Comparte este contenido

El pasado 1º de diciembre se conmemoró el Día del Tratado Antártico, honrando a este fundamental instrumento del Derecho Internacional que regula y reglamenta al último espacio de terreno en el Planeta Tierra sobre el cuál ningun estado ejerce soberanía efectiva: la Antártida. Mucho y bueno se ha escrito sobre los logros del Sistema del Tratado Antártico y sobre el rol de nuestro país como pionero de la exploración, la investigación científica y el salvamento y rescate de la vida humana en el lugar. Pero en esta ocasión queremos referirnos al horizonte que le espera al continente blanco después de 2041 cuando venzan los actuales términos del Tratado, como se encuentran los intereses de Argentina ante la preparación de esta fecha. Donde es indispensable movilizarse, ya que fue un actor que en 1961 quedó fuera del sistema casi voluntariamente; pero que hoy en día tiene dirigentes decididos a enmendar este error y participar directamente en el juego geopolìtico alrededor del Continente Blanco: nos referimos a China.
Acceso al trabajo confeccionado por Martín Pizzi, Responsable Editor de Equilibrium Global, junto al especialista Roberto Fernández. INFORME