, a la vez que es un ámbito de promoción los valores identitarios y de la cultura de nuestra nación. De mostrar los encantos turísticos que tiene Azerbaiyán, conocido como “La Tierra del Fuego”.
Por otra parte, puedo contar que el Ministerio de Relaciones Exteriores en Bakú ha fortalecido las relaciones bilaterales entre Azerbaiyán y varios países de América Latina, entre ellos Colombia y Panamá. Este año se publicó un libro que contiene una selección de 10 poemas que reflejan la historia de la poesía de Azerbaiyán en dos periodos (el primero representado por Nizami Ganyavi y el segundo periodo, por Seyid Imadeddín Nasimí), material que asimismo representa a los mayores exponentes de la poesía de Colombia desde la época pre-colombina a la actualidad (participan los escritores Rafael Pombo, José Asunción Silva, Porfirio Barba Jacob, León de Greiff, Aurelio Arturo y Fernando Charry Lara). Este volumen fue recopilado por los poetas colombianos Juan Felipe Robledo y Catalina González. Dicha publicación bilingüe: “Antología de Poemas de Colombia y Azerbaiyán,” fue presentada en la Biblioteca Científica de la Academia Nacional de las Ciencias en Bakú. El 16 de junio del 2017, la Canciller Nacional de Colombia María Ángela Holguín, empezó su visita oficial a Bakú; mantuvo una reunión con el Presidente de la República de Azerbaiyán, el señor Ilham Aliyev y otras autoridades del gobierno. Estas son muestras de cómo el factor cultural es un elemento vital de la diplomacia.
Recientemente, la ministra Holguín se reunió con el Canciller Elmar Mammadyarov con el motivo de la IV reunión de Consultas Políticas entre Colombia y Azerbaiyán.  Ambos Ministros de Relaciones Exteriores dialogaron sobre las posibilidades de cooperación en las siguientes áreas: política, económica y agricultura. Ambas naciones avanzarán en el sector agro-industrial en una agenda de intereses complementarios.
En otro ejemplo de los vínculos con América Latina nos lleva a octubre del 2015, cuando el Ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán Elmar Mammadyarov mantuvo una reunión con la Sra. Isabel de Sant Malo de Alvarado, vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá. Ambas autoridades sellaron un convenio bilateral de consultas políticas y agenda de cooperación entre ambas naciones.
En el caso de Argentina, las relaciones han tenido un desarrollo importante en los últimos años; particularmente en la cooperación cultural, política y comercial.
Desde hace años que Azerbaiyán ocupa un lugar activo en la palestra naciones, posición ganada por el reconocido a su estabilidad y seguridad, tanto de su gobierno como de sus instituciones y su economía; también por su hospitalidad y porque ha mostrado al mundo un perfil que lo caracteriza como país de convivencia pacífica y de tolerancia religiosa (contribuyendo a los valores para el fortalecimiento del multiculturalismo), siendo que conviven pacíficamente musulmanes, judíos, católicos y cristianos. Dichos valores son un pilar central para el establecimiento de relaciones bilaterales inter-estatales y el ejercicio de la diplomacia. Azerbaiyán, como socio confiable que somete su política exterior al imperio de la ley, ha venido apostando a la diplomacia cultural. Estos principios se adoptaron en la estrategia-país que adoptó Azerbaiyán desde su independencia; en tiempos dominados por un ambiente de confusión en todo el espacio post-soviético se logró una organización política con progreso socioeconómico desde la gestión del Gobierno de Ilham Aliyev.

Entrevista desarrollada por Martín Pizzi.

Desde Boca Ratón, Florida. Por Peter Tase
Analista Internacional. Periodista. Columnista en “Eurasia Hoy”, Foreign Policy News” y medios de prensa de actualidad internacional. Site: www.petertase.com

“Derribar el muro” de la ex-colonia de Sahara Occidental. Por Luz Marina Mateo

“Derribar el muro” de la ex-colonia de Sahara Occidental. Por Luz Marina Mateo

Compartimos entrevista a la académica Luz Marina Mateo, de la Cátedra de Estudios Sobre Sahara Occidental del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de La Plata. Nos cuenta del contenido de su investigación, de su trabajo y de su perspectiva sobre el curso de los acontecimientos que tienen que ver situación que padece el pueblo saharaui en su lucha por el reconocimiento como nación. La investigación de Luz Marina Mateo (320 páginas que han obtenido una calificación de 10 puntos) es la primera tesis de Maestría sobre el tema de Sahara Occidental en una universidad de Argentina. Un material de referencia para conocer de este representativo caso del “ejercicio del poder por sobre el deber” en las relaciones internacionales.

