Responsabilidad Corporativa y Remedio en el marco de Empresas y Derechos Humanos

En el año 2014, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) lanzó una iniciativa denominada “Accountability and Remedy Project – ARP” (Proyecto sobre Responsabilidad Corporativa y Remedio) con el fin de lograr una implementación más efectiva del pilar de Acceso a Remedio de los Principios Rectores de las Naciones Unidas (PRNU) proferidos en 2011, y mejorar la rendición de cuentas y el acceso a la reparación para las víctimas de abusos de derechos humanos relacionados con la actividad empresarial.
Luego de que el ACNUDH presentara un informe detallado al Consejo de Derechos Humanos (mayo de 2016) enfocado en mejorar la efectividad de los mecanismos judiciales en casos de abuso de derechos humanos relacionado con empresas, el Consejo solicitó que se llevasen a cabo consultas multi-stakeholder (de múltiples partes interesadas) para su discusión.
Bajo ese contexto, la consulta llevada a cabo en la sede de la ONU en Ginebra el pasado 5 y 6 de octubre, exploró la relación entre la debida diligencia de los derechos humanos y las determinaciones de la responsabilidad corporativa, por los impactos adversos que surgen o están relacionados con las actividades económicas/empresariales.

La consulta estuvo liderada por Lene Wendland (Asesora en Empresas y Derechos Humanos para el ACNUDH y quien actualmente dirige el Proyecto ARP) y contó con la participación de importantes organizaciones como ICAR, IBA, SHIFT, DOCIP, IHRB, OIT y Amnistía Internacional; académicos destacados en el tema como Humberto Cantú (Universidad de Monterrey) y Doug Cassel (Notre Dame Law School); y representantes de los distintos gobiernos que se encuentran discutiendo la materia alrededor del mundo, destacándose los avances de Francia, en donde ya se aprobó una ley que establece la obligación de vigilancia para las empresas y la necesidad de analizar y abordar los impactos adversos que sus actividades provocan.
El enfoque de la discusión no estuvo tanto en los aspectos técnicos sobre cómo debe llevarse a cabo la debida diligencia en materia de derechos humanos, sino más bien en las diferentes formas en que los regímenes de responsabilidad corporativa (y los mecanismos que la adjudican) pueden mejorarse para que exista coherencia política entre la implementación por los Estados del Pilar III de los PRNU y sus esfuerzos para promover la debida diligencia en materia de derechos humanos por parte de las empresas de acuerdo con los PRNU.
Este es un aspecto de suma relevancia para los Estados al momento de cumplir con el compromiso de adoptar y poner en marcha un Plan Nacional de Acción en Empresas y Derechos Humanos (actualmente se encuentra en etapa de elaboración y discusión en Argentina), compromiso que ya ha sido cumplido por 17 países en el mundo (incluyendo a Colombia y Chile como los primeros en la región LAC).

En el caso latinoamericano, como se evidenció en la consulta, todavía se requiere un proceso de socialización y sensibilización (con gobiernos, empresas y organizaciones) sobre el alcance de los Principios Rectores sobre Empresas y DDHH de las Naciones Unidas (PRNU), y elevar la discusión para dar el –necesario- salto del concepto de responsabilidad social al de debida diligencia en cuanto al deber de proteger los derechos por parte de los gobiernos, el deber de respetar los mismos por parte de las empresas, y la necesidad de poner en marcha mecanismos idóneos para remediar de manera conjunta en casos de posibles afectaciones y/o vulneraciones generadas por actividades empresariales.
Este encuentro técnico de alto nivel en Ginebra representa un capítulo más de una serie de actividades que lidera el ACNUDH en las que participan los gobiernos, organismos multilaterales, las empresas y la sociedad civil, las cuales se originaron en gran medida debido a la aprobación por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de los mencionados PRNU, buscando impulsar una dimensión de prácticas más claras y responsables a nivel empresarial y la protección de individuos y comunidades en sus derechos. Desde Equilibrium Global seguimos con atención estos asuntos que buscan generar políticas para un mundo más justo.

Para conocer más sobre el Grupo de Trabajo de la ONU en Empresas y Derechos Humanos: Click aquí

Por Dr. Germán Zarama
Investigador del IHRB. Columnista de Equilibrium Global. Máster en Relaciones Internacionales de Universidad de Bologna.
german.zarama@ihrb.org Twitter: @germanzarama

 

  • https://web.facebook.com/equilibriumglobal/
  • https://twitter.com/tuvozalmundoer
  • https://es.pinterest.com/tuvozalmundo/equilibrium-global/
  • Linkedhttps://www.linkedin.com/in/equilibrium-global-a1ba6587/In
  • https://plus.google.com/+EquilibriumGlobal

Equilibrium Global estuvo presente en Ginebra, en la Consulta MULTI-STAKEHOLDER de la ONU sobre Responsabilidad Corporativa y Remedio en el marco de Empresas y Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Pin It on Pinterest

Shares