El ministro indio de Asuntos Exteriores, Dr. Subrahmanyam Jaishankar, recientemente ha brindado una Conferencia Magistral en el marco de la 4ta entrega de premios Ramnath Goenka [i]. Su discurso no pasó desapercibido ya que explicó la historia y la evolución de la política exterior de la India en seis fases. India, de hecho, ha experimentado enormes cambios a través de las últimas siete décadas, y continúa siendo testigo de esta evolución en un mundo crecientemente multipolar. Desde Jawarahlal Nehru a Narendra Modi, Nueva Delhi ha observado diferentes periodos, tanto en la formulación de política exterior como en su aplicación práctica.
El jefe de la diplomacia de India además, se refirió a la actual fase de la política exterior como una fase temprana de una transición mayor. “Los contornos del futuro inmediato aún no están claros”. Posteriormente, sugirió que esta clasificación podía servir de guía para fijar las aspiraciones de India, y para establecer las metas y el rol del país como poder emergente. Aquí una síntesis muy clara desde este artículo publicado en https://es.thekootneeti.in/

¿Pero cuáles son esas seis fases de las que habló Jaishankar?

La era del no-alineamiento optimista (1946-1962): este período es llamado por el ministro como una era de “no alineamiento optimista” cuyo escenario, en gran medida, estuvo determinado por la disputa entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. En estos tiempos, los objetivos de la India fueron resistir las restricciones a sus decisiones y el debilitamiento de su soberanía; al mismo tiempo que reconstruía su economía y consolidaba su integridad.  El ministro añadió que existió “un objetivo paralelo: como la primer nación descolonizada, liderar a Asia y África en esta cruzada de igualdad”.

La década del Realismo y la Recuperación: (1962-71): Durante estos años, la India realizó elecciones pragmáticas en los campos de la seguridad y los desafíos políticos, pese a la escasez de recursos. El ministro aseveró “India miró más allá del no-alineamiento, firmando un acuerdo de defensa –hoy largamente olvidado- con los Estados Unidos en 1964”. Asimismo, añadió que “La presión externa en Cachemira fue un factor adicional en este período de vulnerabilidad”.

La Afirmación Regional (1971-1991): En esta tercera fase, India adquirió una “afirmación regional” que comenzó con la creación de Bangladesh y concluyó con el fracaso de la expedición india para el mantenimiento de la paz en Sri Lanka. Al referirse a estos tiempos, el ministro señaló “fueron tiempos particularmente complejos, pues la conformación del eje Estados Unidos – China – Pakistán se presentí en estos tiempos como una seria amenaza a las intenciones indias. El colapso de la Unión Soviética, su aliado más cercano, y la crisis económica subsecuente, nos obligó a repensar nuestros principales fundamentos de política doméstica y exterior”.

La Búsqueda de Autonomía Estratégica (1991-1998): la disolución de la Unión Soviética llevó al surgimiento de un mundo unipolar liderado por los Estados Unidos. En palabras del Dr Jaishankar “haciendo que la India entre en la cuarta fase en la evolución de su política exterior.  Esto implico redefiniciones radicales de la India en un amplio rango de cuestiones, colocando el foco en la salvaguarda de su autonomía estratégica”. Adicionalmente, la India comenzó a acercarse en forma más intensa a los Estados Unidos.

El Balance de Poder (1998-2014): después de 1998, los indios entraron en la quinta fase de la política exterior y adquirieron atributos para equilibrar el poder. “Esto se refleja en el acuerdo nuclear entre India y Estados Unidos, así como en un mejor entendimiento con Occidente en general“, Durante esta fase, India tuvo éxito en hacer causa común con China en materia de comercio y cambio climático, al tiempo que fue capaz de consolidar más lazos con Rusia, dijo Jaishnakar.

Diplomacia enérgica (2014-Presente): Sin embargo, esta fase también llegó a su fin en 2014 e inició la sexta fase. “Para empezar, China cobró más impulso. Durante este período, la India ha decidido recurrir a una diplomacia muy enérgica. Lo hizo reconociendo que estamos entrando en el mundo de las convergencias y los acuerdos basados en tópicos específicos”, dijo el Ministro.

Estos seis puntos son claves para actualizar los ejes conceptuales de la política exterior de Nueva Dehli. Sintéticas líneas sobre la vecindad, sobre el mundo y sobre los procesos que ha dado India en las últimas décadas hasta el presente, donde sus decisiones en materia de política exterior están intrínsecamente asociadas a las posturas de un jugador de peso en el concierto internacional de naciones.
Con la llegada de Narendra Modi al poder, se escribió mucho en la prensa sobre sus desafíos. Tras su consolidación, reconocida en su segunda victoria electoral, dota al actual Primer Ministro de crédito político para una proyección internacional, que es es un paso más ambiciosa pero también, está a la altura del posicionamiento que hoy tiene India.

Artículo de Akshat Verma
Publicado originalmente en The Kootneti

Traducción & adaptación por Martín Alejandro Pizzi. Relaciones Internacionales UCASAL Argentina.

[i] Premios a la excelencia en periodismo otorgados por la Fundación Ramnath Goenka, que recuerdan al periodista del mismo nombre, uno de los más influyentes en la India del Siglo XX (Nota del Traductor)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Translate »

Pin It on Pinterest

Shares
Share This