Comparte este contenido

“El papel crucial que tiene el agua a la hora de lograr los objetivos de desarrollo del continente africano está ampliamente reconocido. África se enfrenta a situaciones de pobreza endémica, de inseguridad alimentaria y de infradesarrollo y casi la totalidad de los países carecen de los recursos humanos, económicos e institucionales para desarrollar y gestionar de forma efectiva y sostenible sus recursos hídricos. De esta manera, muchos países del continente africano todavía se enfrentan a enormes retos a la hora de cumplir con los Objetivos de Desarrollo de Milênio (ODM) relacionados con el água”. Estas son las palabras declaratórias en el marco del Decenio Internacional para La Acción: “El água como fuente de vida” 2005-2015” bajo el auspicio de las Naciones Unidas. (1)
África, con los padecimientos actuales y con el pasado de sometimiento colonialista, cuenta con estratégicas reservas acuíferas y esto es de poca presencia en los medios de comunicación cuando se refieren a África. El continente africano que posee cinco de las más grandes reservas subterráneas de agua dulce del mundo. Sin embargo existen 300 millones de personas sin acceso al agua potable. Aún así los acuíferos constituyen la mayor fuente de agua para beber en el continente.
Dentro de las reservas de agua subterránea, el acuífero de Nubia es la mayor del planeta, no reabastecida por otras fuentes. A diferencia de la mayoría de los acuíferos, éste un recurso no renovable por ese motivo.
Está ubicado en la parte oriental del Desierto de Sahara en el noreste de África y lo comparten Chad, Egipto, Libia y  Sudán. Se estima que almacena 150.000 km3 de agua dulce y tiene una extensión de 2.500.000 km2 bajo la superficie de estos cuatro países.
Tiene gran importancia como fuente de agua potable y de riego. Es la única fuente de agua dulce en el desierto occidental de Egipto, que abarca cerca del 67 % de la superficie terrestre total del país.
En los años 90 los cuatro Estados llegaron a un acuerdo para la gestión de este acuífero con la finalidad de prevenir la contaminación y la sobreexplotación por parte de alguno de ellos. Se eligió a una autoridad conjunta que regula el funcionamiento del mismo. Se destaca en este sentido la utilización del agua de este acuífero que realiza Libia.
Las exploraciones petroleras en el desierto del sur de Libia a mediados de los años 50 revelaron la existencia de vastas cantidades de agua subterránea potable. Los científicos estiman que hace casi 40.000 años, cuando el clima del norte de África era templado, el agua de lluvia se filtró formando esta reserva de agua potable en la roca arenisca.
El ex-líder libio Muammar Khadafi, fallecido en 2011, comenzó en 1983 un enorme proyecto de irrigación, conocido como el Gran Río Artificial, con un costo estimado de casi 30.000 millones de dólares, con casi 5.000 km de tuberías desde más de 1.300 pozos perforados hasta 500 m de profundidad en el Desierto de Sahara para llevar casi 3.000.000 m3 de agua por día a las ciudades costeras, donde vive la mayor parte de la población. El otro gran objetivo era aumentar la superficie de tierras cultivables para lograr la independencia alimentaria.

Acuifero LIBIA

A continuación se muestra una fotografía satelital del oasis de Al Kufrah. Los círculos son campos regados por el sistema de pivote central.

Libia CAMPOS

Asimismo desde 2001 se está llevando a cabo en el sur de Egipto un proyecto de recuperación de tierras desertificadas, cerca de la zona de Abu Simbel.
Desde el año 2006 la Agencia Internacional de Energía Atómica ha trabajado en cooperación con los cuatro países del acuífero en un proyecto con el objetivo de establecer un uso y administración equitativa y racional para el desarrollo socioeconómico de la región (IAEA-UNDP-GEF Nubian Project). En este programa colaboran además del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), la UNESCO y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
El agua potable es un bien escaso, es un recurso estratégico y por ello es fuente de conflictos, el propio Secretario General de las Naciones Unidas, Ban ki moon ha lo ha advertido.
Tras la tragedia producida en la región del Sahel (2) desde los efectos del cambio climático, y que ha llevado a sensibilizar a gran parte de la comunidad internacional, y considerando los esfuerzos por llamar la atención mundial en el marco del “Año de la Cooperación en materia de Agua 2013” (3); los retos para África es que todas las acciones conduzcan a alcanzar el mayor objetivo humanitario de nuestro tiempo: que nadie se quede sin agua.

Desarrollo & Contenido
Lic. Manoela Carvalho de Andrade

1-http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/africa.shtml
2-http://www.fao.org/crisis/sahel/the-sahel-crisis/2012-crisis-in-the-sahel-region/en/
3-http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/water_cooperation_2013/iywc_and_wwd.shtml