Raymon Aron dice que “el estudio científico de las relaciones internacionales no pude fundarse sino sobre la materia proporcionada por la historia.” La historia es un recurso de importante relevancia, puesto que nos provee herramientas para analizar y comprender la dinámica que toma el curso de las relaciones internacionales en la actualidad. Tomamos un significativo evento, que nos lleva a recordar el Día Nacional de Vietnam, un acontecimiento que sentenció un “antes y después” en el futuro del país pero que dejó implicancias regionales.
Fue el 2 de septiembre de 1945 la fecha considerada como un hito para los vietnamitas, siendo que marcó un punto de inflexión. Es la fecha en la que se estable la República Democrática de Vietnam y también el día de la independencia de la actual República Socialista de Vietnam.
En función de ello, en este escrito nos proponemos repasar el significado de la llamada “Revolución de agosto”, una gesta popular de Vietnam conducida por el Viet Minh, que puso fin a la dominación colonial francesa, sellando el camino de liberar al Estado de la dominación extranjera.
Con el paso del tiempo esta Revolución se revaloriza, puesto que sentenció el fin del concepto geográfico conocido como “Indochina”, espacio que representaba el dominio francés sobre territorios de Laos, Camboya, Tonkín, Annam y Cochinchina, a los que luego se incluyeron, a partir de 1897 en la “Federación de Indochina”.
Nos remontamos a estos periodos y sin dudas hablamos de un mundo que ya no existe más (pese a los 25 territorios pendientes de descolonización), un mundo colonial, donde desde Europa se diseñaba y se distribuía la repartición de territorios en todos los continentes. Sin embargo, es menester trasladarnos a los indicadores que históricos que gestaron las dinámicas del presente.

Tiempos decisivos para un Vietnam libre
Es la historia la que resalta el papel protagónico que tuvo Vietnam para poner fin a la etapa de dominación francesa en el Sudeste de Asia, logrado mediante un acentuado liderazgo y el despliegue de rebeliones, de resistencias organizadas por campesinos, tal vez la más representativa y de gran escala, la llevada adelante por el Movimiento Can Vurong entre los años 1885 y 1889.


Recordemos que Vietnam primero cayó bajo el dominio colonial en 1887, cuando las fuerzas francesas invadieron y lo convirtieron en una parte de la Indochina francesa. La resistencia a la dominación extranjera continuó durante todo el período colonial, pero se intensificó durante la Segunda Guerra Mundial cuando los japoneses tomaron el control de Vietnam.
Sin embargo, llegó el gran día, el 2 de septiembre de 1945. Un momento donde la influencia de Japón estaba disminuyendo y al mismo tiempo una fuerza expedicionaria francesa estaba en camino de recuperar el control de la colonia perdida de Francia; fue allí cuando Ho Chi Minh declaró la independencia vietnamita ante una multitud reunida en la plaza Ba Dinh de Hanoi.
Los acontecimientos se desarrollaron con rapidez: el 14 de agosto comienza una ofensiva dirigida por el Viet Minh contra el gobierno colonial francés y en sólo dos semanas ocupan y toman el control sobre la mayoría de las aldeas rurales y grandes ciudades, incluida Hanoi, donde pocos días después, el 2 de septiembre de 1945, Ho Chi Minh declara la independencia y anuncia creación de la República Democrática de Vietnam.
La guerra con Francia duró desde 1946 hasta 1954, terminando con los Acuerdos de Ginebra y la independencia de los dos estados distintos. Vietnam quedó dividido hasta 1976, así es que cada 2 de septiembre es recordado tanto en Vietnam del norte y sur como la fecha en que el dominio extranjero finalmente terminó. Durante todo el tiempo de la división de Vietnam, hasta la unificación. INCOMPLETO
Pero las estrategias y tácticas de batallas eran moneda corriente en ese mundo colonialista. Ho Chi Minh fue el líder el líder comunista del Vietn Minh que supo sortear los vientos de la fortuna y planificar los movimientos que dieran como resultado la “liberación del pueblo”.

El rol estratégico de Ho Chi Minh
En 1941 Ho Chi Minh formó un movimiento de liberación comunista y nacionalista llamado el Viet Minh, con motivo de buscar la independencia vietnamita de Francia y al mismo tiempo, también, oponerse a la ocupación japonesa. Después de la derrota militar de Japón y la disolución de su imperio en agosto de 1945, Viet Minh estableció un gobierno provisional en Hanoi.
Aunque Ho Chi Minh declaró la independencia de Vietnam el 2 de septiembre de 1945, la historia de lucha por la liberación siguió en los años siguientes. Francia envió el Cuerpo Expedicionario Francés Extremo Oriente para luchar contra las fuerzas de ocupación japonesas y para restaurar el gobierno francés; la Primera Guerra entre Viet Minh y las fuerzas francesas se produjo el 20 de noviembre 1946, después del incidente de Haiphong. La misma duró hasta el 20 de julio de, 1954.
Durante el curso de la guerra, los partidarios franceses y vietnamitas tuvieron bajas pérdidas, pero con el tiempo sufrió un revés estratégico importante con la batalla de Dien Bien Phu. Ésta fue producto de la estrategia táctica-política de “guerra popular” emprendida y dirigida por Ho Chi Minh en conjunción con su Partido Comunista y el Comando del Ejército Popular de Vietnam, a cargo del General Vo Nguyen Giap. Se trató de una guerra de resistencia de todo el pueblo contra la fuerza imperial francesa, marcando el inicio de la lucha contra toda práctica colonialista en el espacio geográfico de Indochina; de tal modo que trajo un resultado decisorio para la historia del país.
La batalla tuvo tal significado que investigadores e historiadores la califican como una cita de consideración obligada para leer historia y el curso de las relaciones internacionales, porque a nivel mundial fue la primera vez que fuerzas libertadoras de una colonia derrotaban a un ejército europeo con la utilización de tácticas convencionales. Además, por las implicancias que esto ha generado por su efecto simbólico.
Lo cierto es que este evento le permitió a Ho Chi Minh negociar un alto el fuego con una posición ventajosa en la conferencia de Ginebra de 1954, donde los franceses junto a sus aliados estadounidenses, se vieron obligados a negociar el restablecimiento de paz en Indochina, con la presencia de los representantes de Vietnam, China, Rusia, Inglaterra, Camboya y Laos.
La administración colonial francesa dejó de gobernar tras la disolución de la Indochina francesa. Sin embargo, el acuerdo arrojó un resultado magro para los vietnamitas, el país quedó dividido en dos estados por el paralelo 17: Vietnam del Norte con capital en Hanói y con presidente a Ho Chi Minh; y Vietnam del Sur con capital en Saigón y con jefe de estado al antiguo emperador Bao Dai. Un nuevo capítulo de lucha se abría para lograr, ahora, la unidad nacional.

Por Vanina Soledad Fattori
Relaciones Internacionales USAL – Posgrado Periodismo USAL-PERFIL

Información utilizada desde el sitio web de Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam: http://www.mofa.gov.vn/en

 

 

 

Translate »

Pin It on Pinterest

Shares