La crisis de refugiados dimensión global. La voz de ACNUR en Buenos Aires

Transitamos la peor crisis humanitaria de los últimos tiempos, una realidad que pone en jaque a las instituciones regionales e internacionales ante las fallidas medidas de contención. Una crisis que se compara con la de la Segunda Guerra Mundial, debido al nivel de flujo de personas forzadas a movilizarse y su consecuente impacto mundial. Aunque los grandes epicentros se encuentren alejados de nuestra región, en Sudamérica no estamos exento de lo que sucede en el resto del mundo. El representante de ACNUR para América del Sur, José Samaniego, dialogó con Equilibrium Global para abordar la crisis humanitaria teniendo en consideración lo que sucede en el mundo, focalizando la situación en Europa, pero también en América Latina. Compartimos aquí la segunda parte de una larga conversación con Samaniego: “la crisis de refugiados en dimensión global”.

Equilibrium Global: Refugiado, migrante, crisis, fueron las palabras más mencionadas en el 2015 y tal vez lo sean en ente año. Somos testigos de la peor crisis humanitaria de los últimos tiempos, a tal nivel que las instituciones europeas como las de Naciones Unidas han colapsado. ¿Qué reflexión podemos hacer al respecto? ¿Cómo hemos llegado a esta situación?
José Samaniego: Actualmente hay 60 millones de refugiados en el mundo, de los cuales, un millón llegó a Europa. Las crisis humanitarias de gran envergadura también están en otros continentes. Entre esos 60 millones de refugiados y desplazados, 8 de cada 10 vive en países en desarrollo y 4 están en los países menos desarrollados del mundo. Por ejemplo, 1 de cada 4 personas que vive en el Líbano es refugiado. Turquía es otro de los países que tiene más de 2 millones de refugiados y esto solamente para hablar de la crisis Siria e Irak. Este escenario sin dudas ha generado problemas de respuesta institucional, coordinada y multilateral.

Equilibrium Global: El impacto de la guerra siria es alarmante y los países vecinos lo sienten.
José Samaniego: ¿Saben cuantas personas han tenido que abandonar sus hogares y convertirse en refugiados o desplazados internos en Siria? Son 12 millones. Y lastimosamente, los países vecinos son los que más lo sienten, no sólo ahora, sino desde hace años. Como decía antes, para poner en comparación, solamente el Líbano tiene más de un millón de refugiados lo que equivale a que una de cada cuatro personas en el Líbano es un refugiado. O Turquía con más de 2 millones, mostrándose cooperante desde el inicio de la guerra siria.

Equilibrium Global: ¿Entonces Europa es sólo una dimensión de la crisis mundial?
José Samaniego: Claro, es sólo una dimensión de la crisis mundial. Ha sido dramático ver la desesperación de la gente que llegaba a Europa, fueron más de un millón en los últimos 12 meses. Pero la real crisis humanitaria está en los países de origen y en los países vecinos de las grandes crisis. Sin una solución allí, será difícil frenar el flujo de refugiados. Hay que hacer hincapié en ver dónde están las crisis. Siria y el desplazamiento de personas hacia Europa se han robado un poco las cámaras y la atención mediática, pero eso nos ha llevado a olvidar las otras crisis humanitarias en Centroamérica, América Latina, África, Asia.

Equilibrium Global: Esas son regiones que también hacen a la triste sumatoria de los 60 millones de refugiados pero que tienen poca resonancia en la prensa internacional.
José Samaniego: Claro, es importante que los comunicadores puedan informar sobre las crisis humanitarias a nivel mundial. Pakistán y Afganistán son casos muy representativos. Son guerras con más de 30 años, sin una solución a corto plazo, por lo tanto, una generación y media nació en campamentos de guerras. Estos pueden ser los casos donde las personas que huyeron no deseen volver. Myanmar es otro escenario victima donde huyen las personas, donde ojalá el proceso político actual haga cambiar la realidad. Por ello es importante que en los medios de comunicación se hable de las crisis humanitarias del mundo. ¿Dónde están las cámaras para hablar del continente africano y los países del norte, o de la región subsahariana? Si vemos en el mapa, Nigeria, Camerún, Chad, República Centroáfricana, Sudan, República Centroafricana, Somalía, son crisis olvidadas, con una resolución pendiente.

