La continuidad de crisis en Ucrania nos lleva a conocer sobre cómo se ve esta situación desde diferentes capitales, compartimos testimonios del académico Adrián Corobana para saber del prisma de Bucarest. Desde la red de alianzas con think-tanks en diferentes capitales del mundo consultamos al Director de “GEPOLÍTICS.RO”. Ucrania es víctima de la puja de intereses entre Moscú y la Unión Europea y la posición de ver esta crisis desde Rumania tiene una consideración previa de saber de la historia y de las muchas divergencias con Rusia, incluida la situación de Moldavia. Según Adrián Corobana, Rumania ha tenido un mayoritario consenso hacia una postura pro-occidental y esto abre una particular forma de ver la crisis en Kiev. 

Pregunta: Desde el 28 de Noviembre, cuando el Presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, se negó a firmar el acuerdo de Asociación Oriental con la Unión Europea, se evidenciaron de una manera muy notable los intereses de Bruselas y los de Moscú, también sus explicitas formas de influencia. Tras este suceso emergieron las protestas y han derivado en estado de tensión actual. ¿Cómo se vive en la opinión pública rumana esta situación del vecino país de Ucrania? 
Adrian Corobana: Lo que vemos ahora en nuestras pantallas de televisión o computadora no es más que una disputa por la influencia económica y política en un espacio muy grande entre los dos importantes bloques geopolíticos.
Desafortunadamente para Ucrania, su condición geopolítica es de nuevo un aspecto que le juega en contra. Siempre ha sido una frontera, un espacio de disputas entre muchos bloques geopolíticos. Incluso, su nombre significa “frontera”.


Desde aquel Noviembre de 2013, se hizo más evidente que nunca que el ex país soviético se ha convertido en un espacio de competencia entre la Unión Europea y Rusia. Una competencia por la influencia y la cooperación económica. Ucrania es muy importante para Moscú, porque Rusia está preparando su nuevo proyecto: la Unión Euroasiática. Un proyecto diseñado como contrapeso al bloque comunitario de la UE, por esta razón será muy importante que la mayoría de los países ex -soviéticos no abandonen la esfera de influencia rusa. Desde esta lógica, Ucrania es el Estado más importante por el cual se debe evitar que salga de dicha esfera de influencia. Es importante saber que Rusia tiene un complejo de defensa, incluso puedo decir que es un “maníaco” de la seguridad, debido a que quiere controlar todo lo que cree que puede afectar a su seguridad. Las causas de este miedo son las particularidades de su territorio, lo que hace que sea difícil de defender. La historia rusa (El Imperio de Rusia y la Unión Soviética) fue una lucha permanente para adquirir territorios y poder controlarlos, con el fin de tener muchas zonas de amortiguamiento que puedan proteger su “corazón”. Ucrania es un país enorme, el más grande de Europa. Tiene un inmenso territorio y es justamente una de esas zonas de amortiguamiento ruso. Sin la influencia proyectada en Ucrania, Rusia no podrá volver a ser esa superpotencia que pueda oponerse a EE.UU. e influenciar en el mundo sólo por sí mismo.
Para la UE, Ucrania también es importante, ya que es un excelente mercado que tiene una población de casi 46 millones de personas. Pero tampoco es tan importante, incluso puedo decir que no es tan vital como lo es para Rusia, sin embargo no deja de ser un factor crucial. La Unión Europea es un gigante geopolítico y al igual que cualquier otro gigante geopolíticos en la historia de la humanidad, está confiando en su periferia para apoyar su economía.

Pregunta: En Sudamérica, si el Vice-Presidente de los Estados Unidos llama a un Presidente de un país soberano para decirle lo que debe hacer en una reunión parlamentaria, se levantarían muchas críticas. ¿Qué sucede en la región de Europa del Este y cuál es el sentimiento de la opinión pública rumana? ¿Existe alguna indiferencia o rechazo a la adhesión “Euromaidan”? ¿Podría explicarnos algunas de estas posiciones? 
Adrian Corobana: Creo que aquí estamos hablando de diferentes formas de ver la influencia de Estados Unidos. Si queremos entender el comportamiento y el sentimiento de la opinión pública rumana cuando un oficial de los Estados Unidos llama a un presidente de un país soberano, debemos mirar hacia atrás en la historia. Después de la Segunda Guerra Mundial, Rumania ha entrado en la esfera de influencia de la Unión Soviética. Durante la Segunda Guerra Mundial e incluso después, nuestra soberanía nacional estaba amenazada. En ese entonces muchos de los territorios rumanos se perdieron y luego de un tiempo sólo algunos volvieron a ser incorporados al país. Una gran parte de los rumanos creen que EE.UU. es un Estado que puede proteger la soberanía rumana. No hay que olvidar que para muchos países europeos, los Estados Unidos fueron los que salvaron el destino de Europa, puesto que si no hubiese intervenido en la Primera y Segunda Guerra Mundial en Europa, el mapa del mundo habría sido otro.
Para nosotros, la gran amenaza era la Unión Soviética, pero ahora tenemos muchas divergencias con Rusia, incluida la situación de Moldavia. Por lo tanto, los países de la Europa del Este se esfuerzan por reducir la influencia de Rusia en la región.


Veo una situación diferente en América del Sur. Creo que los países de América del Sur luchan por reducir la influencia de EE.UU. su región. Así que todo es cuestión de percepción. Debido a su proximidad, un actor geopolítico se percibe como una amenaza.
Para nosotros, los rumanos, siempre fue importante contar con fuertes socios estratégicos que estén lejos de nuestra región, al igual que Francia, en el pasado, o de EE.UU. hoy en día. Por ejemplo, Francia tuvo una gran influencia en la historia rumana. Fue el gran poder que apoyó la formación del Estado rumano que llevó a la reducción de la influencia de otros imperios en la región.

Pregunta ¿Qué opina del rol de los medios de comunicación masivos sobre el tratamiento de la crisis en Ucrania?  
Adrian Corobana: El papel de los medios de comunicación es muy importante, ya que proporciona las principales informaciones sobre la represión del gobierno de Ucrania en contra de los manifestantes.
Los medios de comunicación de Rumania están muy interesados y quiere saber lo que está sucediendo de una manera detallada. Es obvio el por qué nuestros medios de comunicación están tan interesados, resulta que Rumania tiene una larga frontera con Ucrania, casi 650 km (273 kilómetros de frontera terrestre). Cuando uno tiene una tensa situación en su país vecino, con el que comparte una larga frontera, se necesita estar informado y saber lo que está sucediendo, ya que también puede afectar a su país.
Pero, no sólo los medios de comunicación rumanos están interesados, sino que también los medios rusos, los medios de Moldavia, y los medios de comunicación europeos.

Pregunta: De qué forma puede afectar a Rumania un cambio de gobierno y un giro político hacia la UE en Ucrania. 
Adrian Corobana: Es difícil predecir esto. En primer lugar, yo no creo en un giro político de Ucrania a la UE. Hablamos aquí de la disputa entre dos bloques geopolíticos importantes sobre Ucrania, pero estos actores tienen diferentes formas de instrumentos de aproximación y diferentes maneras de influir en la situación ucraniana. Tenemos una Unión Europea que trabaja con estándares, estándares altos en la economía, los altos estándares en materia de justicia, y cuando se está imponiendo este alto nivel en un país como Ucrania se debe ayudar a poner en práctica sus normas. Mientras que por un lado la UE tiene un difícil proceso de integración que implica normas y procedimientos que son a menudo de largo plazo, la Federación de Rusia no pone tantas condiciones, simplemente se integra. Por ejemplo, Ucrania recibirá ayuda financiera de Rusia, 20 mil millones de dólares, y el gas más barato. Los instrumentos rusos son más poderosos que los instrumentos europeos. Por lo tanto, yo no creo en un giro político de Ucrania a la UE.

Pregunta: Las formas de protestas han sido violentas, y la forma de represión del gobierno ucraniano también han sido criticadas por haber sido excesivas. Pero a base de protestas, los opositores han obtenido prensa y ha podido avanzar hacia posibles resultados políticos. ¿Puede esto convertirse en un antecedente para Rumania? ¿Considera que pueden verse afectadas las instituciones en Rumania? 
Adrian Corobana: Tenemos diferentes situaciones aquí. La población de Rumania no está tan dividida como la población de Ucrania, que tiene distintos grupos con diferentes aspiraciones. Una parte de esa población (la occidental) desea que el país se convierta en un socio de la UE, pero la parte del Este aspira para ser un miembro de la Unión Euroasiática. Con la clase política ucraniana también ocurre lo mismo, está dividida.
En Rumania, tuvimos un consenso nacional, sobre todo a nivel político. En 1999, se optó por el camino occidental. Nuestra aspiración era convertirse en un miembro de la Unión Europea, y en 2007 se convirtió en una realidad. Un camino que es y será irreversible. Rumania ya es un país democrático fuerte, con sólidas instituciones democráticas y el Estado de derecho está presente en nuestro país. Es uno de los 28 estados miembros de la Unión Europea y es miembro de la OTAN. Por lo tanto, yo no veo cómo Ucrania podría convertirse en un precedente para Rumania.

Desarollo & Contenido
Vanina Soledad Fattori

Adrián Corobana es Presidente de la Asociación ASAGRI Asociación de Análisis Estratégico, Geopolítico y de Relaciones Internacionales de Rumania y Fundador de Geopolitics.Ro

Translate »

Pin It on Pinterest

Shares