El Colegio de Abogados de la provincia  de Entre Ríos, en Argentina, organizó un encuentro con el objetivo de debatir sobre: la participación social en las decisiones ambientales. Desde Francia participó el académico Dr. Antoine Gatet, quien expuso sobre “El rol de las ONG´s en las decisiones ambientales”; compartiendo un panel con el argentino Dr. Gonzalo Sozzo, que se refirió a “Los límites sociales y ambientales del poder de decisión del propietario”.
El experto francés Dr. Antoine Gatet explicó cómo las ONGs pueden tener impacto en las políticas públicas e influir en una “agenda ambiental”. Gatet es Director y miembro de la Junta Ejecutiva de la Red Legal de Derecho Ambiental de France Nature Environment (FNE). La representativa France Nature Environnement, es la federación francesa de asociaciones para la protección de la naturaleza y el medio ambiente. Gatet es además el portavoz de un movimiento de 3500 asociaciones, agrupadas en 64 organizaciones miembros; presentes en toda Francia, en Francia continental y en el extranjero.
Sus objetivos de https://www.fne.asso.fr/ son: sensibilizar- crear conciencia; expandir influencia y participación; defender el acceso a la justicia

En su charla en la ciudad de Paraná Gatet comentó sobre la necesidad e importancia de que la sociedad se involucre en los temas ambientales y tome parte activa dentro de alguna ONG, ya que la solución a estos problemas sociales debe tener participación ciudadana frente al Estado; ya sea a nivel local, regional o nacional para que su voz sea escuchada.
En Francia, las ONG´s ambientales son reconocidas por el Estado y éste colabora a que exista mayor transparencia, información y participación pública. La idea de fondo es lograr un acuerdo a través del diálogo y la concertación para evitar conflictos.
En el caso de Francia, las ONG´s ambientales tienen acceso a la justicia, y en un juicio contencioso se considera su acto administrativo como una de las garantías fundamentales del ciudadano. Basado en el derecho de “Proteger las libertades y los derechos fundamentales de las personas, defender el interés general, velar por la calidad de la gobernabilidad pública”, como dicta https://www.conseil-etat.fr/es/

Es importante entender que el Consejo de Estado es el asesor del Gobierno para la preparación de los proyectos de ley, de las ordenanzas y algunos decretos. Este órgano estatal responde a las demandas que pretende el Gobierno sobre cuestiones de derecho, y actúa por solicitud de éste o por su propia iniciativa, sobre algún asunto de índole administrativo o referido a una política pública. El Consejo de Estado es además el juez administrativo supremo, ya que es el máximo juez del poder ejecutivo, de las colectividades territoriales, autoridades independientes y de organismos con prerrogativas de poder público. A su vez, tiene doble función, jurisdiccional y consultiva; actuando como administrados general de los tribunales administrativos y de las Cortes administrativas de Apelación.

Y para profundizar de cómo es la realidad en Francia, compartimos su testimonio para el portal Equilibrium Global:

Pregunta: ¿Podría contarnos qué ocurre en Francia con las ONG´s y su capacidad de impacto en la agenda ambiental?
Dr. Antoine Gatet: las ONGs que defienden un interés ambiental como objetivo central son reconocidas en Francia por una aprobación oficial. Y algo a destacar es la representatividad a escala país, ya todas estas instituciones conforman una federación nacional, France Nature Environment. Que es un tejido institucional que nuclea a unas treinta entidades que congregan en total a más de 3500 asociaciones locales.
Lo que podemos llamar la “agenda ambiental” en Francia ha ido gestando su propio procedimiento con un nivel de involucramiento muy activo por parte de las asociaciones civiles. Donde además de las decisiones de las autoridades públicas estatales o locales; las ONG o APNE (preferimos este término ya que “ONG” es demasiado amplio y también cabe ese nombre a grupos de presión que son los lobbies industriales), hoy tienen protagonismo las “Asociaciones para la Protección de la Naturaleza y el Medio Ambiente”; ya sean locales y nacionales, han desarrollado una gran capacidad de experiencia y son cada vez más escuchados. Los APNEs también tienen la capacidad de impugnar las decisiones públicas en los tribunales que no tienen suficientemente en cuenta el medio ambiente.
Es así que la federación nacional FNE llega a gestiona más de cien disputas en todo el país, lo que fortalece su peso e incidencia real en la decisión pública.
En los últimos años, sin embargo, ha habido una regresión como resultado de elecciones políticas con la desregulación para la protección del medio ambiente en beneficio de las empresas bajo el argumento del crecimiento económico. Y como resultado, los procedimientos de participación también disminuyeron.

Pregunta: ¿Puede Ud. percibir que hay un tiempo de cambios en las sociedades? ¿Podemos ver el impacto a través del impulso de las ONGs?
Dr. Antoine Gatet: en el caso de Francia, durante mucho tiempo las ONGs han desempeñado un papel en la educación y la formación en temas ambientales en nuestro país. Y aquí es bueno informar, las ONGs son independientes de los partidos políticos ecologistas, es decir que el significado político de su acción no se cuestiona.
Como asociaciones civiles cuya meta es el cuidado ambiental, su rol es el de defender la implementación de políticas públicas y llevar a cabo iniciativas que muchas veces chocan con decisiones políticas. En ocasiones, las ONGs han sido claves para oponerse a políticas productivas agrícolas o industriales que no respetan la protección del medio ambiente.
La conciencia ambiental que hoy está presente en la sociedad, en gran medida está vinculada a todo este trabajo de las ONGs. Que va desde la animación en las escuelas, la formación profesional y la educación pública.
Los APNEs (Ongs)  llevan una palabra pública de cambio de naturaleza de las relaciones del hombre con su entorno. Este es de hecho, un discurso “político” en el sentido noble del término.