Equilibrium Global: ¿Cómo debemos categorizarlas? ¿Crisis migratoria o de refugiados?
José Samaniego: Se tergiversó bastante lo que ocurre confundiéndola como una crisis de migración. Recordemos que son dos términos muy diferentes. Sin embargo, 8 de cada 10 son procedentes de Siria, Somalía y Afganistán, países que padecen de conflictos bélicos, países donde los civiles huyen de los bombardeos y de la violencia. Esto no es una simple crisis migratoria, es una crisis de protección, porque en el país donde residen no están amparados sus derechos humanos de seguridad.

Equilibrium Global: Usted decía que el flujo de personas que llegan a Europa se roban las cámaras. ¿Cuál es la posición que asume ACNUR al respecto?
José Samaniego: ACNUR tiene un mensaje al respecto, primero es importante mantener las puertas abiertas. Segundo, hablamos de una crisis de una población en movimiento, que se desplaza por la guerra, por ello es indispensable generar mecanismos de cooperación entre las naciones. Por ejemplo, la mayoría entra por Italia, Grecia, los Balcanes, es indispensable una acción rápida y coordinada para evitar las travesías de gran peligro, debido a la falta de alternativas por entrar legalmente.

Equilibrium Global: ¿Es aquí donde juega un rol clave establecer un corredor humanitario? ¿La existencia del mismo desde un comienzo hubiese cambiando algo?
José Samaniego: Es difícil re-escribir la historia, pero si desde un inicio se hubiese encontrado primeramente formas legales de ingreso a Europa, mediante el reasentamiento, visas humanitarias, reunificación familiar, becas de estudios, hubieran disminuido la presión de las personas que huyen. Sin embargo, eso no sucedió, el escenario es desesperante, a tal punto que cobran entre 5 mil y 6 mil euros por persona para que el traslado a Europa. De esta forma, alrededor de 3500 murieron en el intento tras tomar rutas de escapes poco seguras por medios poco seguros. Entonces es importante brinda opciones. Desde un comienzo no se acordaron los mecanismos de admisión, luego cuando comenzaron a cruzar el mar, se debió pensar en mecanismos de rescates, que se hizo de manera bastante tardía. Otra cuestión que la Agencia ha remendado, además de estos mecanismos, es la de apoyar los países que los reciben, principalmente Grecia.

Equilibrium Global:  Pero las decisiones y mecanismos para contener la crisis fueron tardías.
José Samaniego: Sí, hubo una reacción tardía en general, los mecanismos de cooperación evidentemente no funcionaron. Por ello, el Plan de Acción acordado en Brasil es importante tenerlo presente a nivel mundial para que sea considerado al momento de actuar mediante un diálogo consensuado. (ver primera parte)[1]

Equilibrium Global: Usted nos nombró los mecanismos peligrosos para llegar a Europa. Se habló de la OTAN para contener esa situación.
José Samaniego: Yo me limito a la parte humanitaria, pero es importante tener presente el motivo del flujo de personas. Los que huyen no es por vacaciones o decisión propia, sino están obligados a raíz de un escenario bélico, mientras dure el conflicto en Siria, sus civiles seguirán buscando lugares seguros hacia dónde ir. Desde ACNUR buscamos que las personas que padecen este escenario puedan cruzar la frontera y encontrar un sitio donde sus derechos puedan ser respetados.

Equilibrium Global: Sobre estas cuestiones se ha realizado la cumbre Unión Europea – Turquía. Un acuerdo que ha sido polémico por la intensión de devolver masivamente los refugiados. ¿Qué nos puede decir?20160418175214
José Samaniego: Aquí es importante dejar de lado la criticar y valorar los pasos de cooperación. Hay que reconocer los esfuerzos que realiza Turquía para recibir refugiados. Sin embargo, ACNUR manifestó una serie de preocupaciones sobre el acuerdo. Las personas no pueden ser devueltas de manera obligada ni indiscriminada; por el momento, los centenares que regresan a Turquía son grupos pequeños y pasando previamente por un proceso de entrevista, para saber cuáles son las razones por las que llegó a Europa, para así saber si necesita protección internacional. La segunda preocupación es la reportación hacia países vecinos, es importante equilibrar al respecto, ya que Turquía ya tiene más de 2 millones. Todavía hay que ver cómo evoluciona el acuerdo para hacer un balance. Por ello debemos observar y monitorear de cerca.

Equilibrium Global: ¿Cree que lo que hace Europa al respecto es suficiente?
José Samaniego: Nunca es suficiente, nunca hay que bajar los brazos. Siempre hay que trabajar constantemente para lograr los mayores progresos posibles, siendo que nos enfrentamos a escenarios muy complejos que requiere de gran esfuerzo de cooperación. El Papa se acaba de llevar un grupo de refugiados, es un simbolismo que contribuye a los esfuerzos de transmitir cooperación, tolerancia. Los gestos, acciones, de líderes influyentes ayudan a estos tipos de problemáticas. Sus acciones tienen impacto e influencia positiva.

Equilibrium Global: Hablamos tolerancia y no podemos evitar preguntar sobre los procesos de integración y radicalización en Europa. ¿Qué acciones lleva acciones ACNUR?
José Samaniego: Es una labor conjunta entre ACNUR y todas las instituciones que defienden el derecho de asilo. Hay que recalcar a través de campañas y comunicados, se debe transmitir un mensaje de tolerancia y respeto. Europa es fruto también de migraciones y han pregonado mucho esos valores, por lo que es importante que se remonte a esas bases para responder a este escenario. Merkel en su momento ha dicho “estas personas están escapando de una guerra debemos recibirlos”.  Es cierto que hay grandes flujos de personas, su llegada es percibida como una invasión, donde los grupos populistas triunfan agitando la bandera del odio al extranjero. En Europa hay que evitar el miedo al extranjero, al Islam. Pero el 10% o 15% de la población europea practica la religión musulmana. Los propios musulmanes han llamado a rechazar los radicalismos siendo que vienen trabajando durante décadas para insertarse en la sociedad europea como un colectivo más.

Equilibrium Global: Pero pareciera haber una doble moral europea, por un lado, mientras lleva la bandera de derechos universales, la de derechos humanos, la libertad, durante el 2015 vimos cierre de fronteras y políticas de hostilidad hacia los refugiados.
José Samaniego: Los valores universales están en crisis. El alto comisionado de ONU habla de las crisis de los valores universales en referencia a la solidaridad, cooperación, el asilo, la de tolerancia, ética, pero también la crisis de gobernanza general, porque ONU es una suma de Estados, en ese sentido hay una incapacidad de los Estados en encontrar soluciones, ello se refleja a nivel regional e internacional.

Equilibrium Global: En esta crisis de valores universales, qué rol juegan los medios de comunicación.
José Samaniego: La crisis tuvo imágenes de las más dramáticas, como el niño Alan Kurdi. Lamentablemente hubo miles de Alan. Que su muerte sirva para abrir la conciencia de la desesperación que tiene la gente por salir y tener una vida digna. Ha habido un interés mayor por la prensa argentina y de la región. Pero no debe ser una “llama” que se prenda hoy y mañana se apague. Es importante mantener el interés de los medios de comunicación para que sea una noticia constante y para ver también más allá de una fotografía y tener así un papel didáctico para dar a conocer el tema. Asimismo, es importante darles una voz a los propios refugiados y a los que trabajan con ellos, no sólo mostrando el sufrimiento que padecen sino también los casos de éxitos, de aquellos pocos que intentan reiniciar su vida con trabajo y ayuda de diferentes entidades. Esto ayuda a difundir que los refugiados no son sólo personas desesperadas que se hunden en un barco.

Equilibrium Global: ¿Y qué tan importante es la prensa para evitar la radicalización?
José Samaniego: Es sumamente importante, porque cualquier tipo de radicalización, extremismo, es malo. Eso sería la parte didáctica de la prensa, explicar por qué está llegando un refugiado, recordar que, así como recibimos en algún momento tuvimos que salir, mostrar gratitud. El refugiado no es una amenaza sino una víctima. En este sentido, recomiendo el artículo de Daniel Barenboim para concientizar al respecto y sobre la paz.

Equilibrium Global: Finalmente, nos gustaría preguntarle sobre el poder de la sociedad civil.
José Samaniego: El poder de la sociedad civil es inmenso, es el poder del ciudadano. Si bien hay movimientos xenófobos, también están los grupos que se movilizan en contra de ellos. Hoy vivimos en un mundo interconectado donde movilizar por una causa es más accesible que en tiempos pasados. Hay movimientos que llevan el objetivo de promover el valor de la solidaridad, de dar asilo, que trabajan junto a ONGs. Los medios de comunicación también deberían dar a conocer estas iniciativas.

Desarrollo & Contenido
Ariel Roberto Zaiser – Relaciones Internacionales y Gobierno UADE
Vanina Soledad Fattori – Relaciones Internacionales USAL

La Oficina de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR en Buenos Aires tiene competencias en Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay: http://www.acnur.org/t3/donde-trabaja/america/argentina/

[1] Crisis de Refugiados: Dimensión Argentina y América Latina http://equilibriumglobal.com/la-crisis-de-refugiados-dimension-argentina-y-america-latina-la-voz-de-acnur-en-buenos-aires/

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *