Tragedia en el Cáucaso, ¿dónde están los derechos humanos?

Tragedia en el Cáucaso, ¿dónde están los derechos humanos?

Con frecuencia depositamos la mirada sobre lo que sucede en Yemen, en Siria y en otros conflictos del mundo; poniendo el foco en el fracaso de la diplomacia para llevar estabilidad y paz, con las consecuencias que llevan un padecimiento y una tragedia a aquellos que terminan siendo “más vulnerables” del sistema. Y esta vez vamos al Cáucaso, donde hace años, cada día se producen incidentes en los territorios ocupados por Armenia en lo que internacionalmente se reconoce como parte de Azerbaiyán. El pasado 4 de Julio, en esta guerra inconclusa, civiles han sido víctimas. Nos llama la atención la poca visibilidad en la prensa. Entendemos que un hecho de esta naturaleza, que merece ser condenado, no puede no tener consecuencias políticas para quienes sean responsables. Cuando se mira el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán sólo puede esperarse que las partes se sometan al imperio de la ley para encontrar la paz y que no se repetían estos crímenes. Pero como ciudadanos del mundo, con la indignación de este evento, nos preguntamos, en este y otros tantos casos, ¿dónde está el compromiso de la comunidad internacional respecto a la protección de los Derechos Humanos? ¿Por qué la comunidad internacional no asegura la vida e integridad de los civiles de acuerdo a la Convención de Ginebra y demás instrumentos del Derecho Internacional Humanitario?

¿Qué dice la comunicación oficial de Azerbaiyán?
Comentarios de Hikmat Hajiyev, Jefe del Servicio de Prensa del MAE, sobre la situación en la primera línea y las muertes y lesiones entre los civiles azerbaiyanos que causaron los ataques de las fuerzas armadas de Armenia:
El 4 de julio, en resultado del ataque deliberado y orientado hacia los civiles y objetivos civiles del pueblo Alkhanlí de la región de Fizulí en Azerbaiyán, que perpetraron las fuerzas armadas de Armenia mediante el uso de lanzagranadas pesadas y morteros de 82 y 120 mm, murieron Guliyeva Sahiba (nacida en 1967) y su nieta de 2 años de edad Guliyeva Zahra. Otra civil Guliyeva Sarvinaz (nacida en 1965) fue herida, asimismo, sufrieron daños objetos civiles. Les hacemos llegar nuestras más sinceras condolencias a las familias y parientes de las víctimas y deseamos rápida recuperación a la herida.
Como consecuencia de estas provocaciones de las fuerzas armadas de Armenia, el asesinato de una mujer mayor y su nieta de 2 años y las heridas causadas a otra civil y los daños a los objetos civiles, son nada más que actos de vandalismo y una vez más, comprueban la naturaleza terrorista del estado de Armenia.
Armenia ha estado conduciendo ataques sistemáticos, deliberados y orientados hacia la población civil, abarcando entre ellos a las mujeres, niños y personas mayores que residen en las zonas densamente pobladas adyacentes a la primera línea.
Los ataques directos y deliberados de Armenia contra la población civil y los objetos civiles de Azerbaiyán constituyen una violación seria al derecho humanitario internacional y derechos humanos, en particular a los Convenios de Ginebra de 1949 y su Protocolo Adicional I, asimismo, a la Convención sobre los Derechos del Niño y el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades.
Tras la visita a la región de los Copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, mientras los Copresidentes y las organizaciones internacionales siguen llamando al cambio del statu quo de la ocupación mediante las negociaciones sustantivas y serias, Armenia vuelve a las provocaciones infames y nefastas dirigidas a la matanza deliberada de los civiles, inclusive los niños.
Azerbaiyán reiteradamente ha declarado a la comunidad internacional que la principal razón de la tensión e incidentes en la primera línea y el mayor impedimento a la resolución del conflicto es la presencia ilegal de las fuerzas armadas de Armenia en los territorios ocupados de Azerbaiyán.
La respuesta de la dirigencia política-militar de Armenia a las llamadas de los Copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE y de las organizaciones internacionales para reintegrarse a las conversaciones sustantivas a fin de resolver el conflicto, expresada mediante la matanza brutal y lesiones a civiles, otra vez demuestra la necesidad de que los Copresidentes deberían exigir a Armenia a retirar sus tropas de los territorios ocupados de Azerbaiyán,  conforme a las normas y principios del derecho internacional y las decisiones y resoluciones pertinentes de las organizaciones  internacionales y cambiar el statu quo de la ocupación.
La responsabilidad por la situación actual recae completamente sobre la dirigencia política-militar de Armenia.

