Comparte este contenido

Entrevista con Zivadin Jovanovic, ex Ministro de Asuntos Exteriores de la República Federal de Yugoslavia, quien en la actualidad es Presidente de Belgrade Forum for a World of Equals. El diplomático analiza el concepto de las «Intervenciones humanitarias» como un pretexto para el despliegue de las tropas de Estados Unidos.

Después de haber sido Ministro  de Asuntos Exteriores en noviembre de 2000, ingresó al Foro de Belgrado por un mundo de iguales. Ahora usted es el Presidente de esta Asociación. ¿Cuáles son sus prioridades?
Las prioridades del Foro son: la promoción de la paz, la tolerancia y la cooperación basada en la igualdad entre los individuos, naciones y estados. Abogamos por el pleno respeto del derecho internacional, los principios básicos de las relaciones internacionales y el papel de las Naciones Unidas. El uso o amenaza de la fuerza y las agresiones militares no son medios admisibles en la solución de los problemas internacionales. Consideramos que no hay «guerras humanitarias», o “intervenciones humanitarias”. Todas las intervenciones que comenzaron con la agresión de la OTAN contra Serbia (Yugoslavia) en 1999 hasta ahora, a pesar de sus explicaciones formales públicas, han sido las guerras de conquista, en muchos caos llevadas a cabo por cuestiones geo-estratégicas, o bien por beneficios económicos.
Promovemos los derechos humanos en su totalidad, de acuerdo con la declaración de la ONU, incluyendo la salud social, lo económico, cultural, empleo y demás derechos humanos. Tratamos de cumplir con nuestros objetivos a través de varios debates públicos, conferencias, mesas redondas, seminarios, en el plano nacional como internacional. El Foro colabora con las asociaciones de fines similares, dentro de Serbia, la región y en todo el mundo.

Hemos visto algunos de los muy interesantes libros publicados por el Foro de Belgrado ¿Cómo se logran mantener esta actividad  editorial y-o las publicaciones?
El Foro ha publicado cerca de 70 libros sobre diferentes temas nacionales e internacionales: la política de desarrollo en condiciones de crisis; la situación de Kosovo y Metohija; el Tribunal de La Haya para la política de la OTAN en los Balcanes, en la política exterior de Serbia, contra el terrorismo internacional y sobre el papel de los intelectuales. Algunos de nuestros libros se han distribuido en muchos países de todos los continentes. Por ejemplo, este es el caso del libro titulado «Agresión OTAN – el ocaso de Occidente». Lamentablemente, por la falta de recursos, sólo unos pocos de nuestros libros han sido publicados en lenguas extranjeras.
El mes pasado sólo se publicaron tres nuevos libros, uno dedicado al gran filósofo y académico serbio Mihailo Markovic, quien fue uno de los co-fundadores del Foro de Belgrado; el otro titulado «De Nuremberg a La Haya»; y el tercero «De la agresión a la Secesión». En varias ciudades de Serbia nuestros libros cuentan con promociones atrayendo una gran atención.
Todas nuestras actividades, incluyendo la escritura y la edición, se basan totalmente en el trabajo voluntario. Nunca tuvimos, ni tenemos hoy en día, una sola persona paga por el trabajo realizado en el Foro. Las cuotas de afiliación y las donaciones, principalmente de la diáspora serbia, son las principales fuentes de ingresos del Foro.

Usted ha mencionado la promoción de la paz como uno de sus objetivos clave. Pero los pueblos de la región han sido víctimas de las guerras en la última década del siglo 20.
 Es verdad. Los pueblos de la ex Yugoslavia han sufrido inmensamente, primero, de las guerras civiles en Bosnia y Croacia (1992-1995) y luego de la agresión militar de la OTAN (1999), a través de las sanciones, el aislamiento y así sucesivamente. Muchas de ellas siguen sufriendo en la actualidad. Considerando, por ejemplo, la vida de aproximadamente medio millón de refugiados y personas desplazadas que viven únicamente en Serbia, no se les permite regresar a sus hogares en Croacia ni en Kosovo y Metohija. Las consecuencias son todavía dolorosas y continuará mucho tiempo en el futuro. Entonces, qué decir de las consecuencias de las bombas y los misiles de cassette con uranio empobrecido, utilizado por la OTAN en 1999, teniendo diariamente un números de victimas de vidas humanas, hoy y en los próximos siglos. La historia demuestra que los pueblos de la ex Yugoslavia han sido víctimas del concepto llamado Nuevo Orden Mundial, que de hecho se ha basado en la política de dominación y explotación.A serb CHI