Pregunta: Ud. ha trabajado sobre la primera tesis de una Maestría que en Argentina trata el asunto de Sahara Occidental. ¿Puede explicar qué le motivó realizar investigación sobre este caso poco conocido en la opinión pública?
Luz Marina Mateo: Como afrodescendiente (miembro de la comunidad caboverdiana en la Argentina), la situación del pueblo saharaui la conozco desde muy pequeña, dado que el comienzo de la lucha del Frente Polisario es prácticamente simultáneo a la lucha por la independencia de las colonias portuguesas en África, por lo cual en mi entorno se hablaba no solamente de lo que por entonces sucedía en Cabo Verde o en el resto de las colonias portuguesas, sino también de situaciones similares en otros puntos del continente. Pasado el tiempo, al ingresar a la Maestría en Relaciones Internacionales, el caso saharaui volvió a ser parte de mi agenda desde lo académico. Tiempo después, conjuntamente con el Dr. Norberto Consani (director del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de La Plata, IRI-UNLP), inauguramos la Cátedra Libre de Estudios sobre el Sáhara Occidental -única en el mundo- del IRI-UNLP. Allí comencé un intenso trabajo de investigación, extensión y docencia, que me permitió profundizar en el tema al cual me dedico de lleno desde hace seis años. En ese marco surgió la tesis.

Pregunta: ¿Cuáles son los ejes centrales de su trabajo de investigación?
Luz Marina Mateo: El marco teórico es el pensamiento decolonial aplicado a las relaciones internacionales, la comunicación y el derecho, proponiendo pensar el conflicto desde su carácter de oculto a la opinión pública internacional como una de las aristas de la modernidad que tiene a la colonialidad como inherente y que abarca no solo a territorios sino a personas y procesos sociales; ello muestra la necesidad de plantear procesos de descolonización que incluyan la decolonialidad del poder, del ser y del saber, a lo que podríamos agregar “del expresar y comunicar”, desde paradigmas distintos a los preestablecidos por el colonialismo.01-luz-marina-mateo
Es en este contexto, distintos actores sociales y gubernamentales del pueblo saharaui denuncian que el proceso de descolonización no se lleva a cabo, entre otras cosas, por la existencia de un bloqueo informativo que impide que la comunidad internacional conozca el problema y, por ende, no pueda hacer presión para revertir la situación. Es por ello que el foco de la investigación está puesto en las estrategias de comunicación del pueblo saharaui, en su lucha por visibilizar el conflicto, una visibilización que es considerada por ellos mismos como poderosa herramienta para lograr la autodeterminación. De allí el título de la tesis: “Decires nómadas. La lucha del pueblo saharaui por derribar el muro del silencio”.
En este marco, se analizan no solamente los medios de comunicación saharauis como escenarios de visibilidad de esa lucha, sino también la tarea de otros actores en distintos espacios donde se opera la producción de sentidos para alcanzar sus objetivos de descolonización: actividades políticas, artísticas y asociativas y presencia en redes sociales de asociaciones e individuos referentes de este pueblo, destinadas a hacer emerger la cuestión saharaui en los distintos países.

Pregunta: Le ha llevado cuatro años desarrollar este trabajo de investigación, qué puede decirnos de las fuentes que ha obtenido para acceder a información sobre el caso.
Luz Marina Mateo: Como he comentado, esta investigación fue llevada a cabo de manera multidisciplinar (desde las Relaciones Internacionales con el Derecho Internacional y la Comunicación Social), por lo que se ha consultado abundante bibliografía, acompañada de un trabajo de campo de más de cuatro años, del cual fueron seleccionadas ochenta y cuatro entrevistas a distintos referentes del pueblo saharaui y personas de otro origen involucradas en el tema, realizadas la mayor parte de ellas de modo presencial en África (Sudáfrica, Mozambique, Nigeria y Argelia), América Latina (Argentina, Cuba y México y Europa (España) y un menor número concretadas a través de internet. Ello, junto con la experiencia adquirida a partir de la tarea desarrollada desde la Cátedra Libre de Estudios sobre el Sahara Occidental, ha permitido poner en diálogo una serie de ideas y saberes, con el fin de investigar el tópico presentado y, sobre todo, de que sea el propio pueblo saharaui quien asuma un rol protagónico en la construcción de los conocimientos que el trabajo aporta, de modo que las entrevistas son consideradas un insumo prioritario a lo largo de las tres partes en las que se divide esta obra, realizada no solo con una perspectiva decolonial sino también desde la periferia de los centros de poder mundial y llevada a cabo por una mujer, latinoamericana y afrodescendiente.
Tanto la selección de las fuentes como la investigación en sí misma, fueron concebidas como una acción de compromiso con la justicia, con la convicción de que ello aporta profundamente a la rigurosidad, dado que nos obliga a tener una visión abarcadora e inclusiva de saberes y voces a la hora de estudiar y analizar cualquier fenómeno social. El hincapié se hace en la construcción de la propia realidad por parte de un grupo subalternizado, partiendo de la convicción de que esa supuesta neutralidad o imparcialidad a la que el pensamiento científico de la modernidad/colonialidad nos obliga, es muy útil a los fines de preservar el statu quo de los esquemas vigentes de poder, porque distorsiona la visión sobre las condiciones desiguales en las que se desarrollan las luchas y las producciones de saberes contra esa opresión. Por el contrario, la producción de saberes y discursos, en nombre del rigor académico y la honestidad, no debe perseguir la neutralidad -siempre inalcanzable- a modo de horizonte, sino mostrar claramente desde qué lugar y con qué objetivos se lleva a cabo.

Pregunta: Ud. define el asunto de Sahara Occidental como “una descolonización inconclusa”, ¿puede transmitir una impresión sintética sobre lo que entiende que este caso es representativo para las relaciones internacionales?
Luz Marina Mateo: Sobre el caso del Sáhara Occidental podemos decir que es sumamente representativo para las relaciones internacionales, porque se trata de un escenario en el que se despliegan los poderes en todas sus manifestaciones: la realpolitik de las potencias (el rol de Francia en el Consejo de Seguridad en este asunto es determinante y es un claro ejemplo de ello), el poder económico y la gravitación de los recursos naturales que el territorio saharaui posee, el “doble rasero” en el tema de la protección de los derechos humanos que se sostiene en el discurso pero poco en la acción y, entre muchos otros factores, el rol fundamental de España como potencia administradora y su histórica deuda pendiente en el proceso de descolonización del territorio.

Pregunta: Y sobre el derecho internacional, ¿cómo puede explicar cómo se puede considerar el ejemplo de Sahara Occidental?
Luz Marina Mateo: Si nos atenemos al derecho internacional, el Sáhara Occidental es un territorio no autónomo pendiente de descolonización, cuyo caso se emplaza en el Comité de Descolonización de la ONU. Esto está recogido en resoluciones de la Asamblea General de la ONU, como la  2072 (de 1965), que toma la resolución 1514, referida a la  concesión de la independencia a países y pueblos coloniales, en relación con Ifni y el Sáhara Español y recuerda que España es Potencia administradora del territorio. También la resolución de la Asamblea General Nº 2625 (1970), establece que el territorio de una colonia u otro territorio no autónomo tiene una condición jurídica distinta y separada de la del territorio del Estado que lo administra, la cual permanecerá hasta que el pueblo de la colonia o el territorio no autónomo haya ejercido su derecho de libre determinación de conformidad con la Carta. Esto es recogido por resoluciones de la Asamblea más recientes como la Nº 66/86 (2011), que también toma el contenido de la Resolución 1514. Muchas otras resoluciones de la Asamblea ratifican que el conflicto del Sáhara Occidental es una cuestión de descolonización, (2072, 2229, 3458, 33/31, 34/37, 35/19, 34/40 y 66/86, entre otras), hacen hincapié en la existencia del pueblo del Sahara Occidental (como la resolución 1920 del Consejo de Seguridad, de 2010 y varias resoluciones de la Asamblea General).saha2
En el mismo sentido, los órganos de la ONU se han expresado respecto de que el pueblo saharaui tiene el derecho inalienable a la libre determinación y que este derecho se ejercerá mediante un referéndum libre y justo. Además, la Corte Internacional de Justicia había determinado ya en 1975 que no existen vínculos de soberanía entre el territorio del Sáhara Occidental y Marruecos (tampoco con Mauritania). Además, hay resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General que definen a la presencia de Marruecos en el territorio como una “ocupación” y otras que reconocen que la descolonización del Sáhara Occidental es responsabilidad de las Naciones Unidas.
Sin embargo, hasta el momento la situación continúa estancada, en una demostración de cómo la modernidad/colonialidad no es capaz de cumplir con el propio derecho surgido de su seno y fraguado al calor de las potencias vencedoras en la Segunda Guerra Mundial, que hoy tienen un asiento permanente y poder de veto en el Consejo de Seguridad.

Pregunta: Ud. pone el foco en el poder de la comunicación, describiendo la poca visibilidad que tiene este asunto, ¿qué cree que a futuro esta perspectiva puede cambiar?
Luz Marina Mateo: Es de esperar que sí, que la situación cambie. Las nuevas tecnologías y el acceso a la información y la formación que hoy por hoy poseen muchos hombres y mujeres saharauis en distintas áreas (entre ellas, la comunicación) es un factor gravitante en ese sentido. Está claro que para revertir la invisibilidad deben converger varios actores, escenarios y elementos pero, en gran medida, que eso suceda depende de las acciones que el pueblo saharaui emprenda en este sentido, para que la comunidad internacional sepa lo que sucede con este contencioso oculto a la opinión pública. Se trata, simplemente, de trabajar para que el tema deje de estar sometido al poder del silencio. Y al silencio del poder.

Por Ariel Roberto Zaiser
Relaciones Internacionales y Gobierno de la Universidad UADE

Luz Marina Mateo. Magíster en Relaciones Internacionales. Lic. en Comunicación Social. Secretaria de la Cátedra Libre de Estudios sobre el Sáhara Occidental del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de La Plata (IRI-UNLP). Secretaria del Departamento África del IRI-UNLP.

Acceso a la tesis de Marina Mateo: http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/54324

 

Pin It on Pinterest

Shares