Este trágico acontecimiento nos abre un amplio terreno para reflexionar donde emergen interrogantes; desde preguntarnos por qué no se cumple el derecho internacional y se vulneran sistemáticamente las normativas de los organismos multilaterales, hasta el análisis de por qué los medios de comunicación masiva no reflejaron la pérdida de vida de estos civiles en torno al conflicto entre Armenia y Azerbaiyán. Esto último, la atención mediática, llevaría un alerta a la opinión pública mundial a conocer qué sucede en el Cáucaso; donde sólo podemos esperar una solución: la diplomática.

Reseña Juan Obertello
Relaciones Internacionales UCASAL

La voz de la diplomacia de Ucrania en Argentina, entrevista al Embajador Yurii Duidin

La voz de la diplomacia de Ucrania en Argentina, entrevista al Embajador Yurii Duidin

Pregunta: Ha habido una reunión de alto nivel entre el Presidente de Ucrania Petro Poroshenko en Washington con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. ¿Qué reflexión puede Ud. compartir de este encuentro?
Yurii Diudin: El dato más importante es lo que le dijo Donald Trump a Poroshenko: que los Estados Unidos brindarán apoyo total a la posición ucraniana frente a la agresión rusa en el Este de Ucrania y en el asunto de Crimea. Entonces la agenda de cooperación tendrá una continuidad, ambos países firmarán una serie de acuerdos de apoyo técnico militar, de apoyo logístico a nuestro Ejército de parte de los Estados Unidos. Se trató de una visita muy productiva y exitosa, porque en dos días Petro Poroshenko tuvo siete reuniones con todos los jefes más importantes, desde el Presidente y el Vicepresidente hasta el Ministro de Defensa, Ministro de Energía, Secretario de Estado; así como con las autoridades del FMI y del Banco Mundial. Siendo esto una señal que los Estados Unidos siguen dando relevancia a la situación en Ucrania.

Pregunta: Entre los temas de conversación estuvo la cuestión de las sanciones, ¿no?
Yurii Diudin: Si, y ambos comparten la misma posición de seguir extendiéndolas. Cabe mencionar que el mismo día de la reunión entre los Presidentes, el 20 de junio, el Ministerio de Finanzas (Departamento del Tesoro) de los EEUU informó sobre la ampliación de las sanciones contra la Federación de Rusia por causa de la agresión rusa contra Ucrania.
Al respecto, es importante destacar que, por el momento, hay dos paquetes de sanciones. Uno que está ligado al tema de Crimea; donde el Secretario de Estado, Rex Tillerson dijo claramente que este paquete sólo será levantado cuando Rusia desocupe la península y la misma sea devuelta a Ucrania. El segundo es en referencia a la situación en el Este, en Donbás, donde la posición norteamericana también sostuvo que serán levantadas cuando la Federación Rusa cumpla con los Acuerdos de Minsk.

Pregunta: Luego de la visita de Poroshenko, ocurrió la votación de la UE de apoyar la extensión de las sanciones. ¿Cree Ud. que esto es parte de los efectos de la visita?
Yurii Diudin: En el marco de la última cumbre de la UE, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció que todos los líderes que componen el bloque europeo votaron a favor de continuar las sanciones por seis meses más, logrando la unanimidad. Sin embargo, no puedo decir que haya sido por el apoyo que tuvimos de parte de los Estados Unidos. Fue algo que muestra el apoyo europeo y que los asuntos de Ucrania están en la agenda de Bruselas.

Pregunta: Sin embargo, el conflicto en el este de Ucrania y la cuestión de Crimea parecían estar olvidados o congelados en la agenda de Bruselas y de Washington. Entonces, ¿qué lectura podemos hacer ahora con la reunión con Trump y la votación de la UE?.
Yurii Diudin: Esa era una percepción que ya está cambiando. Por ejemplo, el presidente francés Emmanuel Macron dijo que será necesario reunirse con los miembros del Cuarteto de Normandía (países quienes están llevando las negociaciones de Minsk) antes de la cumbre del G20 que será en Hamburgo en el mes de julio.
El presidente Macron hizo declaraciones muy sólidas en referencia a la unidad europea y en defensa a Ucrania, en los valores democráticos que estamos defendiendo en el enfrentamiento con Rusia.
Después de Washington nuestro presidente voló a Bruselas, se reunió con Merkel, con Tusk, con Macron y otros líderes de la UE. Aunque no parezca, debido a los problemas que tiene Bruselas con el Brexit, la crisis de refugiados o la amenaza terrorista, el tema de Ucrania está en la agenda.

Pregunta: Cuando hablábamos de la agenda entre la UE y Ucrania hacíamos referencia la promesa europea para la liberación de las visas, ¿cuáles son los asuntos que son parte de la relación Ucrania con UE en el presente?
Yurii Diudin: El asunto de visados ya está claro. Los ucranianos a partir del 11 de junio pueden entrar a Europa sin visado. Este ha sido uno de los logros de nuestro país más importantes en los últimos años, porque para ello tuvimos que cumplir con 144 criterios diferentes que la UE nos ha exigido. Por ejemplo, mejorar el control de migraciones y de fronteras, aumentar los niveles de seguridad de documentos con pasaportes biométricos, protocolos en la lucha anticorrupción hasta introducir un sistema de declaraciones del patrimonio de todos los funcionarios públicos más abierto en el mundo. Fue un proceso de dos años en donde conseguimos cumplir con todos los puntos necesarios para obtener la liberación de visas para todos los ciudadanos ucranianos. El presidente Poroshenko lo ha definido muy bien, cuando dijo que eso significa el último adiós al viejo imperio soviético.
Otro logro es que Holanda finalmente ratificó el Acuerdo de asociación de la UE con Ucrania. Faltaba este voto de los Países Bajos a favor, para conseguir la unanimidad de los miembros. Demoró un año en llegar a este resultado. Con todo este, ya en septiembre la asociación de Ucrania con la Unión Europea entrará en vigor completamente.

Embajador de Ucrania en Argentina Yurii Duidin

Pregunta: hablamos a nivel político, pero a nivel militar, se sigue discutiendo sobre la relación entre Ucrania y la OTAN. ¿Puede Ud. comentar al respecto?
Yurii Diudin: También tenemos un progreso en esta cuestión, porque el 8 de junio el Parlamento ucraniano aprobó una ley que proclama el deseo de nuestro país de adherirse a la OTAN como un objetivo a largo plazo de la política ucraniana. Esta es una cuestión que antes dividía a la población ucraniana y a los políticos, pero ahora se logró un consenso en el Parlamento en seguir una misma línea. Algo que dota de legitimidad a la aspiración de Ucrania de ingresar a la alianza transatlántica. El primer paso es acercase a la OTAN capacitando nuestro ejército, acercándonos a los estándares técnicos de las Fuerzas de la Alianza Atlántica, para luego evaluar nuestro ingreso. Nuestro Presidente fue muy claro: “si hubiéramos sido miembro de la Alianza no habríamos tenido lo que estamos teniendo ahora”, en referencia al artículo 5 que hace alusión a la seguridad colectiva.

Pregunta: Pero para el ingreso a la OTAN, estatutariamente, cuando un candidato tiene un conflicto interno irresuelto dentro de sus fronteras tiene impedido el ingreso a ser miembro.
Yurii Diudin: Es importante resaltar que no padecemos un conflicto interno sino una agresión, que es la rusa. Instalar el conflicto interno es parte de la propaganda que Rusia quiere imponer. No sólo hay milicianos que se levantaron para luchar contra su pueblo, sabemos que hay tropas rusas en el Este del país. Por eso es una agresión y no un conflicto interno.
Sin embargo, creo que no sería un impedimento absoluto, hay otras cuestiones por el momento que debemos cumplir para acercarnos cada vez más a estos bloques. Pero lo importante es recuperar el estado de bienestar que teníamos, el nivel de vida y así aproximarnos a los estándares europeos. Pero es un camino largo que estamos transitando, sabemos que queremos ir hacia la Unión Europea y por el buen camino.

Pregunta: Pero no todos los nacionales ucranianos tienen esa misma percepción de ir hacia Europa, en referencia a los que viven en las regiones de Luhansk y Donetsk que se los llaman pro rusos, pero no se siente “nacionales ucranianos”. ¿La voluntad de estos ciudadanos puede ser un problema para esos objetivos que Ud describe?
Yurii Diudin: No lo creo. El territorio del Este de Ucrania temporalmente ocupado por las fuerzas prorrusas compone sólo el 5% del todo territorio de Ucrania. Claro que en el área del conflicto hay diversidad de opiniones, pero su población comparando con el número total de todos los ciudadanos de Ucrania es minoría.

Pregunta: ¿Y cómo es el día a día de los ciudadanos del este, hay cruces bélicos constantes?
Yurii Diudin: Lamentablemente aún siguen los cruces bélicos. Si hay un día donde no hay un muerto ucraniano, hay un día de fiesta para nosotros. Hay violaciones del alto del fuego constantemente por parte de Rusia. Este es el primer punto a respetar en los Acuerdos de Minsk. Claro, los ucranianos debemos defendernos y responder a la agresión. Por ello, ningún acuerdo de Minsk está funcionando, ni siquiera la retirada de armamento pesado. Los rusos los retiran de día porque es cuando están presentes los observadores de la OSCE, pero luego a la noche este personal se retira y es allí donde vuelve a desplegar el armamento. Por esta razón nuestro interés es que haya una misión de paz, ya sea por ONU, la UE o la OSCE con misión policial u otro organismo.

Pregunta: Pero, ¿cuán posible es una misión independiente?, ¿qué dice Rusia de una misión de paz?
Yurii Diudin: Está en contra de la paz. No les interesa. Y para nosotros la situación es otra en muchos sentidos. Por lo mínimo, entendemos que mientras tengamos los 400 km de la frontera sin control será difícil poner fin al conflicto, porque es un agujero negro donde entra contrabando, armas, mercenarios y tropas rusas; entran los llamados “convoyes humanitarios” que nunca pudimos verificar su supuesto contenido de ayuda humanitaria. Pero cada vez que llegan esos convoyes, luego hay bombardeos.

Pregunta: ¿Y los planes políticos de autonomía de la región?
Yurii Diudin: Esa es una cuestión que se puede hablar. Pero antes de llegar a ese punto, primero debemos garantizar la seguridad y control de la frontera. No puede haber elecciones cuando hay bombardeos todos los días, es una cuestión indispensable, una situación sine qua non. Los observadores electorales no pueden hacer su labor en estas condiciones. Y si no hay elecciones democráticas y transparentes,de que procesos políticos podemos hablar.

Pregunta: En referencia a Crimea. Sabíamos que Ucrania haría un petitorio a la Corte Internacional de Justicia de la ONU. ¿En qué situación está eso?
Yurii Diudin: El primer paso era que la Corte Internacional de Justicia aceptó analizar el caso, finalmente, aceptó que podía tratar este asunto. Rusia se opuso diciendo que no tenía competencia, pero la Corte aceptó la queja de Ucrania, planteando la intensión de estudiar el caso en cuestión. Pero el proceso es muy largo. La siguiente etapa será el juicio en los méritos, ahora debemos presentar un petitorio para el junio de 2018. Luego Rusia tendrá un año para presentar su posición en respuesta al nuestro en el año 2019 etc.

Pregunta: La diplomacia ucraniana tiene que salir a comunicar su posición al mundo, un lugar táctico sería el Consejo de Seguridad. ¿Qué piensa?
Yurii Diudin: Ucrania es el miembro no permanente del Consejo, este año terminamos el periodo de dos años. En febrero asumimos la presidencia rotativa, durante ese mes hubo diferentes debates y presentamos documentos sobre la situación ucraniana. Tratamos que esté presente siempre, buscamos hacer valer nuestra voz cada vez que podemos. Pero en lo que toca nuestro caso en el Consejo siempre estamos frente al poder de veto de Rusia. Podemos recordar que en el marzo de 2014, cuando Rusia ya ocupó Crimea, en el Consejo de Seguridad de la ONU fue votado el proyecto de la resolución que debía expresar el apoyo de las Naciones Unidas a la soberanía e integridad territorial de Ucrania. Pero este proyecto fue vetado por Rusia. Luego casi la misma resolución fue votada en la Asamblea General de la ONU y fue aprobada por la mayoría de las naciones – 100 países votaron “por” y solo 11 “en contra”. Por ello, nos vemos que en la Asamblea General es donde generalmente conseguimos mayoría abrumadora a nuestros petitorios y es allí donde focalizamos nuestro esfuerzo de comunicar nuestra posición y ganar apoyo de la comunidad internacional.

Por Martín Pizzi
Relaciones Internacionales UCASAL

Pin It on Pinterest