¿Usted sugiere que los factores externos son responsables de la desintegración de Yugoslavia, y no los factores locales?
Los factores locales no pueden ser objeto de amnistía, ellos deben llevar su responsabilidad, por supuesto, por no estar preparados a tal compromiso. Sin embargo, los análisis predominantes parecen faltar la debida atención al papel negativo de factores externos. Ahora tenemos pruebas suficientes de que ciertas potencias europeas ya en 1976 y 1977 tenían planes sobre cómo «reorganizar» el territorio de la República Federativa Socialista de Yugoslavia, es decir, en otras palabras, cómo se dividen un fragmento de ella en beneficios de sus propios intereses. Luego de la muerte de Tito, el nacionalismo y el separatismo en varias repúblicas yugoslavas, se había alentado (así como el separatismo y el terrorismo en la provincia serbia de Kosovo y Metohija), con la asistencia política, financiera, logística y la propaganda referida. Más tarde, algunos países poderosos han participado en las guerras civiles ayudando a uno de los bandos en contraposición del otro. Esos países prácticamente habían estado apoyando abiertamente la secesión de Eslovenia y Croacia, proporcionándole armamentos a Croacia y Bosnia, incluso durante el embargo de armas de la ONU, fomentando y facilitando la entrada de mercenarios, incluyendo muyahidin.

Por otro lado, Serbia y Montenegro habían estado bajo aislamiento, con las sanciones y la estigmatización. Habían sido tratados como los únicos responsables de las guerras civiles. Pero eso no se basaba en hechos, ni en la útil extinción del fuego.

Resultados?
En lugar de un estado ahora hay seis, que son económicamente insostenibles, y son estados títeres; más un séptimo a la vista. Por lo tanto, dieciocho gobiernos[1], seis ejércitos, seis servicios diplomáticos, y una deuda externa que en 1990 ascendió a unos 13,5 mil millones, para el conjunto de la República Federal Socialista de Yugoslavia (RFSY) aumentó en 2012 a alrededor de 200 mil millones de euros para las seis ex repúblicas yugoslavas. Algunos de ellos llegaron a ser financieramente esclavizado. Pero, ¿quién se ha beneficiado de esto? Hasta 1990 no había una sola base militar extranjera en la región. Hoy en día, hay un importante número de bases extranjeras, principalmente bases estadounidenses, Bondsteel en Kosovo y Metohija son las más grande de Europa.[2] ¿Para hacer qué? ¿Para beneficiar a quién? Bosnia, casi 18 años después de los Acuerdos de Dayton, no es funcional; como así también, diez años después de los Acuerdos de Ohrid la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) tampoco es funcional y sigue enfrentada con profundas divisiones de tensiones étnicas. Incluso, el estatus de Kosovo y Metohija,  después de 14 años de la Resolución 1244, aún sigue sin resolverse. Tirana `s Sali Berisha y Prishtinas Hashim Thaci están públicamente en defensa por el establecimiento de la llamada Gran Albania. Otros problemas acuciantes como, el desempleo que oscila entre el 30 y el 70 por ciento; la pobreza; cientos de miles de refugiados y personas desplazadas; la delincuencia internacional organizada, incluido el tráfico de órganos humanos; drogas; armas e inmigrantes, hacen a la imagen de la post Yugoslavia como una realidad sombría e incierta. Entonces, ¿quién realmente se ha beneficiado de la fragmentación de Yugoslavia?

Mencionando la  intervención de la OTAN ¿cuáles son sus puntos de vista ahora, después de 14 años?
Mi opinión no ha cambiado. Este fue un ataque ilegal, criminal e inmoral en un soberano Estado europeo. Ilegal porque violaba todos los principios fundamentales del derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, el Acta Final de Helsinki y muchos convenios internacionales. Se llevó a cabo sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU. Criminal, ya que estaba dirigida principalmente contra la población civil, la infraestructura civil, utilizando armamento prohibido como productos químicos, bombas y misiles de cassette con uranio empobrecido. Inmoral, porque se basa en pretensiones falsas y mentiras. Los líderes de la OTAN son responsables en primer lugar por la matanza de alrededor de 4.000 personas y por herir a unos 10.000, dos tercios de los cuales eran civiles. Daños materiales directos ascienden a más de 100 mil millones de dólares. La agresión de la OTAN no solucionó nada, pero ha provocado muchos problemas nuevos. Fue una guerra de conquista y no una «intervención humanitaria».

¿Puede ser más específico al respecto?
Ya he mencionado algunas de las consecuencias directas. En un sentido más amplio, debe tenerse en cuenta que la agresión de la OTAN marcó un cambio estratégico en su naturaleza: se abandonó la defensiva y ha adoptado una política ofensiva (agresiva), que autoriza a sí mismo intervenir en cualquier momento y en cualquier punto del globo. Las Naciones Unidas, especialmente el Consejo de Seguridad de la ONU, ha “inhabilitado” en ese entonces el derecho internacional y desatendió la justicia.[3]
Esta fue una larga guerra preparada por primera vez en suelo europeo después de la Segunda Guerra Mundial. Fue una demostración de la dominación de EE.UU. en Europa, la expansión hacia el Este fue una justificación del gasto en la OTAN, incluso después de la disolución del Pacto de Varsovia. Esto ha sido un precedente para futuras intervenciones (Afganistán, Irak, Libia).
Era la guerra impuesta y dirigida por una potencia no europea con la consecuencia de permanecer en territorio europeo por un largo tiempo.
Hoy tenemos en suelo europeo más bases militares que en el momento más argüido de la Guerra Fría. La proliferación de las bases militares se inició después de la agresión de la OTAN contra Serbia (Yugoslavia). ¿Cómo se puede explicar la expansión de la democracia en todo el continente y la proliferación de bases militares al mismo tiempo? Hasta el momento no se ha escuchado ninguna explicación convincente al respecto. Algo parece estar mal.

¿Y cuál es su opinión sobre el futuro de Bosnia?
Bosnia y Herzegovina han existido como una de las seis repúblicas de la RFSY basadas en la igualdad de los tres pueblos constituyentes teniendo cada una derechos de veto – los musulmanes, serbios y croatas. En este sentido, se consideró la existencia de la «pequeña Yugoslavia». Cuando en 1992 el principio constitucional de consenso fue violado en la forma en que los musulmanes y los croatas declararon la secesión, haciendo caso omiso de la opción de mantenerse dentro de los serbios de Yugoslavia, la guerra civil estalló. Los Acuerdos de paz de Dayton fueron un éxito sólo porque se reafirmó el principio de la igualdad de los tres pueblos constituyentes, la igualdad de las dos entidades (musulmana-croata Federación y República Srpska) y el principio del consenso.[4] Estos principios básicos están consagrados en la Constitución, que es una parte integral de los Acuerdos.
La fuente principal de la crisis actual es la ambición de los líderes musulmanes en Sarajevo, para abolir el principio de consenso y hacer un estado unitario bajo su dominación. Además, también les gustaría cambiar la división del territorio garantizada por los acuerdos de Dayton, según la cual la Federación Croato-Musulmana controla el 51% y Republica Srpska 49% de todo el territorio. Haciendo más difícil el problema, los musulmanes para sus reivindicaciones que obviamente son contrarias a lo establecido en Dayton, siguen disfrutando del apoyo de algunos centros de poder, sobre todo de Washington y Berlín. Entonces, ¿por qué quieren debilitar aún más la Republica Srpska y fortalecer los musulmanes? A ello prefiero no comentar. Incluso, estos centros presionan a los líderes de Serbia para disciplinar a los líderes en Banja Luka para que acepten una revisión de Dayton y la Constitución contraria a sus intereses que están garantizados internacionalmente. Serbia como garante de los Acuerdos de Dayton, en primer lugar no tiene poder para imponer nada a los dirigentes de la República Srpska y, en segundo lugar, no es del interés de Serbia debilitar a la República Srpska para provocar tensiones internas ni un espiral de tensiones étnicas.A otan CHICO 2
Los Acuerdos de Dayton no son perfectos. Pero difícilmente podremos encontrar uno mejor, luego de ellos. Bruselas afirma que la centralización del poder en Sarajevo al parecer sería elevar la eficiencia de la administración del Estado. Los autores de este punto de vista parecen estar haciendo caso omiso de que, es el principio del consenso y la descentralización lo que llevó al restablecimiento de la paz, el mantenimiento de la integridad y la disponibilidad para el sentido de la libertad y la democracia. Por último, en mi opinión, la Oficina del Alto Representante, se ha convertido en un anacronismo y debe ser disuelta. Bosnia y Herzegovina es el único miembro de la ONU (incluso un miembro del Consejo de Seguridad), la OSCE y otras organizaciones, donde un Alto Representante promulga leyes, quita presidentes, y primeros ministros.
Serbia, al ser un país pequeño, amante de la paz, que ni tiene una historia imperial ni ambiciones imperiales, en nuestra opinión, debe seguir siendo un país neutral, algo así como Suiza. En materia de derechos humanos, estamos a favor del concepto de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), que exige el respeto de todos los derechos humanos, incluyendo el de cooperar.

Mis colegas de CC dijeron una vez que Serbia es una espina en la conciencia del mundo occidental. ¿Cuál es tu opinión al respecto? 
Lo que sí puedo decir es que los líderes y políticos de algunos países europeos han estado lejos de ser neutral, constructiva o moralmente durante la crisis de Yugoslavia y Kosovo. Algunos de ellos promovido activamente y participando en la agresión de la OTAN que dejó graves problemas a largo plazo para el conjunto de Europa.  En mi opinión, hay poco para estar orgullosos del papel de Europa a Serbia y de los serbios en los últimos 20 años. Me ha sorprendido la medida de las distorsiones, los dobles raseros y las declaraciones inmorales practicadas por algunos políticos que representan a los valores europeos y la civilización. Por desgracia, los nuevos políticos de esos países continúan con las mismas políticas y los mismos métodos deshonestos hacia Serbia.
Gobiernos de los principales países occidentales iniciaron una ultrajante campaña anti-serbia de propaganda basada en prejuicios, mentiras deshonestas e incluso en mentiras ordinarias. Todavía me acuerdo, por ejemplo, la invención del alemán Rudolf Scharping[5] ministro de Defensa del presunto «plan de herradura». La llamada «masacre de civiles» en Racak que sirvió de justificación para el inicio de la agresión militar, también resultó ser falsa. El informe de las conclusiones del equipo internacional de expertos en criminalística encabezado por el médico Finish Helen Ranta, que actuó bajo los auspicios de la Unión Europea, no ha sido publicado. Al parecer, se perdió en algún lugar de Bruselas.[6]

¿Qué lecciones le ha dejado a usted y al mundo,  la agresión de la OTAN?
La agresión de la OTAN contra Serbia (Yugoslavia) en 1999 fue un modelo de las nuevas guerras de conquista que se refiere la frase «intervención humanitaria». Todo el mundo a estas alturas debe saber que esto no era una «intervención humanitaria» y que no hay «guerras humanitarias». Fue una guerra de conquista para quitar de su provincia Serbia de Kosovo y Metohija y para instalar allí las tropas de EE.UU. por razones estratégicas. Este fue un precedente que fue seguido, de acuerdo con mi opinión, de exportar el sistema capitalista social basado en la sola doctrina de Washington, que es igualmente inaceptable hoy como lo era inaceptable para la exportación del sistema socialista basado en la doctrina de Moscú en los años sesenta del pasado siglo. La libertad de elección debería ser un derecho soberano de cada país. No es justo dividir a los pueblos, algunos “tienen el derecho” de decidir lo que es bueno, incluso para cualquier otra nación en el mundo. La historia ha pensado, al menos para nosotros en Europa, que tal ideología sería una fuente de gran peligro.

FUENTE ORIGINAL DE LA NOTA EN INGLES:
http://www.currentconcerns.ch/index.php?id=2320

Desarrollo & Contenido
Vanina Soledad Fattori


[1] Bosnia y Herzegovina tiene un gobierno central, dos gobiernos de entidades y además 10 gobiernos cantones en la Federación de Bosnia y Herzegovina.
[2] «La guerra contra Yugoslavia fue emprendida con el fin de corregir el error del general Eisenhower durante la Segunda Guerra Mundial. Por razones estratégicas era necesaria allí la central de soldados estadounidenses”. Willy Wimmer, carta al canciller Gerhard Schroeder,  2 de mayo de 2000, Aktualna pitanja spoljne politike (actuales temas de política exterior),  Foro de Belgrado por un mundo de iguales, Belgrado, 2007, p. 76-77.
[3] «La fuerza debe estar por encima de la ley. Dondequiera que la ley este, debería ser removida «, Willy Wimmer: Carta al Canciller Gerhard Schroder en EE.UU. OTAN política, de 2 de mayo de 2000. Los números actuales de la política exterior, p. 77, El Foro de Belgrado por un mundo de iguales, Belgrado, 2007.
[4] Al mismo tiempo, los Acuerdos de Dayton establecieron dos entidades – la Federación de Bosnia y Herzegovina (musulmanes y croatas) y la República de Srpska – colocando todos los derechos fundamentales constitucionales y responsabilidades en sus manos.
[5] Ministro de Defensa alemán Rudolf Shaping había presentado en la conferencia de prensa celebrada 07 de abril 1999, un supuesto plan de las fuerzas yugoslavas de limpieza étnica albanesa de Kosovo y Metohija, cuya existencia no fue apoyada por el servicio de inteligencia alemán y que luego resultó ser falsa.
[6] Algo similar ocurrió con el Informe de Yasushi Akashi, que era un representante especial de la ONU para Bosnia y Herzegovina de mayo de 1992. Informe señala, entre otros, dos hechos importantes: primero, que la mayoría del ejército yugoslavo (JNA) fue retirado y, segundo, que la retirada del ejército croata de Bosnia no ha ocurrido. S `Akashi informe, sin embargo no fue distribuido a los miembros del CS de la ONU hasta después de las sanciones más severas contra República Federativa de Yugoslavia se impusieron el 30 de mayo de 1992. Naciones Unidas, la Resolución SC 757. (Véase el Informe del Secretario General S24049, 30 de mayo de 1992, párrafo 6 y el párrafo 9).