Y cuando desde Sudamérica se “mira a Asia”, nos parece bien en Equilibrium Global. Primer gira oficial al exterior del Presidente de Argentina Mauricio Macri con objetivos de negocios, India. Y aquí un reporte de la especialista Dra. Sabrina Olivera, artículo con publicado en el portal de los colegas de “The Kootneeti” donde se explica del contexto en la relación bilateral Argentina-India y de los objetivos de esta misión oficial.

Vale mencionar que las exportaciones de productos de Argentina a la República de India ascendieron, al año 2017, a más de 2 mil millones de dólares estadounidenses, mientras que las importaciones alcanzaron los casi 824 mil millones de dólares. Lo expuesto permite revelar que la balanza comercial entre ambos países es favorable para el país sudamericano, situación que se viene manteniendo en los últimos años.
Los números antes mencionados ponen de relieve la importancia para Argentina del mantenimiento y fortalecimiento de las relaciones con una de las economías emergentes más importantes del mundo y con la que mantiene gran complementariedad. India crece a más de un 7% anual y su población –en la actualidad mayor a 1300 millones-, superará a la de China al año 2030. La creciente clase media de India, calculada en 500 millones y consumidora de nuevos productos, constituye una oportunidad para Argentina, que se ha caracterizado por ser un país exportador de alimentos y que, en palabras de su propio Presidente, persigue ser el “supermercado del mundo”. Si bien las exportaciones de Argentina al país surasiático se hallan concentradas en un 89% en aceite de soja, se pretende diversificar el intercambio mediante el agregado de valor.
Sin embargo, India expresa su interés en otros sectores. Amén de la cuestión alimentaria, su preocupación también reside en el aumento en el consumo de energía que supone tremendo crecimiento tanto de la economía como de su población. Ello, a su vez, alentado -entre otros elementos- por su “bonus demográfico” que refiere a la gran cantidad de jóvenes en edad laboral, a diferencia del envejecimiento de la población ostentado por otras naciones asiáticas y por el mundo en general.

En el contexto descripto, el Canciller de la República Argentina, Embajador Jorge Faurie, anunció la visita del Presidente Mauricio Macri a India y Vietnam entre los días 18 y 22 de febrero próximo. El viaje de alto nivel, con una impronta marcadamente comercial y en celebración del 70mo. Aniversario de las relaciones diplomáticas, tendrá por destino New Delhi y Mumbai. Esta iniciativa, macerada desde el año 2017, encontró su insistencia en el desayuno que el mandatario argentino y el Primer Ministro de India, Narendra Modi, mantuvieron el 1 de diciembre de 2018 en Buenos Aires, con motivo de la celebración de la reunión del G20. Es importante destacar que no se producía una visita de alto nivel a India desde 2009, momento en el que la entonces Presidente argentina, Cristina Fernández de Kirchner, firmó diversos acuerdos, en el que se destaca el de empleo de energía nuclear con fines pacíficos.
El embajador de India en Argentina, acreditado concurrentemente en Uruguay y Paraguay y recientemente destinado a Colombia, Sanjiv Ranjan, aseveró a medios argentinos que India ve el potencial del país sudamericano, a pesar de los avatares económicos que atraviesa. Por su parte, su homólogo argentino, Daniel Chuburu, refirió la importancia de la vinculación en materia de seguridad alimentaria, seguridad energética y tecnología en sus diferentes componentes, inclusive en aspectos relacionados con defensa. En efecto, un Acuerdo Marco sobre este particular se firmará en esta oportunidad, el cual preverá el intercambio de funcionarios, entrenamientos y joint ventures en operaciones de paz y equipamiento militar.
Como vemos, la posibilidad de vinculación con India no se ciñe estrictamente a los aspectos agroalimentarios, pues ambos países tienen mucho más que ofrecer. De hecho, la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO, por su sigla en inglés) goza de gran prestigio a nivel mundial y profesionales de Argentina y de otros 44 países se formarán en ella. Asimismo, el desarrollo en tecnología de radioisótopos para fines médicos y su empleo en centros urbanos será considerado en esta visita.

La misión de negocios que nos ocupa estará focalizada principalmente en productos agropecuarios, agroindustriales y tecnología y maquinaria agrícola que permitan minimizar los perjuicios ocasionados por las sequías y circunstancias climáticas en India. Además, se enfatizará sobre el intercambio de productos y maquinaria farmacéuticos, biotecnología, turismo, energía renovable y minería. Respecto de estos dos últimos aspectos, el Embajador indio en Argentina expresó el interés de su país en el yacimiento de Vaca Muerta, ubicado en la cuenca neuquina. Recordemos que India y Francia han sido las naciones impulsoras de la Alianza Solar Internacional, bregando por el empleo de energía solar en lugar de métodos convencionales, e invitó a la Argentina a conformarla junto con los restantes 100 países que ya lo hacen. En este orden, India manifiesta harto interés en el litio de Argentina, el cual es utilizado en los paneles para el almacenamiento de la energía solar. Además, este metal es de suma importancia para las baterías de teléfonos celulares pero también de los vehículos electrónicos, ambos productos a los que India presta su debida atención.
En materia de educación y capacitación, India y Argentina se favorecerían mutuamente: el asiático se halla en un momento de necesidad imperiosa de creación de empleo dado que 10 millones de jóvenes ingresan al mercado laboral anualmente. Dada la imposibilidad del sector público y privado actual de India de absorber esta mano de obra, los jóvenes deberán crearse sus propios empleos y lanzar emprendimientos para los cuales es fundamental una educación acorde a las nuevas tendencias. Además, no debemos olvidar que alrededor de 10 empresas indias de tecnologías de la comunicación e información se encuentran radicadas en Argentina y albergan a una cantidad considerable de indios expatriados que se adaptan a una realidad culturalmente muy diferente a la propia.
En conclusión, es importante la celebración de este tipo de misiones para que ambos actores nos entendamos y sintamos más cercanos, de modo de sortear los obstáculos que dificultan una mayor y significativa interacción que habilite beneficios mutuos.

Por Dra. Sabrina Victoria Olivera
Abogada con orientación en Derecho Internacional Público de la Universidad de Buenos Aires.
Especialista en asuntos de Asia Pacífico e India

Artículo publicado originalmente en https://es.thekootneeti.in/

Pin It on Pinterest

Shares