Pregunta: ¿qué puede decirnos sobre la participación ciudadana dentro de las temáticas ambientales en conflicto? ¿Cómo ve las cosas en Francia? ¿A nivel global?
Dr. Antoine Gatet: la participación ciudadana orientada a resolver problemas ambientales es un fracaso mundial en Francia.
Los APNEs representan una gran parte de la comunidad, que se organizan en estas asociaciones para tener más peso en la agenda pública.
Pero está claro que los tomadores de decisiones, los dirigentes políticos, no tienen la cultura de la participación. Ellos están legitimados por la democracia representativa, pero no entienden por qué deberían además, buscar la opinión de la sociedad civil como una democracia participativa. Definitivamente los dirigentes (desde el Presidente de la República hasta los representantes locales elegidos, a través de parlamentarios o Ministros), no hayan hecho su revolución cultural en el papel de responsabilidad de líderes. Siempre que estén absorbidos en una “atmosfera de poder”, el lugar para escuchar a los demás será mínimo.
Este es un gran fracaso de Francia.
Compenetrados en una agenda de corto plazo o del “día a día”, los encargados de tomar decisiones públicas se niegan, con algunas excepciones, a iniciar un debate público y abierto. Tienen miedo de exponerse, lo cual limita la posibilidad de encontrar respuestas colectivas a problemas que son también urgentes y que afectan a toda la comunidad.

Pregunta: un tema que muestra la evolución del rol de las ONGs es referido a la “justicia ambiental. ¿Puede mencionarnos algún ejemplo? ¿Qué está sucediendo?
Dr. Antoine Gatet: las APNEs han estado trabajando desde sus inicios en la justicia ambiental. De conformidad con las convenciones internacionales (Aarhus en particular). Yo quisiera hablar de “la democracia ambiental”, que se basa en tres pilares: información, participación y acceso a la justicia. En un estado de derecho, el acceso a la justicia es fundamental. La ley francesa está bastante abierta a esta acción legal (incluso si la legislación reciente está en proceso de restringir estos derechos), abriéndola preferentemente a las APNEs aprobadas.
Poder impugnar ante un juez una decisión estatal de construir un aeropuerto, y que se anule esa decisión por no considerar adecuadamente sus efectos ambientales, es un ejemplo de justicia ambiental.
Tenemos que esperar que así ocurra en el mundo.
Poder condenar a un contaminador por el daño causado y volver a poner el medio ambiente en orden, también es un ejemplo de implementación de justicia ambiental.
A este respecto, la “justicia climática”, que es muy mediática y está de moda en este momento, a veces nos hace olvidar que las APNEs han estado activas en la justicia ambiental durante décadas, y que la “justicia climática” es solo un elemento de la justicia ambiental. .

Pregunta: finalmente, acerca del fenómeno de Friday For Future, ¿qué opina de las nuevas generaciones que están más preocupada por la salud de nuestro planeta?
Dr. Antoine Gatet: es una buena noticia para los APNEs, entiendo que para cualquier ONG en el mundo, ver que las generaciones más jóvenes se hacen cargo del tema. Diría, finalmente.
Ellos están desarrollando nuevos modos de acción que son muy interesantes, y a menudo complementarios a nuestras acciones. Constituyen una forma de presión social adicional para los tomadores de decisiones públicas, porque además ganan visibilidad mediática.
Esperamos que este tipo de acciones atraiga a más jóvenes a nuestras asociaciones que trabajan todos los días en la complejidad de los problemas ambientales. Y que esto ocurra en otras sociedades.
En el caso de Francia, el único inconveniente que algunas ONGs ambientales a veces son vistas por los jóvenes como “sistema” o “institucional”, los ven muy formal.
Pero todos tienen que saber que las ONGs las conforman activistas que han gastado mucha energía, a veces a lo largo de toda una vida, para luchar a favor de la protección del medio ambiente.
Hoy, estos activistas (de la primera ola) lamentan que algunos jóvenes los asimilen al “sistema”, siendo que han luchado durante mucho tiempo. En Francia, tenemos que romper esa distancia y hacer que la fuerza de la juventud esté en sintonía con la red institucional que ya existe.
Lo único que personalmente me gustaría decirles a las generaciones más jóvenes que actualmente se movilizan en fenómenos como “Friday  For Future”, es que no dejen de trabajar por el futuro, que es el futuro de cada uno de ellos. Que se unan a las viejas generaciones que han estado luchando durante 50 años para, todos juntos, preservar el futuro de sus hijos.

Por María Emilia Burgos – Relaciones Internacionales Universidad Católica de Paraná, Entre Ríos.

Antoine Gatet, es abogado ambiental. Titular del Certificado de Aptitud a la Profesión de Abogado (CAPA), desarrolla su actividad en el marco de una aprobación del Ministerio de justicia en Francia. Es Director y miembro de la Junta Ejecutiva de la Red Legal de Derecho Ambiental de France Nature Environnement (FNE). Profesor  en Derecho penal del medio ambiente en la Universidad de la Facultad de Derecho de Limoges. Investigador de CRIDEAU (Centro de Investigación Universidad de la Facultad de Derecho de Limoges).

 

 

 

Translate »

Pin It on Pinterest

Shares
Share This