Comparte este contenido

Recurso desde Moscú, desde las alianzas con “think-tanks” de distintas partes del mundo con el objetivo de acercar al lector reflexión y análisis de la realidad global desde el prisma de reconocidos expertos y observadores de diferentes latitudes. Compartimos segunda  parte de artículo del analista Leonid Savin sobre los principales retos estratégicos internos y externos de Rusia. Trabajo de Vanina Fattori para contactar con el Director de “GEOPOLITICA.RU”, que nos acerca reflexiones sobre la relación Rusia-China.

Muchas voces nos describen un escenario global que acrecienta su perfil multipolar y donde las transformaciones en la reconfiguración del mapa del poder global, reposicionan al espacio geográfico de Eurasia en el sistema internacional. Desde las señales de interés que Rusia y China a nivel oficial, se han generado mutuamente, consultamos al experto Leonid Savin sobre las claves estratégicas del eje «Sino-ruso» en las capacidades de influir en la dinámica de cambios. 
¿Que la primer visita a un país extranjero del Presidente Chino Xi Jinpin sea a Moscú a poco de asumir su cargo, como debe ser leída desde Moscú para la proyección hacia las relaciones diplomáticas con China? 
Leonid Savin: Durante los últimos años, las relaciones Сhina – Rusia se encuentran estables y en desarrollo. Todos los problemas o tensiones entre ambas se lograron resolver desde hace muchos años. Es aquí donde podemos encontrar tan sólo algunas críticas sobre «la expansión china» sobre Rusia, pero China no ha hecho oficial las intenciones de hacerlo. Además, el foco principal de Beijing es Taiwán y el Mar Sur de China por los próximos siguientes años. Algunos alarmistas en EE.UU. hablan de futuros conflictos con Rusia, pero creo que se trata de una propaganda especial. Siguiendo esta línea occidental, desde el punto de vista chino se quisiere atacar a Kazajstán porque este país no tiene armas nucleares y tienen los mismos recursos de Rusia (que es el interés principal de China en la descripción de los geopolíticos de Estados Unidos) – petróleo, gas y granos. Sin embargo, geoeconómicamente Rusia y China se necesitan una de la otra. Por lo tanto, China, que cuenta con enormes reservas de dinero, tiene la necesidad de invertir, y por su parte Rusia puede proponer los recursos naturales. Inclusive, los nuevos acuerdos con China son energéticos.
Tanto China como Rusia desarrollan la idea de su propia política de poder blando en las relaciones internacionales, como así también, tienen los mismos puntos de vista sobre muchos de los problemas que acontecen la realidad internacional. Tenemos que recordar que ambos países han firmado dos declaraciones sobre la multipolaridad. Así, la delegación china en Moscú expresó estar interesada en  desarrollar la relación entre los dos Estados en un buen ambiente estable como lo era años atrás. 

Por su parte Rusia, en documentos oficiales el Presidente Vladimir Putin ha expuesto prioridades en el concepto geográfico de «Eurasia». ¿por donde pasan los puntos clave de poder establecer una alianza de equilibrio con Pekín?
Leonid Savin: El término Eurasia presenta una larga historia y por ello podemos encontrar algunas variantes. En primer lugar, debemos prestar atención que la etiqueta «Eurasia» es de origen occidental (geógrafo Edward Zuss lo propuso para la descripción del continente en 1883). Piotr Savitsky quien fue uno de los fundadores del movimiento de Eurasia desarrollo en el inicio del Siglo XX cuestiones específicas sobre la civilización de Rusia y Eurasia. En su opinión, Rusia no es Europa (que geográficamente comienza detrás de las montañas Cárpatos), así que no es Asia (ubicándose detrás de las montañas Hindú Kush en el Sur y Este). Pero Eurasia no sólo se presenta por espacios mixtos de Europa y Asia, sino también por culturas únicas, lenguas, creencias, y más. Creo que el Sr. Putin utiliza el término Eurasia en este sentido, sobre todo porque la URSS era también un país euroasiático con una ideología específica. Geográficamente, China es la tierra de Eurasia y en términos geopolíticos, es el centro del poder. Otros centros son la India, Irán, Rusia y la UE. Si bien el resto de los actores no juegan un papel significativo, son importantes y funcionan como fuentes de enlaces, barreras de potencial y fuentes de inestabilidad (como Pakistán y Afganistán por el momento). Así, China lleva a cabo su actividad para la estabilización de las zonas de conflictos eurasiáticos para beneficios en común. Debido a este propósito se formó la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS). Actualmente, Asia Central es la región donde se entrecruzan los intereses de Rusia y China. En el 2008 Moscú anunció que los territorios de la antigua Unión Soviética es la zona de intereses geopolíticos rusos; pero China también, por diferentes razones, ejerce influencia allí. Pero hasta ahora los dos países no tienen ningún conflicto por el tratamiento de esta región. En mi opinión, un punto muy importante es la ruta norte próxima a los límites del Ártico ruso. Creo que la cooperación será de gran utilidad para ambas partes, siendo de importancia, también, para los demás países, porque la piratería marítima en los mares del Sur es un verdadero problema para todos.A ruchi

Vladimir Putin ha propuesto una nueva moneda, incluso habló de una «casta de monedas»; con los objetivos de mermar el monopolio del dólar en el sistema financiero internacional. China es un acreedor de enorme cantidad de divisas en dólares, no vemos allí una contradicción. Siendo que la expansión del comercio es una prioridad.
Leonid Savin: Los conceptos de la civilización occidental tales como derechos humanos, libertad,  son una herramienta eficaz para manipular políticas, especialmente por Washington. De hecho, este «derecho» y «libertad» son muy a menudos violados por EE.UU. y la UE. El propio concepto de terrorismo, nació con el iluminismo francés como herramienta para la represión contra su propio pueblo. Debemos dejar en claro que en la mayoría de los países más poblados del mundo (como China y la India), los gobiernos se oponen firmemente a cualquier intento de interrupción a los asuntos internos. La misma situación ocurre en Irán y Rusia. Creo que no es por el carácter cerrado de los países (totalitario a la vista de los expertos occidentales), sino por cuestiones específicas conectadas con el etnocentrismo y la religión, núcleo de la estructura social. Si bien oímos las voces de millones de bloggers chinos acerca de este carácter, también hay miles de “disidentes” en cualquier país europeo o en el propio EE.UU. De todos modos los gobiernos de los países occidentales adoptan nuevas legislaciones al estilo «orwellian», construyendo un Estado Policial bajo el formato de «Gran Hermano». Aquí el entrevistado hace referencia al novelista inglés George Orwell y también a Michel Foucault.

Rusia encara una alianza de libre comercio con Bielorrusia y Kazajstán, desde el Kremlin pretenden que esta alianza se expanda a otros países del espacio post-soviético. Como se equilibra esto, con el poderío que China tiene en el comercio.
Leonid Savin: Por desgracia, en la cumbre de BRICS, realizada en Durban, la idea del Banco aún no se materializa en al realidad debido a las diferentes posiciones de los países sobre los insumos para el fondo. Sin embargo, creo que esa reunión especial en San Petersburgo se centrará en esta cuestión y en la idea de las nuevas relaciones financieras. El dólar de EE.UU. no puede servir para todo el  mundo porque sólo trabaja para pequeños grupos de oligarcas transnacionales y para los clanes de los banqueros como Rockfelllers, Morgan y las familias reales europeas. Vemos convulsiones del sistema actual, pero también vemos la idea de reforma que se generarán a partir del viejo sistema a Bretton Woods. Así, la vieja idea «casta de Monedas» es muy importante. De todos modos va a ser un trabajo de multipolaridad real. 

Rusia y China sostienen una posición en el Consejo de Seguridad frente al “atolladero Siria”, las actuaciones coincidentes han revalorizado la capacidad de influencia en los procesos de las relaciones internacionales. Ambos países opuestos a la idea de Occidente de cambiar el régimen político en Siria. Que expectativas en otros conflictos, en otros escenarios pueden esperarse actuaciones concordantes entre China y Rusia. A rus Chi DOS
Leonid Savin: Actualmente tenemos una Unión Aduanera con Bielorrusia y Kazajstán, los nuevos miembros de esta Unión potencialmente serán actores de la Unión Euroasiática en el futuro. Pero la economía es sólo una parte de este proyecto, es una importante esfera pero no el único destino. Hay aspectos más idealistas para este gran proyecto de la Unión Euroasiática. El comercio es una cuestión que depende de las relaciones con China por el proteccionismo y la posibilidad de crecer la producción. Sin embargo, otro lado es la demografía: Rusia y Bielorrusia en declive. En la región asiática sólo Uzbekistán tiene un fuerte aumento de la población. Encontrar un balance adecuado dentro de estas prioridades de estrategia a largo plazo es el arte más alto que tiene el gobierno. Rusia por ahora puede proponer sólo los lugares de trabajo en la propia megalópolis de los migrantes asiáticos, pero no puede ser una hoja de ruta sólo para esta iniciativa. En mi opinión la movilización prevista con elementos de la normativa demografía y programas sociales son sólo una salida de esta trampa política.

Loenid Sabin – Moscú – Rusia.
Director eurazia.ru; editor jefe en www.geopolitica.ru
http://www.strategic-culture.org/authors/leonid-savin.html

Desarrollo & Contenido
Vanina Fattori