¿Qué es Blockchain? Poder y asuntos globales

La tecnología blockchain apareció de la mano de un enigmático autor -o grupo de autores- bajo el alias de Satoshi Nakamoto, quien en 2008 la aplicó en la creación de la moneda virtual o ‘cyptocyrrency’ Bitcoin. Casi una década más tarde, para el asombro de muchos y el...
Leer artículo

Mega-eventos deportivos & Derechos Humanos. El lado oscuro del deporte

En años recientes se ha comenzado a hablar de una problemática que, pese a su magnitud, era para muchos desconocida. Y tiene que ver con un asunto que los medios de comunicación masiva suelen relegar. Nos estamos refiriendo a la relación entre las violaciones de...
Leer artículo

Nuevo capítulo de la política exterior argentina, etapa Canciller Faurie

¿Tiempo para algún reajuste de estrategias o tiempos para el reordenamiento para la política exterior de Argentina? Interrogante abierto sobre la etapa que se inicia con la asunción del nuevo Cancillería argentino, el diplomático de carrera Faurie. Si bien todos...
Leer artículo

La actual crisis diplomática en el Golfo

Los eventos en el curso de las relaciones internacionales se están produciendo a gran velocidad, abriendo interrogantes que solo el tiempo podrá develar cuáles serán las consecuencias y en qué realidades derivaran los mismos. La necesidad de estos tiempos está puesta...
Leer artículo

Crisis de refugiados. La tragedia del Mediterráneo y el Derecho Internacional

   La ruta del Mediterráneo o la tragedia ocasionada por la migración desbordada hacia Europa. El marco de protección existente en el derecho internacional.  El pasado 24 de mayo, Guardacostas italianos confirmaron el fallecimiento de al menos 34 migrantes, quienes...
Leer artículo

Opiniones sobre Relaciones Internacionales, los graduados y el mercado laboral

Como sucede cada año, en este 2017 una nueva camada de jóvenes graduados en la carrera de las Relaciones Internacionales (RRII) sale al mercado laboral, y ello hace atrevernos a preguntar: ¿qué mercado? Ciertamente la búsqueda del puesto con la consigna “se busca...
Leer artículo

Entrevista Fernando Lorenzo, Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de la Cancillería Argentina.

Muchos elementos, que van desde los fenómenos sociales a la evolución tecnológica, nos permiten argumentar que sin dudas, son tiempos del empoderamiento del ciudadano en el campo de las relaciones internacionales. Como nunca antes en la historia, la gente está...
Leer artículo

Reflexiones sobre el factor Crimea. Javier Morales desde Madrid

El asunto de Crimea parece haber pasado a un segundo plano en la agenda entre Estados Unidos y Rusia, incluso, ha mermado la atención para la Unión Europea. A tres años de los sucesos que dieron comienzo a la crisis de Ucrania y que representaron un punto de fricción...
Leer artículo

“Nunca como hoy en la historia de la humanidad los terroristas se atrevieron a tanto, a declarar un Estado”.

Serguei Lavrov

Ministro Exteriores Federación Rusa

“Estamos viviendo un cambio de paradigma que amenaza la legitimidad de los gobiernos”

Ian Bremmer

Presidente "Eurasian Group"

“Estado Islámico ha reconocido su derrota al destruir la histórica mezquita Al Nuri en Mosul”

Haider al Abadi

Primer Ministro de Irak

“Smart-cities, correcto, pero no es suficiente con tener ciudades inteligentes. También hace falta tener ciudadanos inteligentes”.

Enrique Iglesias

Ex Presidente del BID (1988-2005)

Estamos trabajando por un Hackathon para las Relaciones Internacionales

Comunidad de Blogs & Expertos

Judy Dempsey

Judy Dempsey

Analista Internacional

Analista internacional experta en Europa y Rusia.

Editora en Jefe del blog http://carnegieeurope.eu/strategiceurope/ del think-tank http://carnegieeurope.eu/ 

Ricard Gonález

Ricard Gonález

Analista Internacional

 Periodista español radicado en Tunez. Especialista en Medio Oriente y Norte de África. Autor del blog:

https://ricardgonzalez.wordpress.com/

Sadanand Dhume

Sadanand Dhume

Analista Internacional

Experto en política económica y seguridad de Asia. India, Pakistán, Sudeste Asiático. Columnista en Wall Street Journal http://www.aei.org/scholar/sadanand-dhume/

Contenidos  &  Multimedia

Entrevistas    Opinión    Campañas

En clave geopolítica

Opinión     Análisis     Testimonios

En Agenda

Cada lunes compartimos en redes sociales un nuevo planteo abierto a la reflexión de nuestra Directora Vanina Fattori.
Como ciudadanos del mundo, como internacionalistas, vale debatir y poner el foco de atención sobre aquellos acontecimientos que infieren en la acuciante agenda internacional, porque, justamente, en el mundo se producen cambios y los cambios hay que discutirlos.

¿POR QUÉ LA COMUNIDAD INTERNACIONAL NO REACCIONA ANTE EL PEDIDO DE JUSTICIA SAHARAUI? El pueblo de Sahara Occidental, territorio pendiente de descolonización, pide al mundo por sus presos políticos y reclama por un proceso violatorio de los derechos humanos. Se ha dado a conocer que 19 de los 24 tuvieron una dura condena por el Tribunal marroquí. Los perjudicados son parte del “Grupo Gdeim Izki”, quienes han sido condenados por su activismo pacífico y a favor de los derechos humanos de los Saharauis, haciendo el reclamo de pedido de independencia de su país. Gdeim Izik es una zona que está a unos 15 km aproximadamente de la capital del Sáhara Occidental, en El Aaiún ocupado. La causa saharaui representa un pedido de justicia por tener su territorio ocupado por Marruecos desde hace más de 40 años, sacando provecho de los recursos naturales de #Sahara. Hablamos de uno de los tantos conflictos congelados en el mundo sin resolver y olvidados por la prensa internacional. Reflejo de esta situación es la nula mención en los medios sobre lo que está sucediendo con dichos presos políticos. Y sobre los interrogantes que surgen podemos primero preguntarnos por el Estado marroquí y el funcionamiento de la justicia. ¿Acaso la decisión de condenar a los presos políticos es una forma de presión sobre los saharauis? ¿Cuál es el real delito cometido? Pocos detalles se conocen, aunque las inconsistencias sobre un juicio viciado son el reclamo que con mucho énfasis hace todo el pueblo saharaui. Sin eco en los medios, hay decenas de ONGs que denunciaron la situación, como Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Centro Robert F Kennedy, entre otras. Pero ¿dónde están las instituciones y organismos internacionales vinculados como, la Liga Africana, Naciones Unidas, el Parlamento Europeo? ¿Acaso algunos de estos actores emitieron algún comunicado al respecto? ¿A qué le podemos atribuir la ausencia o poca participación? ¿Ante los nulos resultados sobre la causa saharaui estamos ante otro caso del fracaso de la diplomacia? Sahara Occidental es un representativo caso del ejercicio del poder por sobre el deber, por los numerosos elementos jurídicos que avalan la posición saharaui por el derecho a tener su propio estado soberano frente a la evasiva de Marruecos de someterse a las directrices de la base jurídica internacional….Cada lunes compartimos en redes sociales un nuevo planteo abierto a la reflexión de nuestra Directora Vanina Fattori. Como ciudadanos del mundo, como internacionalistas, vale debatir y poner el foco de atención sobre aquellos acontecimientos que infieren en la acuciante agenda internacional, porque, justamente, en el mundo se producen cambios y los cambios hay que discutirlo

¿PUEDE LA ENEMISTAD CONTRA IRÁN ACERCAR A RIAD CON TEL AVIV?” Según el diario hebreo Yedioth Ahronoth, Israel va a diagramar un vuelo directo a Arabia Saudita para los musulmanes israelíes que participan en la peregrinación anual a La Meca. Esta iniciativa es vista como un preludio a regular de vuelos directos desde la capital de Arabia Saudita a Tel Aviv y Jerusalén. Un movimiento simbólico con el objetivo de normalizar los lazos con Israel. Contextualizando, en el tablero geopolítico tenemos que ambos países aún no poseen relaciones diplomáticas, así mismo, Irán tampoco las tiene con Arabia Saudita e Israel. Entonces, ¿la crisis diplomática en el Golfo y la enemistad de Irán con Arabia Saudita, puede impulsar a que Riad y Tel Aviv acerquen posiciones? ¿Por qué ocurre esta novedad empresarial en este momento de fricciones en Medio Oriente? Teniendo presente que Irán tiene afinidad con Rusia y Arabia Saudita e Israel aliados de Estados de Unidos, ¿acaso estos últimos pueden sacar beneficios en esta etapa donde Trump dirigiendo la política exterior estadounidense? ¿Estamos ante los primeros pero tímidos pasos de una nueva alianza formada por Israel, Arabia Saudita y Estados Unidos contra Irán y a su vez Rusia? ¿Bajo esta óptica puede endurecer la relación de Estados Unidos y Rusia en la región? ¿Cómo impactaría una normalización de relaciones diplomáticas entre Riad y Tel Aviv en la resolución del problema sirio, donde Irán y Arabia Saudí tienen posiciones opuestas? ¿Y en cuanto a la lucha contra el ISIS? ¿Estamos frente a una derivación o consecuencia de la crisis diplomática del Golfo? ¿O se trata de un reajuste del nuevo mapa geopolítico de Medio Oriente? Considerando  que el acuerdo del tránsito aéreo fue producto de los intentos normalizar los lazos entre Arabia Saudita e Israel bajo la mediación estadounidense, ¿podemos decir que entonces que esto sería parte del resultado de la visita de Trump a la región, en el marco de su primer viaje oficial fuera de su país? ¿Y qué ocurría con Turquía, que pivotea entre Estados Unidos y Rusia? Estos pueden ser tiempos decisivos para transitar un proceso de movimientos geopolíticos, ¿pero serán lo suficientemente profundos para cambiar las relaciones de poder en Medio Oriente? Sin dudas, domina la incertidumbre y las hipótesis de posibles escenarios se hacen escuchar cada vez que ocurre un nuevo suceso; y en este caso uno que no podemos dejar pasar por alto sin observar cuántos interrogantes dispara…
“¿DÓNDE ESTÁN LOS TALIBANES?” En el 2001, las fuerzas internacional lideradas por Estados Unidos (ISAF) invadieron Afganistán con la operación “Libertad Duradera”, que de libertad no tuvo nada y de duradera un montón. Además de los objetivos de contener el avance de los talibanes y formar a las fuerzas afganas para defiendan su país, buscaba terminar con el negocio del tráfico de la droga. El resultado: ni una cosa ni otra. Hoy, ISAF ya no existe, siendo reemplazada por la misión llamada Resolute Support, una operación que asume que el fin de la guerra se está acercando. Sin embargo, todos nos acordamos de los talibanes, que nunca desaparecieron de escena; que siguen haciendo daño en un país fragmentado, cometiendo actos de terrorismo y manejando regiones donde no llega el poder estatal. Paralelamente, la producción de opio no disminuyó, sino que creció. En Afganistán se produce hoy en día más del 90% de la heroína del mundo, en mayores cantidades que antes de 2001. Esta situación lleva preocupación y la constante pregunta sobre qué va a pasar con la estrategia estadounidense. Pero pareciera que el escenario presente comienza a tener nuevos matices, ¿qué sucede?, ahora el pueblo se rebela contra la corrupción del gobierno, contra la ocupación. Hoy, el #mundo mira a los extremistas del Estado Islámico, a la crisis en Siria, en Irak; y Afganistán pareciera no ser una urgencia y a su vez un asunto relegado, donde se convive con esta situación de “estado fallido”. Nos hemos acostumbrado a eso, a que el destino de Afganistán deberá ser así, en inestabilidad permanente. Pero en estos tiempos, en los medios de comunicación se ha dejado de hablar de los talibanes, como si se hubieran esfumado. Antes la prensa nos contaba cómo eran, cómo vivían y cuán peligroso eran; allí estaban las cámaras de TV, también la pantalla grande, pero, ¿acaso su no mediatización lleva a pensar que el problema está resuelto? ¿Esto puede ser producto del ascenso del ISIS? Pero si miramos qué pasa en Afganistán, vemos que sigue el ambiente de inestabilidad, pero en la prensa, ¿dónde están los talibanes? Sin dudas con los talibanes hubieron muchas idas y vueltas a nivel estrategia occidental y afgana; se implementaron muchos ensayos, muchos experimentos, pero pocos resultaron exitosos. Afganistán es noticia de vuelta, porque la situación política es delicada. Al final, encontramos también el aumento de presencia estadounidense tras el reflorecer de ciertos focos de conflictos dentro del país. ¿Con el mando de Trump se implementará una nueva estrategia frente a los talibanes? Es un año clave para que China potencie su proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, ¿pueden los talibanes afectar los planes chinos, considerando que limitan con la ciudad de Xinjiang que mantiene una disputa con el gobierno chino? ¿Con ambiente de tensión en ascenso y descreimiento de la capacidad de Washington para gestionar un futuro para el país, puede ser Afganistán un punto de consenso entre EEUU y China? Los talibanes fueron alguna vez motivo de la creación del diseño de una estrategia global, de una fuerza militar colectiva; y hoy siguen presentes en el territorio afgano, cometiendo crímenes y actos terroristas, pero han desaparecido en la prensa internacional, pero con lo que está sucediendo nos preguntamos ¿dónde están los talibanes?
“¿PRONTO VAMOS A LEER LA NOTICIA DEL FIN DEL AUTODENOMINADO ESTADO ISLÁMICO, QUIÉN HABRÁ GANADO?” Es cuestión de tiempo, muy pronto, desaparecerá definitivamente la fantasía del califato que había anunciado en Junio del 2014 el líder extremista Abu Bakr al-Baghdadi. Pero, ¿quiénes serán los primeros beneficiarios con de caída del ISIS? Estas cuestiones nos llevan a pensar en la competencia geopolítica, pero no sólo de EEUU y Rusia, también de Arabia Saudita, en Turquía e Irán. El ISIS tiene los días contados en Irak, allí hay un mapa fragmentado de la política con tres grupos locales que compiten por el poder, y estos tienen apoyo del exterior, también dependencia. Repasar las estrategias que han tenido unos y otros con lo que sea una lectura de los resultados, puede ayudar a entender cómo se acomodarán las cosas cuando se anuncie el fin del ISIS. Pero el factor de la comunicación tendrá mucho que ver en esto. La mirada sobre la geopolítica ayudará a ver cómo queda el mapa regional, medirlo en términos de poder e influencia lograda por los actores inter-estatales involucrados en el futuro de Irak y en los que tienen intereses en el juego que se desarrolla en Medio Oriente. Pero ¿qué pasará con los insurgentes capaces aún de esparcirse para seguir haciendo daño? ¿Será difícil que el “rezago” de estos bandidos actúe bajo el concepto político del ISIS? ¿Aparecerá otro nombre bajo las sombras? Al menos podemos pensar que nunca más alcanzará tal dimensión, como ha dicho Serguei Lavrov “los extremistas nunca en la historia se atrevieron a tanto, hasta se animaron a crear un Estado”. Una vez que termine el ISIS en Irak habrá que mirar a Siria, donde se observan recientes fricciones que llevan a preguntar ¿realmente están cooperando Rusia y Estados Unidos? El fin del autodenominado Estado Islámico tiene un asunto central: el alivio para miles de civiles en Irak, que puedan comenzar la costosa normalización de sus vidas tras el terror que ha significado dos años del sometimiento de los criminales del ISIS. Ahora pensamos en el fin del ISIS, en la libertad para los pueblos que han sido asediados estos dos años con las acciones inhumanas de estos criminales, pero también pensamos ¿llegará la estabilidad a la región?…

“¿EUROPA SE ESTÁ ENTREGANDO AL PODER ECONÓMICO CHINO?” Se ha roto una costumbre, la Unión Europea tiene una posición unánime para apoyar el informe de la #ONU sobre derechos humanos, pero Grecia vetó el documento que condenaba a China y rompió la unidad de Europa en su posición conjunta de calificación de la situación de los DDHH, en este caso sobre Beijing. ¿Las razones? Las inversiones chinas en Europa están en ascenso; pero es oportuno contextualizar. Tras la salida del Reno Unido de la UE y el proteccionismo que plantea Donald Trump, #Chinaha aumentado un 40% su inversión directa en el viejo continente durante 2016, principalmente en el Mediterráneo, comprando empresas y puertos europeos. Entonces, ¿la decisión de Grecia pareciera responder a esto y al apoyo económico chino sobre débil partido gobernante de Syriza? ¿Estamos ante un claro ejemplo del poder económico sobre las responsabilidades institucionales de #Grecia en el seno de la UE? ¿Con este antecedente, se abre un sinceramiento de cómo occidente tiene que aceptar que no podrá imponer sus valores a China? Sin dudas porque necesita de China, como Grecia. ¿O bien, este antecedente le sirve a Bruselas para equilibrar su tradicional postura frente a los DDHH con sus intereses con el gigante asiático, entre los que se encuentra el paso de la ruta de la seda por Europa? Ya conocemos qué pasa en África, donde las naciones africanas, donde no preguntan ni cuestionan qué hace china en materia de DDHH y buscan las inversiones del gigante asiático para beneficiarse. Si las inversiones chinas siguen inundando el mercado europeo y el proyecto de la Ruta de la Seda va prosperando, entonces, ¿Europa pasará a ese mismo estadio de no cuestionar mientras haya beneficio económico? ¿Lleva esto una pérdida de valores en los negocios? Al menos, si esto se repite, estamos hablando de que en lo formal, la frontera de los valores para hacer negocios se está vulnerando. Este interrogante no está planteado en la agenda política de la UE, no ha acaparado atención mediática, pero si queremos ver un ejemplo donde los países se están olvidando de reclamar por los derechos humanos para hacer negocios podemos recordar que hace semanas Trump vendió millones de armas a Arabia Saudita. ¿Seguirá Europa esta tendencia de ceder ante el poder económico chino? ¿Qué sucede con América Latina?

 

 

 

“¿SUDAMÉRICA PUEDE COMPETIR EN EL MUNDO DIGITAL?” Sobre la gobernanza de Internet no podemos esperar que prevalezca el ejercicio del multilateralismo, ya que la puja de poder predomina en un contexto donde la disparidad se refleja en los actores que dominan la agenda digital. Algunos Estados, más allá de su masa poblacional o su extensión geográfica, literalmente no existen en el “tablero digital”. Es oportuno contextualizar que transitamos tiempos donde la tecnología disruptiva llegó para quedarse, el desarrollo tecnológico pasa a ser una herramienta de poder más. Pero ¿cómo está Sudamérica participando en esta revolución digital? ¿Cómo estamos preparados para afrontar amenazas o riesgos que deparan de este nuevo terreno de confrontación e intereses? Un punto de partida es saber qué autonomía tenemos, siendo que todas las redes y la información tienen proveedores externos y carecemos en Sudamérica de la capacidad de generar nuestras propias red de navegación, de almacenamiento de datos. Por ello, cuando hablamos de tecnología también debemos hacer referencia a las compañías que están detrás ¿es acaso el factor económico el que posiciona a los actores que dominen en esta era digital? ¿Será por esta razón que los Estados potencia son los que prevalecen? Entonces, ¿la única opción que le queda a Sudamérica es la cooperación? ¿Es posible la cooperación para marcar una posición regional? ¿Podemos, en esta esfera, lograr un entendimiento para que nuestra región sea parte de la geopolítica digital del mundo? ¿Acaso puede ser éste uno de los aspectos en que la región pueda avanzar en hacia una integración?

 

 

 Límites a la cadena Al Jazeera ¿dónde está el mundo libre?

 

 

‘Días pasados la BBC en español publicó un artículo de opinión titulado ¿qué autoridad moral tiene Arabia Saudita a la hora de acusar a Qatar de apoyar el terrorismo y el fundamentalismo islámico? En las explicaciones que emergieron en la prensa sobre la crisis diplomática en el Golfo, tanto en TV como en los medios digitales, muchas voces aclaraban de la contradicción que Arabia Saudita también ha financiado a redes terroristas. Hecho reconocido, incluso, por las propias autoridades de Estados Unidos, pero de la gestión anterior a Trump. Justamente, casi al mismo tiempo que se conocía la ruptura de relaciones diplomáticas con Qatar por parte de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto el pasado lunes; esos cuatro países bloqueaban los canales de televisión y las webs de Al Jazeera por la acusación de vincularse con los grupos terroristas. Un Estado le exige a otro soberano que limite el desarrollo de un medio de prensa, ¿quién ha condenado esto? La crisis del Golfo es la más grande desde que existe el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, pero ¿las repercusiones geopolíticas de impacto regional y global han acaparado la atención relegando la acusación a la cadena Al Jazeera? ¿Podemos categorizar de una forma de presión para moldear un medio de comunicación? Claro está que los medios son una herramienta de soft power de los Estados, muchos los utilizan para prevalecer sus intereses, pero ¿cuál es el criterio para imponer un petición a Al Jazeera? ¿Hablamos de limitaciones de libertad de expresión para producir un cambio de política del medio? Pero, ¿dónde están las condenas sobre Arabia Saudita que busca imponer límites a la libertad de expresión de la cadena Al Jazeera? ¿Quién en el mundo libre ha levantado una voz de queja? O más bien, la pregunta podría ser ¿es éste otro ejemplo de la situación que padecen los medios a nivel mundial: comunicar según la presión de los intereses que los dominan económicamente?

¿CAMBIARÁ ALGO EN EL ORDEN MUNDIAL CON LA GLOBALIZACIÓN DISEÑADA PARA BENEFICIO DE OCCIDENTE QUE AHORA LE SIRVE A CHINA?  Tras el fin de la era bipolar y el inicio de esta última etapa de la globalización, la civilización occidental ha sido quien ha obtenido los mayores beneficios de esta (aunque mucho se evidencia que occidente la ha diseñado como tal, para justamente, su propio beneficio). Países emergentes han intentado acceder a esos beneficios, pero una nación parece haber llegado a un punto determinante: China. En el escenario cambiante de hoy, las corporaciones y las elites de Europa y EEUU están chocando con una realidad: las dificultades de competitividad a nivel global, la caída del estado de bienestar y la generalización del malestar ciudadano sobre las expectativas y los beneficios de la #globalización. Mientras que el centro del poder gira de Occidente a Oriente. Escenario que China ha sabido aprovechar mejor que ningún otro país no occidental. Y llega la era #Trump con su mensaje del cual podemos preguntarnos si se trata del deseo de ¿intento de poner límites para que China no se beneficie de la globalización? Estamos en tiempos del discurso político del “interés nacional”, y donde la “nueva ciudadanía global” ya no se construye únicamente bajo el molde de la cultura occidental. El orden global ajusta las variables de la disputa y competencia de poder en un contexto multipolar, pero carente de liderazgo y de instituciones que contengan esas presiones (como la OMC, que los más grandes pueden vulnerar a su antojo). La presión por la competencia de poder está poniendo a prueba a todas las instituciones, las que han servido desde el fin del mundo bipolar a las naciones occidentales para capitalizar ventajas en todo el proceso de la globalización. Pero a este panorama ¿lo debemos mirar también como un potenciador de riesgos? Más allá de discutir y de preguntarse sobre la economía mundial, tenemos también que poner el foco en una urgencia: ¿cómo incide esta competencia para lograr mayor estabilidad y paz en el mundo? Ante las proyecciones sobre China todavía más ascendente como potencia económica mundial, ¿cómo es ahora la búsqueda de Occidente por beneficios de la globalización con China como el mayor protagonista? ¿Qué reacción está generando occidente? ¿Acaso con Donald Trump sentado en la Casa Blanca buscará que este proceso se detenga de alguna forma? ¿Cómo funcionaría la globalización cuando los actores protagonistas no son los países occidentales?

 

 

“¿QUÉ CONFLICTO RESOLVERÁ DONALD TRUMP DURANTE SU MANDATO?” ¿Pronostico en la política internacional?, no, en los tiempos que corren resulta una tarea impredecible, y si se trata de Donald Trump aún más difícil predecir cómo pueden desenvolverse los acontecimientos futuros. La mayor potencia del planeta, el país que lidera el eje occidental, entendemos que además de trabajar por la paz en el mundo en muchas acciones de su política exterior; tiene el poder de influencia para la resolución de los conflictos. De hecho, muchos de ellos no pueden resolverse sin la decisión de Estados Unidos. El predecesor de Trump, Barak Obama, fue condecorado con el galardón de Premio Nobel de la Paz. En la “era Trump”, ¿podrá el actual presidente norteamericano resolver alguna crisis o emprender una acción humanitaria meritoria de reconocimiento? En tal caso, ¿cuál sería el conflicto? ¿Podrá encausar el conflicto árabe-israelí en Medio Oriente? ¿La gestión del presidente estadounidense dará algún giro real en torno al atolladero de Siria? ¿Podrá Trump mediar con Arabia Saudita para que cesen los bombardeos en Yemen? ¿Y Corea del Norte? ¿Se bajará al menos la intensidad de las tensiones con Pyongyang? ¿Dejará de existir el ISIS y sus ramificaciones durante el mandato Trump? ¿Y con la crisis en el Este de Ucrania? ¿Bajará los niveles de fricción entre Rusia y Occidente? Son muchos los focos de conflicto en el mapa mundial donde Estados Unidos tiene papel protagónico y tiene elementos para actuar en favor de la paz ¿Cómo será el balance de la gestión de Trump medido en términos de llevar la paz al mundo? Trump por estas horas hace su primera gira mundial, elige Medio Oriente y marca la “línea” de sus aliados, ¿alguna señal a favor de construir la paz en el mundo? Intentar leer la política exterior de Trump, desde sus dichos, sus impulsos, sus twitts o sus acciones, ya nos lleva a preguntarnos, ¿alguna señal de estar resolviendo algún conflicto de la agenda internacional?

 

 

“¿EL MUNDO FRENTE AL MOMENTO DE LA MAYOR VULNERABILIDAD CIBERNÉTICA?” El hackeo masivo con sistemas de ransomware, con el cual los perpetradores piden dinero a cambio de liberar el acceso a los datos, afectó las redes informáticas en organizaciones de Europa, América Latina y Asia. Al menos 150 países fueron las víctimas, en algunos de los cuales, como el Reino Unido, el daño ha alcanzado a más de una docena de hospitales y centros médicos. Este ha sido un acontecimiento que deja preocupación a nivel mundial, siendo que la protección de datos e información sensible en el mundo está vulnerable a este tipo de hackeos. Pero, ¿qué tan exitoso ha sido para los bandidos de la red este hackeo, qué han realmente obtenido? ¿Cómo cuantifican a favor el alto impacto mediático? ¿Qué mensaje al mundo por la vulnerabilidad de los sistemas, ya no de los Estados, sino de la gente misma? Los ataques cibernéticos no son nuevos, han existido desde hace mucho tiempo, pero parece aumentar el nivel de exposición a los mismos. ¿Cómo los Estados pueden defenderse y prevenir estos ataques? Habiendo probabilidad de que este tipo de ataques se produzcan sobre estructuras de seguridad y defensa de los Estados o recursos vitales del mismo, ¿qué daño mayor pueden causar? No existe un “manual” que explique cuáles son los pasos a seguir para contener un ciberataque o reaccionar al mismo, por lo que los Estados se mueven de acuerdo a sus propios “instintos” y estrategias. Resulta ser el “ataque perfecto” porque su operatividad no es costosa y difícilmente se consiguen pruebas para condenar a los culpables. Entonces, ¿a qué se debe recurrir para que no quede impune? ¿Es la respuesta logar que se base el “castigo” en un código de conducta o normativa que condene estas prácticas? ¿Se puede hablar de término de “guerra”, cuando se trata de estos ataques? ¿Serán una constante en estos tiempos de globalización? ¿Cómo se están preparando los Estados para defenderse? Hablamos de un cuestión que comienza a ser una preocupación y tema de debate entre los líderes mundiales, considerando la creciente posibilidad de sabotear los datos de infraestructura de los Estados como redes energéticas, hídricas, sanitarias, de servicios urbanos, financieras. Un escenario de incertidumbre del que nada está escrito cómo prevenir y reaccionar, sin un órgano o entidad que condene tales actos. Hay sospechas que apuntan a la NSA, la misma agencia estatal que hace meses espiaba con impunidad a empresas y políticos; acaso, ¿con el #HackeoMundial del pasado 12 de mayo no fue una prueba, un tanteo, para ver cuán preparados están algunos países para recibir estos ataques? …
“¿CÓMO VA A LIDERAR ARGENTINA LA UNASUR?” El punto de partida es crítico, ¿qué puede hacer UNASUR para dar una respuesta política a la situación que aqueja a uno de sus países miembros, Venezuela? Éste es tan solo uno de los tantos interrogantes que surgen sobre la Unión de Naciones Sudamericanas creada en diciembre del 2004. Pero hoy, todo hay que proyectarlo con una nueva variable, tal vez, de cambio: el nuevo titular de UNASUR tiene una visión opuesta a su predecesor. Venezuela ha pasado la presidencia pro-tempore a la Argentina, que ahora tiene el mando hasta abril del 2018. Y si el gobierno de Mauricio Macri tiene una posición activa en condenar a Nicolás Maduro, ¿usará UNASUR como mecanismo de concretar su oposición sobre el Presidente venezolano? Este bloque de integración, ¿sostendrá la identidad ideológica que lo caracterizó en su etapa fundacional, o el cambio de color político en la región va a impactar en esta organización? La crisis en #Venezuela es una de las problemáticas más preocupantes que sufre Latinoamérica, por lo tanto, requiere de una imperiosa necesidad de resolución, pero ¿qué puede hacer UNASUR, más allá de cumplir con la no injerencia en un asunto interno de uno de sus miembros? En este contexto, ¿podría existir un relanzamiento de UNASUR con un nuevo impulso, donde también Argentina capitalice oportunidades de posicionamiento regional? ¿Si Mauricio Macri se mostró pragmático y abierto a tejer puentes con la Alianza del Pacífico, qué perfil se mostrará para UNASUR sabiendo que hay divergencias opuestas en la geopolítica regional entre ambos proyectos? En el periodo que viene de #Argentina al mando de UNASUR, hay que concretar finalmente el reemplazo del actual Secretario General Ernesto Samper, y también hay interrogantes sobre el perfil de quién será la futura autoridad, sobre todo porque las diferencias ideológicas son categóricas y sería difícil imaginar a alguien que alcance un consenso pleno de todos los miembros de la organización. Con el aislamiento de Venezuela a nivel internacional y regional, ¿qué balance de costos-beneficios tiene para Caracas perder su presidencia de UNASUR? Se trata de la organización política más representativa de Sudamérica, donde el objetivo es trabajar por la identidad sudamericana, pero donde aún, desde la alta política, #UNASUR no ha podido llegar a la gente y con todos los interrogantes que hoy se abren, no deja de estar el que tiene que ver con ¿qué pasa con UNASUR y su proximidad al ciudadano?

“¿CUÁNTO PODER HA PERDIDO EL GOBIERNO DE MADURO?” Los hechos son conocidos por todos, los resultados también. Impulsiva decisión del gobierno de Caracas buscando quitar competencias al Parlamento, reacción internacional, marcha atrás con la medida. ¿Acaso fue una acción de improvisación o un error de cálculo sin prevenir los efectos en la comunidad internacional que se manifestó en contra? ¿O acaso Maduro necesita de estos llamados de atención? Por ello, ¿este suceso ha sido de utilidad para dar, una vez más, visibilidad mundial a la crisis venezolana? Los últimos eventos volvieron a evidenciar que el gobierno cuenta con poco respaldo de otros Estados, latinoamericanos o extra-regionales. Mucho se ha contado en la prensa y habiendo ocurrido algunos días para analizar la cuestión, podemos abrir un interrogante clave: ¿cuánto poder ha perdido el Gobierno de Maduro? ¿Cuánto esta medida potenció la negativa percepción internacional que ya existe hacia el país? O acaso, ¿qué un gobierno sea noticia a través de una medida que debilita los valores democráticos, qué contabiliza sino rechazo? El intento de quitar competencias a la Asamblea Legislativa ha empeorado las cosas en Venezuela, y ¿hasta cuándo se dilatará la crisis, o estamos ante una “crisis congelada” perdurable en el tiempo? Ensayar en qué puede terminar todo, abre suposiciones alarmantes. La situación en Venezuela no deja de sorprender, cualquier cosa puede ocurrir. No obstante, no solo para este país son tiempos difíciles sino para la propia región. Como la mayoría de los países de la región está en contra de Nicolás Maduro, los espacios políticos y las organizaciones se ponen en su contra. En el caso del Mercosur, ¿qué poder de influencia tiene el bloque del Mercosur para ayudar a apaciguar la problemática? Pero los países miembros, que ya buscaron expulsar a Venezuela del bloque, ¿van a trabajar por ayudar a Maduro o a Venezuela? ¿Cómo? Hubo una reunión de urgencia, pero ¿los miembros se reúnen sólo para mostrar su preocupación a la prensa? ¿Y UNASUR? ¿Acaso no es el momento oportuno para que ambos espacios políticos se muestren al mundo como bloques de integración capaces de responder a situaciones de crisis? Con el panorama actual, muchas voces llaman a confiar en actores internacionales como puente para oxigenar esta crisis donde en el último capítulo, ¿cuánto poder ha perdido Nicolás Maduro?

 

 

¿CUÁL ES EL IMPACTO DE LA “DOBLE BANDERA” EN TRANSNISTRIA?” La región separatista de Transnistria, cuya población ya tiene doble ciudadanía y posee pasaporte de Rusia, está por innovar en una polémica acción política: tener una segunda bandera oficial. Se trata de un territorio dentro de Moldavia, con moneda, bandera, himno, Parlamento y Constitución propia, que busca su reconocimiento internacional como Estado independiente. Es oportuno tener presente que no se trata de un conflicto armado sino de una disputa de soberanía, ya se ha dejado atrás la guerra. La población de Transnistria es mayoritariamente rusa y moldava. El gobierno de Tiraspol (capital de Transnistria) está llevando adelante la iniciativa de tener la bandera de Rusia como la segunda oficial. Esto surge en el contexto de Moldavia con un nuevo presidente, Igor Dodón, quien ha dado señales de aproximarse a las políticas de Rusia, y tomando distancia de la Unión Europea. Ahora, esta acción de “dos banderas”, ¿qué impacto posterior pueden generar en el status-quo de Transnistria? ¿Qué antecedente para otros casos de conflictos separatistas puede reportar esta movida de uso de doble bandera? ¿Permitir que Transnistria tenga la bandera rusa, es parte de esas señales que estaría dando Dodón a Moscú (buscando que Rusia baje el precio del gas que provee a su país o busque otras ayudas económicas)? ¿Qué reacción tendrá la Unión Europea? ¿La diplomacia de la #UE pierde capacidad de margen para reaccionar frente a estos gestos políticos? ¿La UE va perdiendo a Moldavia? ¿Puede ser leído como un punto a favor de Putin frente a la competencia con occidente? ¿Cómo se va a leer esto en las regiones separatistas del Este de #Ucrania? ¿Y en Kiev? Transnistria no es noticia en la prensa internacional, menos en el espacio informativo hispanoparlante, pero esta idea de “dos banderas” no puede pasar por alto, porque nos lleva a preguntarnos ¿qué consecuencias puede representar en la agenda internacional?.

 

 

Pin It on Pinterest

